Archivo de la etiqueta: Carles Borràs

“Primer amor” en La Villarroel: Beckett y Arquillué descansan juntos

El inquietante Samuel proclama: “Acuéstate, todo parece detenerse; acuéstate y quédate quieto.”

Y Pere, obediente, recibe a su público estirado en un inmaculado catre hecho de sábanas de una frialdad penetrante y soberbia elegancia.

La Villarroel repone “Primer amor”, el relato de un muerto que revivirá para sentenciar que la vida y el amor no tienen sentido fuera del recluimiento personal.

El Samuel del primer párrafo se apellida Beckett y, para quitarle la solemnidad que normalmente le acompaña, diremos que nos azota con una historia espeluznantemente hermosa.

Y ese Pere en posición horizontal se trata ni más menos que de Arquillué, primera espada de la escena catalana, pero para nosotros será enajenado cómplice guiñándonos el ojo hacia un viaje fascinante.

“Yo nunca fui de los que cortan la hierba; al contrario, la cubría de estiércol más bien.” Reconoce sin pudor el desquiciante protagonista. Su lamento se adueña del escenario. No contento con eso, se propaga por el patio de butacas y no se conforma hasta asfixiar al público.

Beckett y Arquillué reflexionan sobre la absurdidad de la vida social convencional y proponen como salida el encierro. Por dentro y por fuera. Un individuo joven se convierte en huérfano y, prácticamente al instante, es desahuciado para morar sin una brizna de entusiasmo hasta dar en un banco público con otra criatura que le abre sus piernas, su casa y su fertilidad (en este orden). Y en su nuevo aislamiento (la convivencia y el matrimonio son ahora el detonante) el impávido personaje casi hallará la paz.

Miquel Górriz y Àlex Ollé, también presentes, ejercen como maestros de ceremonias poniendo a Samuel y a Pere en contacto. Su labor de directores les distingue como creadores exquisitos por el minimalismo de la propuesta: en un espacio neutral por su blancura y despojado de artificios, en el que tramoyista, actor y escenario son uno, porque se retroalimentan continuamente, demuestran una vez más que el teatro es vida hecha de palabra, sugestión e intriga.

Arquillué pone en marcha su solvencia ampliamente contrastada y exhibe, proyecta, modifica y programa de nuevo un registro amplio que recorren el humor surreal, la reflexión concienzuda y el grito de repulsa intransigente. Sus ademanes son calculados y deliberadamente mecánicos: Nos presenta a una criatura terriblemente deshumanizada, un cadáver aún bien articulado.

Beckett, desde debajo del estiércol empuja con tesón la hierba de este “amor iniciático”. Me atrevería a decir que hasta desearía revolcarse con nosotros en este barrizal en que se convierte la sala durante la representación de su maloliente obra.

Por Juan Marea

Image

   Apasionante agonía

La Villarroel
Barcelona, c/Villarroel, 87
del 7 de mayo al 16 de junio
autor: Samuel Beckett
versión: José Sanchis Sinisterra
traducción: Anna Soler
dirección: Miquel Górriz y Àlex Ollé
actor: Pere Arquillué
espacio sonoro: Josep Sanou
asistencia de movimiento: Eva Roig
diseño de luces: Carles Borràs
duración: 65 minutos
horario: martes, miércoles y jueves:20.30 h, viernes: 21 h, sábados: 18.30 y 20.30 h, domingo: 18.30 h
precios: 22€ (descuento a mayores de 65 años, menores de 14 años, Tarjeta Rosa, Tarjeta Discapacitado, Club TR3SC y Carnet Jove)

 

Anuncios

Crítica teatral: Confessions de dones de 30, en el Club Capitol


¿Qué le pasa por la cabeza a una mujer “soltera” cuando llega (y sobrepasa) la treintena? ¿Qué misterios, deseos y secretos pueblan su realidad femenina? Todo un enigma que nos desvelan Meritxell Huertas, Mónica Pérez y Yolanda Ramos en el espectáculo Confessions de dones de 30, un entramado de risas, carcajadas y verdades hormonales “políticamente incorrectas” producido por ANEXA y dirigido por Edu Pericas.

Es cierto que la “fase de los 30” es de las peores épocas en la vivencia humana, ya que además de ir dejando cada vez más atrás la juventud, y ser consciente de que el cuerpo ha llegado a su apogeo, y que no irá más allá del punto alcanzado, sino más bien todo lo contrario, se suma, en el caso de ser solter@, situación en la que se hallan, tristemente, las tres protagonistas del espectáculo, una sensación de indefensión emotiva y social en la que más que llevar el rumbo de nuestras vidas, parece que vamos a remolque de ella, con una carrera profesional las más de las veces descorazonadora, y un historial sentimental que transita entre fracaso y fracaso e incluso algún ridículo espantoso. Es así entendible que los tres personajes de Confessions de dones de 30 estén rayando la histeria y se muestren frustradas, explosivas y emocionalmente alteradas a la hora de confesarnos sus más profundas necesidades.

