Archivo de la etiqueta: comedia

Crítica teatro: Perdidos, en el Teatro Galileo (Madrid)

El calor del verano hace que a quien más y a quien menos nos venga en gana un poco de divertimento que nos haga olvidar, como ya he dicho en otras ocasiones, las sofocantes incomodidades del periodo estival. De ahí que ir a ver una comedia sencilla y, sobre todo, bien hecha, se convierta en un refrigerio teatral. Y es justamente esto lo que nos propone Perdidos, una comedia escrita por Ramón Madaula, dirigida por Ignasi Vidal e interpretada por Agustín Jiménez y Carlos Chamarro, dos cómicos de solvencia contrastada.

Ambos interpretan a dos empleados de una empresa de recambios y reparaciones de calderas que se encuentran cada mediodía para comer juntos. Durante una de sus comidas la conversación habitualmente intrascendente les llevará a proponerse un reto: ambos se darán permiso para intentar intimar con la pareja del otro. Una sugerencia que provocará imprevisibles consecuencias que superarán sus expectativas iniciales y harán peligrar su apacible aunque estancada vida familiar

Perdidos_1

Perdidos es, así, una comedia de pequeño formato, solo dos actores y un reducido escenario que nos muestra el local donde ambos comen a diario, pero que os hará reír en gran formato, os lo aseguro. Para ello es clave el texto de Madaula que incide en un humor de género (blanco, por otra parte), algo en lo que ya ha demostrado su desenvoltura, prueba de ello es el reciente éxito de Els Brugarol en el teatro Poliorama de Barcelona. A ello se suma la aguda dirección de Vidal y la vis cómica de los dos actores, Agustín Jiménez y Carlos Chamarro, que la tienen y de sobra, y que aportan una interpretación muy afinada en la que lo que se dice, el cómo se dice y las caras que se ponen al decirlo son las claves del pulso cómico de la obra, acrecentado por lo cotidiano del contexto, que no es otro que el de una amistad de larga duración como la que todos y todas podemos tener.

Las risas están aseguradas, os lo prometo, al contemplar lo perdidos que están los protagonista, ya sea en relación a los misterios y contratiempos de la vida en pareja como a lo relativo a sus ensueños de seducción. De esta forma, pues, la comedia navega entre los prejuicios y los estereotipos de los roles de género, enriquecida por diversos giros en la trama y por lo cómico de las situaciones que se irán produciendo y que irán superando poco a poco a los dos amigos.

Una propuesta, además, de teatro a la fresca del que el público podrá disfrutar hasta el próximo 22 de agosto en la terraza del Patio del Galileo, una inmejorable ocasión para gozar de una comedia sencilla pero profunda que seguro que os hará reír, y tal vez, reflexionar. Y una oportunidad, también, para confirmar que cuando en el teatro se suman las artes de un buen texto, una ágil dirección y el buen hacer de dos actores cómicos, el resultado no puede ser otro que el que vemos en Perdidos.

“Perdidos” se representa en el Patio del Teatro Galileo del 8 de julio al 22 de agosto de 2021.

Dramaturgia: Ramón Madaula
Dirección: Ignasi Vidal
Reparto: Agustín Jiménez y Carlos Chamarro
Escenografía y vestuario: Alessio Meloni
Diseño de iluminación: Ciru Cerdeiriña
Distribución: Fran Ávila
Producción: Octubre

Horarios: de miércoles a domingo a las 22:00 horas
Precio: desde 20€
Duración: 75 minutos
Idioma: castellano
NOTA CULTURALIA: 8,5
——
Jorge Pisa

Crítica teatro: Llévame hasta el cielo, en el Teatre Apolo

El Teatro Apolo de Barcelona mantiene firme su programación durante los meses de verano, que incluyó el estreno, el pasado 9 de junio, de Llévame hasta el cielo, una comedia escrita por Nacho A. Llorente, dirigida por Juan Carlos Rubio e interpretada por Lolita Flores y Luis Mottola.

Toda la acción se desarrolla en el interior de un (gran) ascensor, en el que coinciden Ángela (Lolita Flores) y Marcelo (Luis Mottola). Tras un tropiezo inicial, ambos quedarán encerrados en el ascensor, hecho azaroso este que nos permitirá conocer los motivos que han llevado a Marcelo al edificio y quién es la verdadera Ángela.

