Archivo de la etiqueta: represión

“Resistencia 36”. Victoria, represión y mujeres, en la Sala Teatro El Montacargas.

Resistencia 36.- CartelCulturalia os propone hoy una recomendación teatral para esta semana.

La compañía Todo el mundo lo hace representa los días 16, 23 y 30 de enero en la Sala Teatro El Montacargas “Resistencia 36”, una pieza de teatro breve, escrita y dirigida por Ramón Paso e interpretada por Ana Azorín, Laura García-Marín, Guillermo López-Acosta y Eva Chocrón. En ella, se habla de la terrible represión que sufrió la izquierda española, principalmente las mujeres, por parte de los golpistas durante la Guerra Civil Española. Torturas, asesinatos, violaciones, robos, injusticias… que, a día de hoy, siguen impunes.

La obra cuenta con el apoyo de varias asociaciones de Memoria Histórica y, de momento, ha tenido una muy buena acogida

Resistencia 36” se representa los días 16, 23 y 30 de enero en la Sala Teatro El Montacargas (C/Antillón 19, 28011 Madrid), a las 20.30 y 21:30 horas.

Precio de entrada: 5€

Reserva de entradas en sala: 91 526 11 73 / elmontacargas@yahoo.es

Crítica teatral: El policía de las ratas, en el Teatre Lliure.

img_9577¿Cuál es el mundo de las ratas? ¿Cómo viven? ¿Qué clase de comunidad crean? ¿Una parecida a la humana? y si es así ¿qué lugar ocupan en ella el arte o la ciencia? Estos son algunos de los temas por los que transita El policía de las ratas, la adaptación llevada a cabo por Àlex Rigola del cuento de Roberto Bolaño en cartelera en el Teatre Lliure hasta el próximo 24 de noviembre.

Rigola nos presenta una experiencia teatral basada en el texto de intriga y crítica social compuesto por el escritor y poeta chileno en el que Pepe “el Tira”, una rata policía, solitaria y perteneciente a una familia de ratas artistas, se enfrenta a un misterio: el hallazgo de dos ratas asesinadas, una hembra y otra bebe. Algo demasiado insólito en una sociedad, la de las ratas, donde el asesinato no existe y donde el trabajo y la colectividad se imponen sobre todo lo demás. Pepe iniciará entonces una investigación para esclarecer la causa de los asesinatos y detener al culpable de los mismos, luchando al mismo tiempo contra los tabús y los espejismos sociales.

El policía de las ratas es una reflexión sobre la realidad social humana, sobre el lugar que ocupan el arte y la ciencia y sobre el papel de la individualidad en el colectivo humano. La propuesta se construye a partir de una atmósfera de intriga y misterio potenciada por la puesta en escena de la obra. La adaptación nos presenta, así, una situación tenebrosa, aunque a veces es también agobiante y poética, construida a partir de una magistral sencillez escénica.

La obra se desarrolla sobre un escenario en el que predominan las tonalidades en blanco y negro, como haciendo referencia al género negro que subyace en la narración de Bolaño. El atrezo es mínimo, casi inexistente, compuesto por dos sillas, dos micrófonos, una bolsa de sangre y el cadáver de una rata. Si a este minimalismo le sumamos el hieratismo proyectado por los actores obtenemos como resultado un espectáculo en el que predomina la palabra, hecho que obliga al espectador a centrar su atención en la figura y la voz de los actores y de esta forma en el desarrollo del cuento escenificado de Bolaño.

img_9509Una historia que nos sirve para reflexionar sobre el papel del individuo dentro de la sociedad. Una cavilación representada en la voluntad de la rata Pepe de ser diferente, de adentrarse en experiencias que la colectividad rechaza y en poner en duda verdades que la comunidad da por establecidas. De ahí que la rata protagonista se empeñe en investigar unas muertes que la mayoría, siguiendo el dogma oficial, da por ataques de animales externos aunque los indicios criminales puedan indicar lo contrario.

La obra, además, nos permite especular sobre cuál es el papel del arte y la ciencia en nuestra sociedad. En el mundo de las ratas, el arte se ve como una peculiaridad extraña, más digna de lástima que de aprobación. Por su lado la investigación que lleva a adquirir conocimientos que pueden contradecir los dogmas oficiales en uso necesarios para mantener el orden y la vida en sociedad se consideran peligrosos para la comunidad, y por tanto se vetan siempre que es posible. Todo ello en una sociedad liderada por una rata reina, una descriptiva metáfora de los poderes políticos y financieros que controlan el mundo de los humanos.

