Archivo de la etiqueta: Frances McDormand

Estreno cinematográfico: Moonrise Kingdom, de Wes Anderson

El próximo 15 de junio llega a nuestros cines Moonrise Kingdom, una fábula sobre la preadolescencia en la que dos niños enamorados deciden escaparse de su pequeño pueblo, una comedia romántica dirigida por Wes Anderson y protagonizada por Jared Gilman y Kara Hayward.

Fotograma de la película

Sam y Suzy son dos niños de doce años que viven en una isla de la costa de Nueva Inglaterra; a pesar de que sus realidades son muy distintas –él es un boy scout huérfano, ella es la hija de una familia acomodado–, ese verano de 1965 su amistad se afianza hasta transformarse en amor. Así, y tras sellar un pacto secreto entre ambos, deciden escaparse de sus hogares para iniciar una aventura que los llevará a explorar terrenos hasta entonces desconocidos para ellos. Mientras tanto, los líderes del pueblo sospechan que su misteriosa desaparición se debe a que los muchachos han sido secuestrados, y por ello inician su búsqueda desesperada. Sin embargo, una violenta tormenta hará que la misión no resulte tan sencilla como creían.

Moonrise Kingdom es la nueva propuesta del norteamericano Wes Anderson (Fantástico Sr. Fox), una delicada historia sobre el primer amor protagonizada por los niños Jared Gilman y Kara Hayward, a quienes acompañan un excelente grupo de actores, entre los que destacan Bill Murray (Viaje a Darjeeling), Frances McDormand (Un lugar donde quedarse), Bruce Willis (Los mercenarios), Jason Schwartzman (Hotel Chevalier), Edward Norton (El increíble Hulk) y Harvey Keitel (A un paso de la muerte), entre otros.

Moonrise Kingdom se estrenará en nuestros cines el 15 de junio de 2012.

Título: Moonrise Kingdom
Género: Comedia romántica
Nacionalidad: USA
Año: 2012
Duración: 94 minutos
Director: Wes Anderson
Guión: Wes Anderson, Roman Coppola
Intérpretes: Jared Gilman, Kara Hayward, Bruce Willis, Jason Schwartzman, Edward Norton, Bill Murray, Tilda Swinton, Frances McDormand, Harvey Keitel, Owen Wilson, Bob Balaban, Chandler Frantz, James Wilcox, Gabriel Rush, Lucas Hedges

Estreno cinematográfico: Un lugar donde quedarse, de Paolo Sorrentino

El próximo 11 de mayo se estrena Un lugar donde quedarse, una historia de venganza en la que su extravagante protagonista intentará acabar el trabajo iniciado por su padre, una película presentada en el pasado Festival de Cannes, dirigida por Paolo Sorrentino y que cuenta con Sean Penn, Frances McDormand y Judd Hirsch en los papeles principales.

Fotograma de la película

Cheyenne es una decrépita estrella del rock gótico que, retirada en Dublín, vive de los derechos de autor de sus antiguas canciones. A la muerte de su padre, con quien no se hablaba desde hacía 30 años, decide abandonar su dorado retiro irlandés y regresar a Nueva York, donde descubrirá la obsesión que atormentaba a su progenitor: pretendía vengarse de un criminal de guerra nazi refugiado en los Estados Unidos, un hombre que lo humilló cuando se encontraba preso en un campo de concentración. Tras esta revelación, Cheyenne decide continuar con la búsqueda que no pudo completar su padre.

Paolo Sorrentino (Las consecuencias del amor) dirige Un lugar donde quedarse, un film centrado en los intentos del protagonista por encontrar al hombre que torturó a su padre muchos años atrás, una película en la que Sean Penn (El árbol de la vida) interpreta a ese músico que parece un clon del líder de The Cure, Robert Smith. Frances McDormand (Quemar después de leer), Judd Hirsch (Una mente maravillosa), Eve Hewson (The 27 Club), Heinz Lieven (The Final Fax) y Kerry Condon (La última estación) completan el reparto.

Un lugar donde quedarse se estrenará en nuestros cines el 11 de mayo de 2012.

Título: Un lugar donde quedarse
Título Original: This Must Be the Place
Género: Drama, Thriller
Nacionalidad: Italia, Francia, Irlanda
Año: 2011
Duración: 118 minutos
Director: Paolo Sorrentino
Guión: Umberto Contarello, Paolo Sorrentino
Intérpretes: Sean Penn, Frances McDormand, Judd Hirsch, Eve Hewson, Heinz Lieven, Kerry Condon, Harry Dean Stanton, Joyce Van Patten, David Byrne, Olwen Fouere, Shea Whigham, Liron Levo, Simon Delaney

Crítica cinematográfica: Transformers: El lado oscuro de la Luna, de Michael Bay


Con la llegada del verano se estrenan en nuestras pantallas las grandes superproducciones norteamericanas, aquéllas que invitan a refugiarse del sofocante calor en un cine armados de palomitas y refrescos. Una de las más esperadas este año es Transformers: El lado oscuro de la Luna, la tercera entrega de la conocida saga de robots que luchan por salvaguardar la paz en la Tierra, un producto que mantiene la firma del director Michael Bay y a Shia LaBeouf encabezando el reparto.

