Archivo de la categoría: Cine

Estrenos de cine y críticas de películas.

Crítica cinematográfica: La noche del terror ciego, de Armando de Ossorio

Zombies Made in Spain

La noche del terror ciego” es un caso excepcional en el panorama del fantástico español: no sólo es una de las pocas pelis de zombies que se han realizado en España (género poco explotado y siempre con el gran referente de “No profanar el sueño de los muertos” de Jorge Grau), si no que (fenómeno insólito) generó tres películas más, creando así la conocida como saga de los Templarios (de Amando de Ossorio). El planteamiento es sencillo y a la vez seductor: “pervirtiendo” las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer, “La noche del terror ciego” nos habla de unos templarios del siglo XIII que al volver de viaje por tierras foráneas, traen consigo conocimientos prohibidos y el placer por practicar rituales satánicos (¡no podía faltar el sacrificio de una macizorra!) lo cual provoca que los habitantes del pueblecito portugués de Berzano se harten de ellos y decidan colgarlos. Una vez muertos, los cuervos se dan un festín con sus ojos (de ahí lo del terror ciego). Ya en la actualidad, los templarios reviven para volver a aterrorizar al personal.

Primero de todo hay que aclarar que esta película, como pequeña joya trash que es, merece ser vista con MUCHO cariño para poder apreciar sus miserias y sus bondades. La película está plagada de personajes simplones e incluso directamente chorras (la palma se la lleva el tarado, que no Taradete, de la morgue) y sazonada con historias que no despiertan demasiado interés (un triangulo amoroso de los protagonistas, flashback lésbico incluido, o un erudito en el tema de los templarios atormentado por las actividades delictivas de su hijo macarrilla-marca-paquetón). La dirección (más que torpe y con poco sentido del ritmo) y las actuaciones (entre horribles y risibles) no ayudan demasiado a una historia ya de por sí raquítica (unos muertos se levantan de la tumba y atacan a cualquiera que se cruce por su camino). Pero también hay que reconocer que los templarios se convierten en un enemigo impactante visualmente hablando y que sus apariciones son lo mejor de la cinta. A destacar también el detalle de que su ceguera les obliga a perseguir a sus víctimas a través del ruido (detalle más desarrollado en las siguientes entregas). Hay que reconocerle a Amando de Ossorio la inventiva y los redaños de realizar una película de estas características con cuatro perras y mucha pasión.

En sucesivas entregas continuaremos con la saga de los Templarios. Próximamente… “El ataque de los muertos sin ojos” (título grandilocuente donde los haya).

A destacar: la creación de un icono del terror español, icono bastante olvidado y pendiente de una más que justa reivindicación. Aunque se acaba abusando del efecto, los templarios cabalgando al ralentí es una imagen cautivadora. Sorprende que aún nadie no se haya atrevido a realizar un remake (¿tal vez los yanquis se animen?).

A olvidar: el reparto, a cual más ostiable. Especialmente irritante la escena del maquinista de tren rescatando a una posible víctima.

Si tienes tiempo libre: busca a Amando de Ossorio realizando un cameo como jefe de la estación de tren.
—————————————————-

Escrito por: Nexus6cat


Anuncios

Second chance: El Gran Vázquez, de Óscar Aibar


En los últimos años, la industria del cine ha mostrado cierto interés hacia el cómic, posiblemente por la preocupante falta de argumentos sólidos entre sus guionistas. De esta manera, cada vez se han vuelto más habituales los estrenos cinematográficos basados en historietas, sobretodo adaptaciones de los superhéroes más conocidos. En este país también se han realizado, con mayor o menor éxito, ese tipo de adaptaciones (sin ir más lejos, el año 2003 se estrenaba la primera versión sobre las aventuras de Mortadelo y Filemón, con Javier Fesser al mando). Pero lo que ya no es tan habitual es realizar una película cuyo protagonista no sea un dibujo, sino un dibujante; ése es el caso de El gran Vázquez, el biopic basado en las desventuras del dibujante Vázquez, creador, entre otros, de las hermanas Gilda, Anacleto, agente secreto o la familia Cebolleta una historia que ha llevado a la gran pantalla el director catalán Óscar Aibar (nadie mejor que él, un amante de las viñetas, que ya había hecho sus pinitos en el cómic cinematográfico con la película basada en el cómic Atolladero) y estrenada en los cines el pasado 24 de septiembre.

