Archivo de la etiqueta: Paramount Pictures

Crítica cinematográfica: Terminator: Génesis, de Alan Taylor

TERMINATOR_GENESIS-posterNo es ninguna novedad que el cine americano se nutre cada vez con más frecuencia de actualizaciones, versiones y reboots de antiguas franquicias que se habían quedado, más o menos apolilladas, en los estantes de las grandes productoras esperando el momento idóneo para su regreso. Si Poltergeist decepcionaba por su excesivo respeto al canon y Mad Max: Furia en la Carretera maravillaba por saber llevar más allá el espíritu de la saga, Terminator era un caramelo que solo requería que Arnold Schwarzenegger decidiera volver a encarnar a uno de sus personajes de mayor éxito en las pantallas.

Finalmente Schwarzenegger se ha decidido y el resultado es Terminator Génesis, un film que ha sabido dar un paso adelante en la franquicia con una trama de acción que seguro que no desagradará a sus fans.

“Cuando John Connor (Jason Clarke), líder de la resistencia humana, envía al sargento Kyle Reese (Jai Courtney) al año 1984 para proteger a Sarah Connor (Emilia Clarke) y salvar el futuro, un inesperado giro de los acontecimientos crea una línea temporal fracturada. Ahora, el sargento Reese se encuentra en una versión nueva y desconocida del pasado, donde descubre aliados insólitos, como el Guardián (Arnold Schwarzenegger), nuevos y peligrosos enemigos, y una misión nueva e inesperada: reconfigurar el futuro…”

Terminator Génesis es un acierto en el desarrollo de una franquicia que con su tercera y cuarta partes, esta última incluso sin la presencia física de Schwarzenegger, daba la sensación de estar entrando en una fase de obsolescencia. La nueva entrega de Terminator parece revivir la franquicia y darle a la idea un giro que seguro que alegrará a la mayoría del público. Y todo ello nace de la idea de desarrollar algo más el tema de los viajes en el tiempo y las paradojas que estos pueden provocar en un argumento ya conocido por todos y establecido en su canon.

De esta forma, aunque en un principio la trama parece que sigue las reglas argumentales de la saga, tras el primer viaje en el tiempo veremos brillar la audacia de los guionistas que se apropian de la esencia de Terminator, esto es, de toda la franquicia cinematográfica, y se dedican a jugar con ella para recrear una historia en la que al espectador le costará avanzarse al propio desarrollo del argumento y en la que se le hará dudar sobre las motivaciones de los personajes y la capacidad de los protagonistas para poder modificar el futuro funesto de la humanidad.

Terminator genesis
Los guionistas, Laeta Kalogridis y Patrick Lussier, de la mano de la dirección de Alan Taylor, con gran experiencia en la realización de series  televisivas, nos han preparado un cóctel que transita y juega con todos los momentos de la saga y en el que veremos a los diversos modelos Terminator conocidos, los famosos T-800 y T-1000, y evidentemente alguno más. La entrega nos presenta, asimismo, a todos los personajes principales de la saga, incluyendo a Sarah Connor, a Kyle Reese y a John Connor. Como os he comentado, el film representa una tentativa de reactivar la franquicia repasando todos lo datos a tener en cuenta. Y la película lo hace de una forma que sorprende, con motivo, al público.

Por lo que respecta a la acción, el film es fiel a los principios de la franquicia y se mantiene al respecto a un nivel alto, sin mostrarse demasiado recargada de efectos digitales, excepto, claro está, los necesarios, y realizando constantes guiños a las entregas anteriores. En la película destacan la escena en la que el canon de la saga se viene abajo y la secuencia de la persecución del autocar escolar, ambas bien diseñadas y bien resueltas.

Terminator Génesis suma, de este modo, a la acción típica de la franquicia lo que podríamos considerar una estratagema o guerra temporal en la que Skynet, el gran enemigo-máquina a batir por parte de los humanos, intenta sobrevivir a los efectos de las primeras entregas de la saga.

Por lo que respecta a las actuaciones, evidentemente lo más llamativo es el regreso de Schwarzenegger a la franquicia, integrando en la trama los evidentes signos de envejecimiento del actor (téngase en cuenta que el tejido que cubre en endoesqueleto de un Terminator es orgánico, por lo que también envejece) y generando algunos de los momentos más cómicos de la película. A esto hay que sumar que el guión del film tiende a resituar a Schwarzenegger en un segundo plano para dar más visibilidad a los personajes principales, un terrorífico John Connor (Jason Clarke), un aceptable Kyle Reese (Jai Courtney) y una poco destacable Sarah Connor (Emilia Clarke), a la cual no le acompaña el físico adecuado.

Terminator Génesis es una más que acertada revitalización de la franquicia. No por otra la película obtiene una nota de 7,1 en IMDB, consigue una puntuación de 7,55 en el portal de cine de terror Abandomoviez, aunque tan solo alcanza un 27% de aprobación por parte de la crítica en el site Rotten Tomatoes, logrando sin embargo un 69% de aprobación de los usuarios en el mismo portal. Todo ello un buen indicativo de que el trabajo se ha hecho bien y de que la franquicia, aunque “envejecida” por el paso natural de los años en los actores, se ha rejuvenecido para llegar a los nuevos públicos del siglo XXI.

