Crítica televisiva: Hispania, la leyenda. Capítulo tercero, La muerte de Viriato.

El pasado miércoles 3 de noviembre Antena3 programó, aún en su guerra por la audiencia con la cadena Telecinco, el tercer capítulo de la serie Hispania, la leyenda. En él se ha podido avanzar en la línea de la trama dramática y también, por desgracia, confirmar que la veracidad y el rigor históricos no son los elementos de guía de la serie.

Nos irá, pues, bien un pequeño resumen del argumento. El enfrentamiento entre los rebeldes lusitanos liderados por Viriato y los invasores romanos parece que va en aumento. Viriato y los suyos han castigado al campamento y las tropas romanas utilizando una táctica de guerrilla. Han corrompido la fuente de agua del campamento y han atacado sus avituallamientos. Por lo que Galba, Claudia, Marco y el resto de soldados se han quedado sin agua y casi sin comida, algo que seguro, puede poner nerviosos e intranquilos a los legionarios.

El pretor ha respondido a los ataques de Viriato con el requisición de comida del pueblo lusitano y aumentando la recompensa por la cabeza del rebelde, que ha subido de 300 a 500 denarios. Por su parte la relación entre Galba y su mujer parece que empeora, hecho al que ha ayudado la falta de higiene y de comodidades de Claudia debidas a la escasez de agua en el campamento.

En el poblado lusitano las requisiciones obligatorias de Galba han provocado más enfrentamientos en el Consejo del pueblo. Teodoro ha continuado con los rituales religiosos necesarios para unir en matrimonio a su hija Helena con el rico aristócrata indígena Alejo, lo que ha provocado que aquélla se debata entre sus deberes familiares y su auténtico amor por Viriato, antiguo cabrero de su padre.

Podemos considerar que la trama principal del episodio, la falta de agua y de víveres en el campamento romano, está basada en un sinsentido general. Como en cualquier ciudad, fortaleza o incluso campamento militar las necesidades de agua y de comida son un peliagudo problema, siempre y cuando el acceso a ellas esté impedido por un asedio o por fuerzas enemigas, que no es el caso. En el campamento romano nada priva a los soldados para poder desplazarse a cualquier río, arroyo o pozo de la zona y abastecerse de agua. La excusa de la falta de barriles y recipientes contenedores es muy poco creíble, como también lo es conseguir infectar el agua del río con los cadáveres de dos jabalíes y excrementos de caballo, aunque esto último sea algo necesario para iniciar la trama del capítulo.

Los rebeldes contaminan el suministro de agua del campamento romano

Sin embargo, aunque el planteamiento sea erróneo sí que nos permite ser consciente de que el avituallamiento y la logística del ejército romano, es decir, de grandes cantidades de hombres y animales, siempre fue algo costoso y necesario para alcanzar el objetivo de cualquier campaña militar. Incluso la falta de víveres y de agua, de lideraje en definita, podía acarrear una rebelión entre las propias tropas, cuyas vidas estaban en peligro en territorio enemigo, Por eso la ubicación de un campamento siempre fue algo estratégico. En la península Ibérica existe una ciudad, León, cuyo origen no es otro que el establecimiento de un campamento romano en el lugar, origen compartido con otras muchas ciudades tanto dentro como fuera de la Península, y cuyo propio nombre, León proviene, incluso, del término latín legio, o lo que es lo mismo, legión.

Lo que parece que no avanza es la cuantía de la fuerza rebelde lusitana capitaneada por Viriato. Pensemos que Galba ya habla de él como un gran rebelde, aunque hemos de pensar que Viriato solo tiene cuatro hombres a sus órdenes (y uno de ellos es un traidor). Esta claro que un rebelde de esa categoría, aunque tenga las simpatías de los lusitanos, no podía ser un rival digno para una legión romana. Me imagino que la falta de presupuesto impide a la producción de Antena3 hacer aparecer a más extras y aumentar el número de rebeldes. Hemos de pensar que Viriato fue un gran líder lusitano que se enfrentó a los invasores romanos con una fuerza compuesta, en algunos momentos, por miles de hombres, magnitudes éstas que aún no hemos visto en la serie.