El gran Vázquez nos transporta a la Barcelona de mediados de los años 60, en una España gris (lo cierto es que la fotografía está muy bien conseguida, con esas tonalidades ocres que crean una atmósfera gastada, rancia) y famélica donde la gente tiene serios problemas para subsistir. En ese marco encontramos a nuestro protagonista, interpretado de forma excelente por Santiago Segura, un caradura real y que trabajaba (poco) en la editorial Bruguera como dibujante de tebeos. Su vida discurre divertida esquivando acreedores, piropeando mujeres, dibujando en los bares y huyendo de la editorial, adonde sólo se acerca para cobrar. Su intención es vivir trabajando lo mínimo indispensable, y utilizar su simpatía para aprovecharse de aquéllos que le rodean, todo un pícaro moderno que recuerda, en cierta manera, la tradicional novela picaresca, como El Buscón de Quevedo o El Lazarillo de Tormes.

Un brillante Segura, presente en la gran mayoría de planos de la película, capitanea el casting, donde encontramos nombres de larga trayectoria cinematográfica, como Álex Angulo (el contable que tratará de poner en vereda al incorregible Vázquez), Enrique Villén (director de la editorial) o Mercè Llorens (la sufrida esposa del dibujante), pero quizás el gran descubrimiento es Manolo Solo, el actor que se mimetiza en la otra estrella de Bruguera, Ibáñez, quien simboliza todo lo que Vázquez detesta: es el trabajador ideal, constante, sin quejarse nunca de las espartanas condiciones impuestas desde la dirección de la editorial, y que protagoniza una bonita historia de amistad con el protagonista.

Aibar nos presenta aquí una buena comedia con ligeros toques dramáticos, como cuando la mujer de Vázquez conoce a la otra familia del dibujante, mujer e hijo, engañados de igual manera que ella. La película destaca por su acertada recreación de la Barcelona de los años 60, y tiene momentos realmente divertidos (la imaginación del dibujante para salir airoso de los aprietos es inagotable). A pesar de ser una película bien resuelta y de tener un interesante argumento (mérito del protagonista, ya que ésta es una historia basada en aquellas anécdotas que explicaba el propio Vázquez como reales) hay algo que chirría de forma ostensible: las animaciones de los personajes no aportan nada a la historia, más bien distraen al espectador con diálogos insustanciales, pero es lo único negativo del film. El resto eclipsa esos pequeños detalles, haciendo que El gran Vázquez sea una divertida biografía de uno de los mejores dibujantes de este país, autor de aquellos personajes que tanto nos hacían reír en nuestra infancia.

Título: El gran Vázquez
Director: Óscar Aibar
Intérpretes: Santiago Segura, Mercè Llorens, Álex Angulo, Enrique Villén
País: España
Duración: 106 minutos

—————————————

Escrito por: Robert Martínez Colomé

Crítica cinematográfica: Machete, de Robert Rodriguez y Ethan Maniquis

Machete” nació primero como un falso tráiler que formaba parte del fallido experimento que fue “Grindhouse”, o que es lo mismo “Planet Terror” más “Death Proof”, películas pensadas para exhibirse conjuntamente pero que tras el batacazo en USA fueron lanzadas independientemente en el mercado internacional. Parece ser que dicho tráiler generó una reacción tan positiva que Robert Rodríguez decidió convertirlo en un largometraje, aprovechando, de paso, que llevaba varios años con la idea en la cabeza.

Machete es un agente federal mexicano el cual cae en desgracia nada más arrancar la historia lo cual le convierte en un ilegal en Estados Unidos, como muchos otros compatriotas suyos. Después de ser engañado para participar en el intento de asesinato de un senador anti-inmigrantes, Machete se convierte en un fugitivo muy cabreado. Y, como os podéis imaginar, que Machete se enfade sólo puede augurar un (desmadrado) festival de violencia. Mezclad esta sinopsis con varios personajes (supuestamente) esperpénticos (una líder pro-inmigrantes con un camión para vender burritos, una agente de inmigración que no quiere traicionar sus raíces mexicanas, un mafioso de la droga con varios kilitos de más,…) y obtendréis como resultado una película llamada “Machete”.

