Crítica cinematográfica: Blitz, de Elliott Lester

El binomio “poli bueno – poli malo” ha dado como resultado un sinfín de películas, creando un nuevo género en sí mismo: las denominadas buddy films, o “películas de colegas”, protagonizadas por dos personajes de métodos opuestos que aseguran el conflicto entre ambos. Un nuevo título que añadir a este género es Blitz, thriller de atmósfera angustiosa dirigido por Elliott Lester que nos devuelve a la gran pantalla a Jason Statham, uno de los últimos y más rentables héroes de acción, en esta ocasión acompañado de Paddy Considine en su lucha contra el crimen.

Jason Statham y Aidan Gillen

El sargento Brant no está viviendo su mejor momento: sus métodos poco ortodoxos han puesto en alerta a sus superiores, quienes, presionados por los periódicos, dudan si seguir contando con él o expulsarlo definitivamente de la comisaría. Sin embargo, la aparición en escena de un asesino en serie de policías (a quienes los medios de comunicación, siempre ansiosos de carnaza, bautizarán como Blitz) impedirá que tomen una drástica decisión; de esta manera, la única opción posible es asignarle un nuevo compañero a Brant, el sargento Nash, de métodos menos contundentes, más sensatos y comedidos, con el que deberá pulir diferencias para poder detener a tiempo al asesino, iniciando una cursa contrarreloj por las calles de Londres.

Basada en una novela de Ken Bruen, Blitz aúna aquellas películas de protagonistas con caracteres antagónicos y las películas de asesinos en serie, dando como resultado un entretenido film, aunque menos adrenalítico de lo que el nombre de Statham nos tiene acostumbrados: Lester parece más interesado en el aspecto psicológico de la historia y en la búsqueda de pistas que permitan dar con el criminal que en explotar las escenas de acción, que las hay, pero prácticamente reducidas a una persecución por las calles de Londres y poca cosa más. Y eso que la primera escena nos muestra a Brant en una pelea callejera contra tres delincuentes, a quienes se enfrenta armado únicamente con un palo de hockey.

Así, Blitz toma prestados los tópicos de los psico-killers que tantas veces hemos visto con anterioridad: un asesino que pone en jaque a la policía, un sargento que deberá iniciar una heroica persecución, la prensa de por medio, con un periodista ávido de fama, el soplón de la policía que trata de sacar partido de todo ello, etc., sin que el interés del espectador se resienta, ya que Lester consigue un producto bien dirigido, en ocasiones próximo al videoclip, pero sin excederse. Con todo, Blitz aporta algún que otro aspecto interesante a los ya conocidos, como el hecho de que cada uno de los policías tenga su propio infierno interno: Brant tiene tendencia al exceso en sus intervenciones, su jefe acaba de enviudar, Nash ha sido trasladado de comisaría por cometer un error en una detención e intenta, sin éxito, que las mofas de sus compañeros no le afecten, una agente infiltrada en una red de tráfico de estupefacientes que acaba enganchada a la cocaína,… traumas que deberán dejar a un lado si no quieren sucumbir en manos del asesino.

Considine y Statham

El encargado de dar vida al sargento Brant es Jason Statham, en esta ocasión algo más comedido en la violencia de lo que en él eshabitual, dotando a su personaje, un policía rudo, primitivo, de carácter torturado, descuidado tanto en su higiene como en sus modales, de una especial ironía y descaro, que sirven, además, para dar mayor relevancia a las diferencias con su compañero de aventuras, el sargento Nash, un policía elegante, inteligente y gay (este último aspecto es el que más le cuesta aceptar a su compañero), todo un gentleman encarnado por Paddy Considine en una solvente interpretación. Sin embargo, en las películas de psicópatas resulta tan importante el perseguidor como el perseguido, y en este sentido brilla Aidan Gillen interpretando al despiadado asesino de policías, en una histriónica actuación no exenta de crueldad.

A pesar de alguna pequeña trampa argumental propia del género, Blitz resulta un correcto entretenimiento, un producto bien filmado y con buenas interpretaciones, especialmente recomendada para aquellos adictos a los thrillers con psicópatas que persiguen calmar su sed de sangre.

Título: Blitz
Director: Elliott Lester
Intérpretes: Jason Statham, Paddy Considine, Aidan Gillen, David Morrissey, Luke Evans, Chris Wilson, Elly Fairman, Richard Riddell, Nicky Henson, Taya De La Cruz
País: EE UU
Duración: 100 minutos
Distribuidora: EMON

____________________
Escrito por: Robert Martínez Colomé


Concert: Una veu per a la Sibil·la, de Maria del Mar Bonet, al Teatre Grec de Barcelona.


La cantant mallorquina Maria del Mar Bonet oferirà el proper 4 de juliol al Teatre Grec de BarcelonaUna veu per a la Sibil·la’, cant tradicional religiós considerat un dels més preuats monuments del folklore de Mallorca, que es canta cada any la Nit de Nadal a la Catedral de Palma i a quasi tota la resta d’esglésies de l’illa. Un concert dins del GREC 2011 Festival de Barcelona.

Tot celebrant que enguany la UNESCO ha declarat el Cant de la Sibil·la Patrimoni Cultural Immaterial de la Humanitat, Maria del Mar Bonet —que l’enregistrà per primer cop l’any 1979 (Saba de Terrer, BMG Ariola) —, oferirà al Teatre Grec de Barcelona el proper 4 de juliol un recital únic basat en aquest cant tradicional, un dels monuments del folklore religiós de Mallorca més preuats.

Acompanyada de la seva formació habitual de músics, la cantant mallorquina oferirà la seva interpretació del cant medieval, que es canta cada any la Nit de Nadal a la Catedral de Palma i a quasi tota la resta d’esglésies de l’illa. També es canta actualment a València i a la resta dels Països Catalans, on ara per ara, representa el drama més antic dels que es coneixen: els inicis daten del segle X a Ripoll i s’escampa arreu de Catalunya on perdurà fins el segle XVI.

La cantant mallorquina va presentar aquest mateix espectacle en una sèrie de concerts al Festival de Música Sacra de Quito, Equador, i deu dies després del concert al Grec el portarà al Marroc, al Festival de Volubilis-Meknes.

El 2011 és per Maria del Mar Bonet un any ple de reconeixements nacionals i internacionals. La cantant ha estat guardonada amb la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2010, un guardó concedit a figures de reconegut prestigi per la seva tasca de foment i difusió de l’art i la cultura; el Premi Internacional Cubadisco 2011 pel seu darrer treball discogràfic, Bellver (Picap 2010); el Premio de la Música a la Millor Cançó en Català – Valencià per “La dansa de la primavera” (inclosa al mateix disc Bellver), un guardó atorgat per l’Academia de las Artes y las Ciencias de la Música i el Miquelet d’Honor 2011 atorgat per la Societat Coral Micalet de Valencia, per la seva defensa de la cultura i la llengua del país.

El concert de Maria del Mar Bonet al Teatre Grec de Barcelona es realitzarà el proper 4 de juliol de 2011.

Maria del Mar Bonet
Concert: Una veu per a la Sibil·la
Lloc: Teatre Grec de Barcelona
Dia: 4 de juliol a les 22:00 hores
Preu: de 16 a 36€.

Fes un tast:

Mp3 · El cant de la Sibil·la

Mp3 · La Penyora (Homenatge a Lluís Llach)

Mp3 · La Balanguera