Archivo de la etiqueta: Duncan Macmillan

Crítica teatral: Les coses excepcionals, en el Club Capitol

Hoy criticamos una de aquellas obras que aún no siendo un gran estreno deja una honda huella en aquellos que la ven. La obra se titula Les coses excepcionals, se representa en el teatro Club Capitol, está producida y dirigida por la compañía Sixto Paz Produccions e interpretada en solitario por Pau Roca.

“Tienes seis años. Tu madre está en el hospital. Tu padre dice que ha hecho “algo estúpido”. Le cuesta ser feliz. Así que empiezas a hacer una lista de las cosas excepcionales de este mundo. Cada una de las cosas que hacen que la vida valga la pena. La dejas en su almohada. Sabes que lo ha leído porque te ha corregido la ortografía. La lista no tarda en tener vida propia.

Les coses excepcionals es una comedia sobre los motivos para vivir, y tú… ¿Qué incluirías en una lista sobre las cosas excepcionales de la vida? Una comedia sobre aquello que estamos dispuestos a hacer por aquellos que queremos”.

La propuesta de la compañía Sixto Paz es una de esas joyas vitales que aparecen de tanto en tanto sobre los escenarios. Es una obra muy pequeña en formato, muy propia de la sala en la que se representa, que lleva al espectador a un recorrido interior. Todo comienza con un fallido intento de suicidio que afecta a una familia y a un niño de seis años, al que le cuesta entender qué está pasando a su alrededor.

Para seguir adelante y para ayudar a su madre, el pequeño se decide a escribir una lista de las cosas que hacen que la vida valga la pena. Con esta excusa se construye una tragicomedia vital y participativa en la que el público tiene un peso muy destacado.

Les_coses_excepcionals_Club_CapitolLa escenografía es mínima: butacas sobre el escenario y poco más. Un espacio ocupado por los espectadores que también tienen su lugar en la representación, convirtiéndose en parte de la lista de “cosas excepcionales” y dando vida al resto de los personajes que acompañan al protagonista, todo ello llevado de una forma muy delicada.

Ya estamos acostumbrados a que la compañía Sixto Paz nos ofrezca pequeñas obras con un gran fondo, como Pretty en 2016 e Historia en 2017. De nuevo la compañía nos hace reflexionar sobre la vida desde una perspectiva muy cercana al coaching y al optimismo más activo: todos tenemos razones por las que vivir, aunque muchas veces no acabamos de ser del todo conscientes de ellas. Todos podemos hacer una lista de “cosas que hacen que la vida valga la pena” y, seguro, puede crecer día a día.

Y no es otro el objetivo del autor de la obra, Duncan Macmillan, que realizó la dramaturgia “para comunicarse con la gente: No estás solo, no eres raro, lo superarás y solo tienes que persistir. Eso es algo que no mola decir, pasado de moda, pero lo digo en serio. No vi a nadie que hablara sobre la depresión suicida de una manera útil, interesante o precisa”.

Pau Roca lleva a cabo una interpretación firme a la vez que atenta, como un director de orquesta, y nos regala con una actuación jovial y llena de esperanza que, como todo en la vida, tiene momentos más alegres y otros no tanto.

Les coses excepcionals es una obra muy adecuada para estas fechas navideñas, y para cualquiera otras fechas, en la que predomina un espíritu optimista, que se resiste a rendirse ante las circunstancias, por muy duras que están sean. Háganme caso, al menos esta vez, y si pueden pásense por el Club Capitol y disfruten de una obra que, seguro, no les dejara indiferentes.

“Les coses excepcionals” se representa en el Club Capitol del 15 de noviembre de 2018 al 13 de enero de 2019

Dirección: Sixto Paz Produccions
Reparto: Pau Roca
Título original: Every brilliant thing
Autor: Duncan Macmillan
Año del texto: 1984
Traducción: Adriana Nadal
Escenografía: Paula Bosch
Producción: Sixto Paz Produccions

Horarios: web GrupBalaña
Precio: 15€ – 23€
Duración: 60 minutos
Idioma: catalán
NOTA CULTURALIA: 8,5
——

Jorge Pisa

Anuncios

“Pulmons” a la Sala Beckett: Intel·ligència artificial

Avui dia, portar un fill al món representa abocar-hi 10.000 tones de CO2. I això és una gran responsabilitat. Com assumir-ho si som parella i no volem apartar-nos del ramat de les bones persones? Doncs segons el dramaturg Duncan Macmillan mitjançant una conversa inacabable. Només així arribaríem a implicar-nos-hi prou. Perquè la presa d’una decisió d’aquest tipus demana el seu temps, i una anàlisi exhaustiva de tu i de mi i de tot el que ens envolta. Ah, sí! Se m’oblidava: de nosaltres també.

La neurosi d’una parella jove en constant discussió esdevé aquests dies a La Beckett matalàs d’una banda confortable; de l’altra, exasperant. El reconeixem ràpidament com el símbol del niuet de l’amor i somriem quan els seus protagonistes el construeixen amb els seus projectes de futur. No triguem, però, a recordar que potser sigui un pèl dur quan ens hi estirem plegats. Però l’efecte en cadena dels diversos episodis de la convivència ens arrenca les riallades més primàries i llavors ens relaxem. A la fi, comprovant que el combat dialèctic no acaba mai (no hi ha llençols protectors per als personatges de la destrucció implacable de la unió familiar), callem davant la guerra de coixins d’aquesta parella prototípica i fàcilment intercanviable per nosaltres. I Macmillan, llavors, que vol que tornem al Planeta Tou Dels Somnis Meravellosos, canta de nou una cançó de bressol a còpia d’ajuntar novament les seves criatures.

 

La directora d’aquest celebrat “dormitori”, Marilia Samper, veu aquest parell “aturats en el fragment de vida etern i esgotador en què s’imposa prendre una decisió”. I ens els presenta amb generositat. L’empatia nostra amb ells és instantània: la frescor dels seus trets, la previsibilitat de les seves accions, l’amenitat d’una història farcida de moments quotidians hilarants i infernals (a una espectadora se li escapa un “què cabró!” dedicat al protagonista quan confessa a la seva companya escènica el seu pecat d’infidelitat), i dos actors amb gràcia (Carlota Olcina eficaç com a gata maula inevitablement femenina; Pau Roca adequat com a mascle postmodern perdut).

Però aquests “pulmons” no passen de ser una distracció convencional: Els manca inspirar més mala llet en el joc escènic. Ni els actors se senten prou segurs amb les seves interpretacions, ni aconsegueixen treure’ns de polleguera perquè són (i ho saben) tan bufons! La caricaturització del seu perfil hauria d’anar més enllà de la multitud de paraules que vomiten. D’aquesta manera, aconseguirien deixar-nos sense alè. I, plegats, nosaltres i ells, expirar la vida real que aquest teatre demana.

 Per Juan Marea

“Pulmons” es representa fins al 9 de febrer.
http://www.salabeckett.cat/arxiu/pulmons-de-ducan-macmillan-traduccio-de-carme-camacho.-direccio-marilia-samper

ImageDe quin cantó dormirem?