Archivo de la etiqueta: Borja Cobeaga

Crítica cinematográfica: No controles, de Borja Cobeaga.


Nochevieja del 2010. Una monumental nevada colapsa el aeropuerto de Bilbao, provocando la suspensión de todos los vuelos previstos para esa noche. Éste bien podría ser el inicio de una película de catástrofes, pero nada más lejos de la realidad (o sí, pero las calamidades no vendrán provocadas por la meteorología): así comienza la comedia romántica No controles, segundo film del joven director Borja Cobeaga, quien ya sorprendió con su debut, Pagafantas, en 2009, y que ahora regresa con un largometraje más redondo que aquél, confirmando las buenas expectativas que sobre él se habían depositado.

Sin duda, un aeropuerto paralizado por la nieve no es el mejor lugar para pasar el fin de año. Allí se encuentran Sergio y Bea, una expareja que ha vuelto a Bilbao para pasar unos días en casa de los padres de él porque el muchacho no encuentra la manera de comunicar la ruptura a su familia, que sigue creyendo que ambos continúan juntos. Sus vuelos no partirán, así que al joven, que a pesar de haber transcurrido siete meses desde la separación todavía sigue enamorado de ella, se le presenta la oportunidad de recuperarla, pero tendrá que hacerlo antes de que el tráfico aéreo vuelva a la normalidad. En su misión contará con la inestimable ayuda de Juancarlitros, un rara avis compañero suyo en el colegio y que encuentra por casualidad en el avión, Juanan, un divorciado a quien su viaje a Punta Cana no ha ido tan bien como esperaba, Laura, una inexperta azafata de vuelo, y Jimmy, el chico para todo del hotel en el que se hospedarán esa noche, además de todos los pasajeros de los vuelos cancelados que amablemente se prestarán a seguir el juego, ya sea por solidaridad o aburrimiento. Y todo en una angustiosa cuenta atrás durante la Nochevieja del 2010.

Afortunadamente, la comedia romántica ya no es lo que era. Muchos son los ejemplos que últimamente corroboran esta afirmación, pero en No controles es más que evidente: lejos de las situaciones exageradamente almibaradas, con pegajosas parejas que pasan los minutos del metraje besándose, aquí se presenta una pareja rota y con vidas que, en apariencia, ya han superado la ruptura; la acción no concede intimidad a los protagonistas, ni oportunidades para que el galán embelese con besos apasionados a su amada. En realidad, el protagonista es un hombre gris, lejos de ser un héroe se presenta como un antihéroe que para lograr su objetivo no duda en protagonizar ridículas escenas, traspasando la línea hasta el patetismo. También tiene elementos propios de los buddy films o cine de colegas: la especial situación en la que se encuentran hace que se establezca entre los pasajeros una singular confraternidad que los convierte, por unas horas, en íntimos amigos que toman como propia la situación de Sergio. Además, al tópico argumento de chico pretende volver con chica, Cobeaga aporta su amplitud de miras, en cuanto a cine se refiere, y transforma el que sería un desesperado intento por recuperar el amor perdido debido a la cobardía del protagonista en una cuenta atrás típica del thriller clásico: hay un tiempo determinado para lograr el objetivo, pasado ese tiempo (en este caso, la Nochevieja del 2010), el aeropuerto volverá a su habitual rutina, la chica a Alemania y el joven a su trabajo en Ciudad Real. En resumen, y en palabras de Juancarlitros, ésta es una especie de Jungla de Cristal del amor, y con la canción No controles de Olé Olé sonando de fondo.

Ésta es una obra coral en la que los enamorados protagonistas son Unax Ugalde (a quien vimos en Alatriste y la reciente Bon appétit) y la televisiva Alexandra Jiménez (Los Serrano); ambos cumplen en sus respectivos papeles, a pesar de las dudas previas sobre Ugalde a la hora de encarar su primer papel cómico, pero lo cierto es que la fuerza interpretativa de la película recae en unos secundarios cuidadosamente elegidos, entre los que destacan Secun de la Rosa con una actuación espléndida en la piel del cabreado Juanan, y sobretodo, y por quien se recordará esta película, Julián López como el fiel escudero del protagonista, Juancarlitros, o lo que podría denominarse el hombre desactualizado: quien más quien menos tiene en su círculo de amistades a un tipo graciosillo, sin ninguna vergüenza y fuera de contexto como él, pero es imposible reunir tantos clichés y encima construir un personaje genial, arrancando desde su primera aparición las carcajadas de un público entregado y, porqué no decirlo, identificado en cierta manera con él.

Por todo ello No controles es una imprescindible comedia romántica que entusiasmará a toda clase de público, aunque será el que ronda la treintena el que más conectará con las situaciones. Ah, y si acuden a verla, no se pierdan los créditos del final, el perfecto colofón a una hora y media divertidísima.

Título: No controles
Director: Borja Cobeaga
Intérpretes: Alexandra Jiménez, Julián López, Mariví Bilbao, Miguel Ángel Muñoz, Secun de la Rosa y Unax Ugalde.
Guionista: Borja Cobeaga y Diego San José.
Fotografía: Aitor Mantxola.
Productora: Etb (Euskal Telebista), Antena 3 Films.
Nacionalidad: España
Fecha de estreno: 05 / 01 / 2011.
Distribuidora: Vértice Cine.
Género: Comedia
Duración: 96 minutos