Título: Terminator Génesis
Director: Alan Taylor
Reparto: Arnold Schwarzenegger, Jason Clarke, Emilia Clarke, Jai Courtney, J. K. Simmons, Dayo Okeniyi, Matthew Smith, Courtney B. Vance y Byung-Hun Lee
Guión: Laeta Kalogridis y Patrick Lussier
Productora: Paramount Pictures y Skydance Productions
Música: Christophe Beck
Fotografía: Kramer Morgenthau
Estreno: 10 de Julio de 2015
Género: Acción, Ciencia Ficción
Nacionalidad: EE.UU.

NOTA CULTURALIA: 7,5
——

Jorge Pisa

Crítica cinematográfica: Hércules, de Brett Ratner.

Hercules_poster (2)Este viernes llegó a las pantallas españolas Hércules, la segunda visión cinematográfica del héroe griego que se estrena este año, y parece ser, a esperas de la llegada en diciembre de Exodus: Dioses & Reyes de Ridley Scott, la recreación de la historia de Moisés y la liberación del pueblo judío de Egipto, la mejor de las reconstrucciones históricas estrenadas este año. Con ello no vayan a pensar tampoco que estamos ante la película del año: IMDB le da una puntuación de 6,4, mientras que en Rotten Tomatoes alcanza un 61% de aprobación. Aún así, la propuesta destaca de entre sus predecesoras estrenadas este año por una idea interesante y una plasmación atractiva de la historia del personaje, basada, claro está, en el cómic Hercules: The Thracian Wars.

Para variar vale la pena recalcar, como hago en cada uno de los estrenos de cine histórico, que nadie espere ver una fiel reconstrucción histórica del personaje y de la época. Como siempre, para los productores y directores actuales de películas ambientadas en la Grecia y la Roma antiguas, estas dos épocas forman un conglomerado que les parece único e indivisible, por lo que vemos en cualquier película ambientada en la Antigüedad un poti poti de tópicos que mezcla elementos de ambas. En este caso el mundo heroico de Hércules se transforma en un contexto clásico con gigantescos templos, teatros y magníficos palacios en piedra y en el ámbito militar observamos la presencia de algo parecido a las falanges, unidades militares inexistentes en la Grecia Homérica que además utilizan una técnica parecida a la de la testudo, típicamente romana. Pero bueno, que todo sea por darle un atractivo aspecto visual a la película y para proveerla de ese toque grandilocuente que espera cualquier espectador en una película “de romanos”.

Dicho esto, cabe decir, que Hércules representa una bocanada de aire fresco en el ámbito, que mimamos en Culturalia, de los estrenos de cine histórico, debido a la historia que nos presenta (aunque con una historicidad mucho más que dudable) y por el desarrollo de un guión interesante. El film nos narra las aventuras de Hércules y su grupo de mercenarios cuando acuden en ayuda del rey Cotis de Tracia para luchar contra el malvado Reso, que se ha rebelado contra su autoridad y ha asolado el territorio tracio. Hércules y sus compañeros se verán obligados a formar al ejército del rey Cotis para enfrentarse a las fuerzas de Reso y salvar el reino de Tracia de la barbarie y la destrucción.

Hercules_1Brett Ratner, director de películas como Hora punta (1998), El dragón rojo (2002) o X-Men. La decisión final (2006) nos presenta una película interesante por varias razones. La primera por cómo trata al personaje mitológico. Desde el principio al final el film pretende desvelar al espectador cómo se generaban las leyendas en el mundo antiguo, por lo que la narración nos mantendrá en vilo acerca de la naturaleza de Hércules, hijo de Zeus, de las andanzas de su grupo de mercenarios y del tipo de aventuras que protagonizarán. Al respecto son interesantes las escenas de presentación del personaje y la relación entre realidad y leyenda que se mantiene a lo largo de la película.

Otro elemento a su favor es la misma trama, a través de la cual el film mantiene un nexo entre las aventuras históricas y el misterio-terror al presentársenos al malvado Reso como un personaje maligno, que utiliza los hechizos y la brujería en su rebelión contra el rey Cotis. Un ingrediente que genera interés y tensión en el espectador y que sin duda proviene de los cómics creados por Moore. La trama incluye, además, algún giro, que puede proporcionar al film un mayor atractivo para el público.

Hercules_2Si bien, en su contra podemos anotar la ahistoricidad de gran parte de la historia que nos narra (Rey Cotis; imagen clásica del mundo de Hércules; uso de la infantería, la falange arcaica y la estrategia romana de la testudo; repertorio de armas que se utilizan en la película, o la actitud y el comportamiento de Ergenia (Rebecca Ferguson), la hija del rey Cotis…) y un final poco innovador y que recuerda, con mucho, el del film Hércules, El origen de la leyenda, dirigido por Renny Harlin e interpretado por Kellan Lutz.