Así, pues, estamos ante una comedia, con toques tragicómicos, basada en la interacción entre ambos personajes. Ángela es una mujer aparentemente con recursos y extrovertida que parece conocer muy bien a Marcelo. Este se muestra nervioso y algo inquieto, un estado de ánimo que se intensificará por el encierro y por las continuas intromisiones de Ángela.

Llévame hasta el cielo es una propuesta que se basa en la comedia clásica, a la que la obra hace continuas referencias explícitas, ya sea al cine de Hollywood o al italiano, e implícitas, con un contexto que nos recuerda el film Qué bello es vivir (Frank Capra, 1946). Un humor que se acentuará con el cambio de roles que propone la representación, en el que las contradicciones entre ambos personajes se intensificarán.

De la propuesta la que sale más bien parada es Lolita, que sabe proveer a su personaje de la energía y el trasfondo que requiere. Mottola parece no estar tan a gusto en su papel, sobre todo en la primera parte de la representación, donde está un poco fuera de tono.

Por lo que respecta al escenario, la obra nos sitúa en un amplio, mejor dicho, amplísimo ascensor, de esos con hilo musical de Gran Hotel, que permite deambular ampliamente a los dos personajes en una situación cómica aunque tensa. Un escenario correcto que no acabó de funcionar todo lo bien que debiera el día que asistimos a la representación.

Llévame hasta el cielo es una correcta comedia sin demasiadas pretensiones, que lo que sí pretende es alejarnos de nuestras propias tribulaciones cotidianas y estivales, y hacernos ver, en clave de comedia, que la vida es complicada, sí, que todos y todas nos enfrentamos a lo largo de la vida a acontecimientos que marcan nuestra vida, pero que todos y todas podemos hacer frente a ellos, ya sea con una pequeña ayuda celestial o poniendo en valor nuestros propios recursos. Aunque si lo piensan bien, ambas formas son un poco lo mismo. ¿No creen?

“Llévame hasta el cielo” se representa en el Teatre Apolo de Barcelona del 9 de junio al 11 de julio de 2021.

Dramaturgia: Nacho A. Llorente
Dirección: Juan Carlos Rubio
Reparto: Lolita Flores y Luis MottoIa
Producción: Lerele Produccion

Horarios y precios:
Web Teatre Apolo Barcelona
Duración: 100 minutos
Idioma: Castellano
NOTA CULTURALIA: 6,5

Crítica teatro: Alguns neixen estrellats, en el teatre Condal

Vivimos en un mundo aún doliente por la pandemia. Todo parece más triste, más trágico y más oscuro. Por eso la comedia es más necesaria que nunca. Y por ello el estreno de una obra de teatro con Joan Pera se convierte en un desahogo en estos tiempos funestos.

Joan Pera regresa junto a David Olivares y ambos dirigidos por Enric Llort con Alguns neixen estrellats, obra que adapta de alguna forma la serie británica de la BBC de los años 70, en la que Michael Crawford, al que ya doblara en catalán el propio Joan Pera, daba vida a un personaje ingenuo y propenso a sufrir accidentes, hecho este que afligía al protagonista pero que provocaba, al estilo Mr. Bean, grandes carcajadas en la audiencia.

De esta forma, la obra teatral se estructura en cuatro actos en los que Pera y Olivares interpretan a todos los personajes: la visita al médico, a la logopeda, el encuentro en el confesionario y la entrevista de trabajo. Y como os podéis imaginar, al protagonista todo le sale tan mal como es posible, por lo que Pera y su “gafe” acaban con la paciencia de aquellos y aquellas que le rodean.

Alguns neixen estrellats_1

La obra está cocinada y desarrollada por y para un actor como Pera, al que, aunque con un cierto desfase de edad respecto al personajes original, le viene como anillo al dedo. Pera es Pera, y en la obra se produce una simbiosis entre el actor y el personaje, que hará las delicias del público asistente. Aunque el éxito de la propuesta descansa, también, en el buen hacer de Olivares, muy curtido en el ámbito del humor ya sea en la televisión o en el teatro, que sufrirá, encarnando a diversos personajes, el gafe de Pera.

El resultado de todo ello es un tándem cómico que funciona muy bien y que hará reír y disfrutar al público asistente, en una obra con una escenografía minimalista que obliga al espectador a centrar la atención en los desastres de Pera y en sus fatales consecuencias.

