Archivo de la etiqueta: Fran Arraez

Crítica teatral: Goodbye Barcelona, al Teatre del Raval

Goodbye Barcelona_01

De la guerra civil (1936-1939) se n’ha parlat molt, se n’han fet pel·lícules i escrit novel·les des del punt de vista de cadascun dels bàndols, però en poques ocasions hem pogut veure una ficció basada en aquells homes que van venir des de l’estranger a ajudar el front republicà: els Brigadistes Internacionals, personatges de fortes conviccions morals i ideològiques que es van incorporar al servei de les tropes rojes per a intentar aturar els revoltats. Ara, el Teatre del Raval ha decidit esmenar aquest greuge històric i ha programat Goodbye Barcelona, un bonic musical estrenat exitosament a Londres l’any 2011 i en què s’atorga tot el protagonisme a aquells soldats que van arribar amb bona voluntat a terres espanyoles.

Goodbye Barcelona presenta la història del Sammy (Pau Quero), un noi del barri jueu de Londres que assisteix, aterrit, com la seva ciutat s’està tornant un indret poc segur per a ell i els seus amb l’aparició –allà i a la resta d’Europa– dels simpatitzants feixistes. Així, quan s’assabenta que es busquen voluntaris per a lluitar a la guerra civil espanyola, el jove no ho dubta ni un instant: els seus ideals són més forts que els desitjos de la seva mare, la Rebecca (Carme Mateu), qui l’alerta dels perills d’una decisió tan arriscada. Amb el convenciment de lluitar per un món millor, Sammy i els altres voluntaris britànics arriben a Barcelona, on coneixerà la Pilar (Carol Rovira), una jove que intenta desesperadament sobreviure als estralls de la guerra. Per la seva part, la Rebecca no es quedarà tranquil·la veient marxar el seu fill, i s’unirà als serveis mèdics amb la intenció de trobar-lo, una tasca titànica en aquella bogeria que és la guerra.

Els autors d’aquest relat, Judith Johnson i KS Lewkowicz, van realitzar una feina de recerca de sis anys en què es van documentar sobre aquells herois anònims, i el resultat és la visió que podria haver tingut un anglès de 18 anys que arriba a un país en conflicte carregat de bones intencions; així, Johnson i Lewkowicz signen una trama amb La República (Manuela Nieto) convertida en un personatge que esdevé el fil conductor, i s’agraeix l’esforç dels autors per a explicar què va passar en aquells temps de guerra, les divisions dins el grup republicà –les divergències entre membres dels partits republicans, PSOE, POUM, anarquistes i el moviment obrer impedien anar tots a una–, els problemes amb l’armament obsolet que rebien els brigadistes, les dificultats per a trobar aliment per part de la població civil, …, i tot això explicat en format musical, amb divuit cançons d’estils ben diferents, des de música espanyola a marxes militars, i amb bons intèrprets defensant els seus personatges (menció a part per a Carme Mateu, Pep Papell interpretant a Jack i Antonio del Valle en el paper d’Esteve).

Així, l’espectacle que podem veure a la sala del Raval és un bon muntatge malgrat la sensació final que, amb un material tan extremadament sensible com el que els autors tenien entre mans, hi ha pocs instants realment emotius, i potser aquest desencís també el podem explicar per alguns problemes tècnics que llastren en excés la funció –sovint els músics eclipsen els cantants i es fa realment difícil escoltar amb claredat les cançons–, o potser perquè el protagonisme de la història d’amor entre els dos joves ens fa deixar de banda el que realment importa aquí: que estem enmig d’una circumstància tan extrema com és una guerra civil. En aquest sentit, el muntatge guanya en intensitat durant la segona part de l’obra, quan la situació entre els brigadistes ja s’ha tornat dramàtica, els ideals ferms que vèiem al principi s’han perdut en el camí, els homes acusen el desgast del moment i les esperances del grup van minvant, mentre observem la desesperació de la mare en la seva recerca.

