Archivo de la etiqueta: Benedict Cumberbatch

Crítica cinematográfica: Star Trek, en la oscuridad (J.J. Abrams).

    EXCLUSIVA-Poster-en-espanol-de-Star-Trek-En-la-oscuridad_noticia_mainEl próximo 5 de julio llega a las grandes pantallas españolas la nueva entrega de Star Trek, la primera secuela de la nueva franquicia producida y dirigida J.J. Abrams e interpretada, en los principales roles, por Chris Pine, Zachary Quinto, Karl Urban y Benedict Cumberbatch. Un film que mantiene las innovaciones establecidas en la anterior entrega (Star Trek 2009, J.J. Abrams, 2009) y que representa un paso adelante para la saga galáctica de ciencia ficción.

A la película le cuesta muy poco metraje desparramar la acción inicial sobre la pantalla. Los primeros minutos nos presentan el final de lo que vendría a ser una aventura habitual de la Enterprise (en la nueva franquicia) en la que Kirk y Spock intentan salvar un planeta de la extinción provocada por la erupción de un volcán, a pesar de las prohibiciones a la intervención establecidas en la Primera Directiva. Una vez finalizada la demostración/presentación inicial, la trama se encamina hacia la acción propia de esta nueva entrega.

De vuelta a casa los tripulantes del Enterprise tendrán que enfrentarse a una nueva amenaza. Un devastador atentado ha puesto de manifiesto una alarmante realidad: la Flota Estelar está siendo atacada desde dentro, y las consecuencias van a sumir al mundo entero en una grave crisis. El capitán Kirk dirige la nave Enterprise en una misión para capturar al hombre que parece ser el responsable del torbellino de violencia y destrucción.

HH-27766RLos tripulantes de la nave descubrirán las desmesuradas capacidades físicas y mentales de su prisionero y que algo oscuro está pasando en el seno de la Federación, cuando todo parece que la guerra con el poderoso y militarizado imperio Klingon está a punto de estallar. El hombre que han capturado tendrá la explicación a todo lo que está pasando, pero antes de conocer la verdad tendrán que descubrir cuáles son sus auténticas intenciones.

La nueva aventura de los tripulantes del Enterprise pretende maravillar tanto a los fans de la saga como a los espectadores más jóvenes del cine de acción y de ciencia-ficción, ya que mantiene un equilibrio tenso entre ambos tipos de público, rejuveneciendo y potenciando la acción del film al mismo tiempo que hace continuas referencia al canon del universo Star Trek, aunque este estallara en centenares de miles de pedazos en la entrega anterior. El film mantiene también un equilibrio entre las clásicas escenas de acción de puente de mando propias de la saga y las escenas de acción rápida al más puro estilo de las sagas Transformers, Mision Imposible o Iron Man, un estilo propio de los nuevos tiempos.

En esta nueva entrega el argumento se desarrolla alrededor de uno de los personajes más iconográficos de Star Trek que no es otro que Khan, el ser mejorado genéticamente que protagonizó uno de los capítulos de la serie original y una de las películas más exitosas de la saga cinematográfica. Y uno de los aciertos más sustanciales a nivel de casting ha sido la elección de Benedict Cumberbatch para encarnar al cruel y despiadado Khan, en una interpretación que le hace perder al personaje vigor y corporalidad  pero que en cambio le dota de una dimensión más aterradora y mortífera. Una interpretación del malvado del film que supera, a mi gusto, la que ofreció Eric Bana en la entrega anterior.

HH-28997CLa elección de Khan como malvado de esta entrega confirma el hecho, ya previsto en la concepción de la anterior entrega, de que todo el mundo desarrollado en Star Trek, ya sean klingons, romulanos, cardasianos, la máquina-con alma Vejer, los seres extraterrestres con intención de reanudar la comunicación con las ballenas de la Tierra, los Borg y así un largo etcétera, poseen muchos puntos para volver a personarse en las grandes pantallas, eso sí, con facciones renovadas y actualizadas destinadas no solo a los fans más viscerales de la franquicia, sino a un público amplio gustoso de las fantasías futuristas plagadas de acción.