Así que ya lo saben, si quieren evadirse un poco de la situación en la que vivimos derivada de la pandemia y quieren reírse con las desgracias de un gafe de ficción, Alguns neixen estrellats es su obra. Pera y Olivares no les defraudarán.

“Alguns neixen estrellats” se representa en el Teatre Condal del 2 de abril al 30 de mayo de 2021

De Joan Pera
Dirección: Enric Llort
Reparto: Joan Pera y David Olivares
Espacio escénico: Joan Pera y Enric Llort
Vestuario: Toñi Chamorro
Iluminación: Raul Martínez
Espacio sonoro: Dani Seoane
Caracterización: Toni Santos
Producción: Focus

Horarios: Viernes a las 17:30 horas, sábado a las 17:30 y a las 20:00 horas y domingo a las 17:30 horas
Precio: a partir de 24€
Duración: 1 hora y 30 minutos
Idioma: Catalán
——

Jorge Pisa

Crítica teatro: Els Brugarol, en el Teatro Poliorama

Vivimos en tiempo de pandemia, de restricciones y de afectación anímica, por eso el humor, la comedia y la distensión son más necesarias que nunca. Y más aún la buena comedia, como lo es Els Brugarol, que se representa en el Teatre Poliorama hasta el próximo 2 de mayo.

Nos hallamos ante una comedia familiar, mejor dicho, una comedia de familia escrita por Ramon Madaula y dirigida por Mònica Bofill, un tándem que se entiende a la primera. La interpretan el propio Madaula junto a su sobrino Jaume Madaula y Estel Solé, que nos presentan una obra original que se centra en las relaciones familiares y en las contradicciones generacionales.

La trama da comienzo al final de una velada familiar en la que el patriarca de los Brugarol de Sabadell, Antoni (Ramon Madaula), chapado a la antigua y su yerno (Jaume Madaula) progresista y activista social matan el tiempo antes de ir al teatro con el resto de la familia. La conversación entre ellos fluye, al inicio de forma tensa, con el paso del tiempo más fluida. El tema central: Anna (Estel Solé), la pubilla, quiere cambiarse el primer apellido Brugarol por el de su madre, Artigues, debido al turbio pasado esclavista de la familia. Un golpe bajo del que su padre se ha enterado y que quiere evitar a toda costa para que el apellido familiar no desaparezca.

Els Brugarol_escena

Esta es la clave de la comedia que hará las delicias y hará reír, incluso a carcajadas, al público asistente. Madaula ha escrito una obra en tres actos con un muy acertado tono cómico, que inicia bien su andanza escénica y va incrementando poco a poco la intensidad. Un humor basado en las relaciones familiares y en los objetivos vitales y profesionales de los miembros de la familia, con todos los choques y situaciones que esto puede provocar.

Mònica Bofill, por su parte, ha sabido hacerse con la trama dirigiendo a los Madaula y a Solé, obteniendo las tonalidades cómicas que la representación requiere. Madaula está genial como ostentador de la historia y tradición de su familia. Cuando él está en escena se desencadena el humor, en este caso inteligente. Madaula está muy bien acompañado por Jaume Madaula y Estel Solé, ambos bien integrados en la comedia, él con sus principios activistas en fase de remodelación y ella como la hija desencantada con la opresiva herencia familiar.

El escenario, por su parte, muy tenue, ocupado por algunos muebles, un tresillo y en el que destaca el retrato del creador del patrimonio familiar, que domina el espacio en el que se desarrolla la vida de los Brugarol.

Hacía tiempo que una comedia no me convencía como lo ha hecho Els Brugarol. Una propuesta muy recomendable para todos aquellos y aquellas que quieran pasar un buen rato contemplando las miserias de una familia bien de Sabadell en clave de comedia y por qué no, de las propias, ya que como saben, en todas las familias cuecen habas…

“Els Brugarol” se representa en el Teatre Poliorama del 11 de marzo de al 2 de mayo de 2021.

