Archivo de la etiqueta: Núria Gómez

Paul Berrondo, director y autor de “Nedant cap a la Mar de la Xina”: “Uno debe atarse a sí mismo poniéndose límites.”

Paul se confiesa un gran cinéfilo. A Paul le fascina Tennessee Williams. Y, además, Paul hace teatro.

Image

Paul mirando a Oriente. (Fotografía: Nuria Gómez)

¿Qué es “Nadando hacia el Mar de China”?

Pues una historia de amor y desamor como las que vivimos todos continuamente hecha muy artesanalmente y con mucho cariño. Desde la honestidad y el amor con el que entendemos nosotros el teatro.

¿Dónde lleva ese mar?

A un lugar al que se llega después de un arduo trabajo consigo mismo habiendo pasado por sitios propios muy oscuros. El último donde uno puede acceder. Y es muy inhóspito. Es como cuando los elefantes acuden a su cementerio. Dejo a la imaginación del espectador situarlo donde desee.

En esta obra, tus personajes interpretan “La noche de la iguana” de Tennessee Williams y el argumento es muy similar al de “Ha nacido una estrella” de George Cukor.

Para escribir el texto, leí una docena de obras de teatro en las que inspirarme pero no encontraba lo que buscaba. Hasta que una noche vi “Ha nacido una estrella” (“A Star is born”) y se me ocurrió contar la relación de una pareja que se quiere muchísimo pero que nunca podrá llegar a encontrarse. En la película, los dos personajes eran actores de cine. Yo los trasladé al mundo del teatro, que conozco perfectamente. Por otra parte, “La noche de la iguana” (“The Night of the Iguana”) me rondaba muy cerca y me pareció que el personaje del Reverendo Shannon (interpretado por Richard Burton) tenía un paralelismo brutal con el personaje de “Norman Maine” (James Mason) de la película de Cukor. Ambos son totalmente destructivos y los uní.

¿Es responsable el otro de nuestros problemas?

En absoluto. No podemos culpar a la pareja de nuestros males porque en realidad todo parte de uno mismo. Por mucho que Borja, el protagonista, quiera nunca podrá salir de ese demonio que tiene: su carácter autodestructivo.

Pero Borja es quien da precisamente a Maria su gran oportunidad laboral. ¿Esa lucidez no es capaz de aplicarla a su propia vida?

Él es un tío muy lúcido en lo suyo, muy intuitivo en su trabajo. Pero no sabe usar la razón. También tiene una gran carencia de inteligencia emocional. El drama de esta historia es que le ganan sus circunstancias, su propio carácter.

La obra se estructura en dos niveles narrativos: la historia de una pareja y cómo sus integrantes representan en el escenario fragmentos de “La noche de la iguana”.

Alternamos la relación de ambos, contada de una forma “casual”, con la puesta en escena de “La iguana”, que es más clásica. El personaje de “Hannah Jelkes” que interpreta Maria es la antítesis de ella misma. Eso me gustaba porque me permitía remarcar la diferencia entre su mundo real y el metateatral en el que también se mueve con él. En cambio el personaje que interpreta Borja, que es “Shannon”, es tan cercano a él mismo que ambos parecen uno. Algunos espectadores llegan a confundirlos.

El arranque del espectáculo tiene un aire espontáneo que hace que el público se sienta muy a gusto.

Necesitábamos esa frescura y ligereza iniciales para poder meternos luego en un terreno mucho más pantanoso. Así los personajes podían calar en el espectador y este empatizar con ellos y entrar en el juego teatral que los dibuja.

El reverendo está capturado. ¿Es un requisito previo para que pueda finalmente nadar hacia el Mar de China?

Hay un momento de la obra en que él pregunta a ella. “¿Por qué hay que atar a la gente? ¿Por qué no dejar que las cosas fluyan y sean como tienen que ser?” Y ella, desde la razón, le contesta que a veces hay que poner límites aunque no queramos. Uno se ata a sí mismo poniéndose límites y pasándose las cuerdas que necesita para no poder irse corriendo a ese mar.

¿Qué límites te has puesto como creador a la hora de llevar a cabo este proyecto?

Me he dejado llevar mucho por mis impulsos y por cómo entiendo yo el teatro. Solo me he puesto los límites que me atraen como espectador. Lo único que he pretendido ha sido explicar una historia y que se entendiera. Que fuese un espectáculo o no era una cuestión secundaria. Luego descubrí que este último aspecto era necesario para que el producto resultase más agradable a la mente del público.

