Archivo de la etiqueta: rock’n’roll

Crítica literaria: Paracaídas & Vueltas, de Andrés Calamaro

Más de treinta y cinco años de carrera musical han convertido a Andrés Calamaro (Buenos Aires, 1961) en un verdadero mito del rock’n’roll hispano, una voz valorada y respetada entre los miembros de la familia del rock, por lo que era tan solo una cuestión de tiempo que una editorial le propusiera publicar un primer libro con sus reflexiones, y ahora por fin podemos celebrar ese debut: Paracaídas & Vueltas (Libros Cúpula) recoge alrededor de doscientos textos breves escritos en los últimos años, algunos inéditos, otros publicados en diarios y revistas como La Nación o Rolling Stone, además de prólogos de libros, relatos ficticios, fragmentos de canciones y versos sueltos, un material –complementado con fotografías inéditas que documentan conciertos y grabaciones de sus discos más significativos– que ofrece la versión más íntima de su personaje, tal y como promete el subtítulo elegido para esta compilación: “Diarios íntimos”, un guiño a Charles Baudelaire que le sirve para etiquetar las confesiones de su día a día.

El músico, y ahora escritor, Andrés Calamaro, en una imagen promocional
El músico, y ahora escritor, Andrés Calamaro, en una imagen promocional

Aquel que espere encontrar aquí las memorias convencionales de una figura del rock posiblemente se llevará un desengaño. Andrés Calamaro no parece interesado en echar la vista atrás y recordar las anécdotas más llamativas de una carrera que, a buen seguro, ha sido muy intensa en todos los sentidos; en cambio, sí pretende homenajear a aquellos nombres que hicieron del joven Andrés la rutilante estrella que hoy día conocemos. Así, en el libro descubrimos un hombre agradecido al legado musical de sus ídolos del rock’n’roll, pero también un tipo que siente devoción por sus amigos menos famosos y que no puede evitar emocionarse al recordar a los compadres que fallecieron. Además, Calamaro se revela como un verdadero entusiasta de su profesión que disfruta haciendo kilómetros en su furgoneta cuando se encuentra de gira, según deja entrever en las crónicas de los viajes y conciertos por España y Latinoamérica, relatos que escribe con urgencia y algo de insomnio en la soledad del hotel tras sus actuaciones.

Desde la más absoluta sinceridad, el músico argentino presenta aquí los textos que mejor definen su personalidad, piezas que pueden leerse en el orden que el lector desee y que permiten conocer un poco más a la rockstar que se deja la piel en los escenarios, todo un personaje que en Paracaídas & Vueltas defiende fervorosamente su afición por las corridas de toros y, de paso, firma un discurso beligerante contra los defensores de los derechos de los animales, a quienes denomina con ironía «mis canibalistas». A nadie debería sorprender sus declaraciones, y si así fuera, Calamaro manda un último recado: «Recordar que mi vocación por el discurso políticamente incorrecto es mi bandera», afirma orgulloso. Sin duda, genio y figura.

Título: Paracaídas Y Vueltas. Diarios Íntimos
Autor:
Andrés Calamaro
Editorial:
Libros Cúpula
Páginas:
295 páginas
Fecha de publicación:
Abril 2015
ISBN:
9788448021320
Precio:
17,95 €

____________________
Escrito por: Robert Martínez

Crítica literaria: Yo fui Johnny Thunders, de Carlos Zanón

yo_fui_johnny_thunders_300x457

Lejos de la ciudad de postal que muchos se empeñan en mostrar, de la imagen de diseño, de Gaudí y de turistas despistados paseando por las Ramblas, existe otra Barcelona, la que no aparece en las fotografías de los veraneantes, la de barrio, la que tiene alma de pueblo. Y esa es la ciudad que dibuja Carlos Zanón (Barcelona, 1966) con extraordinaria precisión en Yo fui Johnny Thunders, una Barcelona real poblada por personajes reconocibles que sobreviven con más empeño que acierto a sus dramas cotidianos. Esta es una historia de perdedores, una novela muy dura con un protagonista, ahora crepuscular guitarrista, que regresa al barrio que le vio crecer para tratar de encontrar la paz que siempre le fue esquiva, o lo que es lo mismo: el despiadado relato que se esconde tras el consabido “sexo, drogas y rock’n’roll”.