Autoria: Ramon Madaula
Dirección: Mònica Bofill
Reparto: Ramon Madaula, Jaume Madaula y Estel Solé / Júlia Truyol
Escenografía: Laura Clos (Closca) y Sergi Corbera
Vestuario: Isabel Domènech
Iluminación / jefe técnico: Jordi Berch
Producción: Bitò Produccions
Horarios: de miércoles a viernes a las 20:00 horas; sábados a las 17:00 y a las 20:00 horas y domingos a las 18:30 horas
Precio: web Teatre Poliorama
Duracion: 80 minutos
Idioma: catalán
NOTA CULTURALIA: 8,5
——
Jorge Pisa


Crítica teatro: L’èxit de la Temporada, en el teatro Coliseum

La productora El Terrat cumple 30 años en activo, algo digno de celebrar en un medio tan cambiante como es el de la producción audiovisual y cultural. Y para ello, en medio de estos tiempos de pandemia, ha conseguido poner sobre los escenarios varias producciones, entre ellas Pegados el musical, el pasado año, y actualmente La gran ofensa y L’ èxit de la temporada, obra de la que nos ocupamos en esta crítica.

“Seis amigos que triunfan como cómicos en programas de radio y televisión, deciden unirse para sacar adelante el espectáculo teatral “Romeo y Julieta” y así poder reivindicarse como intérpretes más allá de los lugares comunes donde parece que los encasillan. Un incidente fortuito hace que el espectáculo no se pueda llegar a estrenar.
Veinte años después, estos seis amigos se reencuentran para intentar hacer realidad el espectáculo que no hicieron en el pasado. El mundo ha cambiado, ellos han cambiado, sus relaciones, sus cuerpos, su talento, sus objetivos vitales, su visión del teatro, sus fobias… todo ha cambiado”.

La nueva propuesta de El Terrat, que ha tenido un cocinado lento debido a las restricciones provocadas por la Covid-19, llega finalmente al teatro Coliseum para divertir y hacer pensar en otras cosas al público asistente. La obra dirigida por los jóvenes Enric Cambray y Israel Solà reagrupa a algunos los pesos pesados de la productora, enre ellos a Sílvia Abril, David Fernández, Fermí Fernández, Oriol Grau, Mònica Pérez y Jordi Rios a los que se suman energías más jovenes como la de Alba Florejachs y Mònica Macfer.

La trama es de aquellas basadas en la nostalgia de otros tiempos, a la que se suman las dificultades para producir una obra escénica, al estilo de Pel davant i pel darrera o Boulevard. Si a ello le añadimos una reflexión sobre el oficio del teatro y sobre la amistad, tenemos los ingredientes que componen esta comedia, trágica en algunos momentos.

L_exit de la temporada_1

Entre medio asistimos a una mezcla de realidad y ficción, la primera basada en la trayectoria profesional de los actores y las actrices a lo largo de los treinta años de existencia de la productora, ligada a la sabia dirección del humorista y presentador Andreu Buenafuente. De ahí que las continuas referencias a personajes como la niña de Shrek, El Gilipoyes, Chikilicuatre o la imitación del rugido de un dinosaurio de Fermí Fernández vayan apareciendo y enriqueciendo a su paso la representación. La segunda, la ficción, que nos muestra todos los hándicaps que tendrá que superar la compañía para poner en valor y representar Romeo y Julieta, con unos actores y actrices para los que han pasado 20 años y muestran un interés relativo en el proyecto.

L’Èxit de la temporada es un concentrado de humor y de recuerdos, aquellos que han acompañado al espectador, a unos más y a otros menos, a lo largo de las últimas décadas televisivas, teatrales e incluso radiofónicas. Y funciona, por esta razón, con un público que reconoce a los cómicos y las cómicas y ha reído con ellos y ellas a lo largo de muchas noches, ya sea con programas como Sense títol, La cosa nostra o Late Motif.

Si bien, en algunos momentos a la obra le falta, también, algo de punch, aunque tenga escenas, como la de representación final de la obra, que provoca las carcajadas entre el público. El espectáculo, además, muestra un final algo artificial, que no acaba de cuadrar con el resto de la representación, y que además rompe algo adulteradamente la magia escénica.

Aún así, L’ Èxit de la temporada cumple su cometido, esto es, celebra con nota el reencuentro de actores, actrices y personajes made in El Terrat, y provee de una hora y cuarenta minutos de un divertimento mucho más que merecido a un público fiel a la productora y necesitado, en estas fechas, de humor, en un contexto como el actual anclado en la incertidumbre y el desasosiego provocado por la pandemia de Covid-19.

“L’Èxit de la temporada” se representa en el Teatro Coliseum del 7 de enero al 28 de febrero de 2021.

