Crítica literaria: El águila de la Novena legión, de Rosemary Sutcliff.

En relación al estreno del film La legión del Águila, producida por Duncan Kenworthy, dirigida por Kevin Macdonald y basada en la novela El águila de la Novena legión de Rosemary Sutcliff Culturalia publicará un conjunto de entradas/posts relacionados con tal evento, entre los que destacan la crítica de la novela, la crítica de la película y un artículo referente al misterio histórico de la desaparición de la legión, asunto sobre el cual descansa toda la temática.

Hoy haremos referencia a la novela, escrita por Rosemary Sutcliff y que lleva el título de El águila de la Novena Legión, publicada en castellano por la Plataforma editorial. Lo primero que podemos decir es que podríamos ubicar la obra tanto en el género de la novela histórica como en el de la novela de misterio, ya que, y como desvelaremos más adelante, aunque la historia está tratada desde un punto de recreación histórica novelesca, toda la trama está basada en un “misterio histórico” todavía no aclarado. Pero todo a su tiempo…

Comencemos hablando, pues, de la novela de Sutcliff, seguramente la clave del arco sobre la que se sostiene todo. El águila de la Novena Legión explora un mundo poco conocido aquí, en las tierras bañadas por el cálido y tranquilo Mediterráneo, como es la historia de la Britania romana, y más concretamente, durante las primeras décadas del siglo II d.C., durante los reinados de los emperadores de origen hispano Trajano y Adriano. Una época en la que el poder romano aún estaba en continua lucha con los pueblos indígenas, entre ellos pictos y escotos, prueba de lo cual es la inmensa obra de ingeniería técnica que supuso la construcción en el año 122 del Muro de Adriano, como medida defensiva ante la amenaza constante de los bárbaros del norte. El origen de la historia se sitúa, sin embargo, un poco antes, en los días del gobierno de Trajano, en el que una legión, la IX hispana, partió de su campamento militar en dirección hacia el norte, una marcha de la cual nunca volvió.

Algunos años más tarde de tal desaparición, Marco Aquila, el hijo de uno de los centuriones de la legión sufre una grave herida al ser atacado el fuerte en el que estaba destinado por fuerzas indígenas. La herida en la pierna cierra a Marco el futuro en el ejército y le obliga a retirarse a la casa de su tío Aquila, que vive en la ciudad de Calleva (la actual Silchester). En su retiro convaleciente Marco se reencontrará con la vida de una ciudad romana de provincias alejada de su Italia natal: la vida ciudadana, los juegos gladiatoriales, la estructuración doméstica de la casa de su tío y dispondrá del tiempo necesario para decidir que hacer con su vida, una vez que su herida le ha cerrado las puertas de la milicia. En Calleva Marco conocerá a su joven vecina Cotia, con la que muy pronto intimará y se hará cargo de un esclavo Esca, un gladiador salvado de la muerte en el anfiteatro.

La visita de un legado amigo de su tío le dará a Marco la oportunidad de limpiar el nombre de la legión de su padre, ya que según, parece, corren rumores de que se ha visto el estandarte de la legión IX hispana por las peligrosas tierras del norte. La noticia y la recuperación de Marco le permitirán iniciar una aventura vital: dirigirse hacia el norte, acompañado de su ex-esclavo Esca, y buscar el águila de la legión, conocer el verdadero final de la unidad donde sirvió su padre y poder limpiar el nombre de la legión.

la-legion-del-aguila-cartelEl viaje por las tierras de Valentia y Caledonia, bajo el disfraz de un oculista griego le permitirá penetrar en el mundo indígena y descifrar los misterios que atañen a la legión de su padre. Antiguos soldados romanos desertores, tribus britanas orgullosas de su raíces y de la libertad ganada ante Roma; rituales religiosos indígenas y sobre todo una indagación que le permitirá hallar lo que busca, aunque lo que halle no sea de su agrado.

El Águila de la Novena Legión es una novela ambientada en los dominios provinciales bajo el poder romano. Una novela que nos habla de la expansión no tan solo del poderío de Roma sino también de sus formas de vida y sus costumbres por todos los confines del imperio. Nos habla también del ejército romano y de los hombres que formaron la máquina militar más famosa del pasado antiguo. Pero también nos habla de los mitos y de los misterios (más de los primeros que de los segundos) que rodearon siempre al hombre de la Antigüedad.