En el apartado de las interpretaciones todo está más que correcto. Estamos ante una película “histórica” de acción basada en una novela gráfica, por lo que uno ya es consciente de que las interpretaciones van a ser lo que son. Aún así, creo que la mayoría de ellas están más que correctas. Dwayne Johnson da la talla como el coloso héroe por su impresionante físico y por la interpretación para nada exagerada y más que comedida; Aksel Hennie también lo hace bien al encarnar a un ser trastornado medio hombre medio animal y Reece Ritchie da vida al joven bardo que relata y mitifica las aventuras de Hércules. Sin embargo John Hurt que interpreta al necesitado rey Cotis, creo que es el que peor sale parado en el ámbito de la interpretación. Por lo que respecta a las actrices Ingrid Bolsø Berdal da vida a Atalanta, la amazona guerrera compañera de Hércules y Rebecca Ferguson encarna a Ergenia, la hija de Cotis, aunque el presentismo de su carácter le priva de cualquier grado de credibilidad.

Hércules es una película de acción histórica, eso ha de quedar claro al espectador, sobre todo a los que buscan algún grado de historicidad en el cine, pero es una propuesta interesante y que mantiene al público atento e intrigado acerca de lo que pasa en el film. Y quedará a merced de los espectadores el decidir si el Hércules que se nos muestra en la película era un simple mortal o, por el contrario, fue el semidios hijo de Zeus que nos narra la épica griega.

Título: Hércules
Dirección: Brett Ratner
Basada en “Hercules” de Steve Moore (Radical Comics)
Producción: Flynn Picture Company y Radical Studios
Distribución: Paramount Pictures y Metro-Goldwyn-Mayer Pictures
Reparto: Dwayne Johnson, Ian McShane, Rufus Sewell, Joseph Fiennes, Peter Mullan, John Hurt, Aksel Hennie, Ingrid Berdal, Reece Ritchie, Tobias Santelmann, Rebecca Ferguson, Isaac Andrews e Irina Shayk.
Guión: Ryan J. Condal y Evan Spiliotopoulos
Música: Fernando Velázquez
Fotografía: Dante Spinotti
País: Estados Unidos

NOTA: 6,5

Crítica cinematográfica: Noé, de Darren Aronofsky.

Poster_NoeHacía años que no se estrenaba cine bíblico o al menos, creo yo, no se hacía “a lo grande”. La historias bíblicas se reducían, de esta forma, a la producción televisiva o cinematográfica de bajo coste. Este año, sin embargo, no ha sido así y Paramount se ha atrevido a estrenar en fechas próximas, además, a la Semana Santa, Noé, dirigida por Darren Aronofsky e interpretada por Russell Crowe, Jennifer Connelly, Ray Winstone, Emma Watson, Anthony Hopkins y Logan Lerman. Pero aunque pueda parecer imposible, la historia de Noé se ha transfigurado para convertirse en una película de ciencia-ficción y fantasía, sufriendo un proceso de dospuntocerización para adaptar la historia del patriarca de la Biblia a públicos nuevos y más jóvenes.

Así, de primeras, podemos decir que la trama de Noé tanto la podemos ubicar en un pasado remoto y mítico como en un futuro no muy lejano, e incluso en otra Creación, y nos sitúa en un planeta moribundo que la raza de los hombres ha explotado a su gusto y del que ha desaparecido casi toda la flora y gran parte de la fauna (¿les suena la historia?). El Creador de este mundo, al que podríamos considerar Dios, se arrepiente de su Creación, y ha decidido acabar con ella. Pero desea salvar a los inocentes, a aquellos en los que aún existe esperanza. Y estos no son otros que la familia de Noé y una pareja de cada una de las especies animales que pueblan la Tierra.

De esta forma lo que inicialmente es una historia bíblica que nos habla de los orígenes de la humanidad en la Teología judeo-cristiana, se transforma en un alegato en contra la acción destructora del hombre sobre la Tierra, en un aviso de hasta dónde pueden llegar las cosas si la humanidad no cambia su forma de tratar y depredar un planeta que no es suyo. Solo por eso, por la creatividad en la producción de la idea y por su activismo ecológico, el visionado del film ya vale la pena.

Y lo podemos ver, como decía antes, como una película de fantasía o de ciencia ficción, que es lo que Aronofsky quiere y consigue. El director norteamericano, autor de films como o Réquiem por un sueño (2000), La fuente de la vida (2006), El luchador (2008) y Cisne negro (2010) le da a la Biblia unos toques más futuristas que se notan tanto en el vestuario postapocalíptico del film como en su aspecto steam gótico a la hora de mostrarnos el mundo, a lo que suman elementos de fantasía como el tzohar, el mineral que hace funcionar las máquinas creadas por los hombres y sobre todo por la representación de los Vigilantes, ángeles caídos convertidos en monstruos de piedra que le dan al film un toque, incluso, benévolo.

Noe_escena1Con todo esto la naturaleza bíblica de la historia se diluye para dejar aflorar un argumento más actual para el público que va hoy en día al cine. Aún así, lo veremos todo, o casi todo, sobre la historia del Diluvio. La corrupción del hombre; la elección por parte de Dios de la familia de Noé para salvar a los inocentes; la construcción del Arca de la salvación; la introducción de todos los animales en ella y la destrucción del mundo tras el Diluvio, para poder reiniciar una nueva humanidad, de la que, se supone, que nosotros somos herederos.

