Archivo de la etiqueta: Batman

BATMAN NÚMERO 28 DC

Com a col·leccionista de tot allò relacionat amb Batman (ninots de tota mena, còmics, merxandatge, etc) sempre que busco trobo alguna cosa relacionada amb el meu segon antiheroi favorit (com ja sabeu, el meu número 1 és El Castigador). Doncs bé, en aquesta ocasió a la botiga de llibres i còmics de segona mà La Retrobada de Barcelona, ​​l’altre dia vaig comprar el número 28 publicat per DC (a Espanya per Zinco) d’una col·lecció especial que va sortir al mercat entre els anys 1987- 1993, titulat Bajada de Fiebre.

A part de gaudir del Batman original, és a dir el blau i gris, el nostre protagonista només fa treball de carrer, cosa rara avui en dia en què es passa més temps preparant-se tècnicament a les seves instal·lacions que repartint justícia per tota la ciutat. En aquest còmic, quan apareix Batman en escena tot es capgira al seu voltant i la seva aurèola hi explota de manera que no pot deixar indiferent al lector, i això que estem parlant de les limitacions d’un exemplar de 26×17 sense coberta i grapat.

Un altre dels assumptes que més m’han agradat d’aquest còmic (i entenc que a la resta de la col·lecció deu ser igual) és el dolent, el qual no coneixia. Estem parlant del Ventríloc i el seu alter ego encara més maligne i desagradable Scarface.

Tot i que no sóc un fanàtic dels còmics en format tebeo, he de reconèixer que, davant la impossibilitat econòmica i logística de poder aconseguir tots els volums sobre Batman en edició de tapa dura i mida DINA3, la troballa contínua a molt bon preu d’aquestes historietes de “pobre” arreglen encara que sigui una miqueta l’ànima del col·leccionista.

Octavi Franch

CRISTOPHER NOLAN: EL DRAMA EXCELS

Vaig descobrir aquest talentós i creatiu director a la seva segona pel·lícula, la clàssica i ja film de culte Memento. En aquest cas, Nolan ens sorprèn amb un flashback continu i constant i combinant el blanc i negre amb el color gairebé sèpia, i afegint-hi la veu en off del mateix protagonista, interpretat pel sempre eficient Guy Pearce (el qual ja venia de coprotagonitzar al costat amb Russell Crowe l’exitosa LA Confidential). El bucle neurològic en què es converteix la vida del pobre exinspector d’assegurances és una de les millors històries del thriller contemporani i, per tant, una de les millors pel·lícules de principis de segle.

Però aquest director tan perfecte, i amb tanta vista a l’hora d’escollir tant els seus projectes com els actors que els encarnaran, va començar a partir d’aquest moment a millorar-se i millorar el cinema a nivell argumentari i en el conjunt de la filmació i posterior exhibició d’un llargmetratge. Després de la ja esmentada Memento, al cap de 2 anys ens arriba un nou thriller, en aquest cas Insomni, protagonitzada per Al Pacino en el seu paper clàssic de detectiu i pel finit Robin Williams en la seva nova vessant d’assassí en sèrie, el qual també podem comprovar aquell mateix any a Retrats d’una Obsessió. Ambientada a Alaska i amb el hàndicap ambiental que a l’època en què transcorre la història gairebé tot el dia és diürn, el cara a cara entre els dos mites del cel·luloide sembla llegendari, sobretot al reduït espai en què es concentra, com si fos una escena de teatre. Com sempre he pregonat: si un actor és, realment, bo cal apreciar-ho a sobre d’un escenari.

Però el millor estava per arribar, deixant momentàniament de banda la seva trilogia de Batman, amb una adaptació (Prestigi: El truc final) i amb un altre rutilant guió original (Inception). Pel que fa a la primera i tot i que la història original sigui una novel·la aliena, és de llarg la millor pel·lícula de mags de tots els temps, perquè és la que retrata d’una manera més diàfana els trucs que han provocat que aquests il·lusionistes siguin famosos al món sencer. A més, el que la història transcorri al Londres victorià, en una època en què els monstres urbans eren la moda (Dràcula, Frankenstein, Jack l’Esbudellador) i que els grans invents de la humanitat estaven per estrenar-se, beneficia aquest halo de misteri, perill i estigmatisme amb la qual el director arrebossa totes les seves obres visuals. Pel que fa a l’assumpte de la ciència, l’elecció del desaparegut recentment David Bowie com a Tesla és d’una perfecció suprema, ja que només un geni pot interpretar, creïblement, a un altre. El mà a mà entre dos dels actors més reconeguts i amb més feina de tot el segle XXI, Hugh Jackman i l’actor fetitxe de Nolan, Christian Bale, és espectacular i, encara que s’haguessin pogut intercanviar els papers i per tant els rols, el personatge tan entranyable del mag bessó amb la nena de pel mig resulta molt més emotiu encarnat pel millor Batman i John Connor de la història fílmica.

