Archivo de la etiqueta: terror

Crítica teatral: La luz más oscura, en el Club Capitol

la-luz-mas-oscura_portadaEl terror en el teatro es un género difícil y poco explorado. Crear una atmósfera terrorífica y sumergirse en ella es algo complicado que requiere mucho esfuerzo, medios, potentes interpretaciones y, sobre todo, que el espectador se deje sugestionar. La luz más oscura se queda a medio camino, aunque pone su empeño en conseguirlo nada más el público entra en la sala.

Sergi Vizcaíno escribe y dirige esta obra. En su haber cuenta con la dirección de diferentes capítulos de series televisivas y no es ajeno al terror, pues, entre otras incursiones al género, dirigió la película Xp3D. Con La luz más oscura, Vizcaíno nos lleva a ciertos lugares y situaciones muy comunes en el cine de terror.

Nos pondrá en situación Angie Savall como maestra de ceremonias, con un discurso terrorífico inicial. La acción comienza en un viejo teatro maldito. Dos jóvenes realizan una invocación a los espíritus allí residentes a través de una tabla ouija. Y evidentemente hay presencias y muchas. Es original la forma en que se lleva a cabo toda esta escena, una de las más divertidas, terroríficas y naturales de la función. Ariadna Gaya y Sergi Cervera bordan los típicos roles en una situación de este tipo. Ficción y espectadores se funden bien, aunque las reacciones del público, al ser inesperadas, rompen a veces la magia que se quiere crear. Los sustos y las risas nerviosas a destiempo, distraen y te sacan de la acción.

la-luz-mas-oscuraA partir de aquí la representación prosigue con lugares e historias ya mil veces exploradas: las posesiones, las sectas y por encima de todos la figura de Satán. Julia Molins sorprende con una escena bastante dramática y poética bien llevada a cabo. El abrazo de Satán tiene todo el sabor de aquellas ilustraciones ochenteras de revistas como Creepy o Zona 84 y tiene fuerza visual. Podéis olvidaros de la dulce, o no, Ona Pala de la serie Cites de TV3, con un personaje con todos los ingredientes y culebrillas de una buena posesión.

Thais Curiá y Jordi Cadellans nos llevan al tercer escenario. Una algo larga escena de cama, con situaciones muy bien resueltas e impactantes, en que juegan con los momentos de calma y los más digamos “movidos” de una historia al estilo de Paranormal Activity. Finalmente las diversas historias se entrelazarán, con la voluntad de cerrar el relato escénico.

La obra posee buenos juegos de luces, escenarios sencillos de género y un uso, a veces algo iterativo de la música y de los efectos sonoros, pero sientes que le falta algo más. Tal vez sea el relato dramático compuesto por diversos territorios muy trillados que solo podrá satisfacer plenamente al espectador ajeno al cine de terror.

La luz más oscura” se representa en el Club Capitol hasta el 30 de octubre de 2016.

Autor: Sergi Vizcaíno
Direcció: Sergi Vizcaíno
Reparto: Julia Molins, Thais Curiá, Jordi Cadellans, Ariadna Gaya, Sergi Cervera y Angie Savall
Producción: ALG Management

Horarios y sesiones: Web Grup Balaña
Idioma: castellano
Duración: 75 min
——

Taradete

Crítica literaria: La noche de los trekkies vivientes, Kevin David Anderson y Sam Stall, ed. Timunmas

La noche de los trekkies vivientes_destacado¿Cuál es el resultado de unir en una novela de género un relato de zombis, una invasión alienígena  y una convención trekkie? Nada más y nada menos que La noche de los trekkies vivientes, una aventura fan y gamberra escrita por Kevin David Anderson y Sam Stall y publicada por la editorial Timunmas el año 2011.

Una propuesta que, seguro, os sorprenderá. Así, a simple vista y teniendo solo en cuenta la imagen de la cubierta, los colores de portada, lomo y contraportada y el texto de presentación del libro, uno podía esperar una parodia en la que predominará el elemento cómico trekkie (la trama transcurre en una convección trekkie, con sus pros y sus contras) al que se le sumara una amenaza zombi (con lo ridículo que la suma de ambos contextos puede conllevar), todo ello cocinado con una trama con poca consistencia y muchos guiños fáciles al mundo Star Trek.

Pero la propuesta de Kevin David Anderson y Sam Stall se aleja en parte de ello para presentarnos una historia en la que predomina el elemento zombi con toques muy cinematográficos. Y esto es obvio por las “escenas” y los protagonistas del relato y por las constantes referencias al cine de “muertos vivientes”, al mundo de la ciencia-ficción en general y al trekkie en particular.

La situación se nos presenta de forma rápida y sencilla. Un centro de reclusión zombi cerca de Houston es saboteado, hecho este que facilita el contagio con el exterior. No muy lejos de allí, en el hotel Botany Bay, se celebra la GulfCon, una convección de Star Trek, por lo que sus instalaciones están siendo invadidas por centenares de trekkies exaltados. Jim Pike, soldado retirado que ha servido en Afganistán, trabaja en el hotel como botones, alejado de cualquier tipo de responsabilidad debido a los traumas sufridos en sus años en el ejército. Cuando el hotel sea invadido por hordas de muertos vivientes, los humanos tendrán que poner su ingenio y sus habilidades en marcha para sobrevivir.