En esta ocasión Rodriguez se ha dejado acompañar en la dirección por Ethan Maniquis (editor de alguna de sus películas) lo que no ha mejorado (ni empeorado) su ya de por sí limitado estilo. Aún entendiendo que buscan recuperar el espíritu gamberro de las pelis cutres setenteras (al igual que “Grindhouse”), esta vez el invento no ha cuajado (“Planet Terror”, mucho más afín al petardeo de aquel tipo de cine, calidad infame de la proyección incluida, era un espectáculo más competente; ¡y además salían zombies!). La película (por extraño que parezca) es más un alegato a favor de los inmigrantes, donde todos los yanquis son unos pendejos racistas, que una historia violenta de venganza y tortazos (¿Robert Rodriguez realizando cine social? Lo que nos faltaba por ver…). La violencia, elemento básico de una peli de estas características, asoma con cuentagotas y el desparrame del final parece que lo haya rodado un becario con resaca (¿cutrez intencionada?). A destacar, eso sí, la gracia torera que tiene Machete para decapitar al personal (¡tres de una tacada, oiga!). Mención honorífica para Robert De Niro por demostrarnos que aún puede deleitarnos con actuaciones más repelentes que las que nos regala en la saga de de “Los padres de él”. ¡Zenkius, Bobby! Y para que conste en acta: sí, el Don Johnson que aparece anunciado es el Don Johnson hortera de los ochenta en un Miami lleno de jacas en bikini. Cómo nos tenemos que ver…

Y al final, ¿qué nos queda? Una película que no acaba de ofrecer todo lo que promete. Y es que como sucede demasiadas veces, el tráiler acaba resultando más interesante que el producto que vende. Lo cual en este caso no deja de tener cierta guasa.

A destacar: Michelle Rodriguez con un parche en el ojo y luciendo palmito. ¡Para levantarse en el cine y aplaudir!

A olvidar: Jessica Alba, Michelle Rodriguez y Lindsay Lohan loquitas por los huesos (sexagenarios) de Danny “Machete” Trejo (tío guaperas donde los haya). Afortunadamente, cada una por su cuenta (¡y riesgo!), excepto la Lohan que se monta un trío aprovechando que su madre también estaba en la piscina. ¡Con un par, Machete!

Si tienes tiempo libre: entretente (vía You Tube) comparando escenas del tráiler falso con las escenas que aparecen en la película. Así entenderás (o no) porque aparece una moto volando sin que nadie se moleste en justificarlo.

Machete Trailer (Grindhouse)
http://www.youtube.com/watch?v=jIV26nu24gw&feature=related

Machete 2010 Trailer
http://www.youtube.com/watch?v=hIxcVzwLR1k

———————————————–

Escrito por: Nexus6cat

Crítica: El Gran Vázquez

“Este es un País de miserables. Nadie hablará de nuestros tebeos, aquí lo único que interesa es que Superman se case o que un autor la palme. Verás cuando me muera. Todos, todos van a decir que ha muerto un genio, el creador de las hermanas Gilda, de Anacleto, de la familia Churumbel, de lo que sea…  Seguro que me dedican una página entera en los periódicos…” Vázquez

Extraído de una introducción de Joan Navarro en el catálogo del XI Salón Internacional de Cómic de Granada.

Hay infinidad de personas que no saben ni quien fue Vázquez en el mundo de la historieta, y eso que está considerado uno de los más grandes del cómic español en el género del humor. Pero habrá muchos menos que no han leído nunca una historieta de Anacleto agente secreto, Ángel Siseñor, la abuelita Paz, los casos del inspector O´Jal, Angelito, o de la familia Cebolleta, entre muchas otras. Efectivamente Vázquez era un genio y cuando murió en octubre de 1995 ocurrió lo que había vaticinado.

Sus personajes, como muchos de otros dibujantes, quedaron antes de tiempo en un segundo plano ante el apabullante éxito de Mortadelo y Filemón de Francisco Ibáñez. Sin embargo la vida que llevó fue digna de una película y esto es precisamente lo que es “El gran Vázquez”.  El primer biopic de un guionista y dibujante español. Algo que seguramente el autor jamás soñó que ocurriera.

Oscar Aibar director de “Atolladero”,“Platillos volantes”,“La máquina de bailar” y antiguo guionista de cómics conoció personalmente al autor cuando trabajaron juntos en la revista Makoki. Afirma que era todo “un hombre de principios”: jamás firmó un contrato de alquiler y dejaba sin pagar múltiples facturas. El empeño de Aibar en llevar a la pantalla al “admirado maestro” ha dado buenos frutos. Una película en que se nota el cariño por el autor que tantas buenas horas nos hizo pasar con su Anacleto o Gu-Gu entre otros, aunque mostrando que fue un moroso y sableador sin demasiados remordimientos. Un vividor: 3 años se pasó de hotel en hotel con Aurora, una de sus mujeres, sin pagar en ninguno.