Tras lograr restablecer la paz en el mundo, nuestros protagonistas se enfrentan a otro tipo de tareas: los Autobots, al servicio del gobierno norteamericano, protagonizan pequeñas misiones en zonas de conflictos, mientras que Sam Witwicky centra todos sus esfuerzos en encontrar un trabajo a su medida, una tarea ardua e incomprensible para quien ha salvado el mundo en dos ocasiones. Pero pronto esa tranquilidad se verá interrumpida por un hecho que tiene su origen en la carrera espacial de los años 60 entre EE UU y la URSS, tiempos de guerra fría: una nave Autobot estrellada entonces en el lado oscuro de la Luna hará que la guerra entre Autobots y Decepticons se reabra en la actualidad.
Una vez más, se nos presenta aquí una conocida historia donde la lucha entre el bien y el mal es la protagonista absoluta, donde la acción, la ambición y la traición se erigen como los elementos fundamentales. En este sentido, Transformers: El lado oscuro de la Luna no sorprenderá, ya que sigue los patrones típicos de este tipo de films: el joven héroe ninguneado por las autoridades, la hermosa muchacha que sin quererlo termina metiéndose en la boca del lobo, la fidelidad entre viejos amigos, pequeños apuntes de humor, algún que otro momento emotivo, discursos grandilocuentes y, por supuesto, valerosos soldados norteamericanos dispuestos a morir si de esta manera consiguen salvaguardar las libertades de los humanos.

Como en otras películas de índole similar, el argumento suele estar al servicio de la espectacularidad de las escenas de acción, escenas en las que Michael Bay ya ha demostrado su talento con anterioridad, y de las que aquí van más que sobrados (en especial en la segunda parte del film): a lo largo de todo el metraje se suceden carreras en coches que al instante se transforman en guerreros, trepidantes escenas de acción (algunas tan rocambolescas e inverosímiles que, sin pretenderlo, arrancan la sonrisa del espectador), luchas entre gigantescos robots, etc., en un pantagruélico despliegue de efectos especiales que logran retos tan difíciles como el de presentar la ciudad de Chicago al borde del apocalipsis (impresionante las imágenes en que se desploma un acristalado rascacielos con los protagonistas en su interior), un despliegue de tal magnitud que consigue que, en los últimos 60 minutos, la batalla final no dé tregua al espectador. Además, para ofrecer una mayor espectacularidad, y con toda seguridad para sacar un mayor rendimiento a la inversión efectuada, la película se presenta en 3D, una opción que enaltece el trabajo de los efectos creados por ordenador. Sin embargo, uno no puede evitar preguntarse si más de dos horas y media no es una duración un tanto exagerada para cualquier tipo de película, incluida ésta.
Shia LaBeouf y Rosie Huntington-Whiteley, en una imagen de la película

Shia LaBeouf vuelve a interpretar al joven Sam Witwicky, a quien, en esta ocasión, han cambiado de partenaire: los enfrentamientos de Megan Fox con el director provocaron su desaparición en esta producción, así que ha sido sustituida por Rosie Huntington-Whiteley, una modelo inglesa de labios sensuales y voluptuosas curvas que aquí hace su primera incursión en el cine y que promete hacer olvidar a la antigua compañera de clase de Witwicky. Por otro lado, Patrick Dempsey es el villano que se interpondrá en el camino de los héroes. Ellos, y por supuesto los robots, son los completos protagonistas del film; con todo, entre el amplio reparto cabe destacar el acierto de incluir reputados nombres del cine independiente: John Malkovich, Frances McDormand y John Turturro, como si de una película de los Cohen se tratara, aportan su reconocido talento a la película interpretando personajes cómicos, próximos al histrionismo.

Recomendar una película de las características de Transformers: El lado oscuro de la Luna, un producto pensado para arrasar en taquilla, es una tarea baladí, ya que en estos días de canícula estival no hay nada mejor que arrellanarse en la butaca de un cine a disfrutar de un film sin más pretensiones que la de entretener al personal, algo que sin duda consigue. Así, pues, aquellos espectadores adictos a la acción y a los efectos especiales no se la deberían perder. No saldrán defraudados.

Título: Transformers: el lado oscuro de la Luna / Transformers: Dark of the Moon
Director: Michael Bay
Intérpretes: Shia LaBeouf, Rosie Huntington-Whiteley, Josh Duhamel, Ken Jeong, Hugo Weaving, Tyrese Gibson, Patrick Dempsey, John Malkovich, Leonard Nimoy, Alan Tudyk, Frances McDormand, John Turturro, Peter Cullen, Frank Welker, Tom Kenny
País: EE UU
Duración: 155 minutos
Distribuidora: Paramount

____________________
Escrito por: Robert Martínez Colomé