I la resta? Bé, la resta és història: el novembre de l’any 1938, els Brigadistes Internacionals abandonaven el país davant la impossibilitat de guanyar la guerra contra les tropes revoltades, i cinc mesos després finalitzava el conflicte amb una evidència clara, les ferides no cicatritzarien amb facilitat, ni tan sols amb el temps. Per això, i ara més que mai, les paraules de la darrera cançó de Goodbye Barcelona prenen una importància cabdal: “No podem oblidar, no perdem la memòria”, un objectiu que els responsables d’aquest musical han tingut molt present en aquest merescudíssim homenatge a aquelles persones de ferms ideals que van venir de països llunyans amb la lloable intenció de preservar la llibertat del nostre poble.

Goodbye Barcelona es representarà al Teatre del Raval a partir del 26 de setembre de 2013.

Autors: Judith Johnson i KS Lewkowicz
Supervisió musical, orquestració i arranjaments: Mark Smith
Direcció Escena: Fran Arráez
Direcció Musical: Dani Campos
Intèrprets: Pau Quero, Carme Mateu, Pep Papell, Joan Vázquez, Carol Rovira, Antonio del Valle, Manuela Nieto, Gara Roda, David Mauricio
Músics: Dani Campos, Quico Pugés Suárez, Miquel Biarnés Masip
Dramatúrgia: Carlos Be
Traducció cançons: David Pintó
Traducció text: Eva Rosell
Disseny de llums: Pedro Guerrero
Disseny de so: Rafel Febrer
Escenografia: Abdón Alcañiz
Vestuari: Giovanna Ribes
Maquillatge i perruqueria: Ana Maria Balsera Garcia

Horaris: dijous, divendres i dissabte a les 21:30 hores, i diumenge a les 18:30 hores
Preu: 22 €
Idioma: català
Durada: Dues hores

____________________
Escrit per: Robert Martínez

Anuncios

Crítica teatral: El tipo de la tumba de al lado, en el Teatro Goya.


El amor surge en el lugar más inesperado, sin entender, a priori, de clases ni culturas, pero ¿funciona a largo plazo al ser los enamorados demasiado diferentes? Si te gustan las amables comedias americanas de amor y desamor “El tipo de la tumba de al lado” es tu obra, pues te hará sonreír ante los problemas de relación que viven sus dos y únicos protagonistas, Maribel Verdú y Antonio Molero.

Laura (Maribel Verdú) es una joven bibliotecaria que ha perdido a su marido y que visita asiduamente su tumba en el cementerio para hablar y desahogarse con él. Pablo (Antonio Molero) es un granjero que visita la tumba de su madre para comentarle como va la granja. Él es, lógicamente, el tipo de la tumba de al lado. Los dos personajes se estudiarán y menospreciarán a distancia de lápida, pero al final se encontrarán y se enamorarán…

Todo esto en un escenario minimalista compuesto por un fondo con un montículo verde por donde los actores pasean y que simula el campo o la granja de Pablo. Y dos prismas rectangulares donde los personajes se sientan para hablar consigo mismos, o entre ellos. Un espacio desnudo que se convertirá, si es necesario, en otros escenarios alejados del cementerio.

Los dos actores comparten, en un principio, sus monólogos con el público cuando cuentan sus experiencias o valoraciones del otro. Hábilmente pasan a conversar entre ellos y vamos asistiendo al inicio y la evolución de esta peculiar historia de amor.

