Archivo de la etiqueta: Laura Bascuñana

Crítica teatral: No estoy muerto estoy en el Apolo, en el Teatro Apolo.

bb67795d385feeb8f28d8201980a4546El pasado 16 de enero aterrizó en el teatro Apolo de Barcelona el nuevo espectáculo producido e interpretado por Pedro Ruiz No estoy muerto estoy en el Apolo, una crítica arrolladora a la sociedad hiperconsumista en la que vivimos con el sello de realización característico del polifacético showman.

No estoy muerto estoy en el Apolo nos permite ser testigos del regreso, si es que alguna vez se había ausentado, de la personalidad artística más combativa, canalla y crítica de Pedro Ruiz, en la que el presentador, actor, escritor y cantante, entre otras muchas facetas, vuelve a fusionarse con un escenario teatral para hacernos ver la realidad a través de sus ojos, una mirada crítica hacia un mundo desolado por la crisis tanto económica como de valores, de la que ya avisaba Ruiz en sus inicios en la televisión española.

El espectáculo se estructura como un carrusel de escenas o sketches en los que Ruiz repasa diversos de los males que han afectado y afectan a la sociedad española: los efectos de la publicidad malsana; el consumismo cada vez más feroz; la falta de valores sociales y personales; la importancia del sexo en nuestra vidas; la actuación de los políticos y la crisis económica en la que vivimos; lo irrealmente absurdo, muchas veces, del futbol profesional y sus grandes estrellas, y la repercusión que tiene en la sociedad; el genio de las mujeres; el mundo creativo de los artistas…

Ruiz crea e interpreta su espectáculo al estilo Pedro Ruiz, dando a la representación un calado que solo él le puede dar: crítica directa, palabras malsonantes, verdades políticamente incorrectas, y una personalísima forma de actuar e improvisar que hacen que el espectáculo se renueve cada noche y que sea bastante difícil de clasificar. Ruiz canta, actúa, se retuerce por el escenario con el objetivo de hacernos pensar, aquello que no le gusta que hagamos a los políticos, a los publicistas o a los banqueros, y nos presenta la realidad tiznada de un espíritu crítico y desvergonzado, impropio de los tiempos de falsos lujos y excesos en los que vivimos. Y para ello no está solo, sino que se hace acompañar por el pianista Antoni Olaf y la actriz Laura Bascuñana, el impacto de cuyas curvas es, si bien breve, considerable sobre el escenario.

Imagen-promocional-del-especta_54360761037_53389389549_600_396No estoy muerto estoy en el Apolo es un espectáculo a veces duro, a veces tierno y reactivo en todo momento. Es una de esas propuestas que convierten al teatro en una herramienta social y política en la que el objetivo es hacer reflexionar sobre los tumores que carcomen desde dentro a la sociedad y que, muchas veces son fomentados por los mismos afectados, de ahí el acierto de una de las máximas de la obra: “Primero nos dan cocaína, después nos llaman cocainómanos y ahora nos cobran la metadona“. Un análisis simple y claro de por dónde van los tiros, de lo “tontos” que podemos ser los ciudadanos de cualquier país y de lo vendidos que estamos ante los poderes financieros que dominan el meollo económico mundial.

El espectáculo de Ruiz es un retorno a los principios más televisivos del actor en el que el componente audiovisual es importante, y se manifiesta a través de una gran pantalla que interactúa con el showman de forma constante, y nos recuerda la década de los años 80 donde Ruiz se hizo con un espacio en la programación televisiva de un país que abandonaba la dictadura política para introducirse cada vez más en la dictadura de los mercados, cuyas consecuencias estamos viviendo ahora.

Así, pues, No estoy muerto estoy en el Apolo es una propuesta en nada desdibujada por la voluntad de crear un espectáculo magnífico y sublime, sino que su producción y su representación se vincula más a la cotidianidad del día a día, de cualquier conversación a la hora del almuerzo en cualquier empresa, de cualquier reunión familiar o de cualquier encuentro de amigos, situaciones todas ellas afectadas por el contexto de crisis en el que vivimos.

No quiero finalizar esta reseña sin destacar una propuesta claramente innovadora y que conecta el espectáculo y a su autor e intérprete con la actualidad más funesta. Tal como anunciaba en la nota de prensa de la obra “Pedro Ruiz ha anunciado que, al igual que viene haciendo con una gran acogida y satisfacción en Madrid, las personas desempleadas pueden entrar gratis a ver la obra. Una invitación que nos muestra la voluntad de Ruiz de democratizar en la práctica (no tan solo en la teoría) el acceso a la cultura (y a la reflexión tan necesaria en estos momentos) y de posibilitar a aquellos que no se lo pueden permitir debido a las lamentables circunstancias en las que nos obligan a vivir (el que estas líneas escribe también sufre las consecuencias del desempleo desde agosto del 2011, gracias a lo des-acertado e injusto de los recortes públicos) disfrutar de un espectáculo teatral y no morir en el intento. Algo que va más allá de la validez ideológica o artística de Pedro Ruiz y que nos habla de su implicación personal en el asunto.

No estoy muerto estoy en el Apolo” se representa en el Teatro Apolo del 16 al 27 de enero de 2013.

REESTRENO:No estoy muerto estoy en el Apolo” se representa en el teatro Apolo del 9 al 27 de octubre de 2013.