Podríamos decir que la trama de la película se divide en dos grandes apartados. En el primero se nos presenta el estado de la creación y se construye el Arca; en la segunda, el film nos muestra el Diluvio y la vida de la familia de Noé en el interior del Arca. Si bien Aronofsky, se arriesga demasiado al transformar en la segunda parte de la película a Noé en algo parecido a un demente que pretende acabar con cualquier posibilidad de la humanidad de heredar el nuevo mundo, tras ser testigo de la maldad que existe en ella. La transfiguración de Aronofsky comporta, además, muchos cambios y adicciones a una historia secular que puede generar rechazo en el espectador, si no asiste al visionado con una mentalidad abierta. Aunque todo esto se debe, como ya he comentado en otras reseñas publicadas en Culturalia, a la voluntad del cine actual de releer personajes y periodos con el objetivo de crear historias nuevas para unos espectadores pertenecientes a la generación digital, que más que textos veterotestamentarios devoran todo lo que sea original, innovador y les ofrezca entretenimiento. De ahí que el Noé de Aronofsky sea tan diferente al que muchos de nosotros conocemos.

Por lo que respecta a las secuencias de carácter espectacular relacionadas con la historia de Noé, Aronofsky tiende a tratarlas sin demasiada religiosidad y efectismo, convirtiéndolas en meras escenas con efectos especiales. Aunque el Arca de Noé sí que se nos muestra imponente junto con el bosque crecido de la nada con el que Noé podrá construirla, la llegada de las parejas de animales, seguramente la imagen más mitificada y esperada de la trama, pierde parte de su espectacularidad en el tratamiento que le da el director y por tanto parte de su efectismo cinematográfico.

Noe_escena2En el apartado de las interpretaciones Russell Crowe interpreta a un nuevo personaje histórico siguiendo la estela de Gladiator (2000), Master and commander: Al otro lado del mundo (2003), o Robin Hood (2010), si bien mutado en un héroe del futuro. Aún así Crowe convence, al menos en la primera parte de la película y degenera a marchas forzadas en la segunda. Jennifer Connelly, a la que vimos en Rocketeer (1991), Una mente maravillosa (2001), junto a Crowe; Dark water (2005), o Ultimátum a la Tierra (2008), defiende su papel como mujer de Noé y madre de Sem, Cam y Jafet. Estos están interpretados por Douglas Booth, Logan Lerman y Leo McHugh Carroll respectivamente. Una sorpresa en el apartado de las interpretaciones lo hallamos en Emma Watson, la joven heroína de la saga Harry Potter que interpreta a Ila, según la nueva versión del Génesis de Aronofsky la salvación de la humanidad gracias a su fertilidad. Anthony Hopkins por su parte interpreta a Matusalén, el abuelo de Noé, proveyendo al film de ese toque que el actor galés sabe darle a sus interpretaciones, aunque esta es muy secundaria.

Así, pues, Noé nos permite reflexionar, durante la Semana Santa, sobre el maltrato al que hemos sometido al planeta, transmutando una historia de la Biblia en un drama ecológico y vital en el que tendremos que mojarnos, y nunca mejor dicho: ¿se merece la humanidad la salvación? ¿O estamos todos corrompidos por los placeres de la Creación? ¿Os atrevéis a contestar a alguna de estas preguntas…?

Título: Noé
Título Original: Noah
Producción: Paramount Pictures, Regency Enterprises, Protozoa Pictures y Disruption Entertainment
Dirección: Darren Aronofsky
Guión: Darren Aronofsky y Ari Handel
Música: Clint Mansell
Director de fotografía: Matthew Libatique
Reparto: Russell Crowe, Emma Watson, Logan Lerman, Jennifer Connelly, Anthony Hopkins, Douglas Booth, Dakota Goyo, Kevin Durand, Marton Csokas, Ray Winstone, Madison Davenport, Sami Gayle, Barry Sloane, Mark Margolis, Don Harvey
Nacionalidad: USA
Estreno en España: 4 de Abril de 2014
——

Jorge Pisa Sánchez

Crítica cinematográfica: Eva, de Kike Maíllo.


Como todos sabemos, es difícil ver en la cartelera española películas que no sean de producción estadounidense, nacionalidad ésta que acapara un gran porcentaje de las cuotas de pantalla cinematográfica. Y es mucho más difícil, aún, ver una película de producción catalana, y más si ésta es de ciencia-ficción, y de ciencia-ficción de la buena.

La excepción que confirma la regla la representó el estreno el 28 de octubre del 2011 de la película Eva, primer largometraje dirigido por Kike Maíllo, producido por Escándalo Films en colaboración con ESCAC (Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya) e interpretada por Daniel Brühl, Claudia Vega, Marta Etura, Alberto Ammann y Lluís Homar.

Eva nos traslada al pasado, sí, como lo leen, a lo que parece un pasado futurista y ucrónico (o a un futuro año 2041 ambientado visualmente en un pasado setentero), en el que la informática, la robótica y las nuevas tecnologías están más avanzadas que en la actualidad y permiten construir robots altamente perfeccionados y con apariencia humana. Uno de estos proyectos, desarrollado en la Facultad de Robótica de Santa Irene, pretende crear un robot-niño con un innovador software emotivo que le permita desarrollar plenamente sus emociones, para lo que es contratado Alex Garel (Daniel Brühl), un reputado ingeniero cibernético, que regresa a la institución después de varios años de ausencia. Y de un primer intento fallido.