Como ven la idoneidad de la obra no puede ser mayor, un hecho acentuado por el acierto de la puesta en escena y la interpretación sobria y mesurada de sus dos actores. Joan Carreras encarna a Pepe “el Tira”, la rata policía que lleva a cabo la investigación en cuestión con una elogiosa formalidad y un perceptible peso interior; Andreu Benito encarna, por su parte, a diversos de los personajes secundarios que acompañan la investigación, con la prestancia y el refinamiento acostumbrados en él. Ambos no solo juegan con la interpretación sino también con la tonalidad y la impostura de sus voces, para proveer de mayor realismo y diversidad a sus interpretaciones.

El policía de las ratas es una ejercicio teatral que conecta con el yo interno e individual de cada uno de nosotros y nos obliga a analizar el funcionamiento de las sociedades humanas, fijándonos, irónicamente, en la colectividad formada por las ratas. Y nos permite reflexionar sobre el peligro que comporta el desarrollo del espíritu crítico en una sociedad como la nuestra dominada por poderes que ven en esta cualidad humana una amenaza para el status quo existente. Un peligro para la propia sociedad sobre todo en una época como en la que vivimos en la que el equilibrio y la justicia social están en retroceso.

El policía de las ratas” se representa en el Teatre Lliure de Gràcia del 31 de octubre al 24 de noviembre de 2013.

Autor: Roberto Bolaño
adaptación y dirección: Àlex Rigola
Compañía: Heartbreak Hotel
intérpretes: Andreu Benito y Joan Carreras
Escenografía: Max Glaenzel y Raquel Bonillo
Vestuario: Berta Riera
Iluminación: August Viladomat
Producción: Teatre Lliure y Heartbreak Hotel

Idioma: castellano
Duración: 55 minutos sin pausa
Horarios: de miércoles a viernes a las 20:30 horas; sábados a las 17:30 y a las 21 horas y domingos a las 18 horas.
Precio: 29 €; miércoles y sábados por la tarde días del espectador, 22 €
——

Jorge Pisa Sánchez

Crítica teatral: Un trozo invisible de este mundo, en el Teatre Lliure.

cartell_trozo_invisibleGabriel Celaya afirmaba que la poesía era una arma cargada de futuro. Un trozo invisible de este mundo pretende especificar que el teatro es una arma cargada de reivindicación y protesta, utilizada en este caso para hablar y sensibilizar al espectador sobre la angustiosa realidad de la inmigración y el exilio en un mundo, el actual, en el que la globalización nos permite conocer e incluso experimentar las realidades propias de cualquier rincón del mundo y al mismo tiempo potencia el control del mismo por parte de los poderes económicos y políticos más despiadados del planeta.

La propuesta de Producciones Cristina Rota y Teatro Español aterrizó el pasado 12 de septiembre en el Teatre Lliure con la intención de concienciar al público barcelonés de la lacerante situación en la que viven muchos inmigrantes, provocada principalmente por la falta de documentación legal que acredite sus aspiraciones de “ser”. Un comienzo de temporada para el Lliure que lo enlaza con la anterior campaña teatral en la que pudimos ver los devastadores efectos del racismo y el odio en el memorial escénico Hate Radio.

Juan Diego Botto es el autor de un proyecto dirigido por el también actor Sergio Peris-Mencheta y en el que él mismo reconoce que su sensibilidad personal está implicada, como exiliado, junto a su familia, de la Argentina sojuzgada por Videla tras la desaparición de su padre en el año 1977. La obra se divide en cinco monólogos que nos muestran diversas micro-realidades que nos ayudan a re-construir una realidad global más general en la que la inmigración, la represión, la ilegalidad y el exilio están muy presentes. Desde los funcionarios que tratan con los inmigrantes internados en los CEIs (Centros de Internamiento para Extranjeros); a la fractura de los lazos afectivos y de comunicación; la humillación y el maltrato que sufren los inmigrantes por parte de ciudadanos “legales” del país de acogida; o los efectos de la represión política y la situación de desprotección y exclusión que muchos de ellos padecen en los países en los que acaban recalando.

trozo_invisible_escena_38_retalladaUn trozo invisible de este mundo, alusión que evoca a lo inmaterial de muchas de las experiencias humanas que comparten los inmigrantes, apuesta por un texto férreo y duro, aunque en él también hay lugar para el humor, sobre todo en las primeras dos historias. Aún así la propuesta no deja indiferente a nadie ya que sube al escenario una realidad por todos conocida pero de la cual nos intentamos alejar, al menos inconscientemente, debido a los elementos de debate ideológico, moral e institucional que su aproximación conlleva. La obra, por otra parte, posee un ADN compuesto principalmente de realidad, la que vemos por las calles o en los titulares de las noticias que acostumbramos a leer o ver en los medios de comunicación, normalmente tiznadas de pobreza, ilegalidad y criminalidad.