Un acierto, aunque de dimensiones más modestas, es la forma en la que se desarrolla el enfrentamiento entre Viriato y los romanos. Es un enfrentamiento de guerrilla y de emboscadas, nunca una lucha directa. Justamente este fue uno de los aciertos de Viriato en su lucha contra Roma. Viriato desgastó a las tropas romanas en base a pequeños encontronazos y una lucha de guerrilla, ante la cual Roma era incapaz de contraatacar con éxito. Aún así, Viriato también obtuvo grandes éxitos militares contra las fuerzas romanas, a lo que le ayudaba su mejor y más preciso conocimiento del territorio.

Un elemento que no cuadra en demasía es el tema de la recompensa. Algo que parece más sacado de un western o de la historia de Robin Hood. Por cierto, un esquema, este último, en el que se basa la serie, ya que no olvidemos que en el enfrentamiento entre Viriato y Galba parece que el primero representa un comportamiento bondadoso y compasivo, roba a Roma para entregárselo a los “oprimidos lusitanos”, y en el que pretor romano encarna el mal, tomando decisiones crueles e inhumanas para conseguir su objetivo político, que no es otro que el de ascender en su Cursus Honorum, o carrera política en Roma. Una Roma que vuelve a estar presente en el capítulo, sobre todo en la relación entre Galba y su mujer Claudia. Esta última tiene como único objetivo volver a la capital del Lacio y gozar de todas las comodidades y lujos de la metrópolis italiana. La mención de su padre senador, aparece varias veces durante el episodio, siempre como recriminación a la actitud y formas de su marido.

Por lo que respecta a las costumbres religiosas lusitanas en este nuevo capítulo hemos podido ver la recreación de un culto lusitano, el realizado por Teodoro y su familia por la boda de su hija. El ritual realizado está dedicado a la diosa Ataegina, a la que se la ruega en favor de la fertilidad de la unión de Helena y Alejo. El culto a esta diosa estaba muy extendido en los territorio que más tarde formarían las provincias romanas de Lusitania y Bética, y simbolizaba la idea del renacer (la primavera), la fertilidad y la naturaleza. Por desgracia el ritual que vemos en la serie se parece en demasía a un bautizo cristiano, algo que podría ser anacrónico, aunque Teodoro habla de sacrificios y rituales purificadores que tendrían que ver, sin duda, con el animal asociado al culto de esta diosa indígena, la cabra.

El ritual de fertilidad dedicado a la diosa Ataegina

También hemos podido ver un ritual (doble) de incineración por la muerte de algunos lusitanos, uno de ellos más concretamente por el propio Viriato, hecho que da nombre al capítulo. La incineración era el ritual generalizado de enterramiento entre los lusitanos, desde el siglo IV a.C. Durante la incineración se cremaba el cuerpo del difunto y tras la extinción del fuego se recogían los restos de la cremación en una urna que se enterraba, muchas veces, junto a objetos, joyas o armas propias del difunto. En el capítulo del pasado miércoles pudimos ver la primera parte, y la más emotiva, de este ritual, la cremación de las piras funerarias, que estarían acompañadas, al menos en el caso de personajes aristocráticos o importantes del poblado, con desfiles y cánticos, e incluso combates sobre el túmulo en el cual era enterrado el cadáver.

Una imagen del ritual funerario de incineración

Para finalizar solo comentar que, aunque poco desarrollada por los medios propios de la producción televisiva, también hemos sido testigos en la serie del inicio del terror que provocó la resistencia lusitana y celtíbera sobre las tropas y los ciudadanos romanos, los cuales se negarían con el tiempo a enrolarse en los ejércitos de los gobernadores enviados a Hispania, por el miedo que provocaba la resistencia y la valentía indígenas, contra la que chocarían ejércitos romanos enteros en su empeño de conquistar la península Ibérica y sumarla a su imperio.