Autor: Pedro Ruiz
Director: Pedro Ruiz
Dirección musical: Antoni Olaf Sabater
Reparto: Pedro Ruiz, Laura Bascuñana y Antoni Olaf Sabater

Horarios: miércoles a las 18:30 horas; jueves a las 20:00 horas; viernes y sábado a las 21:00 horas y domingos a las 18:30 horas.
Precio: 20-30 €

Horarios: miércoles a las 18:30 horas; jueves y viernes a las 20:00 horas; sábado a las 21:00 horas y domingo a las 18:30 horas.
Precio: de 25 a 35 €
Género: Comedia, crítica, sátira
Idioma: Castellano
Duración del espectáculo: 120 minutos

Más información:
http://pedro-ruiz.com/
http://www.teatreapolo.com/obras/no_estoy_muerto/index.html

Escrito por Jorge Pisa Sánchez

Crítica teatral: Escándalo en Palacio, en el teatro Arteria Paral·lel Barcelona.


Pedro Ruiz
regresa a Barcelona con Escándalo en palacio, espectáculo que se representará en el teatro Arteria Paral·lel del 19 de octubre al 1 de noviembre, un repaso en clave de comedia a la actual situación de crisis política y económica mundial.

El inicio de la trama es tan claro como sencillo. Un canal de televisión emite, varios años después de captadas, las imágenes robadas de Bernard Mathieu (Pedro Ruiz), presidente del gobierno de un país desconocido pero en el ámbito europeo (extrañamente identificable con Francia) y de su primera dama, Paola d’Angio (Laura Bascuñana), una joven y atractiva exmodelo, en pleno affaire sexual en los lavabos durante una recepción oficial. Una indiscreción con una mayor repercusión ya que el escarceo amoroso se produjo cuando el presidente aún estaba casado con su anterior esposa. El resto de la trama, es decir, toda, se desarrolla durante la larga, interesante e instructiva conversación que mantiene la pareja presidencial en la que analizan el porqué de la aparición de las imágenes y como reaccionar ante ellas.

Es aquí donde hace acto de presencia la sátira política a la que, desde siempre, nos tiene acostumbrado Pedro Ruiz. Toda la hipocresía, corrupción, juego de poderes y asesinatos políticos, en resumen, la alcantarilla del poder, se desgrana a través del texto de la obra escrita, dirigida e interpretada por Pedro Ruiz. Con su ya conocida capacidad de observación e inspiración crítica veremos como la pareja presidencial (curiosamente parecida a la formada por Sarkozy y Bruni) analiza la situación en sus variables políticas y responden ante ella. El presidente con una anticipación y una lucidez dignas de un estratega y la primera dama desde un punto de vista mucho más social y emocional. Es en este espacio entre ambas visiones y concepciones de la vida y de la política donde Pedro Ruiz nos ofrece su visión desapasionada y decepcionada del juego político, que en muchas ocasiones nos parece más digno de organizaciones mafiosas que de políticos dignos de ese nombre.

Todo el discurso y la ironía de Ruiz se contextualizan con la actualidad informativa más reciente y mediática. En un momento en que no puede uno abrir las páginas de un periódico ni sintonizar un canal de televisión sin verse obligado a ser testigo de lo que la democracia y los políticos hacen y deshacen en relación a la vida de sus conciudadanos (o, y por qué no súbditos). El Caso Gürtel; la Operación Pretoria; los concienzudos robos consagrados y perpetrados por el sr. Millet y sus compinches en el Palau de la Música que, no olvidemos, parece que pueden manchar el buen nombre de algunos partidos políticos catalanes; corrupción; Marbella, y un largo etcétera.

A través de la conversación entre Pedro Ruiz y Laura Bascuñana a uno se le vienen a la cabeza todos estos nombres, e incluso más,  y sobre todo los programas de crítica satírica que dirigió Pedro Ruiz en televisión durante los años 80 y 90  y que de una forma descarnada y realista analizaban la actualidad del momento.

Es así Escándalo en palacio, un monólogo dialogado entre Pedro Ruiz y Pedro Ruiz y Laura Bascuñana, en el cual irá apareciendo la trastienda política que el decoro y las formas (que no la educación política) solo nos permiten ver muy de tanto en tanto.

Como el propio Pedro Ruiz comenta, la obra es un buen pretexto para pasárselo bien durante un rato, para después, y pensándolo cada uno para sí mismo, iniciar una reflexión sobre lo que hemos visto y sobre la política y los hacedores de política, poniendo a cada uno no en el lugar donde se merece sino en el sitio donde ellos mismos se arrastran a veces.

Una vez bajado el telón nos damos cuenta que, al fin y al cabo, la historia y los personajes de Escándalo en palacio, no son reales. Lo que falta aún por saber es si los políticos de verdad son, en definitiva, mejores o peores… apuesten por lo peor!!!

Escándalo en palacio” se representará  en el Arteria Paral·lel del 19 de octubre al 1 de noviembre de 2011.

Autor y director: Pedro Ruiz
Reparto: Pedro Ruiz y Laura Bascuñana
Música, direcciones y producción sonora: Luis Cobos
Audiovisuales: El Mundo TV
Escenografía: Bambalinas y Telones
Estilismo: Lluís Llongueras
Técnico de luz y sonido: José Ramón Cupeiro
Vestuario: Pedro del Hierro
Producción: Peruce S.A.

Horarios: de miércoles a viernes a las 21:00 horas; sábados a las 21:30 horas y domingo a las 19:00 horas
Lunes 31 de Octubre a las 21:00 horas
Lunes 1 de Noviembre a las 19:00 horas
Precio: de 14,25 a 31,5 €

Idioma: castellano
Duración de la obra: 1 hora y 45 minutos