Los cinco monólogos están interpretados por el propio Botto, en cuatro ocasiones, y por la actriz y cantante Astrid Jones, que hace suyo uno de los momentos más intensos de la obra. Esta se desarrolla sobre un espacio que nos muestra la cinta de llegada de equipaje de un aeropuerto, como símbolo de arribada de almas y experiencias diversas con el solo objetivo de construir la vida justa y digna a la que no han podido optar en sus respectivos países, oprimidos la mayoría de las veces, no lo olvidemos, por la riqueza del primer mundo en el que habitamos nosotros.

El éxito de Un trozo invisible de este mundo se puede constatar de manera efectiva al comprobar el índice de asistencia de público y el fervor de los aplausos finales, una fogosidad muy rara de ver en el teatro y que confirma lo acertado de la propuesta. Aunque seguramente, lo más importante no es el grado de aprobación del producto, sino si la obra puede conseguir, o mejor dicho, si el teatro como metodología puede conseguir concienciar a la población respecto a la temática que analiza o si la gran mayoría del público que tanto aplaudió al finalizar la representación, incitados por la temática de la obra y su visceral apuesta por la humanidad que dicen reside en la mayoría de nosotros, cuando regresa a su casa vuelve también a su posición cómodamente inactiva e inconscientemente contemplativa, que abandonó en parte al ir al teatro, dejándose arrastrar por los medios de comunicación, manoseados conscientemente por otros, y que en muchas ocasiones van poco más allá de entretener a una audiencia aburrida y fastidiada para inculcarle a través de estratos y estratos de información banal, que el mundo es para aquel que se lo merece y que lo mejor que pueden hacer es consumir todo lo que puedan y seguir votando a aquellos políticos que les aseguran su tranquilidad social y la creación de todos los obstáculos posibles para que aquellos que vienen de fuera y que amenazan sus logros, queden trabados en un mar embravecido, en los alambres de espinas en que culminan los muros de la exclusión o en los compartimentos de carga de una furgoneta mal acondicionada.

Un trozo invisible de este mundo” se representa en el Teatre Lliure Montjuïc del 12 al 29 de septiembre de 2013.

Autor: Juan Diego Botto
Dirección: Sergio Peris-Mencheta
Reparto: Juan Diego Botto y Astrid Jones
Escenografía: Sergio Peris-Mencheta y Carlos Aparicio
Vestuario y atrezzo: Carlos Aparicio
Iluminación: Valentín Álvarez
Espacio sonoro: Carlos Bonmatí
Música original: Alejandro Pelayo
Producción: Producciones Cristina Rota y Teatro Español

Horarios: de martes a viernes a las 20:30 horas; sábados a las 21:00 horas y domingos a las 18:00 horas.
Precio: 22€ – 29€; martes y miércoles, día del espectador / 24,65 € con descuento
Idioma: castellano
Duración: 1 hora y 40 minutos sin pausa
——

Jorge Pisa Sánchez

Estreno teatral: Cicle Complicitats en Xarxa en el Teatre Tantarantana

El Teatre Tantarantana inicia la temporada 2010/2011 con la programación del 19 de agosto al 12 de septiembre de la primera edición del Ciclo Complicitats en Xarxa que viene a sellar la complicidad de las salas de pequeño formato de fuera de Cataluña:
– Teatre del Mar de Palma de Mallorca,
– Teatro de la Estación de Zaragoza,
– La Fundición de Sevilla y
– La Sala Guirigai de Santos de Maimona (Badajoz).

Complicitats en Xarxa es un ciclo que nace con la intención de seguir en futuras temporadas para convertirse en una ventana abierta al teatro que se esta realizando en el resto del estado Español. También significa la voluntad entre estos espacios de sumar sinergias que faciliten la circulación de los creadores entre ellos.

Artísticamente hablando en este primer ciclo presentamos una mirada contemporánea sobre dos de nuestros grandes poetas: Federico García Lorca y Miguel Hernández. Una visión desde el sur, Andalucía y Extremadura, un teatro poco visible en nuestra ciudad. Desde Baleares, El Teatre del Mar con su Camarada K nos permite descubrir la obra literaria delirante de Daniil Kharms, un autor ruso vanguardista, cuya vida fue marcada por su enfrentamiento al régimen estalinista. Finalmente Rafael Campos desde su Días sin nada, nos acerca a la vida de una mujer en las circunstancias extremas creadas por la guerra.