Dirección: Enric Cambray e Israel Solà
Dramaturgia: Enric Cambray e Israel Solà
Reparto: Sílvia Abril, David Fernández, Fermí Fernández, Oriol Grau, Mònica Pérez, Jordi Rios, Mònica Macfer y Alba Florejachs
Escenografía: Mercè Luchetti y Marc Salicrú
Iluminación: Ignasi Camprodon
Sonido: Jordi Bonet y Eudald Gili
Vestuario: Albert Pascual
Producción: El Terrat

Horarios: de miércoles a viernes a las 20:00 horas; sábados a las 17:00 y a las 20:00 horas y domingos a las 18:00 horas
Precio: desde 16€
Duración: 1 hora y 40 minutos
Idioma: Catalán
NOTA CULTURALIA: 7,5
——

Jorge Pisa

Crítica teatro: La gran ofensa, en la Sala Barts

Como ya sabéis el teatro en Barcelona ha pasado y está pasando una época complicada, derivada de los efectos provocados por la pandemia de Covid-19. Aún así, y con ganas de mantener su espíritu provocador y combativo, el pasado 28 de diciembre se estrenó en la Sala Barts, La Gran ofensa, una obra de teatro que reflexiona sobre los límites del humor. Una consideración, creo, interesante y oportuna en el mundo en el que vivimos, en el que cómicos como Dani Mateo y Guillermo Toledo, por citar solo los casos más conocidos, han tenido que vérselas en los juzgados.

Sergio (Cristian Valencia) y Bernat (Dani Amor) son dos cómicos que están empezando a despuntar en el dificilísimo mundo de la comedia. Pero cuando todo parecía que iba sobre ruedas son demandados por uno de sus chistes por Mateu (Artur Busquets). Con la ayuda de María Pilar (Betsy Túrnez), una abogada de dudosa reputación, Sergio y Bernat intentarán no acabar en prisión y que la opinión pública no acabe con ellos”.

Pues bien, la obra ya alerta desde un buen principio que los temas que se van a tratar sobre el escenario y la forma en la que se van a tratar pueden “herir sensibilidades”. ¿Estamos capacitados para aceptar que se haga humor, o que se hagan chistes, sobre temas como la violencia de género, la pederastia, el procés independentista y sus consecuencias o, y aquí está el meollo de la cuestión, sobre el atentado terrorista de las Ramblas de Barcelona del año 2017?

La gran ofensa_1

Como veis son temas candentes y “política y socialmente controvertidos” sobre los cuales cuesta esbozar una tímida sonrisa en la butaca, y que permiten recapacitar sobre si el humor requiere de límites o no. ¿Puede lo cómico hacer referencia a cualquier aspecto de la vida personal y/o social por muy comprometida que sea su naturaleza?

El Terrat y La Bendita Compañía han producido este espectáculo que se mueve entre la comedia y, a ratos, la tragedia. Y de dar vida a esta propuesta se encargan en el aspecto actoral Dani Amor y Cristian Valencia que encarnan respectivamente al guionista y al cómico que, para conseguir notoriedad mediática, se disponen a representar un monólogo cómico en la televisión cuyo humor caustico y desacomplejado provocará las iras de Artur Busquets, uno de los afectados en el atentado de las Ramblas de Barcelona. El reparto se completa con la presencia de la abogada María Pilar (Betsy Túrnez / Agnès Busquets), que intentará defender el caso, y cuyo carácter provee a la obra de sus momentos más desenfrenados. Y es aquí donde humor, respeto, consideración y responsabilidad entran en liza. Se puede hacer humor sobre un acontecimiento traumático que ha provocado víctimas. ¿Qué pensáis al respecto?

La gran ofensa es una comedia que funciona y que nos lleva a reflexionar sobre un tema cada vez más candente, debido al auge cada día mayor de los contenidos digitales y de las redes sociales y de la exigencia de notoriedad en esos medios. Aún así, aunque la propuesta funciona y, aunque no lo creáis, os hará reír, a la obra le falta algo de punch cómico, esa energía que hace que la comedia fluya de forma constante. Un descuido, este, atribuible tanto a la creación y la dirección, en este caso en manos de Dani Amor, Oriol Pérez, Serapi Soler y Cristian Valencia que aunque valiente por la temática que se dispone a tratar, no acaba de despegar, y en parte a la interpretación que no acaba de sentirse del todo a sus anchas sobre el escenario.

Aún así, La gran ofensa nos permite, desde una vertiente cómica, considerar un tema, la linde del humor, en un mundo globalmente desarticulado y en el que el público, de forma interactiva, podrá valorar al final de la función si el humor de la gran ofensa se ha pasado de la raya o no.

