Crítica cinematográfica: Cut Bank, de Matt Shakman

Cut Bank_00

Infinidad de directores se han mostrado fascinados por la rutina anodina en un pueblo de la América profunda, una lista a la que ahora se suma Matt Shakman, que tras dirigir diversos episodios de las televisivas Mad Men, A dos metros bajo tierra o House, debuta en el largometraje con una sencilla historia ambientada en uno de esos escenarios: Cut Bank, un thriller sobre la codicia que tiene su punto fuerte en el guión de Roberto Patino, un relato noir con los imprescindibles giros argumentales del género que destaca por su primera parte, cuando el espectador se ve envuelto en las intrigas que rodean a ese crimen que sacude el monótono día a día de la idílica comunidad; a medida que avanza la trama, la película se convierte en una doble caza al responsable del suceso: por una parte, el sheriff le sigue los pasos cada vez más de cerca, mientras que un psicópata que regresa de su exilio le busca para recuperar un paquete extraviado.

Cut Bank es ese pueblo en el que nunca pasa absolutamente nada, una verdadera prisión que ahoga los sueños de libertad de Dwayne y Cassandra. Sin dinero para iniciar su aventura en la gran ciudad, tan solo un concurso de belleza puede solucionarles la papeleta, pero la suerte se pondrá de su parte cuando una tarde graben el asesinato del cartero con su cámara. Tras esa casualidad, la recompensa para quien aporte pruebas en un delito de ese calibre será el ansiado salvoconducto con el que dejar atrás ese pequeño pueblo de Montana, conocido como “El lugar más frío del país”, aunque nada será tan fácil como imaginaban.

La sensación es que Shakman quiere jugar a ser uno más de los hermanos Coen, y lo cierto es que las comparaciones, cómo no, son odiosas: en esta ocasión la sombra de Fargo es alargada, un lastre para Cut Bank, que por sí misma sería una película correcta sobre unos buscavidas sin fortuna, con una buena trama y una dirección eficaz aunque sin riesgo alguno. En cuanto a los actores, la elección más discutible es la del protagonista –un Liam Hemsworth que pugna por ser algo más que ídolo teen, y que aquí pasa todo el metraje con un mismo registro, exasperadamente taciturno–, una decisión poco acertada compensada por la presencia de Billy Bob Thornton –un mecánico que además es el suegro del protagonista– y John Malkovich –un sheriff aprensivo que se enfrenta a su primer asesinato–, en un reparto coral que completan Teresa Palmer, Bruce Dern y Oliver Platt, sin olvidar a Michael Stuhlbarg, sensacional en la piel de un inquietante taxidermista, un personaje que sin duda hubiera merecido mayor atención en esta historia.

Título: Cut Bank
Director: Matt Shakman
Intérpretes: Liam Hemsworth, Teresa Palmer, Billy Bob Thornton, John Malkovich, Bruce Dern, Michael Stuhlbarg, Oliver Platt, Sonya Salomaa, Peyton Kennedy, Christian Distefano, Chilton Crane, Tom Carey
Guión: Roberto Patino
Año: 2015
Duración: 95 minutos

____________________
Escrito por: Robert Martínez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s