Como os decía, el relato de la novela es muy cinematográfico tanto en su desarrollo como en los referentes. La trama podría encajar perfectamente en el guión de una película de terror con personajes muy reconocibles: el héroe traumatizado que ha de superar sus miedos; la heroína con una triste historia familiar a sus espaldas; los secundarios que enriquecen la trama y los malos malosos que no se reducen tan solo a los zombis, ya que la novela bebe también de las películas de invasión extraterrestre como La invasión de los ladrones de cuerpos. Así pues, el lector irá asumiendo, a medida que la novela avanza, una cierta complicación de la historia. Si bien, lo que predomina es la amenaza zombi, de la que tendrán que librarse los pocos humanos no infectados que se hallan en el hotel.

Como os podéis imaginar, todo ello se desarrolla en un ambiente friky en el que no faltarán lo disfraces (perdón, uniformes), los utensilios y gadgets diversos, los maquillajes y un fino humor, aunque a veces no lo sea tanto, propio de Star Trek, una comicidad que provoca en determinados momentos una rémora en la trama zombi de la novela.

David Anderson y Stall, consiguen de esta forma realizar un crossover en el que fusionan aquellas dimensiones que más les entusiasman, esto es, muertos vivientes, invasión extraterrestre y Star Trek, un entretenimiento, seguro, para los autores que destaca por lo estructurada y cinematográfica de la forma en la que nos es narrada la historia. Si bien, el relato es bastante superficial y no pretende profundizar un solo centímetro en el contexto de la situación o el mundo que nos muestra, lo que la convierte en un mero entretenimiento de género, interesado tan solo en atraer y sorprender al lector y poco más.

Y lo consigue. La noche de los trekkies vivientes es un libro fácil y agradable de leer que interesará a todos aquellos a lo que les gusta la novela Z, a los trekkies más abiertos de miras y menos obsesionados con el canon trek y a aquellos que quieran disfrutar con una historia de terror-ciencia-ficción con más de una sorpresa.

RECOMENDACIÓN: No esperéis al leerla nada espectacular. El libro, o al menos eso pienso yo, está escrito y publicado tan solo para disfrutar de la historia. Podríamos decir que no es otra cosa más que un capítulo algo más excéntrico de una serie de éxito de ciencia-ficción y/o terror.

Título: La noche de los trekkies vivientes
Autor: Kevin David Anderson y Sam Stall
Editorial: Timunmas
Colección: Ciencia Ficción
Fecha de publicación: 05/10/2011
Páginas: 256
Formato: 14 x 22,5 cm
Presentación: Rústica sin solapas

NOTA CULTURALIA: 6.5
——

Jorge Pisa

Crítica literaria: Alma, de Carlos Sisí, ed. Minotauro

portada_alma_carlos-sisiDesde que Carlos Sisí publicó Los caminantes, su primera novela Z, su obra atrajo mi interés, pues en Culturalia seguimos con especial cariño el género zombi, hecho del que es buena muestra la sección DeGénero de este blog. Aún así he de reconocer que aún no he leído ninguna de las novelas que integran la tetralogía, una lectura obligada en el futuro, sin duda!!. Pero cuando en enero de este año apareció Alma, la última novela de Sisí, pareció que la ocasión era perfecta para descubrir literariamente al autor.

“Dos ingenieros que desarrollan un sistema de reconocimiento de voz capaz de detectar sonidos de otra realidad. Una investigadora de lo paranormal que puede ver y oír cosas que no percibe la gente corriente y un periodista interesado en sus trabajos y avances. Un autor que consigue un éxito mundial con su libro La puerta, que habla de experiencias con la tabla güija. Y detrás de La puerta, seres de otro plano que anhelan devorar las almas de los humanos”.

Pues bien, la ocasión resultó ser menos propicia de lo que me imaginé. Sisí, abandona el ámbito del apocalipsis zombi para hablarnos de otro apocalipsis, el del mal con la voluntad de conquistar el mundo de los humanos. El autor, sin embargo, nos plantea una historia que si bien puede ser creíble, en el ámbito de la literatura de terror, carece de la intensidad necesaria para ganarse el interés del lector hasta la última página.

Alma posee un buen planteamiento inicial que se estructura a partir de diversas tramas, todas ellas con un toque paranormal, que prefiguran un desarrollo interesante. Si bien, a medida que va avanzando el argumento y se van unificando las tramas, la novela va perdiendo aplomo. Por otra parte, Sisí nos presenta una amenaza que no tiene forma y que no se molesta demasiado en definir. La amenaza es el mal condensado en lo oscuro, pero el lector nunca sabrá cuál es la causa del peligro al que se tendrán que enfrentar los protagonistas ni el porqué del ataque. Algo que le hurta empeño a la obra.

Los personajes están bien trazados inicialmente, aunque su avance en una trama de baja intensidad (y es que hablamos de una invasión de la Tierra por parte de las fuerzas del mal!!) comporta que no acaben de alcanzar el vigor que también le falta a la novela. Y del final tan solo diré que se convierte casi en una utopía, que no tiene que ver mucho con la conclusión de una novela de terror. Por otra parte el estilo de Sisí es asequible y dinámico, si bien adolece en algunas ocasiones de una floritura que tampoco es propia de una historia de terror.

Sisí prosigue con Alma en su especialización en novelas sobre plagas, hecatombes y apocalipsis varias que afectan a la humanidad, si bien, su última aventura literaria parece que no está a la altura de la tetralogía de Los caminantes, la que le dio fama y lo convirtió en un autor con presencia en el género.