La obra pone de relieve los problemas que surgen en la relación al pertenecer sus integrantes a dos mundos tan diferentes que, incluso, llegan a chocar. Él es de campo a la antigua usanza, sencillo y directo; ella es culta, delicada y algo neurótica. Ninguno de los dos quiere estar solo, pero tampoco quieren renunciar a sus vidas. Maribel Verdú está deliciosa en su papel de mujer aparentemente fuerte, al igual que Antonio Molero como hombre de campo que quiere una mujer para su hogar. Los dos son actores “como la copa de un pino” y llenan el amplio escenario con sus preocupaciones y dudas, que nos plantean como si fuésemos amigos. En este contraste de vidas no esperéis encontrar situaciones como las de “Granjero busca esposa”. El humor es fino y nada chabacano ni soez. Memorable y divertida es la escenificación del primer encuentro sexual entre los dos.

El tipo de la tumba de al lado pasa de la comedia ligera, al drama, cuando hay tensiones en la pareja, pero los dos géneros son tratados con una gran suavidad. De hecho desde el inicio de la obra escucharemos los bucólicos cantares de los pajarillos que pululan imaginarios por el campo y por el cementerio, dando sensación de bienestar, una impresión que nos durará hasta el final de la representación.

El tipo de la tumba de al lado es una adaptación de la exitosa novela sueca del mismo título escrita porKatarina Mazetti. La versión teatral estrenada en el Teatro Goya está dirigida por José María Pou, todo un aval de calidad y divertimento.

————————————
El tipo de la tumba de al lado” se representa en el Teatre Goya del 11 de febrero al 9 de abril de 2012.

Autora: Katarina Mazetti
Adaptación escénica: Alain Ganas
Dirección: José María Pou
Versión: Josep Maria Pou
Reparto: Maribel Verdú y Antonio Molero
Ayudante Dirección: Fran Arráez
Diseño de Escenografía: Ana Garay
Diseño de Iluminación: Albert Faura
Estilismo: José Juan Rodríguez y Paco Casado
Espacio Sonoro: J. Ballve
Producción: Trasgo Producciones y Focus

Horarios: miércoles, jueves y viernes, a las 21:00 horas; sábado a las 18:00 y a las 21:00 horas y domingo a las 17:00 y a las 19:00 horas.

Funciones especiales:
6 de abril a las 18:00 y a las 21:00 horas
7 de abril a las 18:00 y a las 21:00 horas
8 de abril a las 18:00 horas
9 de abril a las 18:00 horas

Precio: miércoles y jueves, 25 €; viernes y sábado, 29 €; domingo a las 17:00 h, 25 € y domingo a las 19:00 h, 29 €.

Precio Funciones especiales
6 de abril, 29 €
7 de abril, 29 €
8 de abril, 29 €
9 de abril, 29 €

Duración de la obra: 90 minutos
Idioma: castellano
————————

Escrito por: Taradete

Crítica teatral: Las fichas, en el teatro Tantarantana.


Hasta el próximo domingo 8 de mayo perdurará en la cartelera del teatre Tantarantana la obra Las fichas de la compañía Radio Rara Teatro, una tragedia griega ambientada en el mundo actual que mezcla heroicidad, humor y programas de televisión en un mundo gobernado por la envidia y el hedonismo más corrosivo.

Esta es, pues, la propuesta de la compañía Radio Rara Teatro de la que podremos gozar algunos días más en el escenario del Tantarantana. Las fichas nos propone un itinerario emocional a través de las vidas de gente normal afectadas por las mismas influencias (buenas o malas, nunca inocuas) que nos afectan a cada uno de nosotros cada día y en cada momento.

Clara es una chica joven del extrarradio que sufre de lo mismo que sufren muchas chicas jóvenes, y no tan jóvenes, en la actualidad. Le acaban de echar del trabajo al cerrar la policía el local en el que servía ¿como camarera? por las noches. Pertenece a una familia totalmente desestructurada en el que su egoísta madre no ha invertido ni invierte demasiado tiempo en su educación ni en preocuparse de su bienestar económico, físico y emocional, si no todo lo contrario. Sus amistades están en una situación, si cabe, más complicada que la suya y los únicos valores y objetivos que le quedan son los que le marca la programación de los diferentes canales de la televisión: su deseo es poder participar en el programa El juego de tu vida, que a cambio de las confesiones más irreverentes y sádicas de su miserable vida la puede hacer millonaria.

