Archivo de la etiqueta: Oriol Roca

Programación teatral en Porta 4 para el mes de marzo

El próximo mes de marzo la sala Porta 4 renueva su programación teatral; aquí os presentamos los espectáculos que se podrán ver en la pequeña sala de Gràcia en las próximas semanas.

Bingo!, de la Compañía Interfans

Dos actrices coinciden en un tren después de haber realizado el mismo casting. Candela Olmedo, una actriz consagrada y de vuelta de todo que no vive su mejor momento profesional, se ve obligada a compartir el trayecto con Didi Moulin, una aspirante a actriz, ingenua y llena de sueños que ha sido admiradora suya toda la vida. A lo largo del viaje saldrán a la luz las diferentes visiones que ambas tienen del mundo del show business, dos maneras contrapuestas de ver la vida mostradas en forma de comedia.

Creado, dirigido e interpretado por: Sonia Barba y Lorea Uresberueta
Imagen: Meritxell Martín
Técnica: Emma Henriquez
Escenografía: Peio Biscaia
Vídeo: Nacho Reig
Agradecimientos: Maria Luisa de la Iglesia

Horario: todos los sábados a las 20:00 horas
Duración: 60 minutos
Idioma: castellano
Precio: 10 €

———————————————————————————————————————————————————–

Decameron, de la Compañía MARIPILI

Un grupo de amigos se refugian en una villa a las afueras de Florencia; para pasar el tiempo deciden explicarse historias ingeniosas y subidas de tono, unos relatos que sirvieron a Boccaccio para denunciar la hipocresía de la sociedad de su época, obligada a mantener una imagen políticamente correcta. Del centenar de historias del texto original, la Compañía MARIPILI ha escogido solo cuatro (“La adúltera discreta”, “L’emmalaltiu de Calandrino”, “El bressol” y “El Jardinero del convento”), las que consideraron que eran las más divertidas.

Texto original: Giovanni Boccaccio
Adaptación: Compañía MARIPILI
Dirección: Juan Carlos González
Intérpretes: Pilar Jiménez, Maribel Camacho, Jordi Alberich, Óscar Navarro, Oriol Roca, Alberto Guerrero, Mercè Aulina, Carola Osorio

Horario: todos los sábados a las 22:00 horas
Duración: 90 minutos
Idioma: castellano
Precio: 10 €

———————————————————————————————————————————————————–

Tu i jo, de la Compañía fiLÒmans

Definida como una “tragicomedia con tendencia al teatro del absurdo”, Tu i jo muestra las dudas, las desazones y las horas muertas de un hombre y una mujer que comparten la vida; el hombre se aferra a la parte física del mundo, mientras que la mujer se refugia en los sueños para buscar una realidad mejor. Tu i jo es la crónica de su vida, una obra de la Compañía fiLÒmans premiada con el 13º Premio Boira de Teatro de Vic.

Texto y dirección: Roger Simeon
Intérpretes: Jordi Pagès y Carles Sanz
Música: Jaume Tardiu y Jordi Estany
Escenografía: Rosa Vancells
Vestuario: Laia Encinas
Maquillaje: Núria Muñoz
Técnicos: Eloi Rodríguez y David Montero
Producción: fiLÒmans
Colaboradores: Marta Presas, Jordi Castella, Ricard Martin

Horario: todos los domingos a las 18:00 horas
Duración: 60 minutos
Idioma: catalán
Precio: 8 €

———————————————————————————————————————————————————–

Frágiles como grillos, de la Compañía la Carne Expuesta

En este drama con toques de comedia encontraremos la fragilidad humana y la frustración de unos personajes que crean sus propias jaulas y son incapaces de romperlas, al mismo tiempo que llenan su existencia de palabras cuando en el fondo saben que lo único que no nos traiciona es el silencio, un espectáculo de la joven Compañía la Carne Expuesta que mezcla lenguajes realistas y poéticos con la intención de emocionar al público, pero también de confundirlo y hacer que dude sobre aquellos conceptos que creía tener claros.

