Archivo de la etiqueta: Harry Dean Stanton

Crítica cinematográfica: Siete psicópatas, de Martin McDonagh

Siete_psicopatas_00

El temor del creador a la página en blanco ha servido, paradójicamente, como inspiración a numerosos autores que han visto en esa situación angustiosa, en la alarmante falta de ideas, el origen perfecto para desarrollar una historia protagonizada por un escritor en apuros. En Siete psicópatas encontramos a un guionista con esos mismos problemas, Marty, a quien las musas han abandonado no sin antes regalarle un título que él mismo considera genial a pesar de no tener nada que ver con sus intenciones primigenias –esos asesinos no son los mejores aliados para realizar una historia pacifista–. Sin embargo, Marty no estará solo en esta empresa: Billy, su amigo del alma, un actor fracasado que gana unos dólares secuestrando a perros junto a Hans, intentará proporcionarle un buen argumento para que triunfe en la industria cinematográfica, al mismo tiempo que el grupo deberá escapar de Charlie, un gánster sanguinario que ha perdido a su pequeño Shih Tzu y hará cualquier cosa por recuperarlo.

Siete psicópatas es el segundo largometraje del dramaturgo angloirlandés Martin McDonagh (debutó en 2008 con Escondidos en Brujas, también protagonizado por Colin Farrell), una divertidísima comedia basada en el humor negro y la violencia desmesurada que se inicia como un homenaje a las películas con asesinos a sueldo, pero que muy pronto se transforma en una acertada reflexión sobre la violencia en el cine y los muchos tópicos que aparecen invariablemente en ese tipo de películas –desde la presencia de mujeres-florero como simples partenaires del protagonista a las inevitables localizaciones en el desierto, ideales para el cara a cara final de cualquier film sobre venganzas–, sin olvidar incluir referencias a las buddy-movies en las que la amistad prevalece por encima de cualquier dificultad –Billy ofrecerá la mejor historia a su amigo, y mostrará sus mejores intenciones al preocuparse por la afición de Marty a la bebida–. Y todo ello en un ejercicio malabarista de cine dentro del cine, con unos personajes que saltan de las páginas del guión para convertirse en una amenaza real a los protagonistas.

Colin Farrell, Sam Rockwell y Christopher Walken discuten en un fotograma de la película
Colin Farrell, Christopher Walken y Sam Rockwell discuten en un fotograma de la película

Así, McDonagh muestra cómo la violencia se puede transformar en diversión perversa en esta película juguetona pensada hábilmente para sorprender al espectador en todo momento –cuando el film corre el peligro de tomarse demasiado en serio a sí mismo, el director se saca un as en la manga para romper ese clima y provocar grandes carcajadas–, un excelente puzle en el que todo encaja con exquisita precisión, con unos diálogos brillantes herederos de Quentin Tarantino, situaciones salvajes en las que no faltan grandes dosis de sangre y un reparto eficaz en la difícil misión de no caer en la caricatura excesiva, encabezado por Colin Farrell y Sam Rockwell en los papeles protagonistas, y a quienes acompañan un inquietante Christopher Walken, un Woody Harrelson autoparódico y un melancólico Tom Waits siempre ensimismado en su inseparable conejo.

Título: Siete psicópatas
Director: Martin McDonagh
Intérpretes: Sam Rockwell, Colin Farrell, Abbie Cornish, Christopher Walken, Harry Dean Stanton, Kevin Corrigan, Woody Harrelson, Michael Pitt, Michael Stuhlbarg, Gabourey Sidibe, Zeljko Ivanek, Tom Waits, John Bishop, Olga Kurylenko, Christine Marzano
Guión: Martin McDonagh
Música: Carter Burwell
Año: 2012
Duración: 110 minutos

____________________
Escrito por: Robert Martínez Colomé

Estreno cinematográfico: Un lugar donde quedarse, de Paolo Sorrentino

El próximo 11 de mayo se estrena Un lugar donde quedarse, una historia de venganza en la que su extravagante protagonista intentará acabar el trabajo iniciado por su padre, una película presentada en el pasado Festival de Cannes, dirigida por Paolo Sorrentino y que cuenta con Sean Penn, Frances McDormand y Judd Hirsch en los papeles principales.

Fotograma de la película

Cheyenne es una decrépita estrella del rock gótico que, retirada en Dublín, vive de los derechos de autor de sus antiguas canciones. A la muerte de su padre, con quien no se hablaba desde hacía 30 años, decide abandonar su dorado retiro irlandés y regresar a Nueva York, donde descubrirá la obsesión que atormentaba a su progenitor: pretendía vengarse de un criminal de guerra nazi refugiado en los Estados Unidos, un hombre que lo humilló cuando se encontraba preso en un campo de concentración. Tras esta revelación, Cheyenne decide continuar con la búsqueda que no pudo completar su padre.

Paolo Sorrentino (Las consecuencias del amor) dirige Un lugar donde quedarse, un film centrado en los intentos del protagonista por encontrar al hombre que torturó a su padre muchos años atrás, una película en la que Sean Penn (El árbol de la vida) interpreta a ese músico que parece un clon del líder de The Cure, Robert Smith. Frances McDormand (Quemar después de leer), Judd Hirsch (Una mente maravillosa), Eve Hewson (The 27 Club), Heinz Lieven (The Final Fax) y Kerry Condon (La última estación) completan el reparto.

Un lugar donde quedarse se estrenará en nuestros cines el 11 de mayo de 2012.

Título: Un lugar donde quedarse
Título Original: This Must Be the Place
Género: Drama, Thriller
Nacionalidad: Italia, Francia, Irlanda
Año: 2011
Duración: 118 minutos
Director: Paolo Sorrentino
Guión: Umberto Contarello, Paolo Sorrentino
Intérpretes: Sean Penn, Frances McDormand, Judd Hirsch, Eve Hewson, Heinz Lieven, Kerry Condon, Harry Dean Stanton, Joyce Van Patten, David Byrne, Olwen Fouere, Shea Whigham, Liron Levo, Simon Delaney