Título: Alma
Autor: Carlos Sisí
Editorial: Minotauro
Colección: Terror
Fecha de publicación: 19 enero 2016
Páginas: 496
Formato: 15 x 23 cm
Presentación: Rústica con solapas
Precio:
•  Rústica con solapas: 18,95 €
•  Epub: 9,99 €

NOTA CULTURALIA: 6
——

Jorge Pisa Sánchez

Crítica cinematográfica: Extinction, de Miguel Ángel Vivas

Extinction_01

La fascinación por el género zombi parece no tener fin, y buen ejemplo de ello es la nueva propuesta de Miguel Ángel Vivas, quien tras aterrarnos con su anterior película, Secuestrados, regresa a nuestras pantallas con Extinction, un film en el que los protagonistas se enfrentarán a unos individuos sedientos de sangre. Sin embargo, que nadie espere aquí una historia de terror convencional con la que quedarse aferrado a la butaca; sí, es cierto, hay algún que otro susto –cómo no–, pero Vivas se muestra más interesado en relatar el día a día de los tres personajes principales –¿acaso los únicos en el planeta?– en ese escenario post-apocalíptico, un lugar permanentemente nevado en el que deberán encontrar la forma de mantenerse con vida ignorándose unos a otros por culpa de un conflicto que les distanció en el pasado, una trama que poco tiene que ver con la esperada solidaridad entre supervivientes que tantas veces hemos visto ya.

Extinction adapta la novela de Juan de Dios Garduño Y pese a todo (editorial Dolmen), un relato que cosechó muy buenas críticas cuando fue publicada en 2010. Decidido a transformar ese excelente material al lenguaje cinematográfico, Vivas contó con la ayuda inestimable de Alberto Marini, y de esta sociedad surge esta historia montada alrededor de Patrick, Jack y la pequeña Lu, tres personajes que, tras superar la primera infección, sucedida nueve años atrás, intentan seguir con sus vidas en Harmony, un pueblo aislado en el que tan solo se encuentran ellos. Sus días transcurren entre la incertidumbre por saber si hay algún otro humano en su misma situación y la lucha por conseguir alimentos, una existencia apacible truncada por el regreso de esas diabólicas criaturas; en ese momento, Patrick y Jack deberán dejar atrás sus diferencias para unir fuerzas contra el enemigo común, una empresa que se presenta de lo más complicada por el orgullo de ambos.

Así, Extinction ofrece un notable ejercicio de drama post-apocalíptico con toques de terror clásico, un film con una trama sólida que se desenvuelve con inteligencia a lo largo de sus casi dos horas. Sin duda los fans más puristas del género echarán de menos mayor protagonismo de esos zombis ciegos que aterran a los personajes principales, pero Miguel Ángel Vivas apuesta por centrarse en el conflicto entre Patrick (Matthew Fox) y Jack (Jeffrey Donovan), un intenso duelo de miradas y enfrentamientos con Lu (magnífica Quinn McColgan) como única espectadora. El gran acierto de la película lo encontramos en la forma en la que Vivas nos descubre la verdad de lo sucedido entre ellos y la madre de la niña, breves flashbacks que desmenuzan poco a poco su historia, un rompecabezas que aclaran los primeros sucesos del metraje.

Además, el director sevillano convierte con buen tino ese paisaje solitario e inerte en el que todo es nieve –rodado entre Budapest y Vielha– en un protagonista más de la historia, y demuestra su buen pulso narrativo en el tramo final de la película, con la cámara desplazándose con desenvoltura entre los tres ambientes de la casa: el primer piso, la planta baja y el sótano, escenarios de la lucha de cada personaje con esos seres diabólicos.

Título: Extinction
Director: Miguel Ángel Vivas
Intérpretes: Matthew Fox, Jeffrey Donovan, Quinn McColgan, Valeria Vereau, Clara Lago, Alex Hafner
Guión: Alberto Marini, Miguel Ángel Vivas
Año: 2015
Duración: 115 minutos

____________________
Escrito por: Robert Martínez

Publicació: Misteris de Barcelona per no dormir, Sylvia Lagarda-Mata, Angle Editorial

Misteris de Barcelona per no dormirUs presentem avui a Culturalia Misteris de Barcelona per no dormir, un llibre escrit per Sylvia Lagarda-Mata i publicat per Angle Editorial que ens parla de la història més misteriosa i terrorífica de Barcelona.

Després del gran èxit de Fantasmes de Barcelona, Sylvia Lagarda-Mata recupera les millors històries de Barcelona per no dormir. Assassinats, aparicions misterioses, fantasmes, bombes, misteris encara per resoldre, alguna llegenda urbana… les millors i més macabres històries de la ciutat comtal explicades per fi al públic juvenil. Una manera de viatjar per la història negra de Barcelona.

Amb il·lustracions de Guillermo Capacés. Històries reals que et posaran els pèls de punta

Sylvia Lagarda-Mata

Barcelonina de soca-rel, i amb el cor dividit entre la Catalunya dels seus amors i el Llenguadoc dels seus avantpassats, Sylvia Lagarda-Mata estima l’art, la història i el dia a dia dels seus petits països amb una passió que l’ha dut sovint a situar les seves narracions a cavall d’ambdues contrades. És llicenciada en Ciències de la Informació i màster en Comunicació Audiovisual. Va exercir de publicitària i de periodista, i actualment redacta guions per documentals i dóna classes de cinema i televisió. I encara li queda temps per escriure. Entre els seus llibres hi ha Goita camaco! Vale pagès!, Mazapanes amargos i Fantasmes de Barcelona (Angle Editorial, 2009), un gran èxit de vendes amb quatre edicions.