————————————————–

Escrito por: Jorge Pisa Sánchez

Estreno teatral: Sopar amb batalla, en el Versus Teatre

El Versus Teatre estrena el próximo viernes 5 de noviembre Sopar amb batalla, de Jordi Casanovas, una comedia negra “bélica” que retrata la amistad entre un grupo de amigos y como ésta se puede venir abajo tras una pequeña desavenencia amistosa.

Cris y Dani se quieren. Cris todavía está acabando la carrera de fotografía. Dani es contable en una empresa y lo acaban de ascender. Hace unos meses que viven juntos y han decidido comprarse una casa. Una casita. En las afueras de Barcelona. A él, la ciudad, le marea. A ella le gusta quedar con los amigos. Es una pequeña casa, con habitaciones, lavabos, un pequeño jardín y un comedor y una cocina.

Hoy han invitado a los amigos de ella. La semana que viene, invitarán a los de él. Todo está a punto para celebrar la fiesta de inauguración del piso. Vendrán: Rocío, una amiga de de la infancia de Cris, que se moriría de ganas de cantar a Eurovisión. Gina, nueva amiga de Rocío y ASC en uno geriátrico. Sergio y Clara, que también tienen planeado, comprarse una casa, pero a la Coté de Azur, él acaba de publicar su primera novela, que parece que será un éxito, y ella trabaja de RRPP para una marca de moda finlandesa. Y también vendrá Rafa.

Pero Rafa vendrá con una noticia aterradora, mientras se dirigía hacia la casa ha atropellado a una chica que conocen de cuando iban a la escuela juntos. Esta noticia hará tambalearse todo lo que Dani y Cris dan por hecho en su relación y hará salir todas las verdades que los amigos se habían escondido hasta ahora.

Ésta es una comedia negra donde se podrá reconocer cualquier espectador joven y no tan joven. Todos hemos sufrido las desavenencias con nuestros amigos a partir de las decisiones que hemos tomado en la vida, todos hemos estado en desacuerdo con alguien que se ha tomado las cosas demasiados “a pecho”. Es por eso que este montaje está destinado a un público amplio, con ganas de pasar un buen rato, de reír, y de quedarse helado con algunas de las reacciones de unos personajes con quienes no podrán dejar de empatizar.

Batallerus Teatre
es una compañía joven. Actores acabados de formar. Para muchos de ellos, éste es su estreno profesional, por eso desbordan pasión, ganas de comerse el escenario y una gran complicidad. Son un grupo de jóvenes actores y actrices que hace tiempo que trabaja y se forman juntos, es por eso que conforman una piña que permite poner en marcha un montaje teatral lleno de replicas cortas, de diálogos solapados y conversaciones simultáneas, un montaje eminentemente coral donde cada uno de los siete personajes que la conforman es el protagonista principal.

Sopar amb batalla” se representará en el Versus Teatre del 5 de noviembre al 12 de diciembre del 2010.

Dramaturgia y Dirección: Jordi Casanovas
Intérpretes: Clara Moliné Xirgu, Rocío Arbona, Cristina Serrano, Georgina Latre, Dani Ledesma, Sergio Campoy y Rafa Delacroix
Espacio sonoro: Abel Vernet
Diseño iluminación: Rubèn Taltavull
Caracterización: Myriam Tamisier

Horarios: De martes a sábado a las 21:00 horas y domingos a las 19:00 horas.
Precio: 16 €.

Idioma: catalán
Duración del espectáculo: 90 minutos.

Crítica literària: El Intermediario, de John Grisham

En Joel Backman, es un advocat de les altes esferes que compleix condemna en una presó de màxima seguretat i 14 anys abans de que finalitzi el seu càstig, rep un indult presidencial. El preu que haurà de pagar a canvi de la llibertat serà car: abandonar els Estats Units per sempre i establir la seva residencia a Itàlia amb una nova identitat.