La película esta ambientada en la Barcelona de los 60 en la época que Manuel Vázquez ya trabajaba para Bruguera y vemos su peculiar estilo de vida. La ambientación de esta Barcelona esta conseguida al plagar las calles de carteles, publicidad, a través de los quioscos, o las calles más pobres llenas de prostitutas. En aquellos años no es que la vida fuese fácil pero Vázquez se las ingenia con morro, estafas y engaños para vivir bien sin tener que pagar mucho. Y en el campo sentimental igual, se podía enamorar aún teniendo ya pareja e hijos con otras. Pero por encima de todo esto cuando se ponía a los lápices sus historias rebozaban esplendor creativo e innovación del encorsetamiento Brugueriano.

El papel del dibujante recae en las manos de Santiago Segura que hace una acertada y comedida interpretación de cómo debía de ser el personaje. Y eso que según sus propias palabras en algunas antiguas fotos ya parecía un calco de Torrente y por algunas antiguas entrevistas en blanco y negro que circulan por ahí. Como muchos el actor también disfruto de pequeño con sus divertidas historietas.

A los que nos gustan los cómics disfrutaremos con la recreación de la redacción de la antigua Editorial Bruguera a escala pequeña con su redactor jefe Rafael González interpretado por el eficiente Enrique Villén y algunos dibujantes, el cajón con los originales… A destacar la interpretación de Ibáñez por Manolo Solo, muy parecida al original físicamente y en la forma de hablar. Aunque hubiese sido un puntazo que de mayor hubiese sido el propio Ibáñez el que se interpretara así mismo. Escobar también se  parece al original. Como siempre Álex Angulo esta genial.

La película es divertida y te hace sonreír sin caer en la carcajada. Es una película agridulce al igual que su vida que estuvo llena de luces y sombras. Se toca muy bien la amargura y rabia del autor de no tener los derechos de sus personajes y ver como eran dibujados por otros sin cobrar un duro. Hay muchas anécdotas que han quedado relegadas porque con él nunca sabías donde empezaba la realidad y la ficción como en el caso de su propio personaje de historieta “los cuentos del Tío Vázquez”. Como bien dice bromeando Julia Galán primero vivía la experiencia y luego hacia el guión. Hay una de bien jugosa en la que Vázquez al volver para su casa se da cuenta de que hay un acreedor esperándole en el descansillo de la misma. El propio dibujante, como no se conocen personalmente, se hace pasar por otro acreedor que espera al moroso. Al cabo del rato al ver que no va a llegar el impresentable bajan los dos al bar y Vázquez encima consigue que le invite a comer. La picaresca fue su estilo de vida.

Es original la animación de sus famosos personajes como Anacleto, Las hermanas Gilda, la familia Cebolleta y su alter ego el Tío Vázquez. Y bueno el detalle del típico color bitono de los primeros tebeos Bruguera. La música de Mastretta recrea el tono de comedia de muchas situaciones. Y los colores apagados recrean ese ambiente triste y serio de la época aunque cuando Vázquez dibuja hay más color. Y es que Vázquez creaba en cualquier lugar menos en el lugar de trabajo. Esto es cierto.

Los 90 fueron duros para él, según Joan Navarro (editor de Glenat). Bruguera había desaparecido, y las cosas no le iban muy bien. Ya apenas existían revistas de humor. Y lo que le publicaba Glenat (gente peligrosa, agente del fisco…) le daba lo justo para ir viviendo. Esto se intuye un poco en el epilogo de la película y te queda la curiosidad por saber si la última y fuerte anécdota del film es cierta o no.

Una película española atípica para descubrir la inusual vida de este genio de la historieta. Ahora con motivo de la misma se han editado varias obras del autor. Lecturas recomendadas: A destacar el magno y recomendadísimo tomo: Lo peor de Vázquez de Glénat, los dedicados por RBA Clásicos del humor a Anacleto, las hermanas Gilda, Angelito, y la familia Cebolleta. También los dos Super Humor de Ediciones B. En octubre aparecerán más novedades editoriales.

Otras curiosidades de la película: En la última escena en que Vázquez abraza a Ibáñez en el Stand de firmas unos 20 de los figurantes son nietos del fallecido autor. Cuando la mujer del dibujante da a luz, el médico que asiste el parto es el autentico hijo (uno de ellos) de Vázquez.