Guillermo Capacés

Nascut el 1982, des de molt petit va quedar fascinat pel món del còmic i la il·lustració i va estudiar a l’Escola d’Art de Saragossa, la seva ciutat natal. El 2006, ja instal·lat a Barcelona, cursa estudis a l’Escola Joso. Amb la creació del fanzine Gato Negro és premiat al Saló del Còmic de Barcelona el 2010. Actualment compagina el còmic amb encàrrecs publicitaris i prepara diverses novel·les gràfiques, ben dispars entre elles.

Títol: Misteris de Barcelona per no dormir. Guia de fets esgarrifosos i llegendes terrorífiques
Autora: Sylvia Lagarda-Mata
Editorial: Angle Editorial
Preu: 16,50€
Nombre de Pàgines: 160
Nombre d’il·lustracions: 22
Mides: 14,5 x 21 cm
Enquadernació: En rústica
Data primera edició: Octubre del 2013

Crítica cinematográfica. Poltergeist, de Gil Kenan

Cartel Poltergeist_2015La fiebre de las versiones en el cine norte-americano actual llega a casi todo, si bien los géneros de aventuras, ciencia-ficción y terror son los más visitados, por el hecho de que son temáticas con una gran capacidad para generar fanmanía. Ahora le llega el turno a Poltergeist, la película de terror producido por Steven Spielberg y dirigida por Tobe Hooper en el año 1982. Una actualización en manos de Gil Kenan como director y David Lindsay-Abaire como guionista, que no acaba de sacarle todo el jugo posible a una de las mejores historias terroríficas jamás realizadas en el cine.

La nueva versión de Poltergeist se mueve en el canon de la película original, lo que se convierte en un acierto y un error al mismo tiempo. Es decir, La nueva versión del film está dirigida a dos tipos de público, estos es, los que han visto el film original y los que no lo han visto. La excesiva fidelidad al film original se convierte para los primeros en la simple actualización de una historia ya contada de una forma magistral, a la que se suman algunos condicionantes actuales: una familia que está pasando problemas económicos (reflejo de la crisis) y que se muda a una nueva casa más asequible. De ahí que la relación de familia tenga mucha más presencia que en su predecesora, robándole minutos al apartado espiritual y fantasmal de la historia. Este es el único elemento donde innova el film y que, curiosamente, recuerda a la secuela Poltergeist II: El otro lado (Brian Gibson, 1986). Por el contrario, el resto de la película es un reflejo de situaciones, personajes y sustos que en parte ya hemos visto, excepto en el caso de la escena de la taladradora y las que nos muestran el “más allá”, un ámbito psíquico-espiritual eludido en el film de 1982.

La cinta avanza, como he dicho, fiel al canon original, si bien reinterpretando algunos elementos y escenas con diversos guiños que pueden contentar a los más cinéfilos. Por desgracia, ese mismo canon no le permite a la película experimentar demasiado y crear una propuesta nueva más afín a las tendencias del cine de terror actual, con lo que Poltergeist se convierte en una película más de temática casa encantada.

Encontraremos a la niña, el receptor de televisión, el armario infantil que se convierte en la puerta dimensional que une el mundo de los vivos con el de los muertos, la escena del árbol asesino, el aterrador payaso, la entrada en el más allá… todo reelaborado y con poco que llegue a sorprender al espectador que ya viera el original. Además, musicalmente la propuesta pierde uno de los grandes referentes de la historia, ya que en ella no hay nada parecido a la espectacularidad orquestal y fantasmal de la banda sonora compuesta por Jerry Goldsmith, que dio a la película de 1982 un aspecto tan magnífico y que fue nominada a los Oscars. Tanto el director Gil Kenan como el compositor de la banda sonora, Marc Streitenfeld, tienen poco bagaje profesional a sus espaldas, lo que se deja notar en lo descafeinado del resultado final la película.

Escena Poltergeist_2015Por lo que respecta al casting y las interpretaciones, se ha de indicar que el trabajo es más que correcto, aunque sin el glamur que infundieron al original Heather O’Rourke, JoBeth Williams, Graig T. Nelson, Beatrice Straight, o Zelda Rubinstein. En sus roles Kennedi Clements, Rosemarie DeWitt, Sam Rockwell y Jane Adams muestran la profesionalidad requerida y guardan un sorprendente parecido con el casting original, en el caso del medium, Jared Harris, la elección es poco idónea.

Para todos aquellos que no hayan visto el original de 1982, Poltergeist se convierte en una más de las propuestas de terror con casa encantada. El film funciona ya que el original funcionaba, no tan solo por su opción por el terror tecnológico materializado en los dispositivos audiovisuales que amenazan a la familia, sino porque la historia está bien narrada. Aunque puede decepcionar a todo aquel que quiera ver algo más y puede fallar en taquilla por la falta de un casting con gancho mediático.

Por lo que respecta a su recepción por parte del público y la crítica, en Abandomoviez la cinta ha alcanzado una puntuación de 5,10 sobre 10, un aprobado justito, mientras que en IMDB alcanza tan solo un 5,3 también sobre 10. Por otra parte en Rotten Tomatoes la cinta alcanza un 32% de aceptación en la crítica y un 28% por parte de sus usuarios.

Como podéis ver, todo un indicativo de que Poltergeist no va a ser el taquillazo terrorífico del año. Una pena porque por la historia truculenta que rodea a la producción de esta franquicia (que generó en su momento un amplio interés), el merecido éxito de la entrega original y el acierto de su argumento de “casa encantada”, podía haber llegado muy lejos. Aunque parece que este no es destino de los reboots cinematográficos actuales, ni mucho menos.