Pel que fa a Inception, un cop més Christopher Nolan té l’habilitat de triar un dels millors actors de final del segle XX i principis del XXI, camaleònic, nen prodigi i únic de la seva espècie, amb permís dels altres mites rossos Brad Pitt i Matt Damon. Som davant d’una història que requereix tota la nostra atenció, ja que res no és el que sembla, una i altra vegada. Però tot està completament encaixat com una nina russa, amb una fotografia i edició excel·lents. Sens dubte, una de les pel·lícules més impactants i sorprenents del que portem de mil·lenni.

Pel que fa a la trilogia primerenca de Batman, reitero l’anteriorment citat: només hi ha 2 directors igual de preparats i amb potencial per equiparar els seus treballs cinematogràfics al capdavant d’una superproducció de superherois: JJ Abrams i Bryan Singer. Si Tim Burton als 90 va ser capaç de plasmar l’atmosfera gòtica del nou Batman negre i fosc, després Nolan va aconseguir adequar aquest univers ombrívol a un món més diàfan, versemblant i transparent, com pel·lícula d’acció o fins i tot de guerrers medievals. Perquè per adonar-se’n només cal recordar el primer acte de Batman Begins, que no té absolutament res de film de superherois. I, a més, insisteixo que per fi hem gaudit de l’actor idoni per encarnar tant l’Home Rat-Penat com la seva carcassa civil Bruce Wayne.

Així doncs, a Christopher Nolan ja només li falta recollir algun òscar, ja sigui en la modalitat de director o guionista. Però si no ho ha aconseguit ja després de dirigir i escriure tantes obres mestres, només pot significar una cosa: que el millor encara està per arribar.

Octavi Franch

Crítica cómic: Batman año 100, Paul Pope, Debolsillo.

batman año 100 portadaEn el año 2039 el gobierno controla la sociedad con mano dura. No hay libertad, todo está bajo el control de los agentes federales. Una sociedad oscura y sin esperanza. Lo que no significa que no exista el crimen y la corrupción. Parece que los superhéroes tampoco existen, pero hay una anomalía llamada Batman, que no ha sido controlada y no se sabe muy bien si es tan solo una leyenda del pasado. Un agente federal ha sido abatido y el principal sospechoso no es otro que el hombre murciélago. Gordon, nieto del comisario James Gordon, investigará su existencia; paralelamente Batman y su equipo intentarán averiguar qué ha ocurrido y qué se esconde tras este asesinato y la corrupción gubernamental intentará acabar con todos ellos. Bienvenidos a un futuro nada halagüeño, triste y desalmado, a un futuro de cómic distópico al estilo Orwell, Bradbury o Huxley.

Estamos ante una de las historias más interesantes de Batman de los últimos 8 años. Fue creada en 2006 por Paul Pope como guionista y dibujante y coloreada por José Villarrubia, y no en vano se llevó dos premios Eisner (los mas importantes en Estados Unidos en la industria del cómic) a la mejor serie limitada y al mejor escritor / artista.

El cómic se inicia con una trepidante y brutal persecución de Batman por parte de la policía federal. Podemos sentir su sudor, su sufrimiento y sus heridas y vibrar con la magnífica narración cinematográfica que utiliza Pope en esta larga escena. Una tensión que se dilata al intercalar acertadamente en ella la comisión en Washington que está siguiendo los hechos, la presentación del capitán de policía Gordon y la actividad del equipo de apoyo del hombre murciélago. Más de 40 páginas que se leen de un tirón con emoción y nos presentan la trama de la historia a la vez que nos sumergen en las calles de la decadente Gotham City. El resto de páginas siguen estando a la altura, muy bien resueltas en sus enfoques utilizando muchos planos detallistas y con predominio de viñetas rectangulares. Paul Pope impregna la narración de un halo de ciencia ficción con elementos fantásticos como los telépatas y otros artilugios. Estamos en el futuro, pero salvo por estos pocos cambios tecnológicos, tanto podría ser 2039 como 2000 o 1939.

batman año 100_1¿Quién se esconde bajo la máscara de Batman? La investigación de Gordon destaca por su originalidad al mezclar la realidad y la ficción, con el origen real de los tebeos de Batman en el año 1939, o sea su primera aparición, y las publicaciones posteriores más emblemáticas como Batman año uno o El regreso del caballero oscuro ambas de Frank Miller. El cómic contiene diversos pequeños guiños para los fieles seguidores, mientras avanzamos en la intrigante investigación de lo que se esconde tras el asesinato del agente federal. De hecho algunas viñetas recuerdan la Gotham City que retrató Frank Miller en sus obras.