A sus casi cincuenta años, Francis vuelve a casa, al piso familiar en el que practicó los primeros acordes, al lugar en el que le llamaban “chico rock’n’roll”, a enfrentarse a los fantasmas del pasado. Atrás quedó su etapa musical, cuando era Mr Frankie, cuando su talento arrasaba en las salas de la ciudad, cuando era capaz de emocionar al público con su acústica y su voz. Aquel Mr Frankie fue todo lo que él soñaba de adolescente, el triunfo sobre un escenario empuñando una guitarra, siempre rodeado de mujeres de toda índole –“Francis tuvo algunas mujeres. Mr Frankie muchas más”–, pero en su camino hacia la gloria se le cruzaron las drogas y, sin saber muy bien cómo, quedó atrapado en ellas, acabando así con cualquier sueño de grandeza al mismo tiempo que, sin ser consciente de ello, destrozaba la vida de quienes le rodeaban. Ahora Mr Frankie es una voz en su interior, mientras que a ojos de los demás vuelve a ser Francis.

El escritor barcelonés Carlos Zanón, en una imagen promocional
El escritor barcelonés Carlos Zanón, en una imagen promocional

En la dualidad Francis-Mr Frankie radica buena parte del encanto de esta novela, aunque el gran acierto de Zanón es situar a su alrededor a una serie de personajes secundarios tan interesantes como su protagonista: ahí está su padre, Paco, con quien el trato nunca fue fluido; su medio hermana Marisol, para quien aquel joven era Dios; don Damián, amo de un bingo y mafioso de medio pelo; su viejo amigo Álex Dalmau, de los pocos que siguen en el barrio; o doña Imma, una anciana independentista fan de Artur Mas, entre otros.

En Yo fui Johnny ThundersCarlos Zanón practica una novela negra nada ortodoxa: aquí no hay policías que deban resolver un gran crimen, pero sí encontramos personajes que podrían ser carne de esa literatura, con individuos al margen de la ley, ladronzuelos que ansían un golpe de suerte final, yonquis esclavos de sus propios excesos… Además, Zanón, con prosa detallista y frases cortas salpicadas de palabras en catalán, incluye referencias constantes a la actualidad, como el proceso soberanista o los estragos de la crisis en la población –describe con verdadera crudeza la realidad de aquellos que esperan, noche tras noche, los productos caducados que desechan en los supermercados–. Y todo esto a ritmo de rock’n’roll, referencias musicales incluidas en la historia sin impostura –desde The Smiths a Willy DeVille, pasando por The Avett Brothers o Patty Smith, deseada por el joven Francis–, canciones que el mismo escritor barcelonés escuchaba cuando soñaba ser una estrella del rock, igual que Mr Frankie, el protagonista de este excelente relato de supervivencia, frustración, violencia y segundas oportunidades.

Título: Yo fui Johnny Thunders
Autor: Carlos Zanón
Editorial: RBA Libros
Páginas: 288 páginas
Fecha de publicación: Enero 2014
ISBN: 9788490560082
Precio: 16,15 €

____________________
Escrito por: Robert Martínez

Novetat discogràfica: Tothom ho sap, de Gerard Quintana i Xarim Aresté

Tothom ho sap

“El Xarim sembla més gran musicalment del que indica la seva edat. Ha mamat molt el blues de Chicago i això el fa proper al so més stonià (…). És una bona persona que viu per la música”, deia Gerard Quintana sobre Xarim Aresté en una entrevista concedida a Culturalia, ara fa dos anys, sense imaginar que en ell havia trobat el soci ideal per a gestar el seu nou treball, Tothom ho sap, un disc amb què el músic gironí deixa enrere la seva etapa més intimista i poètica per a tornar al rock’n’roll i el blues dels seus orígens.