Título: Poltergeist
Director: Gil Kenan
Guión: David Lindsay-Abaire
Reparto: Sam Rockwell, Rosemarie DeWitt, Jared Harris, Nicholas Braun, Jane Adams, Saxon Sharbino, Kennedi Clements, Kyle Catlett, Susan Heyward, Soma Bhatia, Karen Ivany, L.A. Lopes
Musica: Marc Streitenfeld
Fotografía: Javier Aguirresarobe

Estreno: 22 de Mayo de 2015
Género: Terror
Nacionalidad: EE.UU.

Nota Culturalia: 6
——

Jorge Pisa

Crítica literaria: Mr Mercedes, de Stephen King

1415188098_395775_1415188370_sumario_normal

¿Es posible dar un giro en tu carrera y sorprender a tus seguidores cuando eres un escritor conocidísimo, con más de cincuenta títulos a tus espaldas? Probablemente Stephen King (Portland, Maine, 1947) se repitiera esta cuestión una y otra vez antes de escribir Mr Mercedes, su último libro publicado en nuestro país, mucho más que una novela, un reto para él: aparca momentáneamente la temática que tan bien domina (la del terror) para explorar un territorio nuevo, el de la novela policíaca, y lo cierto es que debuta con muy buena nota con esta historia sobre la sempiterna lucha entre el bien –representado por Billl Hodges, un policía de la vieja escuela con algo de sobrepeso– y el mal –ese Mr Mercedes del título, un joven que pasa totalmente desapercibido en su día a día, aquel vecino en el que nadie se fijaría nunca–, un juego perverso entre el ratón y el gato con giros argumentales sorprendentes y que cuenta con un último tramo sensacional.

King no pretende desafiar las habilidades deductivas del lector, no le plantea la duda sobre quién es el personaje que una madrugada de abril de 2009 utilizó un Mercedes-Benz SL500 de doce cilindros para embestir a un grupo de parados que esperaban lograr un empleo y convertirlos en «mermelada de fresa». Esa no es su intención ya que la identidad del asesino queda desvelada en las primeras cincuenta páginas, por lo que el interés del relato recae en el enfrentamiento entre ese desequilibrado escurridizo y el viejo inspector, ahora ya jubilado, que fue incapaz de darle caza en su día. Apenas un año después del suceso, los dos están retirados de sus “actividades”, así que, en cierto modo, ambos se necesitan mutuamente: el primero porque pretende sentir de nuevo la emoción de manipular a la gente a su antojo, siempre con fines siniestros, por supuesto, mientras que el segundo busca huir del tedio en el que se convirtió su vida desde que entregó su placa de policía, además de tratar de solventar los errores que cometió en aquella investigación.

El escritor Stephen King, en una imagen promocional
El escritor Stephen King, en una imagen promocional

Mr Mercedes cuenta con el sello propio de su autor, ese humor negro tan habitual en su literatura, además de dar forma a otro personaje demente y obsesivo que no desentona con sus anteriores criaturas literarias. Asimismo, King dibuja diversas escenas que evidencian su fascinación por el horror: desde la descripción minuciosa de la masacre que origina la historia a un episodio concreto de la infancia del criminal junto a su madre y su hermano pequeño (de una crueldad terrible), sin olvidar ese clímax final convertido en una carrera contrarreloj que dejará al lector sin aliento. Celebremos, pues, la irrupción de este nuevo Stephen King, un escritor renovado que sin duda se ha sentido muy cómodo en su nueva faceta, tanto que ya tiene a punto la segunda parte de esta trilogía policíaca protagonizada por el inspector Hodges bajo el título de Finders Keepers, a la venta a mediados del 2015.

Título: Mr Mercedes
Autor: Stephen King
Editorial: Plaza & Janés
Páginas: 492 páginas
Fecha de publicación: Noviembre 2014
ISBN: 9788401343117
Precio: 23,90 €

____________________
Escrito por: Robert Martínez

Crítica cinematográfica: [REC] 4: Apocalipsis, de Jaume Balagueró.

1413272707Es más bien extraño el fenómeno de las sagas en el cine español, y más si nos centramos en el género de terror. Y a eso debemos sumar el hecho de que la franquicia [Rec], clonada en EE.UU. con Quarantine, se mueve entre la putrefacción propia de los infectados o muertos vivientes. [Rec] alegró las vísceras emotivas de los fans del terror allá por el año 2007 y sus secuelas posteriores han ido consolidando una idea y una historia que han convertido a la saga en uno de los buques insignia del cine de terror patrio.

Jaume Balagueró prosigue con [Rec]4: Apocalipsis en su carrera de director de cine de terror que tan buenos resultados le ha dado con Los sin nombre (1999), Darkness (2002), Frágiles (2005) o Mientras duermes (2011), una actividad que ha enriquecido junto a Paco Plaza con 3 de los 4 films de la saga [Rec], de la que ahora vuelve a coger las riendas en solitario.

La acción de [Rec]4 comienza poco después de haber sido contenidas las dos amenazas de contagio desatadas en Barcelona. Los 4 supervivientes de ambas catástrofes sanitarias han sido trasladados a un carguero, llamado Zaratustra, en donde los científicos están intentando no solo identificar y controlar el agente patógeno causante de las infecciones sino obtener un antídoto. Pero algo no funciona correctamente y los supervivientes, los científicos, el cuerpo de seguridad y la tripulación del barco tendrán que hacer frente a una nueva crisis ante la aparición de un brote del virus en el barco.