Destaco también el acierto de las apariciones de Batman a través de cámaras de seguridad o holollamadas, que consiguen un efecto de intensidad y furia en su figura casi de “película de terror asiática” en la forma en la que están dibujadas con un color y unos halos de luz chisporreantes. Al igual que el efecto que usa el hombre murciélago al ponerse una dentadura postiza para convertirse en una figura más temible. ¡Impresionan las viñetas en que predomina el rojo! También es digno de mención el efecto de velocidad que se consigue con la utilización en las viñetas de luces distorsionadas.

Paul Pope es un guionista y dibujante alternativo que inició su carrera como dibujante manga para Kodansha. Ha publicado en distintas editoriales americanas, destacando en trabajos como One-Trick Ripoff, Heavy Liquid, 100 % y más recientemente en la exitosa Battling Boy. Su historia corta “El compañero adolescente del héroe” en la serie Solo de DC, ya le valió un Eisner en esta categoría en 2006. Ha trabajado en el campo de la publicidad con diversos y variados trabajos, incluyendo el diseño de moda, y en la ilustración. En 2010 fue distinguido como Master Artist por el American Council of the Arts. La crítica ha afirmado que su estilo al dibujar recoge lo mejor de los clásicos americanos como Jack Kirby, Alex Toth, y Frank Miller y de europeos como Hugo Pratt, Guido Crepax y Daniel Torres.

Paul_Pope_2010
Paul Pope

Sin lugar a dudas Batman año 100 es una de sus más destacadas obras. Su estilo de dibujo diferente, algo feista, oscuro y grotesco, pero también elegante, puede no atraer al lector en una primera ojeada, pero si se le da una oportunidad, le permitirá sentir muy viva esta peculiar aventura del superhéroe. El autor quería que se sintiese la acción física y que la violencia fuese palpable, por eso el traje de Batman es más rudo y se compone de duras botas militares, pantalones atados con cuerdas y unos guantes que no le tapan las muñecas. Es un traje de trabajo, no para posar de forma “guay” sobre una azotea. Un nuevo diseño que puede chocar y no gustar a primeras. Otro punto a favor para comprar este tomo de DeBolsillo es que es una historia completa y autoconclusiva. No incluye incursiones de otras series que alarguen innecesariamente la trama, como ocurría con la reciente saga “El Tribunal de los Búhos”, y no hay que saber nada de la mitología sobre el hombre murciélago para disfrutar de veras con este cómic.

La serie completa que recopila DeBolsillo se compone de los 4 números americanos publicados en el año 2006. Este cómic ya fue publicado en España en 2008 por Planeta DeAgostini y ahora le llega el turno en esta línea de DeBolsillo para celebrar el 75 cumpleaños de Batman. Aunque esta edición es de tamaño pequeño, está claro que no cabe en un bolsillo, pero es más manejable, económica y está pensada para acercar el cómic a lectores ocasionales de este medio. La edición en tapa blanda es correcta e incluye las cuatro portadas originales.

Si te gusta el ambiente a lo Blade Runner, las historias potentes e innovadoras, los futuros distópicos y, claro está, Batman, este es tu cómic.

Título: Batman año 100
Editorial: DeBolsillo
Guion y dibujo: Paul Pope
Color: José Villarrubia
Editorial: Debolsillo
Formato: Rústica, 240 páginas, 15 x 21 cm, a color
PVP: 14,95 €
——

Taradete

Crítica: Batman. Serenata nocturna: El origen del caballero oscuro, David Hernando, Timun Mas.

batman-serenata-nocturna_portada

Los escándalos políticos y financieros nos han ido golpeando a lo largo de los últimos años y nos han ido descubriendo la falsedad de personas que creíamos honradas, sacando a la luz jugadas de mala fe y actos poco éticos, léase preferentes y los casos de corrupción económica y política. Toda esta falta de honestidad tiene su paralelismo, también y aunque no lo parezca, en el mundo del cómic en los hechos que narra el libro Batman Serenata nocturna El origen del caballero oscuro de David Hernando.

Son muchos los niños, jóvenes y adultos que leíamos o leemos con placer los cómics de Batman, visionamos las series antiguas y disfrutamos de las modernas películas. Muchos seguidores e incluso lectores profanos piensan que Batman fue creado por el guionista y dibujante Bob Kane. Esta es la leyenda que precede al señor de la noche, pero resulta que esto no es cierto. No es más que otro mito que se desmorona al leer la obra de David Hernando.