La complicitat entre Quintana i Aresté s’ha consolidat en el darrer any i mig, el temps que fa que els dos músics comparteixen pis; aquest fet els va permetre passar les vint-i-quatre hores del dia centrats en la confecció de l’àlbum, i tant era l’hora en què arribava la inspiració, a mig matí o de matinada: sempre hi havia un dels dos pensant en noves estrofes, noves melodies, nous ritmes. Així es va crear aquest Tothom ho sap, un títol –extret de la cançó La campana– que el gironí explica des de dos punts de vista diferenciats: per una banda, al·ludeix al fet que es tracta de rock’n’roll, tothom sap què és, en aquest sentit no inventen res de nou; d’altra banda, Quintana no ha volgut desentendre’s de la situació sociopolítica actual, i aquest “tothom ho sap” també es refereix al moment actual, el final d’una era, d’un sistema.

Els músics Gerard Quintana i Xarim Aresté, en una imatge promociona
Els músics Gerard Quintana i Xarim Aresté, en una imatge promociona

Del seu treball conjunt han sorgit unes seixanta cançons, de les quals han escollit només tretze per a incloure-les al disc, temes que pretenen ser una injecció d’energia en aquests temps difícils. Per aconseguir-ho, Quintana i Aresté han utilitzat un so rock arrelat als anys setanta –“El rock és un bon vehicle per a dir les coses amb més força”– combinat amb blues, a més d’incloure algun element folk. Així, a més de La campana, que serveix per a posar nom a l’àlbum, hi trobarem altres cançons que mereixen ser destacades, com ara 1000 preguntes, Els inventors (que va ser la primera cançó que van fer de forma conjunta), Ara o mai, Arribarem al cel (el darrer tema que van composar) o Figues de Moro (de versos eròtics).

Tant Gerard Quintana com Xarim Aresté es mostren tranquils i confiats a l’hora d’afrontar els primers concerts amb què presentaran Tothom ho sap, amb la promesa que ho donaran tot damunt l’escenari; en aquest sentit, el 21 de març actuaran a Barcelona dins de la programació del Festival de Guitarra, i una setmana després portaran el seu directe a l’Auditori de Girona dins el Festival Strenes.

Títol: Tothom ho sap
Autor: Gerard Quintana i Xarim Aresté
Edició: Promo Arts Music Records
Data de publicació: Març 2014
Preu: 15,00 €
Més informació: http://www.gerardquintana.cat/

Novetat discogràfica: Música de consum, d’Els Surfing Sirles

Música de consum

El passat 10 de juliol una notícia funesta sacsejava el panorama musical català: aquell dia moria Uri Caballero, el guitarrista de la banda de rock’n’roll barcelonina Els Surfing Sirles. Des del primer moment, els seus companys de formació van entendre que, sense el seu talent, el grup com a tal deixava de tenir sentit, i van anunciar la seva dissolució imminent; abans, però, publicarien el seu darrer àlbum, aquell en què estaven treballant aquest estiu, i ara, gairebé quatre mesos després, apareix Música de consum, el tercer i últim treball d’un grup que va recuperar la contundència del so garatge per als escenaris catalans.

El mateix Uri Caballero va ser el responsable de l’elecció del títol; així, Música de consum es refereix a la problemàtica relació entre l’anomenada música “underground” i la “mainstream”, a més de qüestionar la dificultat evident per a discernir quina pertany a un grup i quina a l’altre. D’altra banda, aquest és un disc que impacta ja des de la mateixa imatge de portada: es tracta d’una fotografia del multitudinari enterrament del líder anarquista Buenaventura Durruti a Barcelona, una escena que, en opinió del cantant Martí Sales, encaixava molt bé amb la temàtica de l’àlbum, on la mort és una idea constant en les seves lletres, però tractant-la sempre “d’una forma molt sirlera, amb la desimboltura que ha caracteritzat el quartet en la seva trajectòria.