[Rec]4 es un episodio más en la saga [Rec], y uno que aunque pretende ser conclusivo, deja la puerta abierta a más secuelas en el futuro. Balagueró nos presenta una trama de terror con un toque yanqui bien definido. De ahí que los anteriores escenarios barceloneses de la franquicia se hayan transformado en un navío de transporte internacional, con lo que la apariencia española de la historia desaparece para pasar a estar ambientada la acción en un laboratorio en alta mar, lo que recuerda en parte el estilo de Umbrella en Resident Evil, si bien con unos recursos más reducidos. La película también transforma en parte la naturaleza de la historia que nos cuenta, y del terror puro de [REC], en el que el miedo recorría las entrañas de los espectadores hasta el último minuto del metraje, en esta secuela la acción toma un mayor peso, de ahí que los zombis/infectados sean mucho más agresivos y el terror se genere por su hostilidad y los efectos visuales y sonoros que acompañan sus movimientos.

Nos encontramos ante un film que además nos muestra cómo los diferentes grupos instalados en la embarcación se enfrentan a la crisis microbiológica, y en la que los científicos se llevan la peor parte. Frente a ellos y al virus, también se verán amenazados los supervivientes de las crisis anteriores y los miembros de la tripulación que gobierna el barco. Por lo que la historia se podría clasificar también como un enfrentamiento entre “buenos” y “malos” ante el virus zombificador. Y los ingredientes del film son los ya clásicos. Una infección que se descontrola en un ámbito, típico en la saga, cerrado al exterior, o lo que es lo mismo, en cuarentena. Esta situación llevará al contagio de gran parte de aquellos que están en el barco y a la lucha sin tregua de los supervivientes.

1413465305En [Rec]4 sin embargo, aunque la caracterización de los infectados es más que correcta y la naturaleza de las escenas es la típica del género, parece que los efectos especiales pierden algo de la credibilidad y el realismo que poseían en otras entregas de la saga, como es el caso del movimiento acelerado de los infectados, utilizado con el objetivo de aumentar su ferocidad y el terror que provocan en el espectador. Además tras haber experimentado en la tercera entrega, dirigida por Paco Plaza en solitario, con zombis de dificultoso y estridente movimiento, en esta la agresividad y la velocidad de los zombis se multiplica, lo que permite convertir la película en ese tipo de acción terrorífica que comentaba al inicio de esta crítica, en lugar de un film de terror propiamente dicho.

[Rec]4 recupera en su haber la interpretación de Manuela Velasco, que había abandonado la saga en la tercera entrega, y se convierte en el rol principal de esta nueva propuesta. En esta ocasión está rodeada de otros supervivientes como Paco Manzanedo, Críspulo Cabezas y María Alfonsa Rosso, y de Ismael Fritschi, Mariano Venancio y Cristian Aquino que interpretan a diversos de los miembros de la tripulación del barco. Del lado de los científicos maliciosos hallamos las interpretaciones destacables de Héctor Colomé y Paco Obregón.

El film, además, tiene elementos de humor típicamente hispano que amenizan, como ya hicieran las precuelas, la historia de infección zombi desatada en la película. Si bien los resultados no han sido tan convincentes como en sus predecesoras. De ahí que en IMDB la nota obtenida por el film sea de 5,5 sobre 10 (público generalista) y en Abandomoviez, portal especializado en cine de terror, alcance tan solo un 5,77 sobre 10. La propuesta entretiene ya que la acción es continua y está bien diseñada y desarrollada, aunque, como se ha puesto de moda en el cine actual, la acción es difícil de seguir con claridad, debido a la forma de rodar las escenas, en la que se pierde claridad con el objetivo de obtener a cambio algo más de tensión. Al perder grados de terror el film se convierte casi en una oferta más de película de acción (terrorífica), de la que las pantallas actuales están repletas, y el miedo “a flor de piel” que te aseguraba la primera entrega no hace acto de presencia más que en breve ocasiones. Por otra parte, Balagueró abandona en esta ocasión la filmación cámara en mano, tan habitual en la franquicia.

La trama por su parte evoluciona más bien poco y cuando el espectador ha visto la película, sabe poco más sobre el virus, su origen o el extraño bichejo que ya apareció en la segunda entrega de la saga y que parece que es el foco propagador de la infección.

[Rec]4 se convierte, pues, en una película de acción terrorífica que parece que no acaba de sorprender y/o interesar ni a los fans del cine de terror de zombis ni a un público más amplio. Si bien es una nueva posibilidad de ver hacia dónde evoluciona la saga, si es que lo hace. Balagueró recupera la dirección de la saga aunque parece que no sabe ir más allá de ella. Algo que ya pareció con la segunda entrega, en la que más que hacer evolucionar la historia la complicaba en exceso, sin dar una respuesta o la información necesaria al espectador para gestionar el visionado. Podría parecer, pues, que Balagueró es bueno creando ideas, pero no tanto desarrollándolas.