Confessions de dones de 30 es un espectáculo cómico que mezcla los monólogos y las actuaciones humorísticas, en las que Meritxell Huertas, Mónica Pérez y Yolanda Ramos tienen una amplia experiencia, ya sea en programas de televisión como en actuaciones sobre los escenarios. Un fondo al que se suma la amistad y la confianza existente entre las tres actrices, que se nota, y mucho, a lo largo de la obra.

Pues bien, Confessions de dones de 30 comienza como el típico espectáculo de monólogos en los que las actrices se turnan a la hora de explicarnos sus experiencias cotidianas salpicadas de anhelos y de necesidades (también cotidianas), entre las que hallamos sus apetencias sexuales no satisfechas y su devaluada vida social que se reduce a la familia (ascendente ) más cercana y a la visualización de concursos televisivos la noche del viernes.

Todo se viene abajo, y nunca mejor dicho, al producirse un accidente sobre el escenario, lo que nos hará entrar en la segunda parte del espectáculo, en la que el teatro tras el teatro y la interacción entre las actrices, nos permitirán profundizar más en la comicidad de la triste situación de las mujeres treintañeras (perdón, cuarentonas) y en la narración de sus peculiares existencias.

Para ello Meritxell Huertas, Mónica Pérez y Yolanda Ramos se desnudan, en el sentido figurado (y no tan figurado de la palabra) y hacen aflorar su touch cómico para analizar una situación, la soltería a finales de los 30 y principios de los 40, cada vez más común en la sociedad en la que vivimos. Pero como ya saben (porque se lo hemos dicho) lo hacen con mucho humor. Nos hablan de sus citas, de sus aprietos de todo tipo, de sus relaciones con los hombres, y de sus fracasos en la materia, que parecen ser muchos, de los estragos debidos a la edad (al exceso de ella), y de cuando los demás pasan de llamarte joven o chica a endiñarte el apelativo de señora, todo un terremoto emotivo y existencial para cualquier fémina que se precie.

Y todo ello en un estilo de gag o monólogo muy televisivo y con un desparpajo y un giro a La Cubana. Una carrera de humor y de situaciones cotidianas donde a veces (y solo a veces, que quede claro), se hace uso de un humor un tanto “ordinario”, advertencia hecha para aquellos más remilgados en “las cosas del reír”. Aún así Confessions de dones de 30 es una buena escusa para tomarse “con guasa y buen tino” los estragos de la edad y las incapacidades seductoras y emotivas de una sociedad que, muchas veces, no nos educa para asimilar el “envejecimiento”, y mucho menos el nuestro. Una oportunidad para conocer las confesiones de mujeres de 30…

Aprovechando el éxito de la obra el pasado 5 de septiembre se presentó en Luz de Gas Confessions, un coctel muy especial, sensual, fresco, sexy y que seduce, de color rojo intenso como la obra, pensado para las mujeres que quieran ¡!! Confesarse!!!!

Confessions es un cocktail que se sirve sin hielo, por lo que se irá calentando, así que debe beberse con cierta rapidez. Es un cocktail de graduación media de agradable sabor, por lo que se ha de tener cuidado con el número que se bebe, porque “CONFESSIONS” invita a !!!! CONFESARSE!!!!

“Confessions” el coctel se puede encontrar en la carta de cocteles de Luz de Gas y de Gas Bar a partir del 5 de septiembre.

Aquí teneis la CONFESSIONS coctel.



Confessions de dones de 30” se representa en el Teatre Club Capitol desde el 30 de mayo de 2012.
NUEVA PROGRAMACIÓN: a partir del 5 de septiembre de 2012.

REESTRENO: La obra se repone en la sala 2 del Club Capitol del 26 de junio al 28 de julio de 2013.

Autor: Domingos Oliveira
Adaptación y dirección: Edu Pericas
Reparto: Meritxell Huertas, Ota Valles y Yolanda Ramos
Vestuario: Ana Pardo
Escenografía: Xavier Erra
Iluminación: Carles Borràs
Técnico: Alfons Mas
Producción: ANEXA

Horarios: de miércoles a viernes a las 20:30 horas; sábados a las 18:00 y a las 20:30 horas y domingos a las 18:30 horas.
Precio: 23 €
Idioma: catalán
Duración: 90 minutos
———-

Escrito por: Jorge Pisa Sánchez

Crítica teatral: Un fantasma a casa, en el teatro Borràs.