“La gran ofensa” se representa en la Sala Barts del 28 de diciembre de 2020 al 17 de nero de 2021.

Dramaturgia: Dani Amor, Oriol Pérez, Serapi Soler y Cristian Valencia
Dirección: Oriol Pérez y Serapi Soler
Intérpretes: Dani Amor, Artur Busquets / Jon Arias, Betsy Túrnez / Agnès Busquets y Cristian Valencia
Escenografía: Noemí Costa
Diseño de iluminación: Adrià Rico
Producción: La Bendita Compañía y El Terrat

Horarios: de martes a jueves a las 20:30 horas, viernes a las 18:00 y a las 20:30 horas, sábados a las 20:30 horas y domingos a las 19:30 horas
Predio: A partir de 22€
Duración: 80 minutos
Idioma: espectáculo en catalán y castellano
NOTA CULTURALIA: 7,5
——

Jorge Pisa

Estreno cine: Free Guy, de Shawn Levy

Hoy os hablamos en Culturalia de Free Guy, un estreno de cine de acción y aventura dirigido por Shawn Levy y protagonizado Ryan Reynolds y Jodie Comer que de nuevo nos permite reflexionar, en clave de comedia, sobre la interacción entre el mundo real y el mundo digital al que estamos tan habituados.

Guy (Ryan Reynolds) es un personaje de reparto del videojuego Free City que trabaja como cajero en un banco. Gracias a un programa insertado en Free City, Guy se da cuenta de que su mundo es un videojuego y toma medidas para convertirse él en el héroe, protagonizando un carrera contra el tiempo para salvar el juego antes de que los desarrolladores puedan cerrarlo.

Título: Free Guy
Año: 2020
País: Estados Unidos
Dirección: Shawn Levy
Guión: Matt Lieberman y Zak Penn
Música: Christophe Beck
Fotografía: George Richmond
Reparto: Ryan Reynolds, Taika Waititi, Jodie Comer, Joe Keery, Lil Rel Howery, Utkarsh Ambudkar, Jamaal Burcher, Bob Gilliam, Matty Cardarople, Camille Kostek…
Producción: Berlanti Productions, 20th Century Studios, 21 Laps Entertainment, Lit Entertainment Group, Maximum Effort
Género: Comedia | Acción | Aventuras | Videojuego

Fecha de estreno en España: 11 de diciembre de 2020

Crítica cine: Little Monsters, Abe Forsythe (2019)

Llega el mes de agosto y con él la primera crítica cinematográfica de estreno en Culturalia tras el Covid-19. Y como los momentos actuales requieren de un enfoque positivo, que mejor que hacerlo con la crítica de Little Monsters, una comedia negra sobre zombis, niños pequeños y, cómo no, algo de superación personal.

Dave ha decidido superar su reciente ruptura sentimental refugiándose en su hermana y su sobrino Felix, al que acompaña en una excursión escolar, entre otras cosas, para poder acercarse a una de las maestras, la señorita Caroline. Todo parece normal, al menos hasta que se desate una invasión zombi que amenazará los planes de Dave“.

La película, dirigida por el joven Abe Forsythe, responsable de la comedia negra Down Under (2016) e interpretada por Lupita Nyong’o (Black Panther (2018), Nosotros, (2019), Alexander England (Dioses de Egipto (2015) Alien: Covenant (2017) y Josh Gad, la voz del muñeco de nieve de Frozen, nos sitúa en una crisis zombi en clave de comedia, o zombedia, en un contexto inusual, una granja de animales en Australia visitada por los alumnos de cinco años de la clase de la señorita Caroline (Lupita Nyong’o), a la que ha acompañado Dave (Alexander England) atraído por los encantos de la entusiasta profesora de su sobrino Felix.

little-monsters_1

Lo primero que sorprende del film es la propuesta. Si bien el combinado comedia + negra + zombis ya se ha explotado con anterioridad en películas como Zombies Party (Una noche… de muerte) (2004) o Bienvenidos a Zombieland (2009), el hecho de llevarlo a un contexto infantil hace que la película sea algo diferente. A las típicas escenas de acoso zombi y lucha por la supervivencia se suman en Little Monsters toda una serie de momentos en los que el mundo y el humor infantil están presentes. De ahí que la película, con este combinado a veces difícil de encajar, sea una propuesta fresca para este verano diferente cinematográfica y vivencialmente hablando.

