Archivo de la etiqueta: Yo fui Johnny Thunders

Crítica literaria: No llames a casa, de Carlos Zanón

no llames a casa

Pocos escritores actuales retratan tan bien el lumpen de baja estofa y la miseria que le acompaña como Carlos Zanón (Barcelona, 1966). En 2015 fue premiado de forma merecidísima con el Dashiel Hammett a la mejor novela negra en castellano por Yo fui Johnny Thunders (podéis leer la crítica aquí), pero ya antes había demostrado su capacidad para diseccionar con mano firme los bajos fondos de Barcelona en No llames a casa (RBA, 2014), un relato narrado en toda su crudeza y protagonizado, igual que en su premiada novela posterior, por perdedores que, día a día, buscan su porción de gloria en los rincones más insalubres de la ciudad.

En sus obras, Zanón busca mostrar la parte más social de la novela negra, aquella que las piezas más comerciales ocultan para otorgar el protagonismo a ladrones encantadores, afortunados y con grandes dosis de glamur. En No llames a casa habitan delincuentes que llegan a su actividad impulsados por las circunstancias de la sociedad y del momento (nos remontamos a la Barcelona de 2012, con la crisis en plena ebullición, esa ciudad residual que nunca aparecerá en las guías turísticas), sin lugar para la glorificación de esos criminales; aquí encontramos parejas que dormitan en coches desvencijados, buscavidas de medio pelo y mano muy larga, mujeres con brazos mordidos por la droga, bares de garrafón, tipos que frecuentan unos comedores sociales cada vez más concurridos…

El escritor Carlos Zanón, en una imagen promocional
El escritor Carlos Zanón, en una imagen promocional

Así, Bruno, Raquel y Cristian intentan que la realidad no termine por devorarlos mientras capean el temporal gracias a las actividades extramatrimoniales de otros; al mismo tiempo, Max y Merche viven su relación a escondidas, una situación difícil de soportar incluso antes de toparse con esos chantajistas. El relato muestra las aristas morales de cada uno de nosotros, de la gente normal, sin personajes libres de culpa, sin poder hacer una distinción simplista entre buenos y malos, un argumento incómodo que en ocasiones te removerá las tripas y en el que la traición es el salvoconducto a la felicidad, una novela sólida y con una solución narrativa final excelente: Zanón se reserva el clímax para las últimas páginas, antes prefiere desvelar qué fue de algunos personajes tras la noche de autos para, de esta manera, dejar que el lector saque sus propias conclusiones, muy probablemente erróneas.

Título: No llames a casa
Autor: Carlos Zanón
Editorial: RBA
Fecha de publicación: Noviembre de 2014
ISBN: 9788490564042
Páginas: 296 páginas
Precio: 9,95 €

____________________
Escrito por: Robert Martínez

Crítica literaria: Yo fui Johnny Thunders, de Carlos Zanón

yo_fui_johnny_thunders_300x457

Lejos de la ciudad de postal que muchos se empeñan en mostrar, de la imagen de diseño, de Gaudí y de turistas despistados paseando por las Ramblas, existe otra Barcelona, la que no aparece en las fotografías de los veraneantes, la de barrio, la que tiene alma de pueblo. Y esa es la ciudad que dibuja Carlos Zanón (Barcelona, 1966) con extraordinaria precisión en Yo fui Johnny Thunders, una Barcelona real poblada por personajes reconocibles que sobreviven con más empeño que acierto a sus dramas cotidianos. Esta es una historia de perdedores, una novela muy dura con un protagonista, ahora crepuscular guitarrista, que regresa al barrio que le vio crecer para tratar de encontrar la paz que siempre le fue esquiva, o lo que es lo mismo: el despiadado relato que se esconde tras el consabido “sexo, drogas y rock’n’roll”.

A sus casi cincuenta años, Francis vuelve a casa, al piso familiar en el que practicó los primeros acordes, al lugar en el que le llamaban “chico rock’n’roll”, a enfrentarse a los fantasmas del pasado. Atrás quedó su etapa musical, cuando era Mr Frankie, cuando su talento arrasaba en las salas de la ciudad, cuando era capaz de emocionar al público con su acústica y su voz. Aquel Mr Frankie fue todo lo que él soñaba de adolescente, el triunfo sobre un escenario empuñando una guitarra, siempre rodeado de mujeres de toda índole –“Francis tuvo algunas mujeres. Mr Frankie muchas más”–, pero en su camino hacia la gloria se le cruzaron las drogas y, sin saber muy bien cómo, quedó atrapado en ellas, acabando así con cualquier sueño de grandeza al mismo tiempo que, sin ser consciente de ello, destrozaba la vida de quienes le rodeaban. Ahora Mr Frankie es una voz en su interior, mientras que a ojos de los demás vuelve a ser Francis.

El escritor barcelonés Carlos Zanón, en una imagen promocional
El escritor barcelonés Carlos Zanón, en una imagen promocional

En la dualidad Francis-Mr Frankie radica buena parte del encanto de esta novela, aunque el gran acierto de Zanón es situar a su alrededor a una serie de personajes secundarios tan interesantes como su protagonista: ahí está su padre, Paco, con quien el trato nunca fue fluido; su medio hermana Marisol, para quien aquel joven era Dios; don Damián, amo de un bingo y mafioso de medio pelo; su viejo amigo Álex Dalmau, de los pocos que siguen en el barrio; o doña Imma, una anciana independentista fan de Artur Mas, entre otros.

En Yo fui Johnny ThundersCarlos Zanón practica una novela negra nada ortodoxa: aquí no hay policías que deban resolver un gran crimen, pero sí encontramos personajes que podrían ser carne de esa literatura, con individuos al margen de la ley, ladronzuelos que ansían un golpe de suerte final, yonquis esclavos de sus propios excesos… Además, Zanón, con prosa detallista y frases cortas salpicadas de palabras en catalán, incluye referencias constantes a la actualidad, como el proceso soberanista o los estragos de la crisis en la población –describe con verdadera crudeza la realidad de aquellos que esperan, noche tras noche, los productos caducados que desechan en los supermercados–. Y todo esto a ritmo de rock’n’roll, referencias musicales incluidas en la historia sin impostura –desde The Smiths a Willy DeVille, pasando por The Avett Brothers o Patty Smith, deseada por el joven Francis–, canciones que el mismo escritor barcelonés escuchaba cuando soñaba ser una estrella del rock, igual que Mr Frankie, el protagonista de este excelente relato de supervivencia, frustración, violencia y segundas oportunidades.

Título: Yo fui Johnny Thunders
Autor: Carlos Zanón
Editorial: RBA Libros
Páginas: 288 páginas
Fecha de publicación: Enero 2014
ISBN: 9788490560082
Precio: 16,15 €

____________________
Escrito por: Robert Martínez