Clara consigue su objetivo y es llamada a participar en el programa, y a cambio de 600.000 euros explica todo lo embarazoso y comprometido de su vida. A partir de aquí y de su conocimiento de Gonzo, un pijo recalcitrante con el que comenzará una relación sentimental, Clara iniciará el recorrido de una tragedia vital que la llevará de la cima a la decadencia, de lo más alto al suelo más quejumbroso. Una parábola teatral que nos permitirá reflexionar sobre la vida, los valores y los elementos constituyentes de la sociedad en la que vivimos y que, por desgracia, le toca vivir, muchas veces sin demasiados momentos de alegría ni las “herramientas” necesarias, a una gran parte de la población.

La compañía Radio Rara Teatro de la mano de Secun de la Rosa nos presenta un bit de realidad con un toque muy personal. La obra se construye, o mejor dicho, se deconstruye, como un plato cocinado por Ferran Adrià, desde un desorden organizativo muy competente. El narrador de la obra, el propio Secun de la Rosa, pierde bien pronto, durante la representación, las riendas de la misma y los propios actores y las historias que nos narran romperán las veces necesarias el ritmo y el filum narrativo de la obra. Casi podríamos decir que los propios intérpretes del espectáculo se rebelan y se hacen con el poder de la función, imponiendo sus condiciones al narrador, y por tanto al público, y haciéndose valer en contra de un punto de vista de de narración subjetivo, aunque sea éste el del propio narrador. Lo que permite una gran frescura a la representación, que se libra de los convencionalismos habituales del género teatral.

La historia es, como decía, una tragedia griega llevada a un mundo actual como el nuestro, en el que la heroína, Clara, se verá necesariamente abocada hacia un final en el que incluso su vida se verá en peligro. Clara tendrá que luchar contra todo y contra todos con lo poco que posee, y es, por lo que parece, un enorme corazón o un cerebro muy pequeño. Eso lo tendrán que decidir ustedes. Clara estará rodeada por el resto de personajes, Gonzo su novio pijo e interesado; su madre, necesitada y dominante; sus amigos, de baja estofa y sin capacidad ninguna ni voluntad para aconsejarle y el propietario de un local cercano y el mismo narrador de la obra, cuya función en la representación no le permitirá nada más que explicar aquello que pasa, siempre, claro está, desde su personal y subjetivo punto de vista. Y un escenario que, a través de un juego de luces y de un atrezo minimalista, se convertirá en el tablero de un juego de mesa, seguramente el parchís, en el que se juega la vida de las personas y en el que para ganar se ha de comer a los contrarios y avanzar 20 casillas por cada victoria que se consigue. Y creo que el juego del parchís se puede convertir en un buen símil de la vida moderna en la que el consumo y el triunfo, de uno mismo, nunca de la comunidad ni de los otros, se convierte en el objetivo principal. Y en el que las personas somos fichas que avanzan por el tablero indefensas pudiendo ser comidas y destruidas en cualquier momento aunque también, por el contrario, podemos convertirnos en auténticos depredadores y devorar a los otros, ya sea física o emocionalmente.

Las fichas se compone de una interpretación que nos recuerda, también, la tragedia griega, en la que una protagonista principal, Clara, hace de contrapeso a un coro de personajes (familia, amigos…) que interactuarán individual y colectivamente con ella. Todos ocultándose en la oscuridad del escenario y adquiriendo corporeidad y contenido cuando su personaje o personajes actúen. Una muy controlada y acertada dirección y presentación de la trama de la mano de Secun de la Rosa que nos muestra que no solo domina el humor, del cual también nos ofrece diversas muestras en la obra, sino también su lado más trágico y realista, del cual se nutre Las fichas.