Little Monsters también nos hace reflexionar, aunque sea en clave de comedia, sobre cómo la vida nos conduce hacia destinos no imaginados y de cómo nuestros planes y objetivos de juventud se truncan a veces y nos redirigen hacia espacios y situaciones no buscadas. Un ejemplo de ello no deja de ser que una visita escolar de primaria a una granja de animales se convierta en una cacería zombi.

No os esperéis grandes interpretaciones ni escenas apabullantes, pues en lo que se centra el film es en la contradicción entre la amenaza zombi y los esfuerzos de la profesora Caroline para proteger a los alumnos que han puesto bajo su custodia. De ahí que Lupita Nyong’o nos muestre una cara diferente de aquella tan tenebrosa de Nosotros. Por su parte Alexander England está aceptablemente correcto encarnando al músico de banda heavy venido a menos coladito por la profesora. A destacar en este trío de adultos la presencia de Josh Gad, más que acertado en su rol de presentador de programa de televisión infantil asqueado de su profesión y de su vida.

Little Monsters es una zombedia que no pretende revolucionar el género, tan solo aspira a hacernos sufrir un poco, a hacernos reír un poco y a hacernos pensar un poco en estos momentos de la vida en los que el entretenimiento es más que necesario. Así que no esperéis más que eso, y seréis recompensados.

Título: Little Monsters
Año: 2019
Fecha de estreno: 14 de agosto de 2020
Duración: 94 min.
País: Australia, Reino Unido, EE.UU.
Dirección: Abe Forsythe
Reparto: Lupita Nyong’o, Josh Gad, Alexander England, Nadia Townsend, Stephen Peacocke, Rahel Romahn, Kat Stewart, Henry Nixon, Saskia Burmeister, Diesel La Torraca, Marshall Napier, Felix Williamson, Kristy S. Brooks
Guión: Abe Forsythe
Música: Piers Burbrook de Vere
Fotografía: Lachlan Milne
Producción: Screen Australia, Snoot Entertainment, Create NSW, Protagonist Pictures, Made Up Stories
Género: Comedia | Terror | Zombis

NOTA CULTURALIA: 6
NOTA ABANDOMOVIEZ: 6,07
NOTA IMDB: 6,2
NOTA ROTTEN TOMATOES:
• Crítica: 80%
• Audiencia: 100%

Second Chance: El funeral, en el Teatro Borràs

La propuesta era atrayente: Una gran dama de la escena fallece, y en su funeral multitudinario resucita para ajustar cuentas con familiares y representante. Pero la obra se queda en el intento…

Concha Velasco no tiene nada que demostrar a estas alturas. A sus 80 años puede hacer lo que le apetezca, incluso puede ponerse al frente de una obra tan… justita como esta. Una obra que, pretendiendo ser un vehículo de lucimiento para su persona, se queda en el intento. En el intento de todo: de ser gaciosa (está plagada de chascarrillos y gracietas propias de una obra de fin de curso de la ESO), de desarrollar una historia (la trama no lleva a ningún lado y las “apariciones” audiovisuales no hacen más que lastrar un argumento ya escaso de por sí), y en fin, de rendir un homenaje a la altura de la actriz. Cabe matizar que está escrita por su hijo Manuel Martínez Velasco. Quizá por eso haya filtros que no se han pasado a la hora de pulirla… quizá.

Second chance_El funeral_1

Con todo y con eso, quiero recomendar esta obra. Si ustedes son fans de esta gran actriz, vayan a verla. Vayan a verla porque está hecha con cariño, y eso se transmite (¡pero si hasta dan canapés a los espectadores!), el elenco que la acompaña la arropa y cumple, y la escenografía tiene un cierto toque del Hollywood dorado que le queda muy bien a la historia.

Vayan a verla porque es una ocasión única para disfrutar a una de nuestras grandes en escena, una de las poquitas que nos quedan ya de esa época irrepetible del cine español que nos brindó actores y actrices todoterreno que lo mismo servían para un roto que para un descosido, y del que, cuando los tiempos cambiaron, varios supieron adaptarse y crecer en las décadas posteriores. Una de ellas es Concha. Esa dicción, ese oficio, esa presencia, que puede con todo, está aquí, en Plaza Urquinaona, defendiendo El funeral.

“El funeral” se representa en el Teatro Borràs del 12 de febrero al 8 de marzo de 2020.

