Crítica teatral: Luces de bohemía, en la Biblioteca de Catalunya.


Ayer finalizaron en el espacio escénico de la Biblioteca de Catalunya las representaciones de la adaptación de la obra de teatro de Valle-Inclán Luces de Bohemia, un maravilloso ejemplo del esperpento literario, político y social de la España de principios del siglo XX y, también, de la España de inicios del siglo XXI.

Ciertas obras escritas se acaban convirtiendo a lo largo del tiempo, debido a diversos factores, en una referencia clásica para épocas posteriores que despliegan la amplitud de su mirada para, de vez en cuando, fijarla en sus páginas y extraer de ellas motivos e ideas válidas para su momento histórico concreto y aprovecharse, de esta manera, de la fuerza creativa del pasado para redirigirla hacia el presente y a veces, incluso, hacia el futuro.

Todo lo dicho en el párrafo anterior se podría aplicar a esta Luces de Bohemia adaptada por la compañía La Perla 29 y que se ha representado dentro del marco del Festival Grec de Barcelona 2011 en la Biblioteca de Catalunya. Un esfuerzo teatral destacado que se ha visto recompensado con la asistencia masiva del público que, como si fuera un partido de futbol, ha llenado las graderías/patio de butacas del teatro incluso en las sesiones de los días previos al final de sus representaciones, algo insólito en la oferta teatral de la ciudad y, más aún, a finales del mes de julio.

Y el éxito reside en la calidad y la clarividencia del texto, no por otra razón la obra más conocida de Ramón del Valle-Inclán, por el acierto en la adaptación de La Perla 29 liderada por Oriol Broggi y por la elección del cartel de actores, entre ellos Lluis Soler, Manel Dueso, Marissa Josa, Camilo García o Jordi Martínez, un seguro de profesionalidad y de “pedigrí” teatral.

Aunque me imagino que la trama de Luces de Bohemia es conocida por muchos, la sección en la que escribo me obliga a hacer una breve sinopsis de su argumento, que no es otro que el malsano pulular nocturno de Max Estrella, escritor y poeta ciego venido a menos, por las calles de un Madrid opresivo y bohemio de principios de la década de los años veinte del siglo pasado. La necesidad económica obliga a Estrella a salir de su casa para intentar deshacer una venta de libros al librero Zaratustra. La imposibilidad de llevar a buen fin esta transacción obliga a Estrella, acompañado de su “fiel” amigo Latino, a iniciar una odisea noctámbula que le hará recorrer calles, tabernas, prisión e incluso los despachos de un ministro excompañero suyo, lo que le hará entrar en contacto con algunos de los moradores de la noche, ya sean bohemios, prostitutas, guardias civiles, revoltosos, o anarquistas y le llevará a iniciar una última experiencia vital en la que será fiel testigo de las inmundicias de una España que se dirigía a marchas forzadas hacia el enfrentamiento político y social que desencadenaría la Guerra Civil y la instauración de un régimen fascista y dictatorial encarnado por la figura del general Franco.

Si aquellos que están leyendo ahora mismo esta reseña lo consideran correcto, evitaremos aquí hacer un análisis histórico de la obra de teatro, que necesitaría mucho más espacio del disponible aquí (y muchas más capacidades de las detentadas por mi persona), y nos centraremos más en la adaptación realizada por la compañía La Perla 29, que tendría que ser en un principio lo que más nos interesa.

Lo primero, sin duda, es el espacio en el que se desarrolla la obra. El escenario está cercado en forma de U por tres graderías que delimitan el desarrollo de la trama y aproximan el espectáculo al espectador. En el único límite abierto del mismo se ubica una entrada que tanto se convertirá en la parte exterior de una taberna como en el linde de un espacio interior. No hace falta que diga nada sobre el contenido arquitectónico y estructural del espacio teatral de la Biblioteca de Catalunya, un elemento que potencia el clasicismo y la sustancia de la obra en representación.

La adaptación de Broggi le da un tono animado a la obra. Son los mismos actores, en segundo plano, los que presentan las escenas que los focos se encargan de delimitar visualmente. De nuevo el final de un acto se reconvierte en el inicio del siguiente cuando se retiran o se resitúan los pocos elementos de atrezo que se muestran, entre ellos algunas mesas, sillones y cajones, lo que da a la obra un importante dinamismo. El único inconveniente para los espectadores lo representa la extremadamente alargada extensión del escenario rectangular que impide, en determinadas ocasiones y desde determinados sectores, poder seguir visualmente el acontecer dramático de la trama.

Broggi ha decidido mantener el esquema clásico (pensemos en los años veinte del siglo pasado) de la obra, manteniendo el formato visual de la misma, con un vestuario adecuado y unas formas precisas y ubicables temporalmente, hecho que se agradece y mucho en estos tiempos en los que casi cualquier cosa se actualiza y “tunea artísticamente” a la medida, consiguiendo, muchas veces, tan solo alborotar y confundir al respetable que resulta desorientado por el hecho de no establecer una relación clara entre lo que oye y lo que ve.