Un fantasma a casa
parte del clásico británico Blithe Spirit de Noël Coward del lejano año 1941. La obra fue un éxito. Se llevó al cine en 1945 y hasta cuenta con una versión musical. En España se represento en los años 1982 y 1997 con el título de Un espíritu burlón. Ahora de la mano Antonio Calvo y adaptada por Marc Rosich vuelve con nuevos bríos bajo el titulo de Un fantasma a casa.

Breve sinopsis: Un guionista contrata los servicios de una médium de un programa televisivo nocturno de llamadas para coger ideas para un nuevo guión. En la sesión estarán su propia hermana, su mujer y un doctor amigo suyo. Lo que en principio parece una velada de diversión escéptica a costa de la médium acabará trayendo de vuelta fantasmas del pasado.

Un fantasma a casa” es un vodevil con pocas puertas pero constantes idas y venidas de los personajes por el magnífico escenario. La veterana Mercè Comes sigue demostrando que es una actriz dotada para la comedia como pocas y borda la parodia de esta espiritista Madame Arcati. Es imposible olvidar su papel de yaya Sumsión en la serie Plats Bruts o en Teresina S.A. Algo tan simple como ir en bicicleta en sus manos ya es humor. Carles Martínez interpreta al marido escéptico y es el otro peso pesado de la obra. Llena el escenario con su aire británico y pulcro que acaba desbordado por las extrañas circunstancias. Su actual mujer Ruth (Alicia González Laa) interpreta con gracia los ataques de histeria y enfado que se desatan por la inesperada presencia. Pocas entradas son más espectaculares que la que hace Elvira (Gretel Stuyck) en su primera aparición fantasmal luciendo unos encantos nada fantasmales. Su pose y presencia es a lo femme fatale de Sin City. Ella es divertida e impulsiva, todo lo contrario que la actual mujer de Carles. Completan el reparto el doctor Garriga al que da vida Pep Sais que siempre queda de perfecto teatro en todos sus papeles y la extraña y acelerada hermana de Carles, Edith (Miriam Alamany). Ellos también aportan su cuota de risas.

La obra nos provocará risas pero esta muy lejos del ritmo trepidante de su predecesora en el Teatro Borras: Pel devant y pel darrera. “Un Fantasma a casa” adolece de bastantes altibajos al faltarle más humor. Hay pasajes que se hacen un poco largos o repetitivos y no consiguen hacer reír.

La mayor baza de la función es la mezcla sabia y cómica de los dos idiomas, catalán y castellano por parte de los monólogos y el habla de Madame Arcati. El bilingüismo en las conversaciones es constante y se acentúa ya que una esposa es catalana y la otra castellana lo que provocara buenos momentos. Los equívocos y sobresaltos en las conversaciones a tres bandas con fantasma incluido generarán mucho humor.

Como es habitual de un tiempo a esta parte en el escenario se integra lo audiovisual. En esta obra se lleva a la práctica con el programa nocturno de televisión con buen resultado. Es digno de mención el único decorado que representa el comedor de una casa repleto de libros.

El folleto que presenta la obra tiene su gracia con la sexy ilustración comiquera de Keko, seudónimo de José Antonio Godoy. Este guionista y dibujante obtuvo el premio a la mejor obra del 2002 en el Salón del cómic de Barcelona con “4 botas” .Lo normal en estos trípticos informativos es poner un foto descriptiva sobre el espectáculo y aplaudo estas inusuales iniciativas al utilizar un dibujo promocional.


Sesiones de espiritismo de “pa sucat amb oli”, el escepticismo de unos, los celos de dos mujeres por su amor, el marido dividido entre las dos, son algunas de las situaciones jocosas que disfrutaremos, “Un sexto sentido” pero del humor.

Un fantasma a casa” se representará en el Teatre Borràsdel 22 de septiembre al 11 de diciembre de 2011.

Autor: Nöel Coward
Adaptación: Marc Rosich
Dirección: Antonio Calvo
Reparto: Mercè Comes, Carles Martinez, Alicia Gonzalez Laá, Gretel Stuyck, Pep Sais y Miriam Alamany
Escenografía: Montse Amenós
Iluminación: Carles Borràs
Vestuario: Mercè Paloma
Caracterización: Toni Santos
Espacio sonoro: Joan Vives
Producción: ANEXA

Horarios: de martes a viernes a las 21:00 horas; sábado a las 18:00 y a las 21:30 horas y el domingo a las 18:00 horas.
Precio: de martes a jueves, de 20 a 24 € y de viernes a domingo, de 24 a 29 €.
———————————————–

Escrito por: Taradete