Dirección: Manuel M. Velasco
Reparto: Concha Velasco, Jordi Rebellón, Ana Mayo, Irene Gamell y Emmanuel Medina
Escenografía: Asier Sancho
Iluminación: Jose Manuel Guerra
Vestuario: Ion Fiz
Música: Juan Cánovas
Producción: Pentación Espectáculos

Horarios y precios: Web Grup Balañà
Duración: 90 minutos (sin intermedio)
Idioma: castellano
——

Manuel Zardain

Crítica teatro: El funeral, en el teatro Borràs

Concha Velasco regresa a Barcelona con El funeral, una comedia blanca y sobrenatural escrita y dirigida por su hijo Manuel M. Velasco y coprotagonizada por Pepe Ocio, Irene Soler, Irene Gamell y Emmanuel Medina.

Todo está preparado para el funeral: la imponente imagen de la actriz difunta, Lucrecia Conti (Concha Velasco), el cuerpo de la difunta y los familiares y amigos de la difunta. El velatorio, sin embargo, nos reserva una sorpresa: El fantasma de la Conti se ha propuesto visitar y pasmar al auditorio.

Lo primero que cabe destacar en esta obra es la presencia de Concha Velasco, que con sus 80 años vuelve a encarnar a un nuevo personaje, la actriz Lucrecia Conti, que acaba de fallecer de forma inesperada. Y por ello el teatro Borràs se ha engalanado y se ha abierto al público asistente, para dar el último adiós a la diva.

Ver a actrices (y a actores) de la envergadura de la Velasco actuar sobre el escenario siempre es una buena ocasión. Viéndola interpretar a ella uno recuerda y celebra una de aquellas carreras actorales que ha colmado las expectativas de varias generaciones de espectadores y espectadoras. Una ocasión, en definitiva, para volver a disfrutar de una auténtica diva.

Sin embargo, el espectáculo que se estrenó en el Borràs el pasado 12 de febrero no realiza el recorrido que debería efectuar. Si bien la idea, el velatorio y la aparición del fantasma de la difunta, es una buena base para la comedia, el guión no acaba de extraer todo el jugo de la situación.

El funeral_teatro barras_1

Manuel Martínez Velasco no ha logrado hilvanar una trama a la altura de las circunstancias, hecho este que lastra el avance de todo el espectáculo. El vodevil que se desarrolla sobre el escenario queda así cojo en una de sus bases principales.

El hecho, además, es que la dirección de los actores y de las actrices tampoco es la que debiera. Martínez Velasco no ha conseguido proveer a la obra del tono cómico que necesita, hecho este también que lastra el resultado final. De ahí que las actrices y los actores no consigan despegar en ningún momento, por lo que la trama languidece sobre el escenario, en un intento las más de las veces infructuoso de hacer reír al público. Lo único que resplandece es, sin duda, Concha Velasco, que se dirige en esta ocasión a un público fiel y devoto.

La ocasión se convierte, así, en algo parecido a un adiós, en el que la diva del cine, de la televisión y del teatro español parece que se despida después de una larga trayectoria plagada de éxitos y de reconocimientos. Por suerte, este elemento sí que está presente en la comedia, que nos presenta a una reconocida actriz que quiere sorprender y dar una lección a los miembros de su familia, ansiosos por hacerse con una suculenta herencia.

Por desgracia el reparto que incluye a Pepe Ocio, Irene Soler, Irene Gamell y Emmanuel Medina parece no haber interiorizado del todo sus respectivos papeles, y esto, sin una firme dirección, devalúa el resultado final.

El funeral es, así, una comedia blanca bastante gris, cocinada para el lucimiento de la Velasco que naufraga en su conjunto. Aún así, es una nueva oportunidad de disfrutar de la compañía de una diva, como lo es Concha Velasco.

“El funeral” se representa en el Teatro Borràs del 12 de febrero al 8 de marzo de 2020.

Dirección: Manuel M. Velasco
Reparto: Concha Velasco, Jordi Rebellón, Ana Mayo, Irene Gamell y Emmanuel Medina
Escenografía: Asier Sancho
Iluminación: Jose Manuel Guerra
Vestuario: Ion Fiz
Música: Juan Cánovas
Producción: Pentación Espectáculos

Horarios y precios: Web Grup Balañà
Duración: 90 minutos (sin intermedio)
Idioma: castellano
——

Jorge Pisa