Y por último el trabajo de unos actores que enriquecen y redondean un artículo ya de por sí precioso. De nuevo nos hallamos con Luces de bohemia en presencia de lo que podríamos llamar, y permítanme que utilice de nuevo un símil futbolístico, una plantilla de Champions que incluye, y quiero citarlos a todos, a Lluis Soler, Xavier Boada, Màrcia Cisteró, Manel Dueso, Marissa Josa, Camilo García, Jordi Martínez y Jacob Torres, interpretando todos los personajes necesarios para la dramatización de la obra, lo que obliga a alguno de ellos a encarnar a más de un carácter. Creo, pues, que no hace falta decir nada más de la “potencia” actoral y teatral de la obra después de haber citado a los actores y las actrices que actúan en ella, las “horas de vuelo” de los cuáles garantizan un espectáculo de alta categoría y un reclamo seguro en taquilla, algo que ya se podía suponer, como así ha ocurrido, desde un principio.

Ya para finalizar, aunque el inicio del párrafo anterior comenzaba con un “Y por último”, destacar la categoría literaria del texto y del autor adaptados, Luces de Bohemia y Ramón María del Valle-Inclán, dos clásicos de la literatura en letras hispánicas y, como no podría ser de otra forma, también de la literatura universal, que producen una sensación de empequeñecimiento en el espectador que acude a una representación de la obra y le genera unas irrefrenables ganas de conocer algo más de la vida y de la obra de un gigante, en este caso de uno sobre pies de hierro colado.

Luces de Bohemia” se representó en el espacio escénico de la Biblioteca de Catalunya del 22 de junio al 24 de julio de 2011.

REESTRENO: La obra se repone en el espacio escénico de la Biblioteca de Catalunya del 20 de septiembre al 2 de diciembre de 2012.

Autor: Ramón María del Valle-Inclán
Dirección: Oriol Broggi
Intérpretes: Lluís Soler, Xavier Boada, Màrcia Cisteró, Manel Dueso, Camilo García, Marissa Josa, Jordi Martínez y Jacob Torres
Espacio: Oriol Broggi y Sebastià Brossa
Iluminación: Pep Barcons
Vestuario: Berta Riera
Sonido: Jordi Agut
Técnico: Guillem Gelabert
Producción: La Perla 29 con la colaboración del Grec 2011 Festival Barcelona
Horarios: de martes a sábado a las 20:30 horas y los domingos a las 18:30 horas.
Precio: 22 €.
Idioma: castellano.
Duración de la obra: 120 minutos.
—————————————————-
Escrito por: Jorge Pisa Sánchez

Estreno teatral: Locas, en el Versus Teatre.


Locas, el éxito de la escena alternativa madrileña llega al Versus Teatrede Barcelona.

Tras el reconocimiento recibido por la crítica y el público de la escena alternativa madrileña, Locas llega al Versus Teatre para acercarnos una divertida y a la vez dura historia sobre la locura al siglo XXI. El texto del joven dramaturgo José Pascual Abellán recibió numerosos elogios por el fiel retrato de los trastornos derivados de la sociedad de hoy en día y por las espléndidas actuaciones de las dos protagonistas, Ángeles González Cuerda y Maribel Jara. Su experiencia anterior como maestro de educación especial le permitió construir un relato que refleja de forma sorprendente la realidad de los delirios y los trastornos mentales, combinando de forma inteligente y respetuosa la comedia con el drama que viven los dos personajes.

La obra llega también con el eco derivado del controvertido cierre del Teatro Casa de Vacas de Madrid, que dejó a Locas sin espacio de representación el mismo día que empezaba la temporada.

Según el autor, se trata de una obra sobre los trastornos de la realidad y la necesidad del ser humano de inventar personajes para sobrevivir. Dos mujeres, dos vidas, el silencio y la necesidad de ser felices.

A lo largo de los siglos pensadores de la mente estudiaron el origen y el tratamiento de esta enfermedad esquiva e históricamente contradictoria. Pero serán dos mujeres, locas, o no, y que se encuentran en la consulta de un psiquiatra, o no, las que se encargarán de tirar por tierra todas las teorías habidas o por haber, descubriendo cuál es el verdadero origen de la locura. O de la cordura…porque, ¿qué significa estar loco?, y ¿estar cuerdo? ¿Acaso no son lo mismo?

Jennifertiene 4 empresas y una vida envidiable, un marido, un amante, y un apartamento en Lloret. Marta está casada con un marido al que ve, con suerte, un día a la semana, dos hijos a los que ve en la hora de la comida, una amiga que presume en sus narices de ser feliz y una tele donde no para de ver “El diario de Patricia”…

Muchas diferencias y algo en común: las dos están a un lado o al otro de la línea, la línea que separa lo que es de lo que no es…la locura de la cordura. Y es tan fácil estar a un lado o al otro…

Locas, o de cómo el ser humano tiene la imperiosa necesidad de inventarse personajes para sobrevivir en la realidad.