Autoras: Elaine Hervello y Daniela Poch
Director: Javier Estevez
Intérpretes: Nacho Alberto, Clara Garcés, Javier Estévez, Gloria Viguer, Dani Pulido, Iolanda Monge, Daniela Poch, Sara Vallecillo
Productora: Elaine Hervello
Escenografía: Arnau Solé
Música original: Salvatore Maldera
Montaje, luz y sonido: Toni Martínez
Diseño gráfico: Iolanda Monge
Figurinista: Gloria Viguer
Fotografías: Isidre Santacreu

Horario: todos los sábados a las 22:00 horas, domingos a las 19:00 horas (excepto el domingo 4)
Duración: 100 minutos
Idioma: castellano, catalán y fragmentos en inglés
Precio: 8 €

———————————————————————————————————————————————————–

En John i la caixa de música, de La Trama Produccions

Programado dentro del Petit Porta 4, En John i la caixa de música es un espectáculo familiar especialmente recomendado para los niños de 3 a 10 años, una historia ambientada en el taller de los juguetes de la Calle Estret donde el aviador John se dedica a volar cada noche; así, en una de sus rutas aéreas nocturnas descubre una muñeca autómata en una cajita de música que está desorientada, triste y un poco enfadada. Para animarla John le explicará una historia con la ayuda de un pequeño teatro de sombras chinas.

Dramaturgia y dirección: Xavier Pàmies y Carla Ricart
Intérpretes: Xavier Pàmies y Carla Ricart
Producción: La Trama Produccions
Escenografía: La Trama Produccions
Música: Carlos Cros
Vestuario: La Trama Produccions
Luces y sonido: La Trama Produccions
Diseño gráfico: La Trama Produccions

Horario: todos los domingos a las 12:00 horas
Duración: 50 minutos
Precio: 6 €

———————————————————————————————————————————————————–

Muertos sin sepultura, de Mutis por el foro


Este es un drama ambientado en tiempos de la Segunda Guerra Mundial. En el verano de 1943 un grupo de rebeldes es detenido en Francia tras fallar un golpe. A la espera de ser interrogados en un almacén, los muchachos se cuestionan quiénes son realmente, ya que cada uno de ellos tiene una actitud diferente ante esa misma situación. Así, y a pesar de la tensión de esos momentos, el grupo intentará soportar su cautiverio con la mejor de sus sonrisas.

Dirección: Naiara Herrero
Intérpretes: María García de Andoni, María Scherezade Garrido, Elena Ardila, David Escalada, Daniel Naya, Javier Muruzábal, Pablo de la Barrera, Juan Gutiérrez, David Alén, Txiki Blasi, Íñigo Zugadi, Gaspar González
Ayudante de dirección: María Cano
Escenografía y vestuario: Naiara Herrero
Luces: María Cano y Naiara Herrero
Sonido: Macarena Millán y María Cano

Horario: domingo 18 de marzo a las 22:30 horas
Duración: 75 minutos
Idioma: castellano
Precio: 10 €

Crítica teatral: ¡Oh, Itimad, Itimad!, en el teatre Riereta.


Iván Romero
presenta en el teatro Riereta ¡Oh, Itimad, Itimad!, la versión 2.0 de su epopeya distópica iniciada con las representaciones de Urna 321, un “des-propósito espacial” que nos habla de la humanidad del futuro, de su supervivencia y de lo que más importante aún, de sus sueños.

Del 22 al 24 de abril el teatro Riereta ha acogido las representaciones de la segunda entrega del díptico de ciencia-ficción creado y dirigido por Iván Romero e interpretado por los miembros de la compañía Les Maniquís, un intento basado en el humor y el cinismo descarado más pesimista de imaginar y reflexionar sobre la humanidad del futuro, sobre sus éxitos y sobre todo sobre sus fracasos.

Iván Romero, su director, plasma en su nueva obra, como ya avanzaba en su anterior producción, una clara desconfianza ante el porvenir de la civilización humana, que bebe de las fuentes, como ya dijimos en otro lado, de la novela de ciencia-ficción distópica género liderado por las obras de Ray Bradbury, Aldous Huxley y George Orwell. Romero nos sitúa de nuevo en un escenario abatido por la “civilización” y por las leyes y las normativas, en un ambiente opresivo que no deja lugar al espíritu humano ni a las emociones que de él dependen.