Hemos de saber que en esos tiempos todo aquello considerado importante, e incluso aquello que no lo era, estaba relacionado con la divinidad y lo divino, y como no, también la legión y su estandarte. A través de la historia de Roma conocemos el componente religioso que poseían los estandartes de las legiones, que eran considerados por los soldados como algo divino, y los grandes esfuerzos que los emperadores romanos podían llegar a hacer para recuperar los estandartes de legiones derrotadas por el enemigo, como fue el caso de Augusto y su interés y destreza por recuperar los estandartes de las legiones de Craso y Marco Antonio perdidos al ser derrotados por los partos durante los últimos años de la República romana.

De este respeto mayestático se nutre la novela de Sutcliff y nos permite conocer un poco mejor a la persona que existió detrás de cualquier legionario. Marco es un personaje martirizado por dos razones: la pérdida de la IX hispana, y con ella de la vida de su padre; y sobre su futuro, ya que la herida que ha sufrido no le permite continuar con su carrera militar. Todo ello son obstáculos que no le posibilitan mirar hacia delante y encarrilar su existencia. El rumor sobre el avistamiento del estandarte que una vez enarbolará su padre y la posibilidad de recuperarlo provee a Marco de un objetivo alcanzable, al que sin duda se sumará sin apenas pensarlo.

En su aventura en territorio enemigo dispondrá de la ayuda de su esclavo, o mejor dicho, ex esclavo britano, autentico bastón de apoyo en esta aventura. Una hazaña que nos permite no tan solo conocer el mundo indígena sino también el mundo de frontera, aquel que compartía elementos propios tanto de los romanos como de los britanos conviviendo en equilibrio, muestra de lo cual es la tapadera de oculista griego que utilizará Marco en su empresa. Un mundo de frontera donde veremos el alcance de la romanización, sus logros y sus fracasos.

aguila legion
El núcleo principal de la historia la conforma la empresa de Marco y Esca en territorio indígena. Aún así, es una novela narrada desde el punto de vista romano, donde se interioriza más en los personajes romanos, a excepción del esclavo Esca. En Marco descubriremos al legionario orgulloso de su pasado militar y desvalido fuera de la milicia; en su tío Aquila hallamos al italiano asentado en la provincia donde ha pasado la mayor parte de su vida en destinaciones militares y donde conoció su auténtico amor. Cotia nos permite vislumbrar a la población indígena atraída y al mismo tiempo subyugada por la cultura romana en la que vive. Esca por último nos presenta al esclavo que ha perdido su libertad pero no su orgullo de ser britano y su hombría. Una obra, en fin, con pocos personajes que nos permite revivir la vida en una provincia en los tiempos de la dominación romana…

La novela es interesante, aunque como decía, nos relata un hecho en base a una premisa que, posiblemente, nunca ocurrió, o mejor dicho no ocurrió así. Hasta mediados del siglo XX se poseían pocos datos sobre el destino de la IX hispana, legión que desaparece de los registros históricos en el año 108, cuando poseemos la última noticia fidedigna y datada de su pervivencia, una inscripción que nos informa de la reforma de una de las puertas de entrada del campamento militar de York, en el que la legión estaba asentada. A partir de aquí, todo son sombras y dudas acerca de qué es lo le pasó a la legión. Aunque diversos historiadores defienden que la IX hispana fue trasladada a Oriente donde fue destruida en un enfrentamiento contra los partos en el año 161 d.C., no todos los especialistas están de acuerdo con ello, por lo que el misterio de su final aún sigue oscureciendo la historia britana. Este hecho, la desaparición de la IX hispana de las fuentes históricas, es el que hizo nacer la leyenda de que o bien la legión había desertado o había sido destruida en el norte de Britania.

Sutcliff, pues, modeló la trama de su novela en el misterio de la IX hispana, en el enigma sobre su final. Una novela que desde su publicación en el año 1954 se ha traducido a 21 idiomas, entre ellos el español gracias a la edición de Plataforma editorial, y sobre la que se han rodado diversas película ambientadas en la Antigüedad, como lo fueron La última legión (2007), Centurión (2010), y La legión del Águila (2011), que se estrenó el pasado 8 de febrero en las salas española. Un indicio de que el destino de la IX legión hispana sigue interesando al público actual, y una oportunidad para conocer algo más la historia de Roma y embarcarnos en una aventura que nos permitirá desentrañar junto a sus intérpretes principales, el romano Marco Aquila y el britano Esca, el aún desconocido destino de la legión IX hispana.

Título: El águila de la novena legion
Autora: Rosemary Sutcliff
Editorial: Plataforma
Colección: Histórica
Fecha de publicación: marzo de 2011
ISBN: 978-84-96981-25-6
Páginas: 300
Precio: € 19.95
————————————————————–
Escrito por: Jorge Pisa Sánchez

Anuncios

2 pensamientos en “Crítica literaria: El águila de la Novena legión, de Rosemary Sutcliff.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s