En Backman es un personatge excèntric, malcarat, irònic, valent, i sarcàstic que amb els anys ha aconseguit acumular uns quants enemics dintre del marc polític internacional. Grisham defineix el seu bufet jurídic com “ una espècie de bordell per empreses poderoses i governs estrangers” que també suma un bon cultiu d’amenaces, suborns i altres pràctiques poc legítimes.

Aquest indult polític obligarà al protagonista a fer una immersió accelerada en una llengua i cultura totalment desconeguda. Aprendrà a demanar un caffè, un espresso, un cappuccino, vino, birra, risotto, gelato; será testimoni de les converses sorolloses dels italians en les incomptables cafeteries i restaurants, i passejarem amb ell per els carrers estrets i antics de les ciutats de Treviso i Bolonya tot descobrint les seves basíliques, catedrals, universitats, etc. En algun moment es pot tenir la sensació d’estar llegint una guia turística.

John Grisham

Apart de fer turisme, en J.B. haurà d’estar sempre atent als fantasmes del seu passat que alguns l’observen de lluny i altres el busquen per liquidar-lo en silenci. Una complexa xarxa d’espionatge a nivell internacional amb molts interessos econòmics i polítics es van incorporant progressivament i fins el final. Intentar entendre l’arbre genealògic que comprèn aquesta xarxa pot ser una tasca entretinguda i dificultosa.

El Intermediario (The Broker-2005), s’ajusta perfectament al gènere literari que defineix a l’autor nord-americà John Grisham. Reuneix els elements necessaris per un bon thriller judicial i d’altres afegits que completen aquesta enrevessada trama: suspens, espionatge, traïció, demandes federals, polítics i advocats corruptes, persecucions, la CIA, el FBI, la Casa Blanca, indults polítics, algun suïcidi dubtós, satèl·lits espies, assassinats, Bloody Mary, Vodka…
En aquest llibre John Grisham es descobreix com un apassionat d’Europa, especialment  d’Itàlia, i per el contrari es mostra molt dur i crític amb la seva pròpia nació. Un professor comunista de la Universita degli Studi i amic d’en Joel Backman, opina que “…la societat dels Estats Units està podrida. El Govern es la major de les hipocresies…”. L’autor també sembla desaprovar el cafè, el menjar, les cues, la roba i les presses del seu país. Serà un intent de reduir les milionàries ventes de llibres dintre el seu propi país? O per el contrari, podria ser una estratègia per guanyar ventes entre els milions d’europeus antiimperialistes? Chissà… En tot cas, es un luxe que es pot permetre aquest autor, advocat i polític de professió.

Al lector que li agradi el bon cine americà de suspens i la lectura amb ritme, sens dubte li agradarà El Intermediario.

Títol: El intermediario
Autor: John Grisham
Editorial: Ediciones B
Data de publicació: març 2005
Col·lecció: La trama
Pàgines: 432
——————————————————-
Escrit per: Marilà Lucas Serra

Second chance: El Gran Vázquez, de Óscar Aibar


En los últimos años, la industria del cine ha mostrado cierto interés hacia el cómic, posiblemente por la preocupante falta de argumentos sólidos entre sus guionistas. De esta manera, cada vez se han vuelto más habituales los estrenos cinematográficos basados en historietas, sobretodo adaptaciones de los superhéroes más conocidos. En este país también se han realizado, con mayor o menor éxito, ese tipo de adaptaciones (sin ir más lejos, el año 2003 se estrenaba la primera versión sobre las aventuras de Mortadelo y Filemón, con Javier Fesser al mando). Pero lo que ya no es tan habitual es realizar una película cuyo protagonista no sea un dibujo, sino un dibujante; ése es el caso de El gran Vázquez, el biopic basado en las desventuras del dibujante Vázquez, creador, entre otros, de las hermanas Gilda, Anacleto, agente secreto o la familia Cebolleta una historia que ha llevado a la gran pantalla el director catalán Óscar Aibar (nadie mejor que él, un amante de las viñetas, que ya había hecho sus pinitos en el cómic cinematográfico con la película basada en el cómic Atolladero) y estrenada en los cines el pasado 24 de septiembre.

