Archivo de la etiqueta: Serie Bergman

Crítica literaria: Silencios inconfesables, de Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt

El primer objetivo de cualquier escritor es lograr que sus personajes seduzcan a los lectores. Una vez conseguido, el siguiente paso es intentar que ese éxito permita crear una saga propia con la que fidelizar a esos seguidores, algo que vieron muy claro la dupla sueca formada por Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt cuando dieron forma a Sebastian Bergman, ese psicólogo mujeriego y poco empático que trabaja con la Unidad Nacional de Homicidios y que ahora llega a nuestras librerías con su cuarto episodio, Silencios inconfesables (Planeta), una novela que mantiene el buen nivel de las anteriores entregas, aunque probablemente sea en esta ocasión en la que se evidencia la mejor y peor versión del protagonista, el lado más humano –con su trato, delicado y gentil, a la niña superviviente– frente al más mezquino –al admitir que el final dramático de Muertos prescindibles supuso para él un molesto ‹‹engorro››.

Hjorth & Rosenfeldt presentan un relato en el que los silencios son quizás mucho más importantes que las palabras, mutismos que no solo afectan a la pequeña Nicole, la testigo que enmudece para sobrevivir al depredador que la acecha sin descanso: los hechos sucedidos en la anterior entrega de la saga dejaron lastrados sentimentalmente a los personajes, aquejados ahora de silencios difíciles de romper; de esta manera, la relación entre Vanja y Sebastian ya no es tan fluida (la distancia con sus padres es todavía mayor), Torkel y Ursula se resisten a afrontar los hechos sucedidos en el apartamento de Bergman, e incluso Billy tiene problemas para confesar sus deseos íntimos a su chica.

Los escritores Hans Rosenfeldt y Michael Hjorth, en una imagen promocional

Así, con los miembros de la unidad distanciados y sin actividad, la llamada de Erik Flodin, responsable de la policía de Torsby, solicitando su ayuda en un caso de asesinato múltiple (con cuatro muertos, dos de ellos niños) es recibida como una verdadera bendición. Sin embargo, pronto comprobarán que la misión será más complicada de lo que esperaban: deberán medir sus fuerzas con un asesino que hará todo lo posible por acabar la tarea que empezó –‹‹Uno hace lo que debe hacer››, repetirá una y otra vez, a modo de mantra–, esto es, atrapar a la niña que escapó justo a tiempo. Y en el camino, el equipo descubrirá que, a menudo, la naturaleza del ser humano es más salvaje de lo que nunca pudieron imaginar, mientras que los vecinos de la población esconden mucho más de lo que cuentan.

Una vez más, en la Serie Bergman es tan importante la trama policíaca para descubrir al asesino como todo lo que les sucede a los miembros del equipo; además, a diferencia de Muertos prescindibles –donde el personaje principal se convertía en una pieza más dentro de una estructura coral–, aquí crece el protagonismo de Sebastian y sus singulares métodos como psicólogo para ayudar a Nicole, a quien tutelará como hubiera hecho con su hija si aquel tsunami de 2004 no se hubiera interpuesto entre ellos.

Silencios inconfesables es todo un ejemplo de buena novela policíaca actual, de ritmo ágil y con las dosis imprescindibles de tensión y misterio, una nueva ocasión para disfrutar de un personaje de gran carisma y su facilidad para atraer problemas y salir airoso de ellos, y con un último tramo narrativo donde, como no podía ser de otra manera, no faltarán algunos giros sorprendentes que noquearán al lector más perspicaz, además de incluir un final que abre un nuevo universo de tramas para la siguiente entrega, en la que las relaciones entre los miembros de la Riksmord no podrán ser como lo fueron antaño.

Título: Silencios inconfesables
Autores: Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt
Editorial: Planeta
Fecha de publicación: Septiembre de 2017
ISBN: 9788408175216
Páginas: 558 páginas
Precio: 19,90 €

____________________
Escrito por: Robert Martínez

 

Anuncios

Crítica literaria: Muertos prescindibles, de Michael Hjorth y Hans Rosenfeld

portada_muertos-prescindibles-serie-bergman-3_michael-hjorth_201610261639

El idilio entre la novela negra de origen sueco y los lectores de medio mundo parece no tener fin. Uno de los últimos personajes en conquistar el público europeo es Sebastian Bergman, un psicólogo criminal “inteligente, de moral bastante laxa y con pocos escrúpulos” creado por Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt (responsables de Bron/Broen y de las adaptaciones televisivas de Wallander), y de quien acaba de publicarse una nueva aventura: Muertos prescindibles, la tercera entrega de la Serie Bergman (antes llegaron Secretos imperfectos y Crímenes duplicados) que reúne al protagonista con sus compañeros de la unidad de homicidios tras el hallazgo de seis cadáveres en las montañas de Jämtland.

Pero, ¿quién es Sebastian Bergman? Atrás quedan los años en los que era una auténtica celebridad, una mente brillante respetada por la sociedad sueca e imprescindible en las investigaciones más complicadas de la policía. Ahora ni siquiera su ingenio ni su atractivo resultan suficientes para ocultar su arrogancia, su egoísmo, su carácter indómito y una reputación de mujeriego a quien ni siquiera sus propios compañeros son capaces de soportar; un personaje políticamente incorrecto y de dudosa moral que tan bien encaja en el noir del siglo XXI.

Los "padres" de Sebastian Bergman, Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt, en una imagen promocional
Los “padres” de Sebastian Bergman, Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt, en una imagen promocional

Muertos prescindibles se sitúa apenas un par de meses después del desenlace de Crímenes duplicados (aunque los sucesos no están relacionados, es aconsejable leer las entregas por orden para, así, entender mejor el momento vital del protagonista), con Bergman aún de baja e intentando pasar página a lo ocurrido en el caso Edward Hinde, que todavía le atormenta. A pesar de ello, decide unirse de nuevo al equipo de Torkel Hölgrund para investigar unos asesinatos cometidos casi una década antes.

No obstante, en esta ocasión Hjorth y Rosenfeldt han ideado un relato coral en el que nadie es protagonista absoluto, ni siquiera el propio Sebastian Bergman, más preocupado en resolver sus asuntos personales que en los muertos encontrados. El esfuerzo de los autores por crear una trama complicada y sorprendente hace que la primera parte de la historia resulte un tanto lenta, con capítulos cortos en los que se van sucediendo una buena cantidad de personajes que aparentemente nada tienen que ver con ese asesinato múltiple que debería centrar la narración. Sin embargo, a medida que avanza la trama el puzle va tomando forma para desembocar en un último tramo sensacional. Así, Muertos prescindibles es una novela negra muy propia de nuestro tiempo que convence en su intento de aunar la investigación policial con los temas de carácter social, como pueden ser la siempre difícil relación padres-hijos, el problema de la inmigración en Suecia, la posible amenaza terrorista y el juego sucio de los servicios secretos en la actualidad.

Título: Muertos prescindibles
Autores: Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt
Editorial: Planeta
Fecha de publicación: Enero de 2017
ISBN: 9788408166009
Páginas: 590 páginas
Precio: 19,90 €

____________________
Escrito por: Robert Martínez