Els Surfing Sirles, en una imatge promocional
Els Surfing Sirles, en una imatge promocional

A la primavera de 2013, Martí Sales, Uri Caballero, Guillem Caballero i Xavi Garcia estaven llestos per a entrar a enregistrar els seus nous temes, i es van traslladar a l’estudi Calacari del músic Mau Boada (Esperit!) per a gravar a l’aire lliure Minifalda rural i El fons de la qüestió; en aquell moment, però, van creure que seria bona idea enregistrar la resta de les cançons en directe per aconseguir un so més proper al dels anys seixanta, i aquí entrava en acció el segon col·laborador del disc: Joan Pons els oferia aquesta possibilitat al seu estudi, el teatre de Ca l’Eril (on també s’hi va deixar caure Joan Colomo per a aportar-hi el seu granet de sorra a Oda), i cap allà se’n van anar; malgrat les primeres intencions, però, només la instrumental Merda alemanya es va gravar en directe. Instal·lats a Osona, Els Surfing Sirles van polir la resta de cançons fins a completar un total de 12 nous temes, amb Festa amb morts –la primera i única lletra de l’Uri– obrint l’LP, Tinc una secreta devoció i Centre del món exemplificant el so més punk de l’àlbum, Àngel explicant la tràgica història d’un excompany d’escola que va atracar una fleca i en va matar la dependenta, i Epitafi com a cloenda del disc, un tema que Sales destaca amb admiració pel meravellós solo de guitarra que Uri Caballero va gravar al primer intent.

Ara, Els Surfing Sirles entenen que, sense la presència de l’Uri a la guitarra, presentar en directe Música de consum no té sentit, i és per aquest motiu que la banda ha decidit no realitzar cap actuació en directe ni concedir entrevistes promocionals per a parlar d’aquest nou LP, un treball de comiat excel·lent que els seus seguidors podran adquirir en format CD, en doble vinil o en suport digital.

Títol: Música de consum
Autor: Els Surfing Sirles
Edició: Bankrobber
Data de publicació: Octubre 2013
Preu: 15,00 €
Més informació: https://www.facebook.com/Els-Surfing-Sirles

Novedad discográfica: La nave de los locos, de Loquillo

En la actualidad vivimos tiempos duros, una época en la que el desánimo y el desencanto están haciendo mella en cada uno de nosotros. Sin embargo, siempre hay alguien dispuesto a poner su granito de arena para revertir esta situación, o al menos intentarlo, y para José María Sanz, Loquillo, no hay mejor solución que utilizar su mejor arma, el rock’n’roll, contra la mentira de quienes nos han llevado a este dramático momento y, así, conservar al menos la esperanza. Su nuevo disco, La nave de los locos (Warner), nace con la pretensión de demostrar que el rock’n’roll es mucho más que un mero entretenimiento, y por esta razón no debe quedarse al margen de la realidad, por muy dura que sea esta.

Loquillo, en una imagen promocional

Un año después de la publicación de su último disco –Su nombre era el de todas las mujeres, en el que musicaba al poeta Luis Alberto de Cuenca–, Loquillo necesitaba volver a sus orígenes, enfrentarse una vez más a un repertorio exclusivamente rockero, y para ello nada mejor que retomar la relación con el letrista que escribió sus mejores canciones durante la época de los Trogloditas: Sabino Méndez, quien vuelve a firmar todos los temas de un disco de Loquillo veinticuatro años después, un rencuentro celebrado con entusiasmo por los seguidores más veteranos del cantante del Clot. Atrás han quedado viejas rencillas y una agria polémica tras la publicación de Corre, rocker, el primer libro de Méndez en el que novelaba sus aventuras junto a Sanz y que caricaturizaba con escarnio al cantante, o así lo entendió él, que rompió drásticamente toda relación con su antiguo socio.

Ahora, las aguas entre ambos han vuelto a su cauce, y Loquillo presenta este trabajo como un “homenaje al mejor compositor de r’n’r español de la década de los 80”, un proyecto coral elaborado entre amigos: Sabino Méndez firma las letras, Jaime Stinus ejerce una vez más de productor –y encabeza la banda, formada por los músicos que habitualmente le acompañan–, Manel Esclusa aporta su talento para las fotografías del libreto –amigo de Sanz desde la etapa en Los Intocables– y Óscar Aibar es el autor del primer videoclip del disco (Contento, rodado en el barrio de Bellvitge, de L’Hospitalet del Llobregat). Además, Sergi Arola y Mikel Erentxun acompañan a Loquillo en algunos temas.