El gran Vázquez nos transporta a la Barcelona de mediados de los años 60, en una España gris (lo cierto es que la fotografía está muy bien conseguida, con esas tonalidades ocres que crean una atmósfera gastada, rancia) y famélica donde la gente tiene serios problemas para subsistir. En ese marco encontramos a nuestro protagonista, interpretado de forma excelente por Santiago Segura, un caradura real y que trabajaba (poco) en la editorial Bruguera como dibujante de tebeos. Su vida discurre divertida esquivando acreedores, piropeando mujeres, dibujando en los bares y huyendo de la editorial, adonde sólo se acerca para cobrar. Su intención es vivir trabajando lo mínimo indispensable, y utilizar su simpatía para aprovecharse de aquéllos que le rodean, todo un pícaro moderno que recuerda, en cierta manera, la tradicional novela picaresca, como El Buscón de Quevedo o El Lazarillo de Tormes.

Un brillante Segura, presente en la gran mayoría de planos de la película, capitanea el casting, donde encontramos nombres de larga trayectoria cinematográfica, como Álex Angulo (el contable que tratará de poner en vereda al incorregible Vázquez), Enrique Villén (director de la editorial) o Mercè Llorens (la sufrida esposa del dibujante), pero quizás el gran descubrimiento es Manolo Solo, el actor que se mimetiza en la otra estrella de Bruguera, Ibáñez, quien simboliza todo lo que Vázquez detesta: es el trabajador ideal, constante, sin quejarse nunca de las espartanas condiciones impuestas desde la dirección de la editorial, y que protagoniza una bonita historia de amistad con el protagonista.

Aibar nos presenta aquí una buena comedia con ligeros toques dramáticos, como cuando la mujer de Vázquez conoce a la otra familia del dibujante, mujer e hijo, engañados de igual manera que ella. La película destaca por su acertada recreación de la Barcelona de los años 60, y tiene momentos realmente divertidos (la imaginación del dibujante para salir airoso de los aprietos es inagotable). A pesar de ser una película bien resuelta y de tener un interesante argumento (mérito del protagonista, ya que ésta es una historia basada en aquellas anécdotas que explicaba el propio Vázquez como reales) hay algo que chirría de forma ostensible: las animaciones de los personajes no aportan nada a la historia, más bien distraen al espectador con diálogos insustanciales, pero es lo único negativo del film. El resto eclipsa esos pequeños detalles, haciendo que El gran Vázquez sea una divertida biografía de uno de los mejores dibujantes de este país, autor de aquellos personajes que tanto nos hacían reír en nuestra infancia.

Título: El gran Vázquez
Director: Óscar Aibar
Intérpretes: Santiago Segura, Mercè Llorens, Álex Angulo, Enrique Villén
País: España
Duración: 106 minutos

—————————————

Escrito por: Robert Martínez Colomé

Nueva publicación: Cuernos, de Joe Hill

Cuernos (Editorial Suma) es la última novela de Joe Hill. Probablemente, el nombre de este norteamericano no diga nada a la mayoría de lectores, pero si afirmamos que comparte apellido con el maestro de la novela de terror, King, podremos concluir que no escribe novelas románticas, precisamente. Joe Hill, pseudónimo de Joseph Hillstrom King, es hijo de Stephen King, y, aunque durante 10 años se resistió a dar el nombre de su progenitor para así labrarse una carrera como escritor sin las odiosas comparaciones, ahora ya no le importa que se sepa su origen.

Joe Hill

Así, pues, Hill acaba de publicar su segunda novela de terror, Cuernos, que llega tras su debut editorial con El traje del muerto. En esta nueva obra, un hombre se despierta un buen día resacoso tras una noche de juerga, y descubre horrorizado dos cosas: por un lado, unos cuernos diabólicos han crecido en su frente, mientras que, por otro lado, un poder sobrenatural le permite leer los pensamientos más inconfesables de la gente que le rodea.

