Crítica literaria: Barcino, de Maria Carme Roca

Como todo el mundo sabe, y solo hace falta entrar en una librería para comprobarlo, la novela histórica es un género en auge desde hace ya varios años. Así, uno puede trasladarse, si su imaginación y sus gustos se lo permiten, a la lejanía y exotismo de la antigua Mesopotamia, a las filosóficas y democráticas costas griegas, a la Roma imperial, a las legendarias e inhóspitas centurias medievales, al siglo de oro español, a la época de las grandes colonizaciones…

Aunque los lectores hispanos y catalanes no podían disfrutar, hasta hace poco, de demasiadas novelas de este género ambientadas en la península ibérica y más concretamente en tierras catalanas. Este espacio ha ido siendo ocupado en los últimos años por novelas históricas ambientadas en el territorio nacional ya sea en la antigüedad hispana como en la época medieval cristiana, lo que ha permitido a los lectores poder viajar al pasado a través de lugares conocidos y familiares, evitando las grandes aglomeraciones antiguas o los grandes personajes ya muy manidos.

Este es el caso de Barcino, la novela histórica escrita por Maria Carme Roca y publicada el año pasado en catalán por la editorial Columna. La novela recorre la vida de uno de los barceloneses (o mejor dicho, barcinonenses) mejor conocidos de la antigüedad: Lucio Minicio Natal Quadronio Vero, nacido a finales del siglo I d.C. A través de sus paginas veremos pasar la infancia del pequeño Lucio junto a su esclavo, Teseo, que se convertirá, sin duda, en su gran enemigo vital a lo largo del libro. La historia narrada por el propio Lucio, nos llevará a través de su adolescencia, su juventud y su entrada en el mundo adulto. Recorreremos su carrera política (cursus honorum) y su vida familiar organizada, como no podía ser de otra forma, sobre los engranajes y obligaciones de una familia plebeya rica, una de las más importantes, o incluso la más, de la ciudad de Barcino. La trama más particular del libro se enmarca en el contexto imperial de la época, bajo los reinados de los emperadores Trajano, Adriano y Antonino Pío, (siglo II d.C.) según algunos historiadores de la Antigüedad, uno de los periodos más felices de la historia humana.

Aún así, y aunque los ingredientes a priori parecen de lo más apetecibles, el libro no llega a explotar todo su potencial, algo que podemos ver en su propio título: Barcino. Uno, al comprar el libro, puede entender y entiende que la ciudad de Barcelona (la antigua Barcino) jugará un papel importante en la trama, casi como un protagonista secundario. Pero este no es el caso. La colonia esta presente como mera superficie vivencial, y aparte de algún breve comentario sobre el cardo y el decumanus maximus y las termas construidas en la época por la familia de los Minicio, la ciudad es casi invisible, oculta, lo que le resta credibilidad y realidad a la trama.

Otro de los handicaps de la obra es la orientación privada y familiar de la historia. Roca se interesa más por los aspectos privados y familiares de la trama que no por la historia política que acompañó a los Minicio a lo largo de su vida. Y es una lástima ya que los dos Lucio Minicio, padre e hijo, son, seguramente, los personajes mejor conocidos de la historia de Barcino, gracias a la conservación de diversas inscripciones que han llegado a nosotros y que nos informan de la carrera política de ambos. Aún así, Roca prefiere presentar su historia como un argumento familiar, en el que el servicio militar y político de los Minicio queda relegado a un segundo o tercer lugar. Toda una lástima, seguro!!

Maria Carme Roca

La apuesta de Roca se basa en el enfrentamiento existencial entre el heredero de la familia con uno de sus esclavos, Teseo, que además de esconder un oscuro origen, buscará desde un principio el perjuicio de su joven amo. Este enfrentamiento se desarrollará a lo largo de las páginas del libro, aunque en algunos momentos llegue a parecer algo inverosímil e irreal. Y es seguramente el momento más extraño y difícil de la obra, la victoria de los caballos de los Minicio Natal en las Olimpiadas griegas de la época (un hecho real), guiados por el liberto Teseo, el que la autora elimina de la trama, citándola tan solo brevemente. Una elusión que priva a la obra de unas páginas que le podrían haber proporcionado la fuerza y la energía de las carrera de cuadrigas…!!

Por todo ello, por sus aciertos y sus fracasos, Barcino se queda a medio camino de lo que podría haber sido. No nos muestra demasiado de la ciudad antigua ni de los aspectos históricos más conocidos del linaje de los Minicio Natal y nos presenta una trama decepcionante en alguno de sus momentos. Aún así, es una buena opción para todos aquellos que prefieran viajar al pasado guiados por la mano de un personaje cercano y próximo, paisano de una ciudad que el paso del tiempo convertiría en una de las grandes metrópolis del Mediterráneo.

Título: Barcino
Autora: María Carme Roca
Editor: Columna
Fecha de publicación: marzo 2009
Colección: Classica
Número de Páginas: 336

———————————————–

Escrito por: Jorge Pisa Sánchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s