Batman nació en 1939, en el número 27 de Detective Cómics gracias al afán de Bob Kane de crear un éxito parecido al de Superman y poder lucrarse con él. Como suele decirse, el resto es historia… pero falsa. El libro nos habla del escritor y guionista Bill Finger, quien dio forma al característico atuendo de Batman a partir del dibujo con predomino del color rojo que le propuso Bob Kane, para más inri, calcado de otro personaje clásico del cómic. Finger es el guionista de la primera historia y de muchas más que le siguieron, así como el creador de algunos de los extravagantes y conocidos villanos de la serie. En definitiva, el que dio alma y vida a Batman.

Descubriremos en este libro y con estupor la enorme injusticia que acompañó a Bill Finger a lo largo de su vida. El no estar nunca acreditado en la creación de Batman; el estar la mayor parte del tiempo a la sombra de Bob Kane mientras este obtenía todo el éxito, el mérito y el dinero por la creación del personaje. La lectura se nos presenta en forma de relato de ficción, como si David Hernando hubiera estado ahí y nos contase todo lo que sucedió a través de un ensayo novelado.

Sabremos cómo era y qué anhelaba Bob Kane, cómo se aprovechó del buen hacer de Bill Finger y de dibujantes como Jerry Robinson, que fue ni más ni menos que el creador visual del Joker que luego desarrollo Finger. Bob Kane es el malo de la “historieta”, y con razón, pero David Hernando no carga las tintas y se limita a narrarnos los hechos. Kane fue también un adelantado a su tiempo en la visión del negocio de los derechos de autor y dirigiendo su propio estudio. Y sí, veremos como Finger era un genio como guionista, amante de la cultura y el arte, un apasionado de su trabajo, pero un desastre en otros aspectos de su vida personal.

batman_of_the_ages

¿Cómo actuó la editorial DC con los creadores de Batman en las diferentes épocas de la trayectoria del personaje? El libro nos narra los modos de proceder de la editorial, los problemas que tuvieron los cómics esos años y los primeros movimientos del fandom.

La verdadera historia de la creación y desarrollo de Batman no la descubre David Hernando, es algo que ya se intuía, se supo internamente desde los primeros años de existencia del cómic y ya es de dominio público entre los interesados en la materia. ¿Por qué entonces era un secreto a voces? ¿Por qué perdura, al menos oficialmente, la mentira de que Bob Kane es el único creador de Batman?

Batman serenata nocturna se lee de un tirón sin dificultades, está muy bien escrito y es muy ameno. Demuestra un gran trabajo de investigación, entrevistas y datos biográficos que quedan muy bien camuflados en el relato y se nos trasmiten sin darnos cuenta, por lo que su lectura gustará también a los curiosos ajenos a la temática del cómic. Un libro que te dejará algo compungido y conmovido por lo que cuenta y es muy posible que te emocione en algunos pasajes y descubras detalles de la creación de esta leyenda del cómic y su evolución a lo largo del tiempo.

Y aunque la injusticia inicial continúe viva hasta hoy, una vez leído el libro, como muy bien explica David Hernando, algo cambiará en la percepción del lector cada vez que lea en cualquier soporte la advertencia “Batman, creado por Bob Kane”. Además al final del libro se publica la carta con la que Kane se defendió de los primeros escritos que implicaban a Finger en la creación del hombre-murciélago. Y se añaden 8 páginas a color con fotos personales de los protagonistas implicados en la trama y una ilustración, que no tiene desperdicio, de cómo hubiera sido el Batman de Bob Kane sin la intervención de Bill Finger.

La portada del libro es una bonita ilustración del aclamado Paco Roca, autor de obras como Arrugas, El Invierno del dibujante o Los Surcos del Azar. En ella vemos al guionista rodeado de los elementos principales que necesita para crear: una máquina de escribir, su libreta de apuntes y montones de hojas, entre otros objetos.

David Hernando es autor entre otros de los libros “Batman el resto es silencio” (Editorial Dolmen) ganadora del premio de la crítica a la mejor obra teórica de 2004 y “Superman: la creación de un superhéroe” (Editorial Timun Mas). Ha sido editor de Batman y Superman en España entre 2006 y 2011.

Título: Batman. Serenata nocturna: El origen del caballero oscuro
Autor: David Hernando
Formato: Tapa dura sin s/cub. (cartoné) | 14 x 22,5 cm.
Páginas: 232 páginas
Editor: Timun Mas Narrativa
Fecha de publicación: 6 de mayo de 2014
Colección: Ciencia Ficción
Idioma: Español
——

Taradete