En Cuernos, Hill se destapa como un maestro del humor negro, e incluso logra que Dios y Satán jueguen en el mismo equipo. El autor define su novela como “tres novelas en una, una historia de terror, con un hombre que se vuelve diablo; una historia del primer amor; y una historia sobre un crimen, de un personaje depravado y perverso”. Tras esta definición, ¿quién puede resistirse a leerla?

Título: Cuernos
Autor: Joe Hill
Editorial: Suma
ISBN: 9788483651902

Precio: 20 €

—————————–

Escrito por: Robert Martínez Colomé

Crítica literaria: Zoombi, El apocalipsis Zombi con Denominación de Origen, de Alberto Bermúdez Ortiz.

Aunque la temática zombi tiene un claro y marcado origen americano, para ser más correctos estadounidense y cinematográfico, era solo cuestión de tiempo para que el asunto de los muertos vivientes traspasara fronteras y se nacionalizara, de alguna forma, para arraigar, cual semilla corrompida, en el espectro creativo de otros países, entre ellos España.

Esto es exactamente lo que ha pasado con la Editorial Dolmen, la cual no tan solo se ha interesado por el género, si no que ha creado una líneaZ, con la que está intentando potenciar la publicación de obras “americanas” y, de forma muy acertada, promover la creación de literatura zombi en tierras hispanas, con una marcada pincelada “made in Spain”. Un ejemplo de esta hornada Z es la publicación de Zoombi, El Apocalipsis Zombi con Denominación de Origen, de Alberto Bermúdez Ortiz.

El libro nos permite “gozar” de una hecatombe zombi aunque lejos de las poblaciones estadounidenses, de las grandes metrópolis y de los enormes y fastuosos centros comerciales. La acción de Zoombi se sitúa en un pequeño pueblo español, en el cual nuestro protagonista tendrá que enfrentarse a un holocausto zombi. Nadie sabe cómo se ha producido, y menos el lector, cuáles son sus causas y menos aún cómo se va a solucionar la debacle. Aún así, los pocos supervivientes se las van a tener que ingeniar para hacer frente a la jauría de muertos vivientes que, como no puede ser de otra forma, sufren de un aterrador apetito de carne humana.

Bermúdez, aunque pueda parecer todo lo contrario, ha creado una obra en clave de comedia. Su principal protagonista es un freaky, un miembro del Núcleo Precognitivo, aquellos adelantados a su tiempo que desde hace tiempo auguraban una catástrofe de este tipo, provocada, por los “experimentos científicos y manipulaciones genéticas incontroladas” a que la sociedad consumista actual se ha aficionado. Gracias a su anticipación y a la suerte en la lotería, ha podido construirse una especie de búnker en su casa y convertirlo en una isla de seguridad y autonomía preparada para resistir el ataque zombi.

Sin embargo, un miembro del Núcleo Precognitivo no puede contentarse con resistir en su madriguera anti Z, sino que tiene la obligación de liderar todos los esfuerzos humanos “nacionales” para imponerse a la amenaza de los apestosos muertos vivientes, para lo cual tendrá que salir al exterior y localizar a la resistencia organizada en el pueblo: un joven policía, una pareja de jubilados y un par de jóvenes mangantes expresidiarios. Con este variopinto grupo nuestro héroe tendrá que organizar la limpieza y defensa del pueblo, ante una amenaza que cada día parece más inminente.

El problema principal, claro está, será el frikismo zombiano que mostrará en todo momento el principal protagonista de la novela, que será además el responsable de la redacción del diario en que se basa la historia. Vecinos zombis violentos e intratables, percepciones fantasiosas de la realidad, un grupo de resistentes faltones y mal avenidos, pocos medios y una voluntad heroica de resistir, bañado todo ello por un gran sentido del humor que nos hará pasar un buen rato con nuestros héroes peninsulares.