Esta entrega se centra, por otra parte, demasiado en la relación de amistad forjada entre Kirk y Spock, otro de los sellos de marca de la saga, de una forma que reduce la presencia de los otros tripulantes de la nave en el film. Sulu, Chejov, Scotty o el propio dr. McCoy pierden cuota de pantalla, dejando sus historia aparcadas en la mesa de guión (si es que alguna vez las tuvieron), y reduciéndolos en algunos casos a meros comparsas. El único personaje que se salva de la purga es Uhura, que mantiene su relación sentimental con Spock la cual se desarrolla algo más en esta entrega.

Hallamos, asimismo, en el film una re-definición de los caracteres principales, Kirk y Spock, en un sentido muy actual que en parte se vislumbraba en la entrega anterior. Kirk mantiene su atractivo habitual, sobre todo con las féminas, y un espíritu rebelde que sí que enlaza con la saga anterior. Si bien con Spock la re-definición hace hincapié en la intensa lucha interna que se desata entre su parte humana y emotiva y su naturaleza vulcaniana y lógica, que aunque pega mucho con la constante re-visión actual de personajes literarios y cinematográficos clásicos, creo que desarrolla temáticas no muy acordes con la definición tradicional del personaje. Pero los nuevos tiempos y las nuevas formas mandan… sobre todo en el consumo televisivo y cinematográfico.

HH-00789CAdemás la película sufre de un metraje algo extenso (132 minutos) invertido en secuencias que seguro que podrían aligerarse. De esta forma la primera parte del film es bastante más lenta en comparación con la segunda, en la cual la acción se precipita con toda una serie de escenas (la captura de Khan, el combate entre las diferentes naves y la lucha final contra el malvado) que llenarán de gozo a aquellos a los que les guste la acción cinematográfica realizada según los cánones el siglo XXI. Por otro lado en la segunda parte del film la acción será la que predomine y la que le dé ese toque que ya tuvo la entrega anterior y de la que ya gozaron, a su manera, episodios como Star Trek II, la ira de Khan (Nicholas Meyer, 1982) o Star Trek: Primer contacto (Jonathan Frakes, 1996), las entregas con un mayor éxito de audiencia de la saga.

Pero como ya pasaba en el anterior film, y como se preocuparon de constatar Abbrams y el resto del equipo de producción, aunque se halla actualizado la franquicia, el canon Star Trek, construido a partir de las diferentes series y las películas de la saga, está muy presente aunque de una forma alterada, y se hace referencia a él de forma continua en el film: así hallamos a los famosos tribbles, continuas frases y situaciones fácilmente reconocibles, el renovado Khan o una re-filmación de una de las escenas finales de Star Trek II La Ira de Khan, que harán, seguro, las delicias de los fans de la saga.

Como artista invitado aparece en esta entrega Peter Weller, icono de la ciencia-ficción gracias a su participación en películas como Robocop (Paul Verhoeven, 1987), Leviathan: El demonio del abismo (George P. Cosmatos, 1989) o Asesinos cibernéticos (Christian Duguay, 1995) y que interpreta al almirante Marcus de la Flota estelar, en una interpretación agradecida, seguro, por los fans del género.

Como no podía ser de otra forma los efectos especiales están a la altura de una superproducción con un presupuesto de 185 millones de dólares, que vuelven a poner a la saga a la altura de los grandes estrenos del verano. Efectos que son potenciados de nuevo por la música compuesta por Michael Giacchino, que le da al film esa magnificencia que ya poseía la anterior entrega y para la cual se han creado nuevos temas y nuevas fanfarrias, reconocibles y vinculables a la nueva franquicia.

HH-STIDVFX_001Por lo que respecta a la trama, esta es algo complicada, y avanza de forma algo lenta, como ya comenté, en la primera parte de la película. Si bien pone en juego toda una serie de intrigas políticas, militares y corruptelas varias, muy al estilo, en parte, de lo que ya pasaba en Aquel país desconocido (Nicholas Meyer, 1991), y muy acordes con los tiempos actuales en los que vivimos, en los cuales, después de la caída de las torres gemelas, la política a nivel nacional e internacional parece cubierta de negruras y conspiraciones que escoden la voluntad de dominación política o económica del mundo.