Habéis trabajado el texto a partir de las improvisaciones del reparto. ¿Ha sido fácil nadar todos en una misma dirección?

Esa ha sido mi labor. Yo escribí la base, dibujé cada escena, por dónde los actores debían navegar. Así pudimos después reescribir la obra entre todos.

¿Qué destacas de los actores, Borja Espinosa y Maria Ribera?

Esta es la primera obra que dirijo y los dos se me han abierto en canal. Ha sido muy gratificante para mí y me ha dado mucha confianza. Ambos trabajan de manera muy diferente pero hemos conseguido encontrar un nexo de unión basado en la escucha del uno por el otro.

Hay un tercer personaje, el músico Jordi Busquets.

Propuse a Jordi que participara en nuestro proyecto como músico y como me gusta mucho la energía que desprende en el escenario decidimos incorporarlo también como actor. Es el juglar que da los “titulares” de la historia y con su soplido indica a los protagonistas que los desarrollen. Como un mago que, después de colocar a los personajes en su sitio, les insufla de un aire de vida.

¿Qué es el Teatro para ti?

El alimento del alma. Lo que te permite realmente alimentar el estómago porque te da una capacidad de búsqueda de vida que hace que puedas ir más allá.

¿Cómo ves el panorama teatral actual?

En él proliferan propuestas de pequeño formato como la nuestra producidas con muy pocos medios. El público dice que son muy ingeniosas porque en ellas se aprieta la imaginación pero eso tiene un doble rasero: ¡Acaba siendo teatro amateur porque acabamos haciéndolo por amor al teatro sin poder comer de ello! Y los artistas deberíamos poder comer con nuestro arte.

En la escena final, ella cierra una puerta, la misma por la que entró al principio.

Ese momento es mágico: acaba la obra y es un falso final. Me encanta que cada uno se imagine algo distinto sobre lo que aguarda a Maria tras esa puerta. Todo creador, una vez que ha hecho su obra, debería poder dejarla a la imaginación del espectador que la mira.

Paul recibe a sus compañeros. Y China queda lejísimos.

por Juan Marea

“Nedant cap a la Mar de la Xina” se representa en el Almeria Teatre de Barcelona hasta el 17 de noviembre.

http://www.almeriateatre.com/

Image

La iguana es crepuscular y apasionada. (Fotografía de Alba Aránega)

Anuncios

Programación Nau Ivanow última semana de abril de 2011. Descartable y Escritos desde el fuego.


La Nau Ivanow programa dos obras teatrales durante la última semana del mes de abril de 2011, Descartable, una reflexión sobre la vida de no-pareja dirigida por Daniel J. Meyer y Escritos desde el fuego, un análisis de la no-acción de la compañía de teatro Cavalls.

Descartable, de Daniel J. Meyer.

Una pareja joven, divorciada o recién casada que convive en el mismo espacio.
Su vida es rutina, desinterés, cansancio. Sus presiones son excesivas: por un lado el ideal romántico del amor, por el otro la aceleración y otras exigencias (éxito, belleza, perfección, trabajo, exceso de actividad).
Tres niveles de acción. Dos fuerzas que oprimen a una ¿pareja?
Dos individuos que viven juntos.
Ellos son descartables.
Descartable es Descartable.

Daniel J. Meyer nace en Buenos Aires, donde estudia en COSATYC/ANDAMIO 90 y se especializa en dirección e interpretación. Complementa sus estudios teatrales con los de producción musical. El año 2003 se instala en Barcelona y participa en varios cursos de dramaturgia y dirección. Además, participa en el posgrado de Producción y Gestión de espectáculos en la UB. Ha trabajado en Sin noticias de Gurb, con Rosa Novell; ayudante de dramaturgia y dirección en Èdip 1,2,3,4, en el Versus Teatre (bajo la dirección de Josep Galindo y dramaturgia de Pablo Ley); ayudantía de dirección de: Si avui és diumenge demà és dijous; Boeing Boeing (con dirección de Alexander Herold), El senyor de les mosques (dirección de Abel Coll) y de La doble vida d’en John (dirección de Àngel Llàcer). Actualmente, es ayudante a Geronimo Stilton, el musical, de Àngel LLàcer y Manu Guix.

Descartable” se representará en el espacio escénico de la Nau Ivanow del 27 de abril al 1 de mayo de 2011.