UN POCO MÄS DE HISTORIA

El artista había empezado a publicar en Bruguera en el lejano 1948 con obras como “la mansión de los espectros”. Con un dibujo irreconocible al de su madurez, pero igualmente bueno. Para esta Editorial creó infinidad de portadas y personajes, algunos de muchísimo éxito como los mencionados. Y esto fue así hasta casi su cierre en 1986. También publicó a posteriori en Víbora o Makoki historietas más picantes. Pero mucho antes ya había dibujado historietas eróticas humorísticas con el seudónimo de Sappo pero con su estilo altamente reconocible. En la etapa posterior al cierre de Bruguera colaboró en varias editoriales regalando autenticas perlas de autor ya consagrado.

El mismo se hizo una leyenda dibujándose a si mismo y creando “los cuentos del Tío Vázquez”. En los que aparecía como un sableador, liante, jugador profesional del Bingo, amante de la belleza femenina (los que le conocieron afirman que les podía soltar alguna gorda a cualquier chica guapa pero con una gracia tan natural que estas no se enfadaban… se sonreían…) No en vano se dice que estuvo casado con siete mujeres y tuvo once hijos. Su propio hijo en una reciente entrevista en La Contra de La Vanguardia cuenta lo siguiente de cuando vivían juntos: “Trajo a casa una novia de 18 años, casi de mi edad, y me encantaba besarla por la mañana: ¡qué bien olía!”

——————————————-

Escrito por: Taradete

Publicado originalmente en: El rincón del taradete

Crítica: Los mercenarios, de Sylvester Stallone

El titulo es suficientemente explicativo: un grupo de hombres se dedica a realizar peligrosas misiones en cualquier lugar del mundo por dinero, pero el único aliciente de esta película es ver juntos a diversos action heroes de varias décadas.

Si “los mercenarios” se hubiese rodado en los ochenta y sin la presencia de Stallone lo más seguro es que habría ido a parar directamente a las estanterías de los videoclubs. Ya no estamos en los ochenta y además esta película no tiene el tipo de “guerra aventurera limpia” que tenían las antiguas de Rambo , Comando o similares. En estas había guerra, tiros y muchas muertes, pero no era una violencia muy desagradable, desproporcionada y pasada de vueltas como en Los mercenarios. Las escenas de acción en cualquier entrega de la serie de Rambo estaban bien planificadas, coreografiadas y filmadas, en “Los mercenarios” no.

Stallone tiene el mérito de con más de sesenta años haber resucitado a Rocky y el citado Rambo y salir airoso. En el caso de Rambo podría parecer que es igual que Los mercenarios pero no es así. Con Rambo tenías ganas de saber que había ocurrido con él en todo este tiempo, como vivía… Las escenas de acción también eran de violencia desagradable pero te emocionaba ver aparecer a Rambo cuando menos te lo esperabas y disfrutabas con ese personaje parco que Stallone interpreta a la perfección. En Los Mercenarios no te reencuentras con ningún viejo conocido y eso merma, pero además todos los personajes son planos, salvo sus cuerpos.

Se salva de la quema la escena del inicio del rescate de los piratas y un curioso y breve plano en que Stallone se pone bocabajo para disparar y la cámara gira a la vez enfocando al blanco. Todas las demás escenas de acción esta rodadas de forma nada clara y ¡sólo hay eso!. En la nueva del Equipo A, siendo también mercenarios, a parte de la acción  y humor conseguían crear algo de simpatía por los nuevos personajes. En los mercenarios sólo hay testosterona, ostias, machos men y alguna frase lapidaria sin gracia. Todo es previsible. Salvo alguna conversación con redecillas previa al plan.

A destacar la interpretación y el aspecto físico de Mickey Rourke y sobre todo de Dolph Lundgren
que da auténtico miedo. Incluso Stallone con esas cejas que parecen pintadas con un plastidecor negro.

Evidentemente es antológica y disparatada la escena en que se juntan por primera vez en la pantalla grande Bruce Willis, Stallone y Schwarzenegger . Las puyitas entre los dos últimos están bien y ver a Bruce Willis amenazando al mismísimo Sly no tiene precio. Costo lo suyo rodar esa escena ya que Schwarzenegger
es gobernador y nunca cuadraban las fechas de rodaje.