Una trama que hipoteca la ciencia-ficción más filosófica que caracterizaba a muchas de las producciones clásicas, por una acción-entretenimiento, sin la cual, la franquicia no hubiera sobrevivido, seguro, a estos tiempos en los que la diversión y el “no va más” se imponen a la hora de marcar el consumo cinematográfico y cultural en general.

Un detalle que agradecerán los fans más trekkies de la saga es la nueva aparición, aunque de forma muy breve, de Leonard Nimoy, que prosigue su vinculación con la nueva franquicia como marca registrada de la casa que da pedigrí a toda la aventura.

En resumen, todo un gustazo volver a ver al Enterprise y sus tripulantes en activo de nuevo, aunque en una versión rejuvenecida, si bien seguro que la segunda entrega de la nueva franquicia, que ya ha recaudado la friolera de 258 millones de dólares en todo el mundo, no será del pleno agrado de los trekkies más puristas, a los que en verdad casi no les gusta nada, aunque proporcionará una dimensión de disfrute a aquellos públicos menos acomplejados que lo que buscan es diversión y acción en las películas que consumen en la gran pantalla. Todo ello ligado a una idea, la creada por Gene Roddenberry, que sin duda ha sabido perdurar ufana y presumida, por lo que se ve, al paso del tiempo.

Título: Star Trek: En la Oscuridad
Título Original: Star Trek Into Darkness
Director: J.J. Abrams
Guión: Roberto Orci, Alex Kurtzman, Damon Lindelof
Reparto: Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Simon Pegg, John Cho, Karl Urban, Anton Yelchin, Benedict Cumberbatch, Alice Eve, Peter Weller
Música: Michael Giacchino
Fotografía: Daniel Mindel
Género: Ciencia Ficción
Nacionalidad: USA
Estreno: 5 de julio de 2013

Escrito por Jorge Pisa Sánchez

Estreno cinematográfico: War Horse (Caballo de Batalla), de Steven Spielberg

El próximo 10 de febrero se estrena la película War Horse (Caballo de Batalla), una historia de amistad entre un joven y su extraordinario caballo en los tiempos de la Primera Guerra Mundial, dirigida por Steven Spielberg y protagonizada por Jeremy Irvine, Toby Kebbell y Emily Watson.

Fotograma de la película

Joey es un caballo de granja al que Albert tiene un afecto especial. Sin embargo, al inicio de la Primera Guerra Mundial el padre del joven decide vender el animal a la caballería del ejército británico para luchar en el frente, una decisión que el muchacho será incapaz de aceptar. Así, decidido a traer al valeroso caballo de vuelta a casa, emprende un largo viaje que lo llevará a luchar en los campos de batalla de Francia.

Steven Spielberg (Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio) es el director de War Horse (Caballo de Batalla), la adaptación cinematográfica de la novela infantil de Michael Morpurgo publicada en 1982, una película protagonizada por el debutante Jeremy Irvine y a quien acompañan Toby Kebbell (El aprendiz de brujo), Emily Watson (Luciérnagas en el jardín), David Thewlis (Harry Potter), Peter Mullan (Neds) y Niels Arestrup (Un profeta), entre otros.

War Horse (Caballo de Batalla) se estrenará en nuestros cines el 10 de febrero de 2012.

Título: War Horse (Caballo de Batalla)
Título original: War Horse
Género: Aventuras, Drama
Nacionalidad: USA, Reino Unido
Año: 2011
Director: Steven Spielberg
Guión: Lee Hall, Richard Curtis
Intérpretes: Jeremy Irvine, Toby Kebbell, Emily Watson, David Thewlis, Peter Mullan, Benedict Cumberbatch, Niels Arestrup, Tom Hiddleston, David Kross, David Dencik, Sarah Jane O’Neill, Geoff Bell, Patrick Kennedy, Nicolas Bro, Robert Emms, Michael Kranz

Estreno cinematográfico: El Topo, de Tomas Alfredson

El próximo 23 de diciembre llega a las pantallas de nuestro país El Topo, la historia de una traición dentro de los servicios secretos británicos en la década de los años 70, una película que traslada al formato cinematográfico el best-seller homónimo de John Le Carré publicado en 1974, un film dirigido por Tomas Alfredson y protagonizado por Tom Hardy, Gary Oldman y Colin Firth.

