Archivo de la etiqueta: stallone

Crítica: Los mercenarios, de Sylvester Stallone

El titulo es suficientemente explicativo: un grupo de hombres se dedica a realizar peligrosas misiones en cualquier lugar del mundo por dinero, pero el único aliciente de esta película es ver juntos a diversos action heroes de varias décadas.

Si “los mercenarios” se hubiese rodado en los ochenta y sin la presencia de Stallone lo más seguro es que habría ido a parar directamente a las estanterías de los videoclubs. Ya no estamos en los ochenta y además esta película no tiene el tipo de “guerra aventurera limpia” que tenían las antiguas de Rambo , Comando o similares. En estas había guerra, tiros y muchas muertes, pero no era una violencia muy desagradable, desproporcionada y pasada de vueltas como en Los mercenarios. Las escenas de acción en cualquier entrega de la serie de Rambo estaban bien planificadas, coreografiadas y filmadas, en “Los mercenarios” no.

Stallone tiene el mérito de con más de sesenta años haber resucitado a Rocky y el citado Rambo y salir airoso. En el caso de Rambo podría parecer que es igual que Los mercenarios pero no es así. Con Rambo tenías ganas de saber que había ocurrido con él en todo este tiempo, como vivía… Las escenas de acción también eran de violencia desagradable pero te emocionaba ver aparecer a Rambo cuando menos te lo esperabas y disfrutabas con ese personaje parco que Stallone interpreta a la perfección. En Los Mercenarios no te reencuentras con ningún viejo conocido y eso merma, pero además todos los personajes son planos, salvo sus cuerpos.

Se salva de la quema la escena del inicio del rescate de los piratas y un curioso y breve plano en que Stallone se pone bocabajo para disparar y la cámara gira a la vez enfocando al blanco. Todas las demás escenas de acción esta rodadas de forma nada clara y ¡sólo hay eso!. En la nueva del Equipo A, siendo también mercenarios, a parte de la acción  y humor conseguían crear algo de simpatía por los nuevos personajes. En los mercenarios sólo hay testosterona, ostias, machos men y alguna frase lapidaria sin gracia. Todo es previsible. Salvo alguna conversación con redecillas previa al plan.

A destacar la interpretación y el aspecto físico de Mickey Rourke y sobre todo de Dolph Lundgren
que da auténtico miedo. Incluso Stallone con esas cejas que parecen pintadas con un plastidecor negro.

Evidentemente es antológica y disparatada la escena en que se juntan por primera vez en la pantalla grande Bruce Willis, Stallone y Schwarzenegger . Las puyitas entre los dos últimos están bien y ver a Bruce Willis amenazando al mismísimo Sly no tiene precio. Costo lo suyo rodar esa escena ya que Schwarzenegger
es gobernador y nunca cuadraban las fechas de rodaje.

El final de vuelta al Bar de reunión es de lo más inverosímil que se ha visto en años.

Siempre he sido un fan de Sylvestre Stallone pero esta vez no. Esta es una película muy floja.

———————————————

Escrito por Taradete.