El final de vuelta al Bar de reunión es de lo más inverosímil que se ha visto en años.

Siempre he sido un fan de Sylvestre Stallone pero esta vez no. Esta es una película muy floja.

———————————————

Escrito por Taradete.

Critica: Origen, de Christopher Nolan

Carátula del film

Cada verano nos encontramos con la misma historia en los cines: pocos estrenos destacables, alguna película infantil, mucha película mediocre y algún que otro blockbuster con exceso de testosterona copan las pantallas del país. Por ello, es de agradecer que también en esta época del año se estrenen títulos tan inclasificables como Origen: a falta de mejores opciones, podemos catalogarla como uno de esos estrenos blockbuster que arrasará entre el público, aunque lejos de la extrema violencia (algo hay) de otras cintas.

La película parte de una, aparentemente sencilla, premisa: la posibilidad de entrar en los sueños de la gente con el fin de manipularlos, ya sea para robar ideas del soñador o para inculcarle otras que cambien sus conductas. Para ello nos situamos en un futuro donde es posible contratar a un grupo de mercenarios, capitaneados por un atormentado Leonardo DiCaprio, quien interpreta al experto encargado de colarse en los sueños de sus víctimas y conseguir su objetivo a cualquier precio. La existencia del protagonista cambiará a raíz del encargo que le hará un empresario ávido de éxito y sin escrúpulos, y que será el único que le podrá permitir regresar a su antigua vida.

Origen es una película de difícil clasificación: es un thriller enmarcado dentro de un contexto de ciencia-ficción. Para lograr esa dualidad con éxito, nadie mejor que Christopher Nolan, publicitado desde el póster de la película como el director de El caballero oscuro, pero a quien debemos otra obra maestra del cine contemporáneo como es Memento, filme en el que jugaba con la pérdida de memoria y los recuerdos inconexos, consiguiendo una asfixiante atmósfera en la que se hacía imposible discernir entre realidad y falsos recuerdos. Argumentalmente impecable, Nolan logra crear una película compleja, donde consigue encadenar un sueño dentro de otro, y que a su vez se encuentra dentro de otro, logrando seducir al espectador, atrapado no sólo por sus giros argumentales, sino sobretodo por la belleza de sus imágenes: la película realiza un nuevo giro de tuerca en el mundo de los efectos especiales, y por ello será recordada, ya que será difícil olvidar, por ejemplo, las calles que se doblan sobre sí mismas o las peleas desafiando las leyes de la gravedad, luchas que a su vez están magistralmente sincronizadas con las diferentes acciones de cada uno de los sueños paralelos.

Buena parte del éxito de Origen radica en la perfecta elección de sus protagonistas, aunque son 3 los actores que debemos destacar: Ellen Page es todo un descubrimiento en la película, magnífica en el papel de la arquitecta de los sueños, una joven en la que confluyen a partes iguales aparente fragilidad, belleza e inteligencia; Marion Cotillard es la femme fatale capaz de desestabilizar la profesionalidad del protagonista, interrumpiendo la actuación del grupo en los sueños en los que se inmiscuyen; y por último encontramos un Leonardo DiCaprio totalmente alejado de la imagen dulce y adolescente que lo consagró hace más de una década: aquí es el experto en entrometerse en los sueños, aunque su oscuro pasado le persigue en momentos cruciales, dificultando su trabajo. Por último, de entre los actores presentes en la película, cabe destacar la presencia de Michael Caine con un breve papel, el del padre del protagonista, y es que siempre es de agradecer encontrar a Caine en un filme.

Por todo ello, Origen es una de las mejores opciones para pasar el calor estival, por no decir la mejor, la imaginación que destilan tanto su alambicado argumento como sus soluciones visuales lo avalan, y se postula como una de las películas más importantes de la ciencia-ficción de los últimos tiempos.