Fotograma de la película

Tras una misión especial en Hungría que termina en fracaso, los servicios secretos británicos deciden efectuar un drástico cambio en su cúpula; el agente George Smiley es uno de los responsables de la expedición fallida, por lo que todo apunta a que su próximo destino será la jubilación. Con todo, recibirá un último trabajo: existen serias sospechas que hay un “topo” infiltrado entre las altas instancias del Servicio, y él será el encargado de descubrir al traidor. Así Smiley, ayudado por otro agente fiel a la corona, deberá investigar a fondo para dar con el “topo”.

El sueco Tomas Alfredson (Déjame entrar) dirige El Topo, una clásica película de espías ambientada en los tiempos de la Guerra Fría que cuenta con un reparto excelente, un grupo de grandes actores entre los que destacan Tom Hardy (Origen), Gary Oldman (El caballero oscuro), Colin Firth (El discurso del rey), Mark Strong (Sherlock Holmes), Ciarán Hinds (El rito), Benedict Cumberbatch (Caballo de batalla) y Stephen Graham (Enemigos públicos), entre otros.

El Topo se estrenará en nuestros cines el 23 de diciembre de 2011.

Título: El Topo
Título original: Tinker, Tailor, Soldier, Spy
Género: Thriller
Nacionalidad: Reino Unido, Francia
Año: 2011
Duración: 127 minutos
Director: Tomas Alfredson
Guión: Bridget O’Connor, Peter Straughan
Intérpretes: Tom Hardy, Gary Oldman, Colin Firth, Mark Strong, Ciarán Hinds, Benedict Cumberbatch, Stephen Graham, Amanda Fairbank-Hynes, Simon McBurney, Laura Carmichael

Estreno cinematográfico: Four Lions, de Chris Morris

El próximo 30 de septiembre se estrena en las pantallas de nuestro país Four Lions, una película dirigida por el cómico Chris Morris que toma como argumento a unos terroristas poco habilidosos, unos personajes sin fortuna interpretados por Riz Ahmed, Nigel Lindsay, Kayvan Novak y Adeel Akhtar.

Fotograma de la película

Desencantados con la vida, cuatro hombres urden un plan secreto en una ciudad británica. Al frente del grupo se encuentra Omar, un fiel musulmán que ha tomado la decisión de convertirse en soldado como respuesta al, según él, injusto trato que reciben aquéllos que siguen los preceptos islámicos en el mundo, idea a la que se suma Waj. A ellos se unen Barry, un blanco occidental convertido al islam, y Faisal, capaz de construir una bomba, pero que no está dispuesto a ser él quien se inmole: por esa razón se dedica a entrenar a cuervos con bombas atadas a sus cuerpos para introducirlos por las ventanas.

Chris Morris, director de Four Lions, ha querido dejar claro que ésta no es una película ni pro ni antirreligiosa: únicamente toma ese contexto como excusa para realizar esta disparatada comedia, utilizando los conflictos de sus personajes y sus errores para hacer humor. Así, Morris ha contado con un extenso reparto entre los que cabe destacar Riz Ahmed (Centurion), Kayvan Novak (Syriana), Adeel Akhtar (Traitor), Arsher Ali, Nigel Lindsay, Benedict Cumberbatch, Julia Davis y Craig Parkinson.

Four Lions se estrenará en nuestros cines el 30 de septiembre de 2011.

Título: Four Lions
Género: Comedia, drama
Nacionalidad: Reino Unido
Año: 2010
Duración: 102 minutos
Director: Chris Morris
Guión: Jesse Armstrong, Sam Bain, Chris Morris
Intérpretes: Riz Ahmed, Arsher Ali, Nigel Lindsay, Kayvan Novak, Adeel Akhtar, Benedict Cumberbatch, Julia Davis, Craig Parkinson, Preeya Kalidas, Wasim Zakir, Mohammad Aqil