El resultado es La nave de los locos, un LP de rock visceral que Loquillo ha grabado en directo acompañado por su banda –una serie de ensayos previos favorecieron el éxito de la misión– y que nació con la idea de recuperar el formato vinilo (con esa intención se trabajaron los nueve temas, y en la edición CD se incluye un bonus track: Canción de despedida). El primer single del disco es Contento, definido por Sanz como “un dardo al desánimo, un canto a la resistencia individual y a la lucha por la vida”, una pieza con mucha ironía que fue compuesta para el disco Balmoral, pero que finalmente quedó descartada hasta hoy. La canción que abre el LP es La nave de los locos (sin novedad en el paraíso), un canto que invita a seguir bailando rock a pesar de todo. Otras curiosidades son: Planeta rock, que ya grabó Sabino con Los Montaña; Canción de despedida, que no se iba a incluir en el trabajo, pero que finalmente encontró su lugar en el CD (y con Mikel Erentxun ejerciendo de segunda voz); y Luna sobre Montjuïc, canción crepuscular dedicada a la ciudad de Barcelona cuya primera maqueta se remonta al 1985.

Para disfrutar en directo de La nave de los locos todavía deberemos esperar un tiempo: hasta el mes de febrero de 2013 no está previsto que empiece la gira de presentación del disco. Hasta entonces, los fans de Loquillo deberán tener paciencia y conformarse con escuchar una y otra vez el LP en sus reproductores.

Título: La nave de los locos
Autor: Loquillo
Discográfica: Warner
Fecha de publicación: Octubre 2012
Precio: 21,00 €
Más información: www.loquillo.com

Publicación: El hijo de Brian Jones, de Jesús Ferrero

Muchos escritores han encontrado la inspiración en la música y sus ídolos a la hora de escribir sus relatos de ficción; así, podríamos citar entre ellos a Julio Cortázar (El perseguidor), Jordi Sierra i Fabra (El joven John Lennon) o Nick Hornby (Alta fidelidad), autores que han utilizado la música como uno de los ingredientes principales para elaborar sus novelas. Jesús Ferrero es uno de los escritores que, recientemente, se ha unido a ese grupo con El hijo de Brian Jones (Alianza Literaria), una novela en la que el destino unirá los caminos del protagonista, Julián, con los de Alexis, uno de los hijos ilegítimos de Brian Jones, una obra con marcado ritmo de rock’n’roll que ha sido galardonada con el XIII Premio de Novela Fernando Quiñones.

Imagen de los primeros Rolling Stones, con Brian Jones al frente

Brian Jones falleció ahogado en su piscina en 1969; ese mismo año nacía Julián, hijo del que fuera jardinero del guitarrista. Huérfano desde su niñez, cuando murieron sus padres en un accidente de tráfico, el chico fue criado en Madrid por su abuela y su tía, una acérrima seguidora de los Rolling Stones. Con el tiempo Julián tendrá la necesidad de esclarecer su identidad, buscar sus orígenes, conocer todo cuanto tenga relación con sus progenitores y el mundillo que frecuentaron, y por esa razón emprenderá un viaje hasta Nueva York, donde conocerá a un joven actor de aspecto frágil, Alexis, hijo ilegítimo de Brian Jones. Así, Julián descubrirá quiénes eran realmente sus padres y qué papel jugaron en la vida y la muerte del trágico músico británico.

La fascinación de Jesús Ferrero por Brian Jones se originó en su adolescencia, cuando descubrió una fotografía del músico en la que destacaba por su aspecto maligno y destruido; para Ferrero, Jones fue víctima del éxito prematuro, simboliza el proceso de autodestrucción y la fascinación por seguir la tentación del abismo hasta el final, ideas propias del romanticismo alemán. Además, la figura del guitarrista británico le sirve también para reflexionar sobre las contradicciones existenciales y la responsabilidad paternal en una época, los años sesenta, donde la juventud se evadía a ritmo de rock’n’roll y sus excesos eran habituales, puro hedonismo con una obsesión común: ser eternos adolescentes.