Título:
Origen / ‘Inception’
Director: Christopher Nolan
Intérpretes: Leonardo DiCaprio, Ken Watanabe, Joseph Gordon-Levitt, Marion Cotillard, Ellen Page, Cillian Murphy, Michael Caine
País: Estados Unidos / Alemania
Duración: 148 minutos

IV Mostra de cinema àrab i mediterrani de Catalunya

La IV MOSTRA DE CINEMA ÀRAB I MEDITERRANI DE CATALUNYA arriba a Sant Feliu de Llobregat el pròxim 16 de desembre. La mostra obre una finestra a la cinematografia algeriana amb la projecció de cinc títols d’aquest país

La cita catalana amb la filmografia àrab arriba a la seva quarta edició amb renovats suports institucionals i civils, al mig d’una conjuntura especialment crítica pel que respecta al finançament d’activitats culturals i de cooperació. Del 16 al 19 de desembre de 2010, la Mostra de Cinema Àrab i Mediterrani de Catalunya projectarà deu títols de ficció i documentals compromesos amb la realitat que envolta els seus realitzadors, apropant al nostre país produccions de difícil cabuda als circuits comercials. La mostra, sense caràcter competitiu, està organitzada per l’ONG Sodepau i el Cinebaix (amb la col·laboració del prestigiós Festival de Beirut “Ayam Beirut Al Cinema’iya”) i vol afavorir un intercanvi professional i cultural entre cineastes, a la vegada que trencar els tòpics sobre el món àrab.

Algèria serà el país convidat a mostrar a Sant Feliu el millor de la seva recent filmografia. La selecció inclou dos títols de ficció, Harragas (2009, Merzak Allaouache) i Dernier maquis (2008, Rabah Ameur-Zaïmeche) i tres documentals, Lettre à ma soeur (2008, Habiba Djahnine), Frantz Fanon. Memoire d’asile (2002, Abdenour Zahzah) i China is still far (2009, Malek Bensmaï).

Aquí teniu un avançament de la programación de la mostra.

Harragas (2009, Merzak Allaouache)
Harragas, dirigida per Merzak Allouache, reflecteix el drama de la immigració i dels que arrisquen les seves vides creuant en patera des de les costes magrebines cap a les espanyoles. Protagonitzada per Nabil Asli, va guanyar la Palmera de oro al Festival de València el 2009.

Dernier maquis (2008, Rabah Ameur-Zaïmeche)
Dernier maquis, de factura franco-algeriana i dirigit pel cineasta Rabah Ameur-Zaimeche, és l’últim capítol del tríptic sobre la immigració format per Wesh Wesh, qu’est-ce qui se passe? i Bled Number One.
Lettre à ma soeur (2008, Habiba Djahnine)
Lettre à ma soeur és un documental signat per la realitzadora Habiba Djahnine, amb el qual vol donar una resposta impossible a la seva germana assassinada. “És una manera d’explicar el que ha passat des de fa deu anys. Vull tornar sobre els llocs per veure el que ha estat de Tizi-Ouzou i la gent que coneixia i amb la qual militava. Vull preguntar-los per què l’assassinat i la massacre de civils han estat l’única resposta al conflicte d’Argèlia. Per què el diàleg s’ha fet impossible?”

Frantz Fanon. Memoire d’asile (2002, Abdenour Zahzah)
Frantz Fanon. Memoire d’asile és un retrat del psiquiatra i teòric revolucionari Frantz Fanon, nascut el 1925 a Martinica, resistent al petainisme colonial, escriptor i posteriorment ambaixador de la República Algeriana a l’Àfrica Negra. Personatge emblemàtic dels anys 60 i 70, denunciant amb passió el racisme i el colonialisme. Va ser admirat pels Black Panthers, els joves revolucionaris del Tercer Món i d’Europa.

China is still far (2009, Malek Bensmaï)
Una mirada nostàlgica que recorda la batalla algeriana per la seva independència, fa cinquanta anys. El director Malek Bensmaï visita un poble petit al camp algerià, entre un oasi i una estepa, descrit com el ‘bressol de la Revolució’. Filmant els habitants actuals i la quotidianitat del lloc, aprofundeix en el seu passat, desenterrant un tapís fascinant d’històries que reflecteixen la lluita algeriana per definir un futur, a la vegada que assimilen el tumultuós llegat del seu passat.

INFORMACIÓ D’INTERÈS

DATES: Del 16 al 19 de desembre de 2010
LLOC: Cinebaix (C/ Joan Batllori, n. 21. Sant Feliu de Llobregat – Barcelona)
COM ARRIBAR-HI: RENFE, parada Sant Feliu de Llobregat (línia R4).
PREUS: Preu de cada sessió: 4 euros (2 euros per als socis del Club TR3SC).
Abonament: 15 euros (10 euros per als socis del Club TR3SC). Entrada gratuïta per als socis de CineBaix i Sodepau

Més informació: http://www.comedia.cat/ca/comediateca/iv-mostra-de-cinema-arab-i-mediterrani-de-catalunya