Pues ya saben, si quieren disfrutar del trabajo bien hecho, teatralmente hablando, de una compañía joven pero con ganas de hacerse un lugar en el panorama teatral madrileño y que sabe proponer y desarrollar ideas y tramas interesantes y atractivas, y si quieren ser testigo del acontecer de una fabula actual, urbana y trágica que, a unos más y a otros menos, nos toca de cerca, les recomiendo Las fichas, seguro que su argumento no les dejará impasible.

Las fichas” se representa en el teatre Tantarantana del 13 de abril al 8 de mayo de 2011

Autor y dirección: Secun de la Rosa
Intérpretes: Sandra Collantes, Fernando Ramallo, Carmen Mayordomo, Belén Cuesta, Fran Arraez y Secun de la Rosa
Diseño de luces: Pedro Pablo Melendo
Escenografía: Daniel Sánchez “KNOWME”
Vestuario: Benjamín Márquez
Producción: Radio Rara Teatro

Horarios: de miércoles a sábados a las 21:00 horas y domingos a las 19:00 horas.
Precios: miércoles y jueves 15 €; resto de días 18 € | previas 11 €
Duración: 1hora y 15 minutos
Idioma: castellano
————————————————————
Escrito por: Jorge Pisa Sánchez

Estreno teatral: Las Fichas, en el teatro Tantarantana.

El teatro Tantarantana estrena Las fichas, la nueva producción e la compañía Radio para Teatro escrita y dirigida por Secun de la Rosa, un paseo por la cruda realidad diaria en la vida de nuestros vecinos y un acercamiento a la telebasura que gana audiencia con las desgracias y los estigmas de los demás.
Las relaciones de pareja, el amor, el deseo, la familia, las adicciones, las clases sociales, el abuso de poder, los sueños de futuro, la ética, el dinero,… serán los diferentes y apasionantes temas que sirvan de tapete a este juego. ¿Qué pasará con Clara?

Clara es una joven del extrarradio que se gana la vida como camarera, bailarina de striptease y prostituta ocasional. Sus relaciones afectivas son inexistentes: una madre alcohólica con quien tiene un vínculo destructivo, un padre ausente, ninguna relación de verdadera intimidad y ningún proyecto de futuro, salvo tener dinero.

Su único deseo, lo más cercano a “estar en el mundo”, es ganar una gran cantidad de dinero en un juego de televisión, curiosamente en un programa en el que tiene que desvelar su vida. Sin ningún pudor y sin nada que perder, gana ese concurso.

Lo que en principio parece un premio, tener dinero y conseguir su sueño de una vida mejor, se convertirá para Clara en la experiencia más dura de su vida.

Como el propio concurso de televisión que habla de la vida de esos personajes y como si se tratara de un propio juego, los movimientos de esos personajes (las fichas del juego) se transformarán entre ellos debido a esa suma de dinero.

Clara tiene poder porque tiene dinero, pero no tiene herramientas emocionales para defenderse en el juego de la vida. Todos los personajes luchan por mantener su poder, pero a la vez, cada uno de ellos tiene sus propios intereses. A través de ir conociendo esos intereses y las relaciones entre ellos, asistiremos a sus movimientos en el tablero y descubriremos su ideología, afectos y moral.

Las fichas” se representa en el teatre Tantarantana del 13 de abril al 8 de mayo de 2011

Autor y dirección: Secun de la Rosa
Intérpretes: Sandra Collantes, Fernando Ramallo, Carmen Mayordomo, Belén Cuesta, Fran Arraez y Secun de la Rosa
Diseño de luces: Pedro Pablo Melendo
Escenografía: Daniel Sánchez “KNOWME”
Vestuario: Benjamín Márquez
Producción: Radio Rara Teatro

Horarios: de miércoles a sábados a las 21:00 horas y domingos a las 19:00 horas.
Precios: miércoles y jueves 15 €; resto de días 18 € | previas 11 €
Duración: 1hora y 15 minutos
Idioma: castellano