Jesús Ferrero, autor de la novela

El hijo de Brian Jones recorre un total de cuarenta años para hacer el mejor retrato del Londres de los años sesenta, también conocido como “Swinging London” y en el que Jones aparecía como un aristócrata del pop perseguido por las mujeres, y de la ciudad de Nueva York en los años noventa, donde reside el hijo del músico y sus amigos. Así, Ferrero firma una novela existencial con la música de los Rolling Stones como telón de fondo, y en la que sus protagonistas se han visto obligados a madurar sin la presencia de una figura paterna como referente.

Título: El hijo de Brian Jones
Autor: Jesús Ferrero
Editorial: Alianza Literaria
Páginas: 320 páginas
Fecha de publicación: Febrero 2012
ISBN: 9788420669717
Precio: 18,00 €

Novedad editorial: Burning. Madrid, de Alfred Crespo

En el año 1974, justo cuando la dictadura entraba en su agónica recta final, cuatro jóvenes del barrio madrileño de La Elipa unían sus fuerzas para imitar aquella música que retumbaba en sus cabezas, puro rock’n’roll, el sonido que una vez tras otra reproducía su tocadiscos, con Lou Reed, Chuck Berry, Deep Purple y los Rolling Stones entre sus preferidos, material que los muchachos conseguían tras burlar la censura del momento. Aquellos aprendices de rockers no lo sabían, pero acababan de fundar una de las bandas de rock más influyentes del país, y encontraron su nombre en el calor sofocante de su ciudad: así nacía Burning, pioneros en adaptar a su idioma los ritmos rockeros que tanto admiraban, y que Alfred Crespo retrata en Burning. Madrid (66 rpm), un libro que pretende recuperar el legado de la banda, mostrar su historia a las nuevas generaciones y dar respuesta a algunos de los interrogantes que han acompañado al grupo desde su fundación.

Burning en la década de los 70

¿Y quiénes eran aquellos cuatro aspirantes a estrellas del rock? Toño Martín, Pepe Risi, Johnny Cifuentes y Quique Pérez –convertidos en quinteto con la posterior entrada de Tito a la batería– cumplieron el sueño adolescente de subir a un escenario para interpretar un repertorio eminentemente rockero con influencias glam, relatos sinceros sobre la vida al límite, códigos de honor y amistades peligrosas, canciones nocturnas que homenajeaban las calles que les vieron crecer, aquellas que presenciaron sus primeros escarceos canallas y donde conocieron auténticos buscavidas solitarios, tipos duros que trataban de ocultar su romanticismo ante aquellas mujeres que ansiaban emociones fuertes. Muy pronto el público hizo suyos esos temas, y el tiempo los convirtió en auténticos himnos, como Jim Dinamita, Una noche sin ti, Las chicas del drugstore, Mueve tus caderas o ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?

El periodista Alfred Crespo, codirector de la revista Ruta 66, es el encargado de compilar toda la información en Burning. Madrid, una biografía oral que repasa la larga trayectoria del grupo, deteniéndose en los éxitos y sin eludir los fracasos. Nadie mejor que él para escribir su historia, ya que desde finales de los ochenta se convirtió en habitual compañero de aventuras de la banda; de esta manera Crespo se granjeó su confianza, y ahora recoge el testimonio de músicos, productores, amigos, y críticos para ofrecer una visión tan cruda como real de lo que significaba tener una banda de rock’n’roll en los setenta, opiniones completadas con las declaraciones y el material gráfico aportado por los miembros del grupo que aún siguen en activo.

Burning caminó siempre por el lado más salvaje de la vida sin miedo, y así se ganó una merecida fama de músicos conflictivos de la que hacían gala sin rubor alguno, siempre desafiantes. En la actualidad, de aquellos cuatro muchachos madrileños tan solo se mantiene en activo Johnny CifuentesQuique Pérez abandonó la formación en 1979, mientras que Toño Martín y Pepe Risi fallecieron en la década de los noventa–, encargado de mantener la leyenda de un grupo que, sin apenas proponérselo, convirtió su afición por el rock en toda una filosofía de vida, y que desde el pasado mes de julio tiene su merecido homenaje con la publicación de Burning. Madrid.

Título: Burning. Madrid
Autor: Alfred Crespo
Editorial: 66 rpm
Páginas: 207 páginas
Fecha de publicación: Julio 2012
ISBN: 9788493952440
Precio: 20,00 €