Dramaturgia y dirección: Daniel J. Meyer
Intérpretes: Laia Pellejà, Toni Ramírez, Daniela Poch y Rafa DelaCroix
Ayudante de dirección y videocreación: Leire Erkizia
Iluminación: Luis Aznarez y Natalia Ramos
Sonido: Ferran Roig
Regiduría y fotografía: Sara Manzano
Diseño gráfico: Jordi Martinez Pinyol
Colaboraciones movimiento: Laura Vilar
Voz en off: Enric R. Cambray

Horarios: Miércoles a sábado a las 21:00 horas y domingo a las 19:00 horas.
Precio: 12 €; Amics de la Nau 10 €.
Duración de la obra: 70 minutos


———————————————————————————————————-

Escritos desde el fuego, de Víctor Sánchez Rodríguez.

Un espacio en medio de la nada, en medio de otras realidades y que no tiene ninguna utilidad. Una tierra baldía atravesada por tubos que tal vez van a parar al mar. Cinco vidas que se resisten a pensar que nada pase, que nada pase más, que nada más pase. Sus historias nos irán desvelando lo que se esconde entre el hueso y la carne. El territorio del fuego. Algunas resisten, otras se apagan. Alguna se consume. Y todo ello en una noche donde todo pasa, donde todo vuelve a pasar, donde todo pasa otra vez.

Víctor Sánchez Rodríguez, es un joven autor y director teatral, sus textos se caracterizan por explicar historias actuales que no esconden la sordidez, y por dar a sus textos una dimensión poética. Licenciado en Dirección y Dramaturgia en el Instituto del Teatro de Barcelona. Dentro de su titulación, ha participado en cursos de escritura dramática y seminarios. Como director ha firmado la puesta en escena de textos de algunos compañeros dramaturgos y versiones propias de clásicos de Tennessee Williams o Anton Chéjov. Ha sido ayudante de dirección de Carme Portaceli y Joan Castells. Como autor, ha escrito El Casino; Uns amors, uns indrets, Cavalls salvatges no m’arrancarien d’ací; Escritos desde el fuego y el guión de cine La felicidad de los cobardes. Ha sido asistente de dirección de Magda Puyo en Espectres, y ayudante de dirección de Joan Castells en Electra y de Carme Portaceli en Galileu y en Prometeu, espectáculo que inauguró el Festival Grec de Barcelona 2010.

Cia. Cavalls nace en junio de 2009 con el espectáculo Cavalls salvatges no m’arrancarien d’ací. Inicialmente concebido como proyecto académico del Institut del Teatre de Barcelona (Factoria IT de Nous Creadors), la buena acogida que tuvo dentro del ámbito del Institut del Teatre animó a la compañía a continuar con el espectáculo ya en el ámbito profesional. La obra fue seleccionada para participar en la XV Mostra de Teatre de Barcelona, dentro de la cual fue nominada mejor espectáculo por votación popular.

En marzo del 2010 estrena Platònov, de Chejov, en una adaptación de Lucía Carballal, dirigida por Víctor Sánchez Rodríguez, en el Teatre Estudi de l’Institut del Teatre de Barcelona. En diciembre de 2010, Cavalls Teatre se presenta a la beca Desperta de la Nau Ivanow con un nuevo proyecto: Escritos desde el fuego, un espectáculo concebido a partir de textos de Víctor Sánchez Rodríguez, y codirigida por él mismo y por Albert Massanas. La obra obtuvo un accésit especial que le permite el estreno dentro de la programación 2011 de la Nau Ivanow. En la actualidad la compañía tiene tres proyectos en marcha: la gira de Cavalls salvatges no m’arrancarien d’aci, Escritos desde el fuego y Els voladors de ponts, una nueva obra en proceso de escritura.

Escritos desde el fuego” se representará en el espacio escénico de la Nau Ivanow del 26 de abril al 1 de mayo de 2011.

Texto y dramaturgia: Víctor Sánchez Rodríguez
Dirección: Albert Massanas y Víctor Sánchez Rodríguez
Intérpretes: Marta Aran, Núria Gómez, Laura Pla, Mima Riera y Nunu Santaló
Espacio escénico y vestuario: Nadia Balada, Anna Ribera e Isabel Velasco

Horarios: de martes a sábado a las 21:00 horas y domingo a las 19:00 horas.
* Miércoles 27, no hay función

Sábado, 30 de abril.
Coloquio con el director y los actores después de la función.

Precio: 12 €; Amics de la Nau 10 €.
Duración de la obra: 70 minutos.