La situación se nos hace clara a los pocos minutos. Los restos de la humanidad viven en una nave nodriza en la cual, y por razones de espacio, la natalidad está controlada y el comportamiento y las emociones están prohibidas (que malas son las emociones!!); la música está erradicada ya que “hace zozobrar el alma” y, como no podía ser de otra forma, la lectura y los libros están prohibidos, como culpables de hacer pensar a la gente y hacerles ser conscientes de su estado y sus limitaciones. La unidad familiar formada por, Ravi, Chandra y Jan viven en una cápsula diminuta, expulsados de la sociedad nodriza al haber infligido las rígidas leyes de natalidad. Su triste existencia se organiza alrededor de la “buena educación” de su hijo a través del cual pretenden regresar al seno de la sociedad que les expulsó, presentándolo como un nuevo hombre, un nuevo mesías.

Siendo así, Jan se ha convertido en un auténtico autócrata familiar, absorbiendo las vidas de sus progenitores. Todo en la cápsula espacial gira alrededor de Jan hasta el punto que su misma madre se encarga de satisfacer “manualmente” sus necesidades sexuales. Todo cambiará a partir del choque con otra cápsula expulsada de la sociedad, que obliga a los ocupantes de las dos cabinas a compartir el mismo espacio. Los nuevos ocupantes de la cápsula son dos hermanas extrañas y dominantes: Shani es una concienciadora, una líder “no espiritual” de distrito con movilidad disminuida expulsada de la sociedad por su “ilegítima” relación con los libros y por haber mostrado sus propios sentimientos; Shukra, su hermana, ha sido castigada también ya que su hermana minusválida no puede valerse por sí misma. Las dos hermanas mantienen una relación de dominación entre ellas que en breve intentarán imponer a sus nuevos compañeros de cápsula.

Será aquí donde veremos el auténtico infierno que se establece en la cabina espacial, y por referencias también seremos testigos del infierno en el que vive sumida la raza humana. La vida de los ocupantes de la cápsula depende total y completamente de las normas aprendidas en la civilización “nodriza” de la que han sido expulsados. El único ser independiente, es posiblemente peor que los seres socializados, un auténtico tirano y déspota familiar que no tiene respeto por nada ni por nadie y que somete a sus padres a la voluntad cambiante de sus deseos. Aún así los roles de todos variarán con la llegada de Shani y Shukra, lo que generará una tragicomedia cínica y desvergonzada que analizará no solo hacia donde vamos sino también de donde partimos.

Romero y los integrantes de la compañía Les Maniquís nos hacen reflexionar desde el humor y el sarcasmo. Y para ello utilizan el género del “teatro distópico” (no sé si está etiqueta existía ya), algo que ya conocíamos a través de su anterior producción Urna 321. Y lo hace a través de las herramientas y los objetos y de un estilo teatral reconocible. El escenario se organiza en base a espacios configurados a través de restos de maquinaria “espacial” y de elementos industriales. Un futuro creado a través de desperdicios que nos dan una idea de la “triste” situación que atraviesa la humanidad y los componentes expulsados de ella. El vestuario combina ropajes actuales e identificativos, como en el caso de los “pañales de tela” de Jan, que nos informan también de su carácter infantil, y de las vestimentas de Ravi. A ellas se suman los atuendos excéntricos de las mujeres de la obra que a través de sujetadores-desatascadores, de peinetas y de faldas hechas en base a fregonas de tela le dan un toque distópico e irreal a la representación y en parte nos informan también de los caracteres de las féminas.

No será, sin embargo, hasta los momentos finales de la representación donde aparecerá la auténtica joya de la obra. Y ésta no es otra que la reflexión que hacen los integrantes de la cápsula sobre la vida en la nave nodriza y sobre el resort asteroidal llamado Itimad. Las dos “invasoras” espaciales, Shukra y Shani, recuerdan, durante el banquete nupcial (¡¡sí, seremos testigos de una boda!! estrafalaria, claro está) la publicidad sobre Itimad, un resort asteroidal promocionado en la nave nodriza. Ambas poseen el mismo recuerdo (exactamente el mismo) mientras que Chandra defiende su individualidad y su idea personal sobre Itimad. En definitiva, la libertad a tener sueños personales, a soñar con cosas que otros no pueden soñar, todo lo contrario a lo que quiere el Estado-nodriza. Todo un hallazgo, si señor, en la línea de la mejor ciencia-ficción, aunque en este caso sea teatral. ¿Quién pudiera controlar y dominar los deseos y los sueños de los hombres? Seguramente el sueño de los Estados, de las corporaciones y casi también de los bancos.

