Crítica literaria: El accidente, Linwood Barclay, ed. Debolsillo.

No descubro ningún gran secreto si comento, al iniciar esta reseña, que el género de la novela negra, en cualquiera de sus cuantiosas vertientes, está viviendo, desde hace bastante tiempo, un boom histórico en cuanto a publicaciones, que ha convertido a este tipo de libros en los campeones de las listas de venta, ya sea a nivel nacional o internacional. La publicación de novelas de tintura negra es tal que no creo que ningún fan obsesionado y fascinado a la vez con el género, pueda estar al día de todas las novedades al respecto.

Si bien gracias a los autores norte-americanos (y para ser más concreto, los estadounidenses), junto con sus compañeros europeos (últimamente destacan sobre todo por un gran dinamismo los escritores escandinavos con nombres altamente impronunciables), el género se ha ido imponiendo en muchas de las maquinarias editoriales del mundo, las cuales, como no, han seguido el aroma dulzón del beneficio y se han aprovechado del filón que significa, hoy por hoy, el thriller policiaco.

De esta forma Ediciones Debolsillo presentaba, a principios de febrero de este año, la última novela de Linwood Barclay, titulada El accidente, que se convierte en el segundo título que publica este sello del autor estadounidense residente en Canada.

La novela, con tonos de thriller “cotidiano”, nos sitúa en uno de los ambientes más asfixiantes que cualquiera de nosotros pueda imaginar: el reverso maléfico de cualquier comunidad, en la que se hayan familiares, amigos, compañeros de trabajo y vecinos. La acción de El accidente se origina tras tres muertes en un sótano clandestino de venta de bolsos falsos en Nueva York y un accidente mortal en Milford, una tranquila vecindad estadounidense, en el que muere Sheila, la joven mujer de Glen Garber, en lo que parece ser un descuido al volante cometido al conducir en estado ebrio y que ha comportado la muerte de otras dos personas.

Tras este lamentable suceso la vida de Glenn no hará más que complicarse, no solo por tener que hacer frente en solitario a sus obligaciones familiares en relación a su hija Kelly de ocho años, sino porque su pequeña empresa familiar de construcción está pasando una muy mala racha y porque parece que toda su vida se está haciendo, poco a poco, añicos. Glenn comenzará a sospechar, además, que algo misterioso envuelve la extraña muerte de su mujer, y las subsiguientes muertes que se producirán en la vecindad. Desconcertado por ello y estimulado por la visita de un investigador privado que indaga sobre un caso de marcas falsificadas, Glenn intentará ponerlo todo en su sitio y descubrir que existe detrás de la “accidental” muerte de su esposa. Pero no lo tendrá demasiado fácil.

Linwood Barclay

La novela de Linwood Barclay nos presenta un panorama casi terrorífico, con unos tintes de cotidianidad que lo hacen angustioso. A medida que Glen Garber vaya reuniendo los datos y los indicios existentes a su alrededor, irá componiendo un puzle de intereses económicos, extorsiones mafiosas, mercado ilegal de marcas y productos e incluso de prostitución vecinal que llegará a unas cotas insospechadas. Tanto, incluso, que la parte final del libro adolecerá, en parte, de cierto grado de exceso (parecería que cualquiera de nuestros vecinos estuviese dispuesto a matar o a ganar dinero jugando con la seguridad y la vida de los demás), vamos, al menos eso es lo que piensa alguien acostumbrado a vivir en un barrio tranquilo y familiar, y a veces algo aburrido, de la ciudad de Barcelona.

Aún así, El accidente se convierte en un testimonio de ficción de las perniciosas consecuencias que la crisis económica mundial puede provocar en un barrio o localidad cualquiera, y de los secretos que pueden esconder nuestros agradables vecinos. La historia posee una alta dosis de ritmo narrativo, que acompaña el gradual descubrimiento por parte del protagonista de la realidad y de las causas que han llevado a la muerte de su mujer. Todo ello desde el punto de vista de una persona normal, de un padre de familia, de alguien como nosotros, un personaje muy alejado de la investigación profesional o de los cuerpos oficiales de policía.

A nivel de personajes Linwood nos presenta una argumento en el que destacan los blancos y negros, perdón, un personaje blanco y su opuesto negro (y no me refiero al color de sus pieles respectivas, sino al de su enfrentamiento ético y personal), entre los cuales existen toda una gama de grises que luchan por sobrevivir en un momento complicado para la mayoría de las economías familiares americanas. Dos personajes en algunos momentos llevados, también, algo al exceso, por un lado y por el otro, lo que hace que el realismo de la novela quede, a veces, empañado.

A pesar de ello nos encontramos con una historia original que engancha al lector, que aunque acompaña al personaje principal a través de sus pesquisas vecinales, no descubrirá hasta el “final final”, que es lo que hay verdaderamente detrás de la muerte de su mujer. Aunque hay cosas que, seguro, vale la pena no saber…

Un thriller cotidiano y vecinal que hará, seguro, las delicias de todos aquellos que disfruten adelantándose a los descubrimientos y a los avances de cualquier investigación “policial” literaria, aunque en esta ocasión, dudo que les sea posible… Están dispuestos para el reto??


Título:
El accidente
Autor: Linwood Barclay
Editorial: DEBOLSILLO
Colección: Best Seller
Nº de páginas: 448 págs.
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
Formato: 125.0×29.0x190.0cm.
ISBN: 9788499890432
Año edición: 2012
Precio: 9,95 €
Ebook: 6,99

Escrito por: Jorge Pisa Sánchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s