Título: REC 4 Apocalipsis
Director: Jaume Balagueró
Reparto: Manuela Velasco, Paco Manzanedo, Héctor Colomé, Ismael Fritschi, Críspulo Cabezas, Paco Obregón, Mariano Venancio, María Alfonsa Rosso, Cristian Aquino, Javier Laorden, Carlos Zabala y Emilio Buale
Guión: Jaume Balagueró y Manu Díez
Música: Arnau Bataller
Director de Fotografía: Pablo Rosso
Director de Arte: Javier Alvariño
FX Maquillaje: David Ambit y Lucía Salanueva
Sonido Directo: Xavi Mas

Género: Terror
Nacionalidad: España
Fecha de Estreno: 31 de Octubre de 2014
——

Jorge Pisa

Crítica literaria: Guerra Mundial Z, de Max Brooks

Guerra mundial ZSi no me equivoco no es normal que una película de zombis se base en un libro de temática Z. Normalmente lo hacen en guiones más o menos acertados; videojuegos u otras películas del género. Es curioso, pues, ver como un film de zombis se basa en un libro de zombis y que este, además, haya sido un bestseller a nivel mundial como el escrito por Max Brooks. Si el resultado del producto cinematográfico fue bueno, debo afirmar aquí que la novela en la que se basa también lo es, si bien, y ahí reside lo sorprendente del tema, la obra de Brooks es muy diferente al producto cinematográfico dirigido por Marc Forster y protagonizado por Brad Pitt.

La primera y principal diferencia es que la novela de Brooks no es ni pretende ser un relato único, ya que se organiza como un informe técnico realizado por un observador de la ONU tras la victoria humana en la Guerra Mundial Z. Así, pues, el informe no incluye un solo relato o narración lineal, algo típico en otras novelas al uso, sino que pretende recoger el testimonio de diversos personajes que han sobrevivido a la contienda. De esta forma conoceremos de primera mano las experiencias vividas por parte de soldados, políticos y ciudadanos de a pie que narran al técnico/informador sus vivencias a lo largo del conflicto Z, hecho que proporciona a la narración una riqueza y variedad que no poseen otras novelas del género. Además los informes provienen de diversos lugares del mundo, por lo que el estadosunidos-centrismo de otras novelas al uso se desvanece en favor de un relato más universal y proporciona al lector una visión más global del conflicto (una pena, sin embargo, que Brooks no optase por incluir ningún testimonio español en la novela, uno no sabe si porque en la visión planetaria del autor España sucumbía a la hecatombe Z o a la corrupción previa!!). Los informes, además, nos dan una visión de la catástrofe Z desde su etapa inicial hasta el triunfo final humano, mostrando al lector desde el terrorismo de los primeros momentos a la contraofensiva antizombi que llevará a la humanidad a la victoria.

Los zombis que crea Brooks para su novela son de tipo clásico, esto es, no corren ni tienen las capacidades físicas de superhéroes, ni están movidos por una ira sobrehumana, sino que se limitan a moverse torpemente de un lado a otro (recordemos que su carne y sus músculos están en avanzado estado de putrefacción, y su inteligencia, si es que la tienen, está francamente limitada). Hemos de pensar, por lo tanto, que o bien el autor hace una especial cortesía al modelo de zombi establecido por el patriarca Romero, o bien, dentro de la ficción de la novela se deja llevar por un toque de realismo físico. Un aspecto este en el que la novela se diferencia de la película. Olvídense también, por si tienen como referencia el film protagonizado por Brad Pitt, de los extravagantes y furibundos ataques masivos que nos muestra la película, ya que la violencia Z narrada en la novela no lo es tanto ni tan feroz. Así pues, en un ejercicio de originalidad Brooks nos muestra una historia global, primer acierto, narrada desde diferentes puntos de vista, segundo acierto y con un estilo testimonial en el que el autor da paso a los personajes ficticios para que nos narren sus experiencias.

Max BrooksOtro de los aciertos de Brooks es el “realismo” social y político que respira la narración de los acontecimientos. Un ejemplo de ello es la propuesta de defensa y contraofensiva humana llevada a cabo por los Estados supervivientes, en la que la viabilidad pura y dura se impone al humanismo o la compasión. Con esto quiero decir que el lector no debe de esperar ningún grado de humanitarismo en las experiencias ficticias que nos son narradas por parte de los testimonios, sino más bien un realismo feroz y un espíritu de supervivencia pragmática, seguramente una forma realista de narrarnos lo que pasaría en el caso de una hecatombe de este tipo se produjera en nuestro mundo.

Hasta aquí lo bueno, y seguro que me dejo cosas en el tintero. En el lado contrario, el de los yerros, podemos esgrimir que la variedad de testimonios puede provocar, sobre todo hacia el final de la novela, un cierto grado de repetición e incluso hastío, al ser la misma historia a veces narrada desde puntos de vista diferentes. El estilo de la “novela” es, por otra parte, muy agradable de seguir, y es que esta es, como ya sabéis si habéis leído atentamente esta reseña, una suma de relatos cortos entrelazados, que permite que el lector nunca se quede a medias en la narración de una historia en el momento de finalizar la lectura diaria del libro.

Brooks nos presenta, o mejor dicho nos presentaba, una propuesta original sobre una temática que cada vez está más trillada y en algunos casos desvirtuada, proveyendo al lector de género de un suministro de material zombi que le hará disfrutar y que seguro, le dejará con las ganas de ver la película o, si este no es su caso, de engancharse a cualquier otra de las propuestas de lectura Z que devoran, y nunca mejor dicho, nuestra librerías.

Título: Guerra Mundial Z
Autor: Max Brooks
Editorial: Books4pocket
Colección: Narrativa
Formato: tapa blanda bolsillo
Fecha de edición: 2008
Número de páginas: 480
ISBN: 978-8492516087
——

Jorge Pisa Sánchez

Crítica cinematográfica: Paranormal Activity: Los Señalados, de Christopher Landon

pos4074_1El cine comercial que se estrena en las salas de todo el mundo está cada vez más dominado por las producciones norteamericanas. De ellas la mayoría son secuelas, precuelas, remakes, reboots o spin-offs de films de éxito, algo que se centuplica en los casos de los géneros de ciencia-ficción, fantasía o terror donde el continuo estreno de este tipo de “productos franquicia” se impone normalmente al estreno de películas con argumentos originales, un hecho que sin duda va ligado al intento de caminar sobre seguro en el complicado e incierto mundo de la producción cinematográfica.