PROGRAMACIÓN:

Produccions del Mar (Islas Baleares)
CAMARADA K
Del 19 al 22 de agosto 2010

Autor / Dirección: Joan Carles Bellviure. A partir de textos de Daniil Kharms
Intérpretes: Sergi Baos, Margalida Grimalt y Joan Manel Vadell
Iluminación: Miquel Fullana
Diseño y realización de vestuario: Antònia Fuster
Construcción títere: Juliette Prillard
Construcción escenografía: Bernat Damians
Producción: Aina Salom

Horario: De jueves a sábados a las 21:00 horas y domingos a las 19:00 horas.
Precio: jueves 15 €; resto de días 18 €

Con el nombre de Camarada K, el autor y director Joan Carles Bellviure recrea algunos de los textos del autor ruso vanguardista Daniil Karhms (1905-1942), en un espectáculo que nos expone el contraste entre la dura vida del autor en la época estalinista y su delirante obra literaria.

El espectáculo se configura a partir de los diarios, la correspondencia, la producción literaria y la vida del autor ruso Daniïl Kharms marcada por la II Guerra Mundial, cuando la represión estalinista arremetió contra él y contra sus amistades.

Los textos muestran a Kharms como a un gran observador, asustado de la realidad monstruosa que le rodea. Sus miniaturas literarias son a menudo divertidas, pero siempre trágicas; narran escenas de la pobreza y la opresión a través de símbolos fantásticos y satíricos, y esto genera un mundo imprevisible y desordenado; con situaciones absurdas e inexplicables.

Daniil Kharms se incluye en la corriente del surrealismo y el absurdo. Autor sobre todo de poesía y relatos breves, sobrevivió gracias a la literatura infantil. Aun así acabaría sus días en un sanatorio, tachado de enemigo del pueblo, a los 37 años de edad. Sus escritos se salvaron de la desaparición gracias a sus amigos y familiares que los recogieron y publicaran años después.

———————————————————————————————————-

Tranvía Teatro – Compañía Titular del Teatro de la Estación (Aragón)
DÍAS SIN NADA
Del 26 al 29 de agosto 2010

Autor: Rafael Campos
Dirección: Santiago Meléndez
Intérpretes: Cristina Yáñez, Pilar Molinero y Santiago Meléndez
Composición musical: Miguel Ángel Remiro
Espacio escénico: Tranvía Teatro
Iluminación: Carlos Seral
Vestuario: José Carlos Marín
Maquillaje: Ana Bruned

Horario sesiones: De jueves a sábados a las 21:00 horas y domingos a las 19:00 horas
Precio: jueves 15 €; resto de días 18 €.

Una mujer, acusada de crímenes de guerra, recibe la visita de la reportera de una revista médica. En el curso de la visita, enhebrados entre la conversación, la mujer evoca algunos episodios de su vida. A través de ellos, en el diálogo con la periodista, asistimos a una serie de episodios que indagan en asuntos como la vida de una persona en condiciones extremas: una guerra, por ejemplo.

La indagación en una peripecia humana es la manera de abordar desde la escena, a través de la ficción propuesta, una reflexión que arroje alguna nueva luz sobre las posibilidades del comportamiento humano en situaciones límite, cuando la línea regular de una vida se trunca por decisiones que toman otras personas.

Antes que el enésimo alegato contra la guerra, de facilísima redacción, propone la obra un intento de acercamiento a la vida, a la vida que a pesar de todo se empeña en serlo frente a todos los imposibles lógicos. A la vida que se atreve a dictar su propio código moral, en medio de la desolación, y que además trata de producirse dentro de esa precariedad con un mínimo de cordura.

Y el contraste y la quiebra, por último, entre la visión de ciertas cosas derivada del mundo exterior, del mundo normalizado, y la visión de las mismas cosas desde dentro del huracán. Imposible coincidir en la mirada.

El solipsismo de la mujer acusada de crímenes de guerra, originado por su situación, es vivido precisamente como una consecuencia natural y lógica de esta situación, pero no puede ser comprendido por la otra persona, la que asiste a la rememoración de unos hechos que por fuerza le resultan espeluznantes.

Nada que hacer, por tanto. El daño comenzó antes, en otra parte. ¿Pero nada que hacer? La responsabilidad de cada uno respecto de sus actos no termina ni en medio del Apocalipsis.