El regreso de Alex volverá a ponerlo en contacto con el pasado que abandonó, con su hermano David (Alberto Ammann); con Lana (Marta Etura), antigua compañera de estudios con la que mantuvo una relación amorosa, y con el laboratorio familiar donde había trabajado su padre. Su trabajo de creatividad informática emotiva se verá alterado al conocer a Eva, la hija de Lana y David, con la que comenzará a trabajar en su modelo de ingeniería emocional. Una colaboración “familiar” que volverá a reabrir las heridas sentimentales abiertas en el pasado.

Eva nos propone un debate cinematográfico sobre los sentimientos y las emociones, sobre aquéllos que se quieren desarrollar en las máquinas y sobre los nuestros propios, los humanos, que presiden y conducen nuestras vidas. Un debate sugerente materializado en una película interesante y cautivadora en muchos aspectos.

¿Cuál es la naturaleza de los sentimientos? ¿Es seguro implantar emociones en nuestras máquinas? ¿Sabemos conducir nuestros propios sentimientos? Alex intentará crear un modelo de ingeniería emocional basándose en sus propias emociones y en las de Eva, aun sin saber controlar las suyas propias. ¿Alguien sabe controlar sus emociones? ¿Podemos implantar y desarrollar algo que no hemos llegado a gobernar en nosotros mismos? Como ven hablamos de ciencia-ficción emotiva aunque, como dijo alguien en algún momento, las películas de ciencia-ficción no hablan del futuro, sino del presente, de nosotros mismos.

———————————-
Para ello la historia se desarrolla en un ambiente vacío, nevado, gélido, en el que el color blanco y su contraste, los tonos oscuros, dominan la película. A lo que se suma una visión setentero-futurista que sorprende (y agrada) al espectador. Todo un alarde de creatividad fílmica bien entendida.

Una atmosfera gélida que contrasta, también, con las emociones con las que trabaja Alex y con las emociones que se desatan en torno a él y que afectarán a su familia, a su hermano; a Lana, su antigua novia y a la hija de ésta. Un ambiente emocional que dificultará el trabajo de Alex y que hará que se reencuentre con su vida anterior, la cual iremos conociendo, también, a medida que avanza el film.

En la película un elemento muy destacado es la presencia de los efectos especiales que, aunque no sean omnipresentes tienen, sin embargo, un importante papel. Es agradable ver como buenos (perdón, buenísimos) efectos especiales también se pueden crear y desarrollar fuera del mercado americano. Las escenas de creación del software son sensacionales y los prototipos robóticos muy buenos. En este aspecto cabe destacar la interpretación de Lluis Homar, que nos sorprende como androide doméstico y nos deja otra muestra de su dominio interpretativo.

En Eva son pocos los personajes principales si bien realizan un estupendo trabajo interpretativo que hace creíble la historia. Daniel Brühl, el intérprete principal, encarna a Alex, un joven y prestigioso investigador reconocido que regresa al ambiente y a las emociones que dejó atrás. Marta Etura da vida a la antigua compañera sentimental de Alex que al ser abandonada rehízo su vida con su hermano David, interpretado por Alberto Ammann; Claudia Vega nos propone una buena y primeriza interpretación en la que reina la frescura y la inmediatez, y que nos irá desgranando toda una serie de enigmas a los que tendremos que estar atentos.

Como les decía antes, Eva nos permite reflexionar sobre el futuro, la tecnología, aquella que tiene que ver con los humanos y sobre nuestras propias emociones, que queramos o no, nos imponen muchas veces la hoja de ruta que nos vemos obligados a seguir. Así, pues, siendo nuestras emociones las causantes de algunos de los mayores logros de la humanidad, pero también el origen de algunas de las catástrofes más estremecedoras de la historia ¿es positivo incorporarlas a nuestras máquinas? Eva nos proporciona argumentos para reflexionar sobre el asunto y para disfrutar de una buena historia ambientada, no se olviden, en un pasado futurista, muy parecido al futuro que los avances en la tecnología nos depara y lo más importante, desde una perspectiva catalana. Toda una joya para aquellos a los que les guste ver buen cine y para los que disfruten de un buen debate post-visionado.

A la espera de que el próximo 10 de enero se hagan públicos los finalistas a los premios Goya de este año, hoy hemos conocido las nominaciones de los Premios Gaudí 2012 concedidos por la Acadèmia del Cinema Català, que incluyen 16 nominaciones para la película Eva que comprenden las categorías de mejor película en lengua catalana, mejor director, mejor montaje, y mejor actor y actriz principal y secundarios. Una muestra del éxito y de la calidad de la película dirigida por Kike Maíllo y producida por Escándalo Films en colaboración con ESCAC (Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya).