Como decía anteriormente, Zoombi se organiza como el diario de un sobreviviente conocedor de la problemática y de los pasos a seguir durante un holocausto zombi, aunque su mente parece que está un poco más allá que aquí. Es así que la diferencia entre la realidad y las percepciones transcritas en su diario producen más de un momento de hilaridad de género en la novela, como el visionado de películas de zombies estudiadas como manuales de supervivencia, la cantidad de errores de principiantes que cometerá nuestro joven protagonista, la relación que se establece entre los miembros de “La resistencia”, la lucha por el poder dentro de ella, e incluso la forma técnica en la que está redactado el Diario (¡con notas a pie de página aclaratorias!), necesaria, según su redactor, para aquellos que la hallen en el futuro.

Alberto Bermúdez Ortiz

Para escribir su aventura hispánica Bermúdez crea un perfil de zombi “hecho a su medida”. Según parece los redivivos mantienen algunas capacidades cerebrales que les permiten actuar en grupo, comunicarse y organizarse en su busca de combustible humano. Además, y no sabemos bien bien  porqué, estos zombis hispanos tienen una peculiaridad que comparten con los vampiros, seguramente uno de sus rivales más poderosos, ya que no pueden resistir la luz diurna, lo que les obliga a realizar sus fechorías durante la noche o en días nublados, a salvo de los traicioneros rayos del sol. ¡¡¡También es mala suerte que esto les pase en un país tan soleado como el nuestro!!!

Nunca sabremos si la crisis es internacional o solo afecta a la península, ya que más que orígenes, causas y acusaciones, a Bermúdez lo que le interesa es describir el día a día, en clave humorística, de un grupo de gente normal (aunque una vez leído el libro uno no sabe si justamente sus protagonistas son “gente normal”) o lo que es lo mismo, como responderíamos cada uno de nosotros, si un día nos despertásemos en medio de una crisis zombi, o de cualquier otro tipo, y no tuviéramos a mano a ninguno de los héroes anti-zombi que acostumbran a dirigir todo el cotarro en las películas de género. ¿Seríamos capaces de sobrevivir?, ¿Sabríamos qué hacer? Y sobre todo, ¿sabríamos qué no hacer?

Gozaremos además de alguna que otra sorpresa final en la trama y de un par de manuales anti-Z que seguro que nos serán muy útiles cuando se produzca una crisis como la descrita en Zoombi, y seamos testigos privilegiados de ese zoo de muertos vivientes que pretenderán destruir todo aquello que nuestra sociedad ha construido y conseguido a los largo de los siglos y que deberemos defender incluso con nuestras vidas. ¡¡Buf!! ¡¡Creo que esto me ha quedado muy americano!! ¡¡Tendré que dejar de ver y de leer tanta película y libro zombi!!

La Resistencia

Es francamente agradable para los degustadores del genero Z poder gozar de una historia de zombis ambientada en nuestro país, en un ambiente y con unas personas cercanas a nosotros, no tan solo geográficamente sino en espíritu, algo que se hecha de menos en la producción internacional (ejem!!! Quiero decir, americana!!). ¿Por qué los zombis siempre atacan en los grandes países, y nunca somos testigos de una amenaza Z en Portugal, Afganistán (pobrecillos, estos ya tiene lo suyo!!) o Andorra (creo que allí ya camina más de uno!!!)?.

Es un acierto, pues, el proyecto iniciado por Dolmen de publicar historias de zombies ambientadas y escritas en territorios y por autores hispanos, para acercarnos un poco más a un género que sigue en boga en la actualidad, y que nos puede aportar agradables experiencias lectoras. Una oportunidad poara cambiar los escenarios de las highways estadounidenses por los caminos de cabra hispanos, algo más propio y más nuestro.

Para finalizar esta reseña solo comentar la carátula del libro: ¡¡Impagable la ilustración de la cabeza de un zombi sujeta a un soporte jamonero!! Que paráfrasis más majestuosamente “horripilante” del argumento del libro.

Para más información: http://www.dolmeneditorial.com/zoombie/

——————————————————–
Escrito por: Jorge Pisa Sánchez