Esa es una de las ideas, la otra es el nihilismo de quien ha perdido ya toda relación con su propia humanidad, y trata de restaurarla inventando un camino que nunca será comprendido. Sabiendo, por cierto, que nunca será comprendido.

———————————————————————————————————-

Guirigai Teatro (Extremadura)
UN ENCUENTRO CON MIGUEL HERNÁNDEZ
Del 2 al 5 de septiembre 2010

Dramaturgia y dirección: Agustín Iglesias
Intérpretes: Magda García-Arenal, Pedro Luís Cortés y Raúl Rodríguez
Espacio escénico: Jean Helbing
Espacio plástico: Luís Pablo Gómez Vidales y Maite Álvarez
Iluminación: Jordi Alvarado
Música: Granados, Gershwin, Shostakovich, Nino Rota, John Cage y Penderecki
Creación y Producción: Guirigai Teatro

Horario: De jueves a sábados a las 21:00 horas y domingos a las 19:00 horas.
Precio: jueves 15 €; resto de días 18 €.

Un espacio escénico circular invita al espectador a un encuentro vital, a una experiencia única con la poesía de Miguel Hernández. A partir de una sugerente instalación plástica una actriz y dos actores desarrollan un universo de emociones compartidas. Un intenso trabajo actoral donde las voces dibujan poemas y los cuerpo rememoran instantes y ráfagas de una vida cuya sonoridad recobramos en un eterno retorno.

Cuarenta poemas para crear un espacio escénico diferente, para romper los moldes del juego teatral al uso, reviviendo otra ceremonia: la de un encuentro vital con el poeta. La poesía de Miguel Hernández es la de un luchador contra un destino ingrato, la de un inquieto provinciano que no se conforma con la mediocridad reinante, la de un entusiasta que se nutre con la euforia de una esperanzada República y la efervescencia de una revolución liberadora. También la de un derrotado que sufre la humillación de la cárcel hasta su muerte.

Amarga y frustrante muerte de un talentoso joven de 31 años.

———————————————————————————————————-

La Fundición de Sevilla
(Andalucía)
PERLIMPLÍN
Del 9 al 12 de septiembre 2010

Dramaturgia y dirección: Pedro Álvarez-Ossorio
Intérpretes: Juan Carlos Sánchez, Emilio Alonso, Carmen Troncoso, Ana G. Morales, Guillermo Weickert y Isa Ramírez
Escenografía: Vicente Palacios
Vestuario: Margarita Ruesga
Iluminación: Ada Bonadei
Coreografía: Guillermo Weickert
Diseño Musical: Isa Ramírez y Santi Martínez

Horario: De jueves a sábados a las 21:00 horas y domingos a las 19:00 horas
Precio: jueves 15 €; resto de días 18 €

El universo lorquiano se define por un palpable sistematismo: la poesía, el drama, la prosa se alimentan de obsesiones y claves estilísticas constantes. La variedad de formas y tonalidades nunca atenta contra esa unidad cuya cuestión central es la frustración. En ese mundo, Perlimplín viene a ser el rito de iniciación desde el amor a la muerte de una joven, todo deseo, y un adulto, todo espíritu, en un rito cargado de símbolos de acuerdo con su gusto por los elementos tradicionales. No olvidemos que Lorca utiliza frecuentemente símbolos, entre los que la muerte ocupa un lugar dominante. Nuestra propuesta, pues, quiere ser un rito cargado de símbolos y metáforas.

Perlimplín es un soltero ya mayor al que le apasionan los libros y tiene miedo a las mujeres. Vive con su fiel criada Marcolfa. La sirvienta, que se mueve entre los pucheros y controla toda la casa, por miedo a que su patrón muera dejándola sin casa ni empleo, urde un plan para que se case con una joven vecina. Aturdida ante la proposición, la chica ni lo acepta ni se rebela, pero su madre toma la decisión de emparentar a Belisa con el anciano. El enlace se celebra y llega la noche de bodas, que le sirve a Belisa para despertar al sexo, sin que su marido sea capaz de satisfacerla, porque a Perlimplín se le despierta el miedo. Para apagar sus fuertes deseos, y para que su esposa no se eche en los brazos de sus pretendientes, Perlimplín idea con la cizañera sirvienta una trama de engaños a lo Cyrano de Bergerac, que tendrá trágicas consecuencias pero que le servirá para que la chica se dé cuenta de su amor. Son testigos del drama dos invisibles duendes que constantemente persiguen a una rata.

————————————————————

Publicado originalmente en http://www.indienauta.com