Escrito por: Jorge Pisa Sánchez

Título: Eva
Dirección: Kike Maíllo
Reparto: Claudia Vega, Daniel Brühl, Marta Etura, Alberto Ammann y Lluís Homar.
Guión: Sergi Belbel, Cristina Clemente, Martí Roca y Aintza Serra
Dirección de Fotografía: Arnau Valls Colomer
Diseño de Sonido: Oriol Tarragó
Sonido: Jordi Rossinyol
Supervisor Efectos Visuales: Lluís Castells y Javier García
Arte: Laia Colet
Vestuario: María Gil
Música original: Evgueni Galperine y  Sacha Galperine
Estreno en España: 28 de octubre de 2011
Distribuida en España por: Paramount Pictures

Estreno cinematográfico: EVA, de Kike Maíllo.


El próximo 28 de octubre se estrena EVA la producción robofantástica de la productora española Escándalo Films en colaboración con ESCAC (Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya), una fábula ecofuturista sobre la relación entre humanos y robots dirigida por Kike Maíllo, con guión de Sergi Belbel e interpretada por Claudia Vega, Daniel Brühl, Marta Etura, Alberto Ammann, Lluís Homar.

En un futuro próximo en el que los seres humanos viven junto a criaturas mecánicas, Alex, un reputado ingeniero cibernético, regresa a Santa Irene con el encargo de la Facultad de Robótica de crear un niño robot. En estos diez años de ausencia, la vida ha seguido su curso para su hermano David y para Lana que, tras la marcha de Alex, rehicieron su vida. La rutina de Alex se verá alterada de forma inesperada por Eva, la hija de Lana y David, una niña especial y magnética, que desde el primer momento establece una relación de complicidad con Alex. Juntos emprenderán un viaje que les precipitará a un final revelador.

Eva es el primer proyecto internacional de Escándalo Films focalizado en un nuevo objetivo: unir el valor técnico y artístico de los nuevos cineastas, autores y actores para generar un proyecto de interés dirigido a un mercado mundial. Eva es una historia de ciencia ficción muy lejos de los tópicos del género. Es un aventura dramática que plantea un debate de absoluta actualidad. Un producto seductor y atractivo para un amplio número de espectadores, inspirado en los clásicos inmortales del fantástico universal. Su historia es sencilla, local pero universal, con personajes cercanos, dramas tangibles y en un marco idílico para despertar el imaginario del espectador. Eva es una historia de cine fantástico, de amor y de muerte.


El género de ciencia-ficción normalmente formula preguntas que proponen nuevas reglas del juego, nuevos mundos. Esos mundos de fantasía, en ocasiones utópicos, en otras distópicos, suelen invitarnos a la reflexión. Cuando empecé a darle vueltas a la idea de realizar una película de ciencia ficción con trasfondo robótico llegué a la conclusión de que lo que más me interesaba era reflexionar sobre la relación entre humanos y máquinas: ¿es posible que los humanos nos lleguemos a sentir tan atraídos o tan próximos a las máquinas, por perfectas y por parecidas a nosotros, que podamos llegar a establecer lazos emocionales tan poderosos como con otros humanos? ¿Se dará en algún momento, en un futuro cercano o lejano, la posibilidad de que nos podamos enamorar o querer a una máquina aun sabiendo que se trata de un emulador? ¿Cómo afectarán esas “nuevas” relaciones a las “viejas” relaciones con humanos? ¿Se dará un fenómeno de progresiva sustitución?” A partir de estas cuestiones nace la trama de Eva. Alex quiere crear un robot tan sofisticado que sea capaz de robar el corazón de una persona“.

Título: EVA
Dirección: Kike Maíllo
Reparto: Claudia Vega, Daniel Brühl, Marta Etura, Alberto Ammann y Lluís Homar.
Guión: Sergi Belbel, Cristina Clemente, Martí Roca y Aintza Serra
Dirección de Fotografía: Arnau Valls Colomer
Diseño de Sonido: Oriol Tarragó
Sonido: Jordi Rossinyol
Supervisor Efectos Visuales: Lluís Castells y Javier García
Arte: Laia Colet
Vestuario: María Gil
Música original: Evgueni Galperine y  Sacha Galperine
Estreno en España: 28 de octubre de 2011
Distribuida en España por: Paramount Pictures

Crítica en Culturalia: https://cinelatura.wordpress.com/2012/01/05/critica-cinematografica-eva-de-kike-maillo/

Crítica cinematográfica: Mañana, cuando la guerra empiece, de Stuart Beatie.


Ayer llegó a las salas españolas el film Mañana, cuando la guerra empiece, el debut como director de Stuart Beatie, guionista de la saga Piratas del Caribe, un film australiano coproducido por EE.UU. que narra las “aventuras bélicas” de un grupo de amigos del instituto que tendrán que afrontar el ataque de su ciudad por fuerzas enemigas que han invadido su país.

