Crítica teatral: The World of Abba, en el teatro Tívoli.

418Si a los que están leyendo esta reseña se les preguntara cuál es el grupo más importante de la música pop/disco de las décadas de los años 70/80, seguro que muchos responderían, entre risas y algo de excitación, Abba, por supuesto. Un grupo que aunque solo estuvo activo musicalmente una década posee un legado artístico que no ha hecho más que revalorizarse en los últimos tiempos, prueba de lo cual son los millonarios números de venta de su disco recopilación Abba Gold; la creación del musical Mamma Mia!, basado en las canciones de Abba, también un éxito mundial y que propicio un film del mismo título interpretado por Meryl Streep, Amanda Seyfried y Pierce Brosnan, y por último la reciente inauguración, tan solo hace unos días, de un museo en Estocolmo dedicado al grupo.

No es extraño que aprovechando el tirón del momento se estrenara en Barcelona el espectáculo musical The World of ABBA, producido por Eventfama y cuyo reparto encabezan Rebeca, Lorena Jamco, Antonio Tomás y Agustín Guerreo.

Como se pueden imaginar el espectáculo recorre los temas de la carrera musical de Abba a través de 16 de sus grandes éxitos, en inglés y en castellano, con la voluntad de conectar con el Abba-fan que seguro que todos llevamos dentro y que solo dejamos salir al exterior muy de tanto en tanto.

El espectáculo está organizado en formato concierto e integra música en directo, coreografías interpretadas por un cuerpo de baile y audiovisuales mostrados en una gran pantalla de fondo. A nivel de voces, las femeninas están encarnadas por el toque más glamoroso de Lorena Jamco y el estilo más impetuoso de Rebeca, el gran reclamo del espectáculo junto a las canciones del cuarteto sueco. Por su parte las voces masculinas las aportan Antonio Tomás y Agustín Guerreo y quedan más en un segundo plano, algo que ya pasaba en el grupo original.

8649376386_6b2affa1ba_z(1)Sin embargo no todo luce tal como debería. Y me explico. La propuesta, al menos la vista en Barcelona, cuenta con varios déficits que afectan el nivel del espectáculo, entre ellos una producción técnica y artística que deja mucho que desear. Ejemplos de lo que digo fueron los constantes problemas de sonido, que provocaban que no se pudieran escuchar/entender todo lo bien que debieran las voces de los cantantes (esperemos que este sea un yerro solucionable), unas coreografías de baile no del todo conseguidas y que hacen pequeño el escenario y unos audiovisuales que no ayudaban demasiado a ensalzar la imagen del espectáculo, a lo que podemos sumar una estructuración demasiado rígida del ritmo del espectáculo, con pocos elementos de enlace entre tema y tema.

Toda una suma de inconvenientes a nivel de producción que no permitieron al espectáculo desparramarse artística y musicalmente más allá del escenario e invadir la sala de butacas, donde el público se mostró bastante frío a lo largo del show. Solo con el medley final y la repetición de algunos de los hits más movidos de Abba, el espectáculo consiguió hacer bailar a los espectadores. Una franca desilusión escénica que, sin duda, se hace evidente en la mayoría de los comentarios que los espectadores más exigentes han hecho del espectáculo en internet. Y es una lástima ya que la propuesta poseía de partida un legado musical, el de Abba, potente, fascinante y seductor, aunque al desarrollo del show aún le queda algo de trayecto para obtener y mostrar lo mejor de sí mismo.

Aún así, el interés del público por el estreno y su representación en el Tívoli de Barcelona nos recuerda que no siempre lo innovador supera a lo que ya existía antes y que el aroma, en este caso musical, de una época, en este caso la de la década de los 70 y principios de los 80, tiene su lugar también en un siglo, el nuestro, que parece que repudia todo lo que huele a antiguo en favor de cualquier chisme, formato o contenido que le ofrezca innovación, progreso o modernidad (o todo ello junto a la vez). Una oferta que a veces no puede equipararse, ni mucho menos, a la buena música que se hizo en el pasado, ¿no creen?

The world of Abba” se representa en el teatro Tívoli del del 30 de abril al 12 de mayo de 2013.