Un ejemplo de ello nos los muestra la franquicia Paranormal Activity, la cual desde el estreno de la primera entrega en el año 2007, ha conseguido generar tres secuelas oficiales más, al menos dos extraoficiales (una italiana y otra japonesa) y de la que se prevén, al menos, dos continuaciones más. Ahora sin embargo, le llega el momento al primer spin-off de la franquicia con Paranormal Activity: Los Señalados, un intento de rentabilizar y estirar un poco más la idea del mockumentary terrorífico que tan buenos resultados a dado a Paramount. La nueva entrega intenta, además, proveer de un poco más de variedad a la saga, dirigiéndose claramente al mercado latino y cambiando de ambiente, si bien el contexto en el que se mueve la trama es propiamente el de la franquicia.

PATMO_SG_002“Cuando Jesse (Andrew Jacobs) y sus amigos se disponen a comenzar sus vacaciones de verano, el barrio latino donde viven es sorprendido por el asesinato de una vecina conocida por su mal genio y hermetismo. Jesse y Héctor (Jorge Diaz) deciden visitar la casa de la difunta donde tienen una experiencia escalofriante relacionada con la magia negra. A partir de ese momento Jesse habrá sido señalado por una entidad demoníaca y con ayuda de su familia y amigos tendrá que luchar para evitar su posesión a través de aterradoras sesiones espiritistas y conjuros de santería”.

La nueva apuesta de la franquicia se ha dejado en manos de Christopher Landon, guionista y director que conoce bien el producto ya que firmó los guiones de la tercera y la cuarta entrega de la serie y es además responsable del film Burning Palms (2010). La película mantiene el estilo de la franquicia de ser rodado videocámara en mano. La excusa para ello es la cámara que adquiere uno de sus protagonistas y que sirve de encuadre conductor de la trama que en esta ocasión se ha decidido ambientar en el barrio latino de la ciudad californiana de Oxnard.

La voluntad del film, como del resto de la saga, es proveer al público del componente de realidad y de proximidad necesario para meter al espectador en la trama. Aunque si bien en este caso la propuesta puede llegar a impactar en alguna escena, por lo realista y efectista de la misma, no acaba de atrapar al espectador, acostumbrado ya a films del estilo y debido, en parte también, a la lejanía del contexto social en el que está ambientada.

753cb43739c044cf5748dbbc7f9f9fdeLa película está rodada en tonalidades oscuras y/o nocturnas, las necesarias para hacernos sentir el proceso de posesión que sufre el personaje principal. La acción pasa, de esta forma, de un componente testivo y juvenil al principio a unos trazos cada vez más oscuros y satánicos en su tramo final. Todo ello acompañado, claro está, de toda una serie de sustos, unos mejor hallados que otros, que van impresionando cada vez más los sentidos de los espectadores y que nos adentran en el contexto paranormal típico de la franquicia, esto es, fenómenos y ruidos extraños, rituales de magia negra y posesiones que nos conducen a una larga escena final que, y esto si que es un mérito del film, puede llegar a congelar la sangre ya de por sí fría de los fans de la saga y que enlaza, en parte, con lo acontecido en otras entregas.

El casting posee un marcado componente hispano en el cual no destaca ninguna interpretación más que otra ya que el objetivo de la franquicia es darle al film un toque de realidad no adulterada. Si bien la elección “de mercado” convierte la propuesta en algo bastante exótico a las audiencias españolas a lo que se suma su voluntad de no ser aclarativa en relación a lo que está pasando, por lo que el resultado final es el de haber visto una entrega más de la saga y el de haber pasado un mal rato debido a la suma del miedo, la turbación y los sobresaltos que el film contiene.

Por otra parte la filmación, cámara en mano, no atropella al espectador por lo que podemos considerarla como bien realizada y bien integrada en la trama. Así, pues, estamos ante un spin-off de la franquicia Paranormal Activity (no sé con qué posible grado de éxito?) que mantiene al espectador devoto de este tipo de películas enganchado sin acabar nunca de saber por qué pasa lo que pasa, hecho este que lo mantiene descolocado y más receptivo a los efectos generados por la trama.

Un film que, y como aclaración final, se asemeja mucho a lo que podemos ver en una sesión cualquiera de youtube, es decir, videos con un alto (aunque a veces falso) grado de realidad y por ello más cercanos al punto de vista del espectador (sobre todo los más jóvenes). Un producto, pues, fabricado para los fans de la franquicia Paranormal Activity y para los gustosos de los films de estilo mockumentary de terror sin grandes pretensiones. Abstenerse si un caso todos aquellos a los que no les interese el menú.

Título: Paranormal Activity: Los Señalados
Título original: Paranormal Activity: The Marked Ones
Nacionalidad: USA
Director: Christopher Landon
Guión: Christopher Landon
Reparto: Andrew Jacobs, Jorge Diaz, Richard Cabral, Eddie J. Fernández, Kimberly Ables Jindra, Tonja Kahlens
Fecha de Estreno: 1 de enero de 2014
Género: Terror, mockumentary
——

Jorge Pisa Sánchez