DeAPlaneta nos presenta el debut de Stuart Beatie tras las cámaras con una película de acción juvenil, la adaptación de la obra de John Marsden, uno de los autores australianos más reconocido y vendido en todo el mundo. Beatie ha escogido para iniciar su trayectoria como director una saga (que valoradas que están hoy en día las sagas!!) que ha obtenido no solo innumerables premios literarios sino, también, el reconocimiento internacional. La saga de Mañana nos presenta un punto de partida poco original: una invasión, en este caso no extraterrestre, aunque si militar. Un grupo de amigos del instituto de una pequeña ciudad australiana deciden pasar un fin de semana acampados en un rincón apartado y paradisíaco no muy lejano llamado “Infierno”. A su vuelta a la ciudad descubren que algo extraño ha pasado. Sus casas están vacías, sus familias han desaparecido y tropas enemigas parecen haberse hecho con el poder en la zona. Ante unos primeros momentos de desorden y desconcierto los jóvenes decidirán luchar, enfrentarse a la amenaza militar extranjera y recuperar su ciudad y con ella a sus familiares, amigos y vecinos.

Como decía una historia que nos recuerda un clásico de los 80 como Amanecer Rojo (1984), de John Milius, cinta que narraba, también, las aventuras militares de un grupo de jóvenes, en este caso americanos, que tenían que hacer frente a una invasión militar soviética y en la que Patrick Swayze realizaba uno de sus primeras actuaciones, un film del cual, si IMDd no se equivoca, ya se está rodando un remake.

La nueva apuesta de Beatie no aporta demasiadas novedades a la idea de film “de invasión”. La cinta tarda un buen rato en arrancar, presentando a los personajes, la escapada y los buenos (y últimos) momentos (infantiles/juveniles) de que gozarán los protagonistas en el paraje llamado “Infierno”. Esta parte del film recuerda en su configuración a multitud de películas de género slasher en el que un grupo de jóvenes amigos se encaminan a un lugar “paradisíaco y remoto” para ser, a lo largo de la trama, eliminados uno a uno por asesinos, monstruos, espíritus, fantasmas o algún otro personaje de esta calaña.

Los protagonistas en el paraje llamado “Infierno”

La cosa se comienza a animar tras la vuelta de los jóvenes a la ciudad cuando se dan cuenta de lo que ha pasado mientras ellos estaban fuera. Aquí cambia el registro de la película, aunque la dirección de Beatie o la interpretación de los jóvenes actores, o la misma trama, o todo ello junto, no acaban de salvar al film. Esto es, en ningún momento uno consigue meterse en la historia y en ningún momento le interesa realmente lo que le pasa a los protagonistas. El ritmo de la película es demasiado lento, por lo que parece que es más una presentación de contexto, de personajes y de bandos a la espera de nuevas secuelas. Eso es lo que parece indicar tanto la trama, como las siete novelas escritas por Marsden sobre el tema y sobre todo el final épico del film.

Como película de presentación de franquicia la cinta no tiene demasiadas escenas de acción, lo que le hace perder muchos enteros para todos aquellos a los que les gusta este tipo de films. Las interpretaciones son, en muchos casos, bastante justas, algo entendible con actores y actrices tan jóvenes. Hemos de pensar, además, que al argumento militar y de acción se suma una trama amorosa entre los propios jóvenes, que en algunos momentos llega incluso a ser cómica, como en la escena del ataque al puente. No me puedo llegar a imaginar como en medio de una situación trágica como la narrada en el film aún puede haber tiempo para el romance. Aunque, si se ha de apelar a la verdad, este tipo de tramas parecen muy del agrado del autor de la novela, que no escribía una historia meramente de acción, sino de relaciones y sobre el comportamiento humano, ya fuere en una situación de normalidad (si es que ésta existe!!) como en una penosa como la narrada en el film.

Los jovenes “milicianos” en acción.

Seguramente uno de los aspectos que quisieron tratar tanto el autor de la novela, Marsden, como el director, Beatie, fue la transformación de sus protagonistas, de jóvenes melosos y asustadizos a rebeldes convertidos en máquinas de matar, una transformación que hallamos en el film, aunque de una forma algo artificialmente tratada. A esto, como decía antes, no ayudan mucho las actuaciones de los actores.

La idea de arranque es interesante (al menos desde mi punto de vista): el inicio de una Tercera Guerra Mundial o al menos de un conflicto militar armado entre Australia (un país por otra parte pacífico e invisible en las noticias internacionales) y lo que parece que es una potencia o una alianza asiática, en busca de recursos. Aquí es sugestivo observar como el enemigo ha dejado de ser la Rusia comunista (que pocas veces vemos a los soviéticos como los malos de la peli desde que cayó el muro!!) y el terrorismo islamista (los malos de la película desde el 11S), para plantearse un enemigo asiático, seguramente, aunque la película no lo indique (aunque la novela seguramente si!!), la potencia china (comunista también), autentico pandemónium para el mundo capitalista (y libre!?), fiel demostración de cómo ha cambiado todo…

En resumen, Mañana, cuando la guerra empiece es una película decepcionante tanto en el desarrollo de su trama, como en las interpretaciones y en las escenas de acción. En ningún momento sabremos (o sabremos muy poco) de lo que ha pasado, por lo que si no me equivoco tendremos que leer la/s novela/s de Marsden para ponernos un poco al día. Un estreno que pasará, o eso creo yo, sin pena ni gloria, por las carteleras españolas solo apto para amantes de las sagas cinematográficas tipo Crepúsculo, Harry Potter o la mismísima Piratas del Caribe, y de las ensoñaciones románticas y juveniles tan en boga en las pantallas de cine y de televisión. La pregunta es: ¿para cuándo la próxima entrega?