Director musical y arreglos: Jordi Pinyol
Cantantes: Rebeca, Lorena Jamco, Antonio Tomás y Agustín Guerreo
Ballet: Susana Lara, Alicia Santos, Sara Miquel, Ainhoa Mouriz, Sergio Perez, Antonio Fago, Jose Maria Zamora, Alberto Escobar y Javier Luque
Músicos: Jordi Pinyol, José Bueno, Marco Niemietz y Miguel Sánchez
Coreografía: Ainhoa Mouriz y Orietta de la Peña
Espacio escénico y luces: Nayden Stepanov
Sonido: Miguel Turia
Diseño vestuario: Susi Cerro

Horarios: de martes a jueves a las 21:00 horas; viernes a las 21:30 horas; sábado a las 18:00 y a las 21:30 horas y domingo a las 18:00 horas.
Precio: de 20 a 35 €.
Duración del espectáculo: 90 minutos

Crítica teatral: Michael Jackson The Immortal World Tour, en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

MJ(1) Michael Jackson ha sido, sin duda, el creador de toda una serie de hits que han dado formato musical a nuestra infancia y juventud (si el que lee esta reseña está entre los 30 y los 40 años), un ingenio de crear superéxitos musicales cuyo legado no ha caído en el olvido tras su trágica muerte en 25 de junio de 2009, sino todo lo contrario. No solo sus temas nos siguen acompañando a través de multitud de radio fórmulas, entre ellas M80 Radio, y sus videos se pueden rememorar en diversos canales televisivos temáticos y en internet, sino que se han generado toda una serie de shows escénicos musicales basados en su carrera musical y que giran alrededor del planeta con éxito mundial. Por Barcelona ya pasaron Forever King of Pop y Man in the mirror, Michael Jackson’s Greatest Hits y ahora es el turno de Michael Jackson The Immortal World Tour, el espectáculo artístico y musical diseñado por Cirque du Soleil que repasa la figura y la obra musical del que fue apodado “el rey del pop“.

Cirque du Soleil presentó el pasado 17 de abril en el Palau Sant Jordi de Barcelona un show hecho “a la americana” que suma a la espectacular y demoledora lista de éxitos de Michael Jackson, las creaciones coreográficas y artísticas de claro cuño Cirque du Soleil. Un espectáculo de grandes dimensiones que durante cuatro días iluminará la pista del equipamiento deportivo ubicado en Montjuïc.

2509_1396_PRSi bien algunos pueden pensar que Cirque du Soleil y Michael Jackson poseen dos conceptos y estilos poco afines, algo que la propuesta presentada en Barcelona deja bien claro, la verdad es que la suma de elementos y formatos da como resultado un espectáculo al gusto de todos, esto es, con una primera parte donde predominan las coreografías y las composiciones artísticas de Cirque du Soleil, y una segunda parte, seguramente la más potente, en la que toman protagonismo los temas más conocidos del cantante, acompañados, también, por algunas de la coreografías más espectaculares que uno ha visto: bailarines que flotan en el aire; un universo de luz y de color habitado por aerial dancers; un duelo instrumental entre una guitarra y un chelo eléctricos o la militarizada danza de un ejército de robots que da paso a un medley de los temas más pop y ochenteros de Michael Jackson. Todo ello aderezado, claro está, por la sensibilidad artística propia de Cirque du Soleil.

CDS_IMMORTAL_9468_PR(1)La compañía circense ha creado, pues, a partir de la unión de dos estilos muy distintos, las fuentes de inspiración y la potencia de las canciones de Michael Jackson, que se convertían en grandes eventos de comunicación en cuanto se estrenaban en la televisión, en aquella añorada, a veces, cultura analógica, y la magia creativa del mundo de fantasía y circo que caracteriza a la compañía Cirque du Soleil. La suma, pues, es una explosión de música, de juegos de luces, de coreografías y de artilugios y parafernalia artística que conduce al público, a través de un impetuoso in crescendo, a un arrebato que dispara la adrenalina y se apodera, involuntariamente, de los brazos y las piernas de los espectadores y les obliga a seguir con su movimiento el ritmo de los temas que se representan sobre el escenario, entre ellos, Smooth Criminal, Dangerous, Thriller, Beat It, Earth Song, They Don’t Care About Us, Man in the Mirror, Can You Feel It

238V8974_PRLes puedo asegurar que pocas veces he asistido a un espectáculo con tanta fuerza y en la que la música, la coreografía, la fantasía, el componente audiovisual y los artilugios escénicos se unieran de tal forma, sobre todo en la segunda parte del espectáculo, como para generar el asombroso estado de ánimo musical que se observaba en el patio de butacas desde la zona de prensa del Sant Jordi. Si bien cabe indicar que el show a veces adolecía de multitud de focos de atención, una circunstancia que generaba algo de confusión a la hora de seguir el desarrollo del espectáculo.

Aún así, un merecido tributo a uno de los artistas más reconocidos de la historia de la música que dejó un inmenso vacío difícil de copar tras su muerte, un espacio de recuerdo y de disfrute que intenta llenar Michael Jackson The Immortal World Tour, un espectáculo sin duda, a la altura de Cirque du Soleil y sobre todo, a la talla de la grandeza musical de Michael Jackson.

“Michael Jackson THE IMMORTAL World Tour” se representará en el Palau Sant Jordi del 17 al 21 de abril de 2013.

Más información:

http://www.cirquedusoleil.com/en/shows/michael-jackson-tour/default.aspx
https://www.facebook.com/mjimmortaltour