Locas” se representará en el Versus Teatre del 2 al 14 de agosto de 2011.

Dirección y dramaturgia: José Pascual Abellán
Reparto: Ángeles González Cuerda y Maribel Jara
Codirección: Doriam Sojo
Música original: José Francisco Giménez
Escenografía: Joaquín Román / Teatro A Cuestas
Producción: Teatro A Cuestas
Coordinación vestuario: Jonatan Mármol

Horarios: de martes a sábado a las 22:30 y domingos a las 20:30 horas.
Precio: 16 €
Idioma: castellano
Duración de la obra:75 minutos

Crítica de la obra en Culturalia: https://cinelatura.wordpress.com/2011/08/07/critica-teatral-locas-en-el-versus-teatre/

Noves publicacions a l’editorial A Contra Vent


De vegades, un fa grans descobriments de la manera més insospitada. Fa uns dies, llegint un article de José María Sanz, Loquillo, publicat a El Periódico de Catalunya (http://www.loquillo.com/barcelona-ciudad-3/#more-4195), vaig descobrir l’existència d’una editorial catalana, A Contra Vent, una empresa que s’ha proposat un objectiu ben interessant: recuperar els autors clàssics del periodisme català, aquells que van escriure durant les primeres dècades del segle XX. En l’article, Loquillo es feia ressò, concretament, de tres llibres que descriuen la Barcelona dels anys 20 i 30, una ciutat allunyada de la imatge de postal i disseny que ha fet fortuna entre els turistes de l’actualitat.

D’aquesta manera, A Contra Vent recupera tres autors catalans: Jaume Passarell, Domènec de Bellmunt i Francesc Madrid, els tres obligats a exiliar-se del país per motius ideològics en un o altre instant. Tots ells van ser referents en el periodisme del moment, centrant els seus treballs en la societat barcelonina de l’època.

Jaume Passarell (1890-1975) va ser un humorista d’intel•ligent ironia, reconegut tertulià, ninotaire, però, sobretot, periodista bohemi catalanista i liberal dels anys republicans. Obligat a marxar a l’exili l’any 1939, va patir greus represàlies i, quan va tornar, es va negar a escriure en castellà, marginant-se voluntàriament i abandonant l’activitat periodística. A Contra Vent publica Bohemis, pistolers, anarquistes i altres ninots, un recull dels articles que li van donar popularitat, textos que ens permeten conèixer la vida quotidiana de l’època, des del món bohemi, la faràndula i l’anarquisme barceloní, passant per l’univers tèrbol del Districte Vè, fins als costums i lleures de les classes més humils.

Domènec de Bellmunt (1903-1993) és l’ideòleg de la Catalunya reportera i pioner de la figura del reporter català. L’any 1924 es va veure obligat a exiliar-se a París, fugint de la Dictadura de Primo de Rivera; allà va conèixer el reportatge novel•lat, modern, un estil que va importar a Catalunya quan va tornar a Barcelona, l’any 1928. Onze anys després, amb la victòria de les tropes franquistes, Bellmunt es va exiliar a Tolosa de Llenguadoc. Gràcies a A Contra Vent recuperem els reportatges que va publicar a la premsa per mostrar la mala vida de Barcelona, recopilats sota el títol de La Barcelona Pecadora, on també s’hi inclou la novel•la que l’autor va escriure utilitzant la realitat que havia conegut amb els seus reportatges.

Francesc Madrid (1900-1952) tenia especial predilecció per retratar els ambients més sòrdids, fet que el va convertir en un dels millors cronistes dels baixos fons de la Barcelona de principis del XX, i és conegut per ser un dels primers en utilitzar la denominació de “barri xino” per referir-se al Districte Vè de la ciutat. Fidel al govern republicà de Lluís Companys, es va exiliar a l’Argentina l’any 1936. Ara trobarem per primera vegada la traducció al català del seu primer i més celebrat llibre: Sang a les Drassanes (publicat per primer cop el 1926 amb el títol de Sangre en Atarazanas), recull dels reportatges més impactants publicats al setmanari El Escándalo, llibre on trobarem meublées, cabarets, vagues generals, anarquistes, …, o tot allò que l’autor anomenava “la mala vida moderna de Barcelona”.

Nascuda l’any 2008, l’editorial A Contra Vent té la intenció de convertir-se en un referent dins el periodisme literari català i l’humor; així, gràcies a un exhaust treball per les hemeroteques dels diaris i magazins publicats tant a Catalunya com a l’exili, pretén fer arribar la feina dels primers periodistes catalans a tota mena de lectors, no només als més erudits, per recuperar la memòria dels menys afavorits. Per aquest motiu inicien dues col•leccions, la de “Periodisme” i “Els altres clàssics”, i tot sense perdre la independència que els ha caracteritzat des del seu inici.

Més informació: www.acontravent.cat