Título: Mañana, cunado la guerra comience
Escrita y dirigida por: Stuart Beattie
Basada en la novela de: John Marsden
Reparto: Caitlin Stasey, Rachel Hurd-Wood. Lincoln Lewis, Deniz Akdeniz, Phoebe Tonkin, Christopher Pang, Ashleigh Cummings, Andrew Ryan y Colin Friels
Director de fotografía: Ben Nott (ACS)
Música: Johnny Klimek y Reinhold Heil
Producción: Omnilab Media y Screen Australia, Paramount Pictures y Ambience Entertainment
Nacionalidad: Australia, EE.UU.
Duración: 100 min.
Fecha de estreno: 4 de febrero de 2011
Distribuidora: DeA Planeta

Escrito por: Jorge Pisa Sánchez

Crítica cinematográfica: Rango, de Gore Verbinski.


El próximo 4 de marzo se estrenará en España Rango la nueva producción de Paramount Pictures y Nickelodeon Movies, un western en clave de comedia en el que un camaleón doméstico habrá de demostrar el héroe que lleva dentro y salvar a un lejano y sucio poblado del oeste amenazado por una fatal y enigmática escasez de agua.

Rango es una nueva aventura cómica en animación que nos permite hacer un pequeño viaje al salvaje oeste, pero no al de las personas, al de las películas, sino al de los roedores, aves, lagartos y demás anfibios. Un viaje a la otra cara del oeste.

Rango es la nueva apuesta de Paramnount Pictures y de Nickelodeon Movies para llevar al cine y a nuestras casas un nuevo héroe, el que se escode tras la capa de piel camuflada de un camaleón. Todo se origina con un accidente de coche en el cual el acuario, o mejor dicho, el hogar de Rango sale disparado por la ventana de atrás del auto. Rango tendrá que enfrentarse al viejo y desértico oeste y utilizar todas sus técnicas “interpretativas” para hacerse pasar por alguien que no es: el héroe, el sheriff, que ha de salvar al pueblo de Dirt ante su acuciante problema de sequía.

Los personajes que habitan este pueblo son de aquello más repulsivo y desagradable, entre ellos muchos de los bichos más maltrechos del oeste, aunque, como en el caso de Rango, se tendrá que ver en su interior para conocer su verdadero yo. En breve Rango iniciará una investigación para descubrir quién se está quedando con el agua del pueblo y qué es lo que se propone hacer con ella. Para ello hallará la ayuda de algunos de sus habitantes que formarán con él la más extraña partida del oeste y, como no, también la más encantadora.

Gore Verbinski y John Logan, director y guionista del filme, nos ofrecen una nueva aventura en un oeste en el que la humanidad y la sostenibilidad están de la parte de los animales. Para crear el escenario de su película se han fijado no en el género del western si no en el del espagueti western, una imagen que nos hace recordar las películas de Clint Eastwood y Sergio Leone. Dirty es un pueblo que merece ser salvado al estilo de Infierno de cobardes y Rango será su héroe al estilo Eastwood, aunque con toques mucho más naturalizados que los tan grises del primero. Incluso la banda sonora nos transporta al espagueti, con un partitura musical que Hans Zimmer ha compuesto tras la estela de Morricone, aunque con algunos toques, aunque escasos, elmerbernsteinianos, sin duda otro de los referentes musicales del género.

Rango es una buena película de animación que mezcla el western, con las aventuras, la comedia y la historia “en busca de héroe” en el que los más pequeños hallarán a un nuevo amigo, al estilo del Sheriff Woody o del Buzz Lightyear de Toy Story, los animales del zoo en Madagascar o el carismático robot de Wall-e; para los adultos quedan todos los gags, las referencias al género y todos los chistes y chanzas de la película, que son muchos!

Una muy buena oportunidad de volver a gozar con una película de dibujos animados y de dejar volar la imaginación, y de recordar como la mano destructiva del hombre y sus intereses humanos, aunque a veces ni él mismo se dé cuenta, afectan a los ambientes y espacios naturales de otras especies animales y deja a su paso un vacío de suciedad y destrucción, siempre y cuando no surja de entre la maleza del desierto algún héroe con piel verdosa y los ojos saltones y, lo que es mucho más importante, con un corazón y un valor tan grande como el de Rango.

Rango” se estrenará en España el próximo 4 de marzo de 2011.

Título: Rango
Producción: Paramount Pictures y Nickelodeon Movies
Producción: A Blind Wink y GK Films
Dirección: Gore Verbinski
Intérpretes: Johnny Depp (voz), Isla Fisher (voz), Timothy Olyphant (voz), Abigail Breslin (voz), Bill Nighy (voz), Ned Beatty (voz), Claudia Black (voz), Ray Winstone (voz), Ryan Hurst (voz), Alanna Ubach (voz)
Feature Animation: Industrial Light & Magic
Música: Hans Zimmer
Guión: John Logan y Gore Verbinski
Fotografía: Craig Wood
Distribuidora: Paramount Films de España
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 100 min.
Fecha de estreno: 4 de febrero de 2011

———————————————————

Escrito por: Jorge Pisa Sánchez