En el aspecto interpretativo ¡Oh, Itimad, Itimad! Es una obra sentidamente coral en la que todos los personajes aportan una parte importante al resultado final. Oriol Roca se recrea en la interpretación de un adulto-niño que no ha sabido y no ha querido crecer a costa de sus padres; Núria Granell se defiende caracterizada de madre y limpiadora de la cápsula con comportamientos esquizofrenoides en algunos momentos y David Blanco compagina su papel de patriarca atormentado y de ciudadano expulsado de la civilización pero ansioso de regresar a ella, cueste lo que cueste. Aún así, la carga de humor y de moralidad más interesante es la que se materializa tras la llegada de Shani (Noelia Izquierdo) y Shukra (Maialen F. Boncompte), la primera sobresaliente en su papel de concienciadora y guía espiritual traidora a los principios que representa y la segunda como campeona de la división de honor de tiro a la cápsula y de carácter desvergonzado y alegre, en penitencia por la caída en desgracia de su hermana.

Toda una combinación de elementos y géneros abordados desde la escasez de medios, que no de ideas y de ganas. ¡Oh, Itimad, Itimad! Es una vuelta de tuerca más de Iván Romero y la compañía de teatro Les Maniquís, sobre una temática, el futuro de la humanidad, observado desde un calidoscopio que nos ofrece muchas vistas particulares y plurales, y que nos propone una pregunta: ¿Qué pasaría si el futuro de la humanidad fuera tal que casi no valiera la pena vivirlo? ¿Qué sucedería si los vicios y los deterioros vitales y sociales de la humanidad nos encaminasen hacia un callejón sin salida? ¿Son nuestros propios sueños privados y personales la última propiedad individual que el futuro nos permitirá poseer? ¿Dónde está el resto de nuestras vidas?

¡Oh, Itimad, Itimad!” se representó en el teatre Riereta del 22 al 24 de abril de 2011.

Autor y director: Iván Romero
Intérpretes: Oriol Roca, Núria Granell, David Blanco, Noelia izquierdo y Maialen F. Boncompte
Luces y sonido: Frisco Sáez “Elfrisco”
Escenografía: J. Chamizo
Vestuario: Lorena Gómez, Aleix Molinero y Gladis Castorseno

Idioma:
castellano
Duración: 1 hora y 15 minutos

Estreno teatral: ¡Oh, Itimad, Itimad!, en el Teatre Riereta.


La compañía de teatro Les Maniquís estrena ¡Oh, Itimad, Itimad!, una nueva obra que se adentra en el análisis de la sociedad y sus comportamientos ambientada en el futuro. Un nuevo “des-propósito espacial” que supone un paso teatral adelante más en relación a Urna 321, su anterior producción de crítica distópica y social.

Chandra, Ravi y su hijo Jan malviven en una cápsula espacial no tripulada que gravita alrededor de una nave nodriza, la civilización. Un reducto de sociedad con serios problemas de superpoblación donde impera el totalitarismo del código general de nave: decálogo de normas férreas que, en el caso de ser incumplidas, condenan al infractor a vagar eternamente en el espacio.

A pesar de las penurias, Ravi no pierde la esperanza de regresar a la nave y prepara a su hijo para el improbable acontecimiento, mientras Chandra vive del recuerdo de su vida feliz junto a su anterior marido, Spica Spic, un famoso hombre anuncio fallecido en circunstancias ridículas. Jan desconoce lo que hay fuera de la cápsula. Fue su nacimiento lo que les condenó a vagar por el espacio. Su vida se limita a maltratar psicológicamente a sus padres y a hacerlos sentir culpables de su desgraciado destino.

Todo cambiará a partir de la colisión con otra cápsula, ocupada por Shani y Shukra, dos hermanas expulsadas de la nave nodriza por motivos ciertamente peculiares. Shani y Shukra rompen el equilibrio de dominados y dominante destapando el resentimiento más hondo y los odios mejor guardados. 

 

¡Oh, Itimad, Itimad! expone el problema de la educación asociado a un sistema totalmente deshumano y deshumanizado, donde todo se puede comprar, donde la escritura y la lectura son deshonrosas, donde disfrutar de la música es delictivo y llorar es mezquino porque no produce. El humanismo ha muerto. El hombre nuevo no llora, compite. No ama, compra. Las utopías no son más que estrategias de marketing. Los lugares soñados son spots publicitarios y el deseo se limita a lo material.

