Archivo de la etiqueta: Reinhold Heil

Critica serie TV: Helix, Syfy (2014 – 2015)

Como ya sabéis en BlogCulturalia hemos potenciado la sección de crítica de series de televisión, con especial atención a los géneros de terror, ciencia-ficción o afines. Hoy nos decidimos por Helix, serie de dos temporadas que emitió en España el canal Syfy entre los años 2014 y 2015 dirigida, entre otros, por Cameron Porsandeh, responsable también de la idea y el guión.

Helix es una serie con un planteamiento interesante y contundente en el que el riesgo de un virus letal inicia su propagación en una base de investigación en el Ártico, algo que como podéis imaginar, puede generar interés en una época de confinamiento como la actual provocada por el COVID-19.

La serie con dos temporadas emitidas se ambienta en cada una de ellas en lugares recónditos del planeta, ya sea una estación en el Ártico o en una isla remota en la que habita una extraña secta desde hace generaciones. En ambos casos los miembros de CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) serán enviados para identificar el virus, contenerlo y encontrar una cura. En su trabajo, sin embargo, se encontrarán con diversos obstáculos, ya sea la gravedad de la alerta, los secretos que ocultan los personajes o los intereses de la extraña corporación Ilaria.

La ficción posee elementos iniciales interesantes ya sea en la idea, en la originalidad o en la tensión argumental, enmarcada en un contexto que une el thriller, el misterio, el terror y la ciencia-ficción e intenta avanzar en el relato de una forma científica o técnica. Sin embargo a medida que avanzan los capítulos la fantasía conspirativa se apodera de la serie, siendo el elemento más destacado de esta evolución la aparición de un grupo de inmortales, principales culpables de las tragedias que se vivirán en ambas temporadas.

Tanto la primera temporada como la segunda, de trece capítulos cada una, avanzan día a día, es decir, cada capítulo relata los sucesos acaecidos en una jornada dentro del microcosmos en el que está ambientada la serie, con lo que la trama está concentrada. Si bien, en la segunda temporada el argumento se bifurca en dos tramas temporales, aprovechando la realidad inmortal de algunos de sus protagonistas.

Helix_1

Por desgracia la evolución de la acción no ha sido la esperada ni ha mantenido la altura y si bien uno esperaba, como parecía al principio, una buena base científica de la ficción, a medida que avanza la serie esta se erosiona y se convierte más en un relato de terror gótico que otra cosa, sobre todo la trama de la segunda temporada, lo que afecta sin duda, al interés de la audiencia, que se ha ido reduciendo a marchas forzadas y que explica la cancelación de la serie.

Por lo que respecta a las actuaciones, la serie tiene de un grupo de personajes que se mantienen tanto en la primera como en la segunda temporada, aunque con una evolución algo singular. Entre ellos tenemos a los miembros del grupo del CDC capitaneados por el doctor Alan Farragut (Billy Campbell), recordado seguro por The Rocketeer (1991), y las doctoras Julia Walker (Kyra Zagorsky) y Sarah Jordan (Jordan Hayes). A ellos les acompañan el mayor Sergio Balleseros (Mark Ghanimé) y los doctores Peter Farragut (Neil Napier) y Kyle Sommer (Matt Long), este último en la segunda temporada. Una mención aparte merecen los villanos de las dos tramas, el paternalista director del centro de investigación en el Ártico Hiroshi Hatake (Hiroyuki Sanada) y el hermano Michael (Steven Weber), el líder de la secta en la segunda temporada.

Unos personajes y una relaciones entre ellos que si bien se delimitan fácilmente al inicio de la trama, se irán desnaturalizando y haciendo cada vez más artificiosas a medida que la situación se descontrole y hará que muchas veces los personajes o sus acciones sean poco creíbles, incluyendo aquí también el comportamiento de los infectados. Hay que dedir al respecto que algunos de los personajes de la primera temporada son desperdiciados argumentalmente en la segunda. ¡Una lástima!

Una última referencia al apartado musical a cargo de Reinhold Heil, que incluye toda una serie de temas poco convencionales en una serie de este tipo, pero que ayudan a darle un toque de intensidad a que sorprende.

Helix es una serie con un planteamiento inicial interesante pero que va perdiendo enteros a medida que la trama avanza, para acabar enloqueciendo en la segunda temporada. Aún así trata un tema actual, la propagación de un virus mortal, aunque el aspecto científico se diluye en una trama más fantasiosa y gótica por momentos que va haciendo que el espectador vaya perdiendo el interés sobre todo el asunto. Una serie para seguir en una época de confinamiento como la que vivimos actualmente aunque sin demasiadas expectativas.

Título: Helix
Año: 2014 – 2015
Duración: 2 temporadas (36 capítulos)
País: Estados Unidos y Canadá
Dirección: Cameron Porsandeh, Jeffrey Reiner, Duane Clark, Brad Turner, Jeremiah Chechik, Mike Rohl, Steven A. Adelson
Guión: Cameron Porsandeh
Música: Reinhold Heil
Fotografía: Stephen McNutt
Reparto: Bill Campbell, Hiroyuki Sanada, Kyra Zagorsky, Jordan Hayes, Neil Napier, Mark Ghanimé, Meegwun Fairbrother, Luciana Carro, Amber Goldfarb, Catherine Lemieux
Producción: Lynda Obst Productions, Sony Pictures Television, Tall Ship Productions, Muse Entertainment
Emitida por Syfy
Género: Serie de TV | Ciencia ficción | Thriller | Enfermedad | Pandemia
NOTA CULTURALIA: 6,5
NOTA ABANDOMOVIEZ: 5,62
NOTA IMDB: 6,8
NOTA ROTTEN TOMATOES:
• Crítica: 81%
• Audiencia: 67%
——
Jorge Pisa

Crítica cinematográfica: Mañana, cuando la guerra empiece, de Stuart Beatie.


Ayer llegó a las salas españolas el film Mañana, cuando la guerra empiece, el debut como director de Stuart Beatie, guionista de la saga Piratas del Caribe, un film australiano coproducido por EE.UU. que narra las “aventuras bélicas” de un grupo de amigos del instituto que tendrán que afrontar el ataque de su ciudad por fuerzas enemigas que han invadido su país.

DeAPlaneta nos presenta el debut de Stuart Beatie tras las cámaras con una película de acción juvenil, la adaptación de la obra de John Marsden, uno de los autores australianos más reconocido y vendido en todo el mundo. Beatie ha escogido para iniciar su trayectoria como director una saga (que valoradas que están hoy en día las sagas!!) que ha obtenido no solo innumerables premios literarios sino, también, el reconocimiento internacional. La saga de Mañana nos presenta un punto de partida poco original: una invasión, en este caso no extraterrestre, aunque si militar. Un grupo de amigos del instituto de una pequeña ciudad australiana deciden pasar un fin de semana acampados en un rincón apartado y paradisíaco no muy lejano llamado “Infierno”. A su vuelta a la ciudad descubren que algo extraño ha pasado. Sus casas están vacías, sus familias han desaparecido y tropas enemigas parecen haberse hecho con el poder en la zona. Ante unos primeros momentos de desorden y desconcierto los jóvenes decidirán luchar, enfrentarse a la amenaza militar extranjera y recuperar su ciudad y con ella a sus familiares, amigos y vecinos.

Como decía una historia que nos recuerda un clásico de los 80 como Amanecer Rojo (1984), de John Milius, cinta que narraba, también, las aventuras militares de un grupo de jóvenes, en este caso americanos, que tenían que hacer frente a una invasión militar soviética y en la que Patrick Swayze realizaba uno de sus primeras actuaciones, un film del cual, si IMDd no se equivoca, ya se está rodando un remake.

La nueva apuesta de Beatie no aporta demasiadas novedades a la idea de film “de invasión”. La cinta tarda un buen rato en arrancar, presentando a los personajes, la escapada y los buenos (y últimos) momentos (infantiles/juveniles) de que gozarán los protagonistas en el paraje llamado “Infierno”. Esta parte del film recuerda en su configuración a multitud de películas de género slasher en el que un grupo de jóvenes amigos se encaminan a un lugar “paradisíaco y remoto” para ser, a lo largo de la trama, eliminados uno a uno por asesinos, monstruos, espíritus, fantasmas o algún otro personaje de esta calaña.

Los protagonistas en el paraje llamado “Infierno”

La cosa se comienza a animar tras la vuelta de los jóvenes a la ciudad cuando se dan cuenta de lo que ha pasado mientras ellos estaban fuera. Aquí cambia el registro de la película, aunque la dirección de Beatie o la interpretación de los jóvenes actores, o la misma trama, o todo ello junto, no acaban de salvar al film. Esto es, en ningún momento uno consigue meterse en la historia y en ningún momento le interesa realmente lo que le pasa a los protagonistas. El ritmo de la película es demasiado lento, por lo que parece que es más una presentación de contexto, de personajes y de bandos a la espera de nuevas secuelas. Eso es lo que parece indicar tanto la trama, como las siete novelas escritas por Marsden sobre el tema y sobre todo el final épico del film.

Como película de presentación de franquicia la cinta no tiene demasiadas escenas de acción, lo que le hace perder muchos enteros para todos aquellos a los que les gusta este tipo de films. Las interpretaciones son, en muchos casos, bastante justas, algo entendible con actores y actrices tan jóvenes. Hemos de pensar, además, que al argumento militar y de acción se suma una trama amorosa entre los propios jóvenes, que en algunos momentos llega incluso a ser cómica, como en la escena del ataque al puente. No me puedo llegar a imaginar como en medio de una situación trágica como la narrada en el film aún puede haber tiempo para el romance. Aunque, si se ha de apelar a la verdad, este tipo de tramas parecen muy del agrado del autor de la novela, que no escribía una historia meramente de acción, sino de relaciones y sobre el comportamiento humano, ya fuere en una situación de normalidad (si es que ésta existe!!) como en una penosa como la narrada en el film.

Los jovenes “milicianos” en acción.

Seguramente uno de los aspectos que quisieron tratar tanto el autor de la novela, Marsden, como el director, Beatie, fue la transformación de sus protagonistas, de jóvenes melosos y asustadizos a rebeldes convertidos en máquinas de matar, una transformación que hallamos en el film, aunque de una forma algo artificialmente tratada. A esto, como decía antes, no ayudan mucho las actuaciones de los actores.

La idea de arranque es interesante (al menos desde mi punto de vista): el inicio de una Tercera Guerra Mundial o al menos de un conflicto militar armado entre Australia (un país por otra parte pacífico e invisible en las noticias internacionales) y lo que parece que es una potencia o una alianza asiática, en busca de recursos. Aquí es sugestivo observar como el enemigo ha dejado de ser la Rusia comunista (que pocas veces vemos a los soviéticos como los malos de la peli desde que cayó el muro!!) y el terrorismo islamista (los malos de la película desde el 11S), para plantearse un enemigo asiático, seguramente, aunque la película no lo indique (aunque la novela seguramente si!!), la potencia china (comunista también), autentico pandemónium para el mundo capitalista (y libre!?), fiel demostración de cómo ha cambiado todo…

En resumen, Mañana, cuando la guerra empiece es una película decepcionante tanto en el desarrollo de su trama, como en las interpretaciones y en las escenas de acción. En ningún momento sabremos (o sabremos muy poco) de lo que ha pasado, por lo que si no me equivoco tendremos que leer la/s novela/s de Marsden para ponernos un poco al día. Un estreno que pasará, o eso creo yo, sin pena ni gloria, por las carteleras españolas solo apto para amantes de las sagas cinematográficas tipo Crepúsculo, Harry Potter o la mismísima Piratas del Caribe, y de las ensoñaciones románticas y juveniles tan en boga en las pantallas de cine y de televisión. La pregunta es: ¿para cuándo la próxima entrega?

Título: Mañana, cunado la guerra comience
Escrita y dirigida por: Stuart Beattie
Basada en la novela de: John Marsden
Reparto: Caitlin Stasey, Rachel Hurd-Wood. Lincoln Lewis, Deniz Akdeniz, Phoebe Tonkin, Christopher Pang, Ashleigh Cummings, Andrew Ryan y Colin Friels
Director de fotografía: Ben Nott (ACS)
Música: Johnny Klimek y Reinhold Heil
Producción: Omnilab Media y Screen Australia, Paramount Pictures y Ambience Entertainment
Nacionalidad: Australia, EE.UU.
Duración: 100 min.
Fecha de estreno: 4 de febrero de 2011
Distribuidora: DeA Planeta

Escrito por: Jorge Pisa Sánchez