Itimad no es más que un asteroide en medio de la nada envuelto con el lacito de la sugestión publicitaria. Los personajes, a pesar de vivir desterrados, desean regresar a ese mundo de competitividad y vigilancia continua, escuchar promesas de ascensión social y soñar con que algún día les obsequian con poder bañarse en las playas de Itimad y disfrutar de sus atardeceres plateados.

En la nave nada está sujeto a la imaginación del individuo, todo está prefabricado. No obstante, en el destierro todo está permitido, nadie les vigila, no hay normas. ¿De qué sirve pues insistir en respetarlas? La obra explora esa especie de alienación a la moral, a la norma, a la conducta. Sólo Jan la cuestiona porque nació libre, fuera de la sociedad. He aquí la paradoja, a pesar de recibir una educación basada en el Decálogo y de tener todos los cuidados, el hijo se rebela, somete a sus padres y les hace sentir culpables de todas sus desgracias.

Explorar el concepto de rebeldía, qué hay detrás de la conducta subversiva y, en contraposición, qué hay detrás del sumiso, del que no se cuestiona absolutamente nada, es un hilo muy interesante del que estirar. El texto trata de cuestionar conceptos como la integración, la tradición, la religión e incluso pensar sobre la vida misma. Indaga en el que somete y en el sometido. ¿Qué placer oculto lleva a disfrutar del sometimiento? ¿Qué es lo que induce al ser humano a someter? ¿Qué es la culpa y cómo se gestiona?

¡Oh, Itimad, Itimad! es un texto loco, trepidante, cínico y perturbador. Un espectáculo dislocado, atrevido, un puñetazo donde más duele al espectador con un tono cómico pero desde el sarcasmo y el cinismo.

¡Oh, Itimad, Itimad!” se representará en el teatre Riereta del 22 al 24 de abril de 2011.

Autor: Iván Romero
Director: Iván Romero
Intérpretes: David Blanco, Maialen F. Boncompte, Bárbara García, Núria Granell y Oriol Roca
Producción: Cía Les Maniquís
Escenografía: Javi López
Vestuario: Aleix Molinero y Lorena Gómez
Iluminación y sonido: Frisco Sáez

Horarios: Viernes 22 y sábado 23 de abril a las 21:00 horas; domingo 24 de abril a las 19:30 horas.
Precio:
Duración: 60 minutos.

Crítica teatral: El projecte dels bojos. Una utopia musical, en el Almeria Teatre.


Hasta el próximo 13 de marzo el Almeria teatre mantiene en cartelera El projecte dels bojos. Una utopia musical, un espectáculo de pequeño formato que nos habla de las personas “normales” y cotidianas, de sus sueños y de los objetivos que les permiten hacer real su utopía de la felicidad.

Un espectáculo musical de “pequeño formato” que nos habla de la vida misma, de los sueños y de aquello que nos mueve y nos anima para afrontar el presente y el futuro sin morir en el intento. El projecte dels bojos. Una utopia musical no nos presenta a grandes personajes, ni grandes escenarios ni reconocidos temas exitosos del pasado. La obra representa la vida, tan sencillo como eso y a veces, tan complicado.

El projecte dels bojos. Una utopia musical nos explica la historia del El Voilà!, un local, un bar de barrio amenazado de cierre a causa de la construcción de una ciudad de ocio, un resort urbano que quiere transformar toda la zona y adaptarla a los nuevos tiempos, donde el consumo y el placer (y normalmente el dinero) se imponen sobre todo lo demás. Ante tal infortunio el propietario y algunos de sus clientes más habituales deciden crear un cabaret, un diario teatral para salvar El Voilà! El punto en común de esta nueva empresa será la locura, o lo que es lo mismo, la utopía. Cada uno de los componentes de la compañía pondrá algo de él mismo en el cabaret, sumará una parte de su locura para intentar cambiar el mundo, su mundo, y por ello sufrirán una transformación y ya nada más podrá volver a ser lo mismo.

El projecte dels bojos es una de aquellas obras que te obliga a pensar y no sobre grandes cosas y grandes conceptos, sino sobre la existencia de cada uno de nosotros y de cómo invertimos el tiempo que nos ha sido concedido. Es un símbolo de la vida que llevamos cada uno de nosotros y de la lucha desesperada que nos vemos obligados a realizar cada día para ser quien somos y no dejarnos arrastrar por la realidad, cada vez más cruda y materialista. Los personajes del musical, el propietario de El Voilà! y sus clientes podríamos ser, perfectamente, nosotros mismos. Cada uno ha huido o huye de su realidad refugiándose en un local que parece que esté fuera del tiempo y de la existencia. Allí nada ha cambiado desde hace mucho tiempo e incluso el polvo de la historia está presente, como testimonio. Un refugio amenazado, como tantos otros que existen en la realidad, y que han de dejar paso a los nuevos tiempos y a las nuevas realidades. Esta situación hará reaccionar a los locos cuerdos y les llevará a crear un espectáculo dentro del espectáculo, en el que la locura, la razón, los deseos, los objetivos vitales de todos ellos se materializarán a través del esfuerzo teatral, de la puesta en escena de sus vidas a través del teatro.

El projecte dels bojos es un proyecto cuidado y atrevido, digno de La Barni Teatre, que ya nos dejó con un excelente sabor de boca con Ojos verdes, Miguel de Molina in memoriam. Aunque no tan redondo como este último. La idea que mueve el espectáculo es brillante y permite a la obra acercarse a los corazones de todo el público, llegar a aquel trocito de nuestra alma al que solo se llega muy de vez en cuando. Aunque su plasmación teatral desfallece en algunos aspectos. La trama es, a veces, algo confusa, ya que existen dos líneas (o filums) temporales que se alternan sobre el escenario. Solo llegando al final sabremos el porqué de esta dualidad y cerraremos el círculo simbólico y emotivo de la obra. La duración de la misma es, también, algo excesiva, sobre todo si tenemos en cuenta que la primera parte del espectáculo es algo “lenta” argumentalmente y no siempre permite la ubicación dentro de la trama.

Aún así, y siguiendo la frescura y la brillantez de ideas de su producción anterior, las soluciones dramáticas, coreográficas y argumentales son excelentes. La Barni Teatre sabe lo que se hace en lo que se refiere a espectáculos musicales. La dualidad de la trama representada en el dualismo del vestuario y el toque periodístico del mismo, la transformación, a veces un poco brusca, entre la realidad y los ensayos, y sobre todo la historia mostrada hacen de El projecte del bojos una oportunidad única de conocer y disfrutar de una obra y de una compañía que sabe crear en el ámbito del musical.

Lo mejor, sin duda, de la obra es la evolución existencial que notaremos en los protagonistas. Asistiremos a una transformación (como si estuviéramos delante de una crisálida) real que afectará a los espíritus de los protagonistas: Un propietario cascarrabias y “pervertido”; un viajero “orientalizado” y sin raíces; una funcionaria amargada por su jefe y por su familia que vive pegada a los móviles; una chica del videoclub amante del cine y que ve ángeles y un hombre de teatro que hace de conejo en un parque infantil. Todos ellos encontrarán su realidad juntos en su cruzada para salvar El Voilà! Y también, aunque ellos no lo saben, para salvar sus vidas. Todo ello acompañado de la música, de las canciones y de la coreografía (y de una pequeña orquesta de músicos) que consiguen crear un clima muy especial tanto encima del escenario como en el patio de butacas. A esto se ha de sumar una escenografía sencilla pero trabajada (aunque en un escenario central algo pequeño) que nos transporta a una realidad irreal, estancada en el tiempo y fuera de la materialidad.

El projecte dels bojos es, pues, un espectáculo que se ha de gozar, uno de aquellos musicales que nos permite disfrutar desde la butaca y nos permite darnos cuenta de que no hace falta un escenario enorme con decorados magistrales y con una magistral, también, inversión en los medios de comunicación para crear un espectáculo musical, y lo que es más importante, una obra teatral que nos permite viajar, hacer una exploración de nosotros mismos y recordar qué es aquello que nos hace mirar el futuro sin sentirnos vencidos ante él, y luchar cada día para que nuestra realidad, o nuestra locura, se imponga a la esquizofrenia cotidiana de un mundo malsano y condenado, perdón, de un mundo real, cuerdo y sensato.

El projecte dels bojos” se representa en el Almeria Teatre del 29 de enero al 13 de marzo de 2011.

Idea y dirección: Marc Vilavella
Dirección: Marc Vilavella
Texto y letras: Laia Martí
Música: Marc Sambola
Aportaciones a la dramaturgia: Xavi Casan, Quim Dalmau, Míriam Escurriola, Gracia Fernández, Marc Pociello y Jordi Silva
Intérpretes: Mariona Castillo, Òscar Mas, Carme Sánchez, Jordi Sanosa y Marc Vilavella
Músicos: Gemma Torralbo, Núria Galvañ, Marc Sambola, Oriol Roca y Lluis Canet
Escenografía: Carles Cardelús
Vestuario: Geraldine Zambelli
Diseño de luces: Sergi Cervera
Compañía: La Barni Teatre

Horarios: de martes a viernes a las 20:00 horas; sábados a las 17:00 y a las 20:00 horas y los domingos a las 17:00 horas.
Precio: martes y miércoles (días del espectador) 18 €; de jueves a domingo y festivos 22 €.
Idioma: catalán y castellano.
Duración: 2 horas y media (descanso de 10 minutos).

—————————————————————————

Escrito por: Jorge Pisa Sánchez

Estreno teatral: El projecte dels bojos, en el Almeria Teatre.


El Almeria Teatre estrena la segunda obra teatral creada por la compañía La Barni Teatre, El projecte dels bojos, un espectáculo de cabaret musical y utópico dirigida por Marc Vilavella e interpretado por Mariona Castillo, Òscar Mas, Carme Sánchez, Jordi Sanosa y Marc Vilavella.

Cinco personajes coinciden por diferentes motivos al bar El Voilà! Cada cual proviene de un tipo de vida totalmente diferente, pero todos tienen un punto en común: están “locos”. Su locura está provocada porque lo que piensan y sienten, la percepción que tienen de la realidad, lo que les interesa y desean, no se corresponde con aquello que es habitual y está dentro de la norma.

Ante el peligro de cierre de El Voilà!, los “locos” intentarán evitarlo con un proyecto común: la creación de un cabaret que impactará directamente sobre sus vidas y que utilizará la prensa escrita como elemento de denuncia. Un diario teatral donde plantearán su percepción loca del mundo y dónde plasmarán sus soluciones para arreglarlo. A raíz de este cabaret, nada volverá a ser como antes para ninguno de ellos.

El projecte dels bojos. Una utopía musical, es realismo y abstracción, comedia y drama, tragedia y farsa, cordura y locura. Estos son los ingredientes con que La Barni Teatre invita a reflexionar sobre la necesidad de las utopías, de los impulsos que nos llevan a desearlas, de las dificultades para conseguirlas y de las trampas y contradicciones en las cuales inevitablemente caemos todos aquellos que pensamos que otro mundo es posible. La lucidez de los locos nos lleva hacia la reflexión y el delirio, la denuncia y la introspección, la poesía y el patetismo.

El projecte dels bojos. Una utopía musical, es la segunda creación de la joven compañía La Barni Teatre, dirigida por Marc Vilavella y Marc Sambola. La compañía, creada hace cuatro años, nace con el objetivo de hacer una clara apuesta por el teatro musical de creación. Con su primera obra Ojos Verdes. Miguel de Molina in memoriam consiguieron un gran éxito de crítica y público.

El projecte dels bojos” se representa en el Almeria Teatre del 29 de enero al 13 de marzo de 2011.

Dirección: Marc Vilavella
Texto y letras: Laia Martí
Música: Marc Sambola
Aportaciones a la dramaturgia: Xavi Casan, Quim Dalmau, Míriam Escurriola, Gracia Fernández, Marc Pociello y Jordi Silva
Intérpretes: Mariona Castillo, Òscar Mas, Carme Sánchez, Jordi Sanosa y Marc Vilavella
Músicos: Gemma Torralbo, Núria Galvañ, Marc Sambola, Oriol Roca y Lluis Canet
Escenografia: Carles Cardelús

Horarios: de martes a viernes a las 20:00 horas; sábados a las 17:00 y a las 20:00 horas y los domingos a las 17:00 horas.
Precio: martes y miércoles (días del